Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, viernes, 21 de septiembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

Alfonso Espinosa de los Monteros llama a los medios de comunicación no entrar en la confrontación

2007-07-15 18:42:44
Documentos
6659

"Hay algunos medios convertidos en claqué propagandísta" dice reconocido comunicador

En un sentido discurso, como respuesta al homenaje que se le rindió este viernes 13 de julio, en Guayaquil, por sus 40 años de servicio al país, el reconocido comunicador Alfonso Espinosa de los Monteros, dió una lección de periodismo, llamando a la televisión a cambiar y redefinir su rol ante la nación, al tiempo de invocar la ética como el valor moral más importante de la comunicación, por lo que los medios de comunicación no deben caer en una confrontación con el poder, señaló, en una intervención digna de recogerse para la historia nacional.
El texto del discurso, lo entregamos a todos nuestros apreciados lectores de Ecuadorinmediato.com, como un aporte al debate positivo del periodismo nacional.

DISCURSO DE AGRADECIMIENTO DE ALFONOS ESPINOSA DE LOS MONTEROS
EN HOMENAJE A SUS CUARENTA AÑOS DE COMUNICADOR EN LA TELEVISION NACIONAL

------------------------------------------

Queridos amigos organizadores de este encuentro, adherentes en general, señoras y señores….

La palabra “gracias” tiene un gran poder y un gran significado, pero, para decírsela a ustedes, esta noche, de repente me parece insuficiente y pequeña.

Sin embargo, no tengo otro recurso que aferrarme a esa expresión, ahondar en su potencia y en la del sentimiento que representa y que permanecerá eternamente en mi corazón: la gratitud hacia ustedes.

Gracias… gracias… gracias….

Gracias ahora y siempre por este homenaje inmerecido que solo se explica por la generosidad de todos ustedes…

Quiero ponerme a la altura de ese gesto y hacer unas cuantas reflexiones que para el momento y las circunstancias considero oportunas.

Empiezo por algunas confidencias….
He estado cuarenta anos frente a las cámaras de televisión, estuve desde los primeros días de ecuavisa en la integración de equipos periodísticos y de producción para una actividad que era nueva para todos, asumí la dirección de noticias por tres décadas, aproximadamente… antes de la televisión estuve nueve años frente a los micrófonos de la radio… empecé muy joven, prácticamente, cuando había cambiado mi voz y apenas era un estudiante de secundaria…

Por eso mi vocación siempre fue y es muy definida, nací comunicador, soy comunicador y el desarrollo de mi personalidad se fue ajustando a los altos requerimientos de esa práctica…

Tuve un gran maestro en mi padre, radiodifusor, quien no solo se detuvo conmigo en las enseñanzas del oficio, sino y por sobre todo, en la siembra de principios éticos…

El hogar de mis padres fue modesto, pero la educación moral que recibí de ellos fue y sigue siendo mi mayor riqueza…

Mis padres ya partieron, pero todavía me planteo no defraudarlos…

Ahora los veo en mi mujer, en mis hijos, en mis hermanos y allegados, en esa ampliación de amigos lejanos y cercanos, a la vez, a los que me dirijo todas las noches… tampoco quiero defraudarlos….

Son ya muchos años de ofrecer testimonio diario de los grandes y pequeños acontecimientos que han entretejido la historia contemporánea de nuestro país, años de profundas transformaciones tecnológicas, sociales y políticas con las que nos ha sorprendido el mundo en una dinamia cada vez mas acelerada… y, como el proceso de asimilación es inevitable, ventajosamente inevitable para un periodista, al calor de esos acontecimientos mi pensamiento se ha ido puliendo hasta un significativo grado de lucidez –creo yo, modestamente-- y el espíritu se ha fortalecido hasta lo imbatible….

