Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, lunes, 10 de diciembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

CRECE DIVISIÓN ENTRE PAÍSES ANDINOS POR LUCHA ANTI DROGAS

2006-12-22 20:56:33
Ecuador en la prensa mundial
1063

Prensa Asociada Ap

BOGOTA (AP) — La disputa entre Ecuador y Colombia por las fumigaciones del gobierno del presidente Alvaro Uribe a los cultivos de coca en la frontera tiene como telón de fondo un nuevo antagonismo en la región andina contra Washington y su guerra antinarcóticos, aseguran varios analistas.
El último capítulo de las reyertas diplomáticas entre Colombia y Ecuador ocurrió el jueves, cuando Rafael Correa, el presidente electo ecuatoriano, anunció que no visitaría Bogotá en una clara protesta por las aspersiones aéreas de glifosato en la frontera, que según el gobierno ecuatoriano es perjudicial para el ecosistema y los habitantes de esa zona.

Las críticas de Ecuador hacía Colombia, sin embargo, son sólo un ejemplo de la disconformidad de los gobiernos de esta región con las políticas antidrogas de Washington.

Después de un año de elecciones que ha visto la ascendencia de líderes de izquierda en la zona, el gobierno de Uribe es ahora el único claro aliado que le queda a Estados Unidos en los Andes.

'No sé si es una iniciativa coordinada, pero parece ser que los líderes de la región están intentando hacer que Uribe se vea como un títere de Washington', manifestó Christopher Sabatini, un asesor con el Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Nueva York.

A pesar de las embestidas de los países de la región, Uribe ha decidido mantenerse en curso y ha utilizado la asistencia económica y militar de Estados Unidos, de alrededor de 4.000 millones de dólares desde el 2000, para financiar su lucha contra el narcotráfico y la guerrilla de izquierda, que la utiliza como una de sus principales fuentes de financiamiento.

Según el gobierno colombiano, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aumentaron sus cultivos en la frontera después de que Uribe decidió hace 10 meses cancelar las fumigaciones en esa zona ante las protestas ecuatorianas.

Pero a pesar de que el gobierno colombiano está realizando aspersiones aéreas y erradicaciones manuales en todo el país, Colombia sigue inundada por los cultivos de coca. El último informe de Estados Unidos señaló que la cantidad de tierra que es dedicada al cultivo de coca se ha disparado un 26%.

La producción de coca también ha aumentado en Bolivia y Perú, respectivamente el segundo y tercer mayor productor mundial de esta planta, la cual se utiliza para la fabricación de cocaína, superados sólo por Colombia.

'La mayor oposición a la guerra contra drogas de Washington en los Andes es un resultado de una nueva enemistad con Estados Unidos', dijo Michael Shifter, un analista del grupo Inter-American Dialogue, en Washington.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo el miércoles que 'la batalla contra el narcotráfico no puede ser como la plataforma para atropellar el ambiente, los seres humanos'.

Añadió que el combate al tráfico de drogas 'ha sido la excusa que el imperialismo consiguió hace varios años para penetrar nuestros países, para atropellar a nuestros pueblos, para justificar su presencia militar incluso en América Latina'.

El presidente boliviano Evo Morales, que comenzó su carrera política defiendo los derechos de los cocaleros y protestando la erradicación de cultivos impulsada por Estados Unidos, dijo esta semana que quería aumentar la producción legal de coca, que los indígenas de su país usan de manera medicinal y como parte de su dieta.

Hasta el presidente Alan García, de Perú, dijo esta semana que la coca es un buen ingrediente para ensaladas y ha defendido las virtudes de esa planta.

Sólo Colombia, quizá por la violencia y el conflicto social que ha generado el narcotráfico, parece estar en una lucha abierta contra los cultivos de coca.

Los problemas que sufre Colombia por el narcotráfico, sin embargo, están empezando a cruzar fronteras y ya afectan a sus vecinos, especialmente Ecuador. Ese país se ha convertido en un refugio para la guerrilla y narcotraficantes, lo cual ha generado problemas en las relaciones entre ambos países.

Correa, que toma posesión el 15 de enero, rechazó durante su campaña calificar a las FARC como un grupo terrorista, lo cual creó fricciones con el presidente Uribe.

Correa también ha dicho que no renovará la autorización de Ecuador para que opere en su territorio la única base militar de Estados Unidos en Sudamérica, que además de realizar operaciones antinarcóticos en el Océano Pacífico contribuye con las operaciones antiguerrilla de Colombia.

Enfrentados con la creciente evidencia de que la guerra contra las drogas no está dando resultados, importantes legisladores del Partido Demócrata han prometido analizar la situación con un nueva óptica.

La próxima semana un grupo de seis legisladores republicanos y demócratas visitará Ecuador, Perú y Bolivia.

Ningún legislador estadounidense quiere dar la impresión de ser blando en la lucha contra las drogas, pero el hecho que 'la política antidrogas de Estados Unidos está en piloto automático, y que está generando tantos disgustos y antagonismo en la región es costoso y trágico', dijo Shifter.

@AP2006 Prohibida reproducción total o parcial

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.