Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 17 de julio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

ECUADOR Y LA CONSPIRACI““N DEL SILENCIO

2006-07-18 21:30:53
Análisis
10564

Ecuamex /FHA

En este tiempo que le falta al Gobierno del Dr. Alfredo Palacio en Ecuador, hay una evidencia de un juego siniestro, en el que se aplican una serie de pasos bien calculados, que con la frialdad debida, tienen una tendencia a beneficiar a un grupo en serie, y con ello garantizar varios espacios entre el poder, el reparto de la nueva riqueza y la impunidad para el futuro.
Es indudable que en el juego se conocen a los seres humanos, en él se evidencia al bueno del mal perdedor, al respetuoso de la ley, al tramposo, al abusivo, al capaz, al esforzado, al animoso, al que quiere acomodar las reglas a su interés, y así, toda una serie de malos vicios o sendas virtudes son las resaltan del mero hecho de jugar.

La política en Ecuador es una especie de juego siniestro, al que se le somete con poder y la fuerza para quien quiera entrar en sus terrenos. Y eso es precisamente lo que la nación andina ve en estos momentos: un juego siniestro entre el gobierno que se va y, quienes quieren llegar al cargo de conducción del estado, con un solo premio: el País entero, que se lo ha jugado a suertes, sin importar su destino o las formas como se arribe al objetivo de prenda.

En un afán de entender lo que ocurre en este instante en el País, hay una explicación certera que apunta mirar los actores o jugadores, las estrategias que aplican y los objetivos planteados. En ese juego, es evidente que el Gobierno Nacional se vio envuelto en una vorágine de apetitos económicos, petroleros y de control del poder.

Es por eso que saltan las dudas de tantos cambios de ministros, secretarios, subsecretarios, equipo económico, equipo administrativo de presidencia, “hombres fuertes” y demás

La decisión de la Caducidad del Contrato de la Oxy, la No Firma del TLC y las Reformas a la Ley de Hidrocarburos, que salieron desde el seno mismo del régimen, a contraparte de un poderoso grupo de sectores empresariales, económicos y alta influencia política en el país, les puso a los mismos a dudar no solo de Alfredo Palacio, que con esas respuestas les daba a entender que no era su hombre, sino de la evidencia que su control se les había escapado en el momento oportuno.

Si se toma en cuenta que el régimen puede hacer en seis meses lo que no ha hecho en todo este tiempo, y con lo queda de días y le sobra de plata, entonces, el peligro para el status quo es inminente, ya que festinados los recursos y favorecida alguna tendencia que no es la de las voces oligárquicas de Ecuador, entonces habría que adoptar decisiones y, severas, que sepan a fuerza, a ruido de sables, a estruendo de tiroteo: Es decir, aplicar el juego de la trampa sicológica.

Será por eso que se han comenzado a inventar “crisis” y retiros, como para encubrir esas jugadas. Por ello la interrogante es básica: ¿A qué juega Palacio?.

La respuesta estaría quizás en atinar a que el presidente esta siendo “chantajeado políticamente” con su futuro, justo con los últimos días, y para eso apuntan las jugadas maestras.

Lógico es apuntar entonces a la búsqueda del o los autores del “chantaje político” y las presunciones apuntan a todos los sectores que, tras haber hecho todo un escándalo de las decisiones adoptadas, ahora guardan silencio mientras se toman las medidas “pertinentes”, que son las garantizarán el futuro del mandatario y su “equipo cercano”.

Lo grave de todo esto es que este acto de barbarie política es silencioso, es una jugada de voces calladas, de leer entre líneas, de adivinar lo que se hace… es decir, es una gran “conspiración del silencio”.

¿Quién logró ese “silencio” tan fuerte, tanto como para acallar hasta el propio presidente?. No hay culpables, pero eso aumenta la evidencia de que el mandatario esta sometido a una extraña presión, tanta que no atina respuesta y no le dice a la nación porque se juega con tanta facilidad con sus leyes y normas, como parte de ese trafago siniestro.

¿Cómo se puede detectar esto? Pues muy simple: hay que leer todos los actos del régimen, en sus medidas de este tiempo, en sus decisiones sin debate, en las actitudes públicas y publicitadas, para luego ir a las contradicciones o a las verdaderas razones.

Otras formas de evidenciar ese “chantaje político” podrían estar en el silencio de los grupos de presión, en los actores de la política siniestra de “morbilidad electoral” que sabe cuando asestar como frío yatagán su puñalada certera, es decir, cuando las encuestas y los encuestadores les digan con precisión si van o no a llegar al poder y con quien, entonces ahí, justo ahí apretarán las tuercas y exigirán la prenda del mandatario para amenazar su futuro entre la cárcel, la tarjeta verde de residencia o, el futuro del exilio, que se vuelve doloroso a cualquier edad y peor en esta.