El periodismo es apasionante por eso…. No nos deja cerrarnos a la vida, nos exige permanecer atentos a lo que pasa alrededor, siempre con la mente abierta a la evolución, a los nuevos fenómenos y a las nuevas realidades, con la bandera en alto dispuestos a entusiasmarnos o a indignarnos, según las circunstancias… porque, finalmente, el periodismo no solo es difusión de conocimiento, sino, vivencia de todos los días…

Grandioso oficio el nuestro, queridos amigos… alimentarnos de los hechos, no perder pie, retomar todos los días nueva energía, buscar la iluminación interior y una comprensión desprejuiciada y superior de las cosas, volvernos incansables y perfeccionistas, no perder la fe y no desmayar en la lucha por los principios y los valores… la lucha por la verdad y por la difusión de la verdad, que en estos tiempos mueve a estar amenazada.

Confieso ante ustedes que, para mi, el periodismo ha sido y es un ejercicio de libertad interior que me ha ido puliendo para hacerme mas dueño de mi mismo, pero siempre, en la proyección de servicio a los demás, que es lo que entraña esta actividad….

En mi propia libertad interior es donde he encontrado la fuente de autenticidad e independencia para mis ideas, actos y definiciones… siempre he tratado de interpretar a la gran tele audiencia que me ha brindado su confianza a lo largo de estos años y encontrarme con el pensamiento esencial de la sociedad en su conjunto, mas allá de las disputas de ocasión…. Porque, aunque parezca extraño, la intuición de los pueblos siempre va más allá que la interpretación estereotipada de sus dirigentes…

Me he esforzado en ello, pese a que la prueba es siempre exigente porque requiere la distancia del observador y la cercanía comprometida del servidor social…

Axial me explico a mi mismo, mi permanencia…. Y, para llegar a este punto, he contado con una casa de corazón grande como es Ecuavisa donde, además, esta el mejor equipo humano de televisión en nuestro país, amigos y compañeros entrañables dispuestos a compartir trabajo, amistad y sueños...

Gracias a todos ellos por el apoyo que siempre me han brindado, gracias a Xavier Alvarado Roca que ha sido y es un líder infatigable, mas periodista que empresario, respetuoso amigo dispuesto siempre a aportar con buena critica y mejores ideas y a entender y a asimilar las ideas de sus colaboradores, dentro de ese gran compromiso a favor de las grandes causas nacionales….

Gracias Ecuavisa, gracias Xavier y compañeros…

Hablemos ahora de la libertad de expresión….

Todos sabemos de su importancia en el régimen de vida llamado democracia, porque es una de las libertades esenciales para el progreso y la sana convivencia.

“Sin el derecho a informar y ser informado, sin el derecho a opinar libremente, a denunciar injusticias y reclamar cambios, el hombre esta condenado a la opresión”, dice la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, entre tantas y tantas organizaciones internacionales que apoyan formalmente la libertad de expresión.

Se la considera esencial para “el desarrollo del conocimiento y del entendimiento entre los pueblos”, se la define como “herramienta efectiva para lograr la mayor transparencia en los actos de gobierno y de la sociedad misma”.

No voy a repetir más definiciones y conceptos que ustedes conocen con mayor amplitud y que a estas alturas, están grabados en la conciencia de los pueblos libres….

Lo preocupante es que algunos gobiernos en América, incluyendo el nuestro, tratan de descalificar y vilipendiar a la libertad de expresión y a los medios de comunicación como un paso para justificar la concentración de poder…

Para ello utilizan palabras ofensivas, adjetivos, chistes de mal gusto y hasta procacidades… la idea es disminuir de cualquier forma a los periodistas y a los medios y sustituir el dialogo con la pelea…

Podría pensarse que se trata de explosiones temperamentales, pero, desgraciadamente y como yo lo veo, detrás de todo esto hay una estrategia definida seguramente por malos asesores y que avanza cada DIA, incluso, con prohibiciones discutibles como las de los últimos días y con amenazas de 'Júpiter-tonante' como las que escuchamos desde España… una estrategia que se repite en varios países de América en los mismos términos y estilos…

Los nuevos ideólogos no conciben ni admiten que la crítica debe existir y debe ser tolerada, por eso, hacen su guerra contra los medios para desgastarlos, llevándolos al terreno político como contradictores…

Yo digo que no debemos caer en esa trampa porque los medios de comunicación no pueden ser el “putching ball” de los políticos… deben permanecer en su tribuna como intermediarios entre la comunidad y sus dirigentes, vigilar que esos dirigentes no engañen, que no estafen a sus electores, tienen que denunciar la demagogia, la ineficiencia y la corrupción… pero, siempre, desde su propia tribuna…

El poder de los medios es eminentemente moral…

Joseph t. Klapper, un investigador a fondo de estos temas dice que “la comunicación masiva no sirve, comúnmente, como ‘causa’ necesaria y suficiente de ‘efectos’ en el publico; mas bien funciona ‘entre’ y ‘a través’ como un nexo de factores e influencias mediadoras”.

Claro que hay medios de comunicación que dejan de ser tales para convertirse en la claque propagandística que suelen montar los grupos dominantes, los manipuladores, los defensores de sus negocios…

Cuando un medio de comunicación se entrega a círculos donde priman intereses económicos y de parecida índole, automáticamente, pierde legitimidad, y el pueblo le resta o le retira su confianza…

A los medios serios se los reconoce por el respeto y la credibilidad que generan, tienen el poder moral que nace de una línea editorial honesta, independiente e identificada con los intereses del país….

Hay un poder real en los medios cuando el público aprecia y comprueba que hay independencia… cuando se asume la obligación de ser críticos y aportadores… cuando se informa y orienta con la máxima imparcialidad y objetividad posible –haciendo esfuerzo para ello--, cuando se respeta la pluralidad de las ideas, de todas las corrientes de pensamiento y de los movimientos que las propugnan, facilitando el debate sano en un ejercicio practico de la libertad de pensamiento….

Cierto es, que el ejercicio del periodismo nos coloca en una importante posición de observadores desde la cual nuestras ideas pueden surgir poderosamente orientadoras, pero estas solo tienen penetración cuando el periodista asume una posición desinteresada, emitida desde el ámbito ético por sobre el nivel de las contraposiciones intrascendentes o de los puntos de equilibrio casi siempre pre fabricados o escapistas… cuando lo que se esta haciendo es desentrañar la verdad del trasfondo de las discusiones….

Tengamos en cuenta, además que, informar a fondo, escarbar y evaluar, es mas útil que juzgar… la fuerza de la información es única y pesa por si misma….

Walter Cronkite, posiblemente el mejor comunicador de la televisión de estados unidos, solía decir que nuestro papel no es el del medico superdotado para curar todos los males sociales, sino el del laboratorista que desmenuza y pone sobre la mesa todas las facetas de la información…

Comparto plenamente esa definición… porque eso es buscar la verdad… ese es un ejercicio de todos los días para el buen periodista y para todo buen líder… la verdad no puede ser pre fabricada y, por eso, las ideologías nacen y se destruyen a si mismas en plazos históricamente cortos…

Y si alguien se aferra a que los medios de comunicación son un poder al que hay que combatir, yo le digo que en democracia hay muchos “poderes”, ventajosamente… hay poder en los partidos, poder en las organizaciones gremiales y sindicales, en las entidades económicas, en los bancos, en los movimientos sociales, en las universidades, en la burocracia y en los organismos del estado, en la policía, en el ejercito, en la gente que sale a las calles a protestar, en todas partes…. Ese es el gran atributo de la democracia, el “poder” repartido y no concentrado bajo la égida de un solo pensamiento o de un solo modelo político como quieren algunos nuevos redentores…

Los medios de comunicación, en virtud de la libertad expresión, transmiten las ideas y provocan los debates para canalizar el uso correcto de todos esos poderes, para detener los abusos, para que la democracia sea efectiva y eficaz en su marco vital de deberes y derechos, de controversia y decantación...