Pero lo que sigue es peor.

Mientras a la nación se le presenta un espectáculo de peleas entre ministros, funcionarios menores y burócratas diligentes, que fungen como fieles cumplidores del “yo cumplí sus órdenes”, y tienen que salir con un bochornoso justificativo, al país no le dicen ¿Por qué quisieron perjudicarle?.

Así:

Por ejemplo, para el caso es notorio el “silencio” con el que se filtró el artículo 8 del Reglamento a la Ley Reformatoria de Hidrocarburos, que con alguna mano muy hábil lo suscribió hasta llegar al propio Registro Oficial y darle fuerza legal, para luego enterarnos de semejante perjuicio a la nación, que con una sola frase le quitaba un monto más allá de los $400 millones de dólares de los excedentes petroleros.

Y al comenzar las averiguaciones, salta la duda del papel cumplido por el Secretario General de la Administración, de quien se teme fue parte de los “sumilladores” que pasaban ese reglamento a la aprobación del Presidente, y que ahora es investigado por la fiscalía bajo el delito de alteración de documentos públicos

En silencio se le impone al petróleo ecuatoriano un castigo, que por el condenado reglamento le sube a $21 dólares por barril, porque les parece a los funcionarios de Palacio.

En silencio se negocian y renegocian los contratos petroleros, mientras se busca escamotear la negociación con Venezuela, que le podría ahorrar al Ecuador varios millones dólares por crudo refinado, y hasta con extrañeza se lee las declaraciones del Ministro Iván Rodríguez que, una vez firmado el acuerdo entre Petroecuador y PDVSA, que pide que se “le aclare los alcances del acuerdo” mientras las notas van y vienen y las ventas de dos millones de barriles de petróleo también.

Silencioso es el nuevo proceso de negociación de las concesiones telefónicas, en las cuales, si bien hay que firmar en el 2007, hasta que acabe este gobierno debe estar todo acordado, y es mas, todo negociado con las debidas reservas. Se sabe que de la primer negociación con las telefónicas Ecuador perdió la bicoca de $190 millones, precisamente por haber acordado en silencio las cláusulas resbaladizas que se lograron filtrar en otro reglamento.

Más callados se han quedado quienes deciden: mientras Petroecuador desnuda cifras, que el Gobierno no las desconoce, es más, hasta las ha manejado; Si: son $2.074´561,035 de dólares lo que logrado la empresa estatal petrolera por venta de crudo, solo en lo que va del 2006. ¿Dónde esta ese dinero? No hay que guardar silencio ante tal volumen de billetes, porque nos pasa como a todos quienes obtienen fortunas cuantiosas, en cuestión de días, el que la riqueza es lo único que hay como ocultar y peor callar.

Tómese en cuenta, además de todo lo dicho, que hay un nuevo instrumento de poder económico para ser manejado por el Presidente Palacio, y que le puede estar causando una razón más para el “chantaje político” que se teje en esta conspiración del silencio, y es: el presupuesto anual del 2007.

Entiéndase que por ley al régimen le toca: preparar, planificar y tramitar la aprobación del nuevo presupuesto del siguiente año, y eso es hasta el 30 de septiembre, sumado al debate del Congreso, hasta el 1 de Diciembre de 2006, debe ser aprobado el Presupuesto Nacional; ahí es donde caen las dudas como cascada, ya que con tal volumen de recursos se abre la opción de repartirlos “ a lo que bien toque”, entonces siendo demasiado dinero también es demasiado cercano el retiro de Palacio para que sea el quien maneje, entonces deberá “dejar a los que saben” para que sean ellos los que en silencio –nuevamente- se tomen a cargo esta tarea que garantiza “su futuro”, y definir como y de que manera irá el nuevo presupuesto para el nuevo gobierno.

Ajustar las tuercas a un régimen débil y de salida no es difícil, lo duro es que no se note, pero entonces ahí si entra en juego lo que puede ser evidente: un control riguroso del manejo del Presupuesto, que no puede ser tramitado entre las sombras, a menos de que El Congreso Nacional se sume a esta nueva traición, y guarde silencio, se ampare en las sombras y permita el reparto.

Por eso es que nos sorprende la afirmación del Secretario General de Comunicación, Enrique Proañó, quien afirma muy claro la existencia de dineros por más de $25 millones de dólares a favor de contratos para los cercanos a ciertos diputados. Como lo haya dicho no le quita rudeza al golpe, ya que tras dejar una huella de sospecha el tema no se cura con disculpas; ahí entonces que el diputado segundo Serrano salte y con razón a decir: “sí se repartieron esos $25 millones de dólares, habrá que averiguar entonces a quienes les dieron, porque a los socialistas no; es más, este tal Borja, que fue socialista en su juventud, no nos dio los recursos que por ley nos correspondían, mucho menos lo va a hacer