Un ejemplo como para refrescar la memoria…

En el año 1978, cuando el país empezaba a salir de un periodo dictatorial, fueron los medios de comunicación los que pusieron el grito de alerta cuando fuerzas oscuras querían prolongar y acentuar la dictadura, cuando en ciertos círculos se hablaba a viva voz de tener un “pinchote ecuatoriano”, cuando se puso en marcha un plan para sabotear el retorno a la constitucionalidad, cuando se asesino a un empresario, a un candidato presidencial y a decenas de indígenas en un ingenio azucarero, cuando los escrutinios de la primera vuelta presidencial duraron casi un año para impedir que haya un ganador de las elecciones…

Que fácil nos olvidamos, verdad…?

Fueron, entonces, los medios de comunicación, la televisión en particular y ecuavisa muy concretamente, que persiguieron la noticia escondida, que descubrieron la trama, que presentaron los testimonios oportunos y apoyaron las acciones judiciales para descubrir la conspiración… tanto que en el juicio por el asesinato al economista Abdón Calderón Muñoz, uno de los implicados que quería decir la verdad pidió garantías a nuestro medio de comunicación para concurrir ante el juez…. Y allí se develo y se revelo toda la conspiración…

Axial, la libertad de expresión responsablemente ejercida por un medio, también posibilita la justicia, sin que ese medio llegue a entronizarse en juez…

Señores, la libertad de expresión es un insumo imprescindible para la convivencia democrática….

Los gobiernos y los grupos de poder deben respetarla y enaltecerla, no pretender usarla a su antojo… los periodistas y los medios de comunicación debemos ejercerla con responsabilidad, con altura cívica y patriotismo….

A propósito, creo que también que es el momento de revisar el papel de la televisión en el Ecuador… la responsabilidad social de las empresas televisivas es grande en un país que necesita desarrollarse cívica y culturalmente… participo del criterio de que la televisión no solo es informativa sino formativa… requerimos, de hecho, una mejor selección de contenidos, debemos detener ese proceso de canalización que se advierte en buena parte de la programación televisiva… entretener no quiere decir acogerse a la superficialidad y el mal gusto… hay programas que ofenden y degradan la condición humana…

Desde luego, esta revisión no tiene que ser concebida como parte de un proceso político en el cual alguno o algunos burócratas que se sienten iluminados pongan condiciones interesadas y supuestos controles a la televisión para cohibirla y amedrentarla…

En el mismo ambiente de libertad que ha permitido desarrollar el periodismo televisado y otras facetas positivas de la actividad, las propias empresas televisivas deben imponerse métodos de autocontrol y esforzarse en elevar el contenido de la programación mas allá de las reglas del negocio… el marketing televisivo debe compatibilizarse con la responsabilidad social… hay que abrir espacios para la información que no siempre se profundiza, espacios para la difusión del conocimiento y la toma de conciencia de esa libertad creativa y constructiva de la que hemos hablado… hay sed de aprendizaje en un publico que no se conforma con el sensacionalismo ni con la bisutería…

Hay un nuevo direccionamiento en el interés de la gente que la televisión no puede ignorar aunque parezca una tendencia muy frágil… recordemos que toda semilla se ve pequeña y frágil, pero, sus frutos siempre son grandes y fuertes…

En cuanto a lo informativo, hay que seguir actuando en función de principios éticos y con las conocidas reglas de un periodismo independiente, pluralista, muy acucioso y perfeccionista que nos acerque en cuanto sea posible al absoluto de la imparcialidad y la objetividad…

Hablemos ahora de política….
Han pasado tres décadas de la restauración democrática, periodo en el que se inserta mi acción periodística…

Esta etapa empezó con un esfuerzo para organizar un ejercicio político serio, basado en partidos, en la formación de lideres, en la alternabilidad y en la confrontación de ideas y programas de acción en un ambiente de libertad, pero, el propósito no siguió evolucionando, como se esperaba, frente a los nuevos desafíos y persistieron los modelos políticos y económicos desgastados e inoperantes… es decir, se rechazo el cambio cuando había que asumirlo, conducirlo y afrontarlo…

Determinados partidos y algunos dirigentes concentraron el poder para usufructuar a su antojo dominando cortes, tribunales y todas las instancias institucionales… en el momento de afrontar una reforma política la ignoraron olímpicamente pese a ser un clamor del pueblo y una necesidad nacional, pese incluso a que se concretaron propuestas que pasaron a dormir eternamente en los archivos del congreso…
Axial, dejaron acumular un proceso de descontento general, no escucharon las señales que el pueblo daba, como lo hizo en la revuelta del 21 de enero y en la revuelta de los forajidos…

Desgaste definitivo que reventó en la última elección presidencial…

Por eso, nosotros defendimos y defendemos el cambio, porque la mayoría de los ecuatorianos, no queremos seguir viendo la degradación política que provoco inestabilidad, caída de presidentes, estancamiento, corrupción y nos acerco a la explosión social….

Las nuevas generaciones y los nuevos políticos no pueden seguir la misma conducta y los mismos procedimientos que el país quiere dejar en el pasado…. Tampoco, a cuenta de propulsar el cambio, pueden sembrar la desconfianza y fomentar la división de los ecuatorianos…

Deben rectificar y medir sus ambiciones….

La crisis es primero moral… no se puede criticar el pasado y, al mismo tiempo, utilizar los mismos censurables procedimientos, no es legitimo asentar el poder en las transacciones baratas de la politiquería para ganar tribunales o mayorías legislativas, no es legitimo acusar a la prensa de manipuladora, mediocre y enemiga y, a la vez, montar un programa de radio como trinchera para el insulto.

El liderazgo para provocar una verdadera revolución en democracia exige firmeza, si, pero también coherencia y transparencia, prudencia, madurez y respeto…. El voluntarismo es necesario para romper las estructuras caducas, pero, no puede ni siquiera rozar con la ceguera del autoritarismo… las transformaciones deben darse convocando a todos los actores, con la participación colectiva, creando conciencia y provocando acuerdos mínimos… el discurso divisionista y el estimulo a los resentimientos no conduce a nada, como se ha demostrado históricamente…

El nuevo modelo político debe asentarse en un estado fuerte y eficiente para desterrar la corrupción y poner en vereda a los abusadores, pero también debe preservar las libertades fundamentales que heredamos de Eloy Alfaro –a quien tanto se menciona en estos días-- y que permitirán desarrollar todo el potencial de los ecuatorianos en el campo cultural, económico y social…

La rigidez de un modelo político no puede anular la libertad… sin libertad no hay creatividad… la confianza surge del intimo convencimiento de que cada ser humano es capaz de crecer por si mismo… eso ya lo ha probado la humanidad…

La limitación de las libertades es un concepto superado aun en los países en los que se uso este medio para crear un régimen político que pretendía ser de justicia social y termino siendo de opresión…

El nuevo modelo debe privilegiar la acción social, inclinarse a los pobres y desprotegidos, pero sin sacrificar el crecimiento económico y el estimulo a la producción y el empleo… en América también hay buenos ejemplos en esta línea… y, para los que quieren conceptualizarlo, ese puede ser el socialismo del siglo XXI

Hay que caminar sin tutelas, con autonomía, con decisiones propias frente a los retos de la globalización, pero no dejar de reconocerla
Como un fenómeno y una condición del mundo actual…

El cambio del país debe insertarse en los cambios de la humanidad y del mundo…

Apoyamos siempre la asamblea constituyente precisamente como un mecanismo de cambio que sustituya a las dictaduras, como ha ocurrido históricamente… elijamos buenos asambleístas para que la oportunidad sea bien aprovechada por el país… la asamblea no puede servir para entronizar un faraón ni montar un sistema de dictadura disimulada… queremos modernidad, progreso, justicia social, democracia…

Y a ello contribuiremos desde nuestra tribuna de periodistas libres y siempre responsables…

Muchas gracias, señoras y señores….

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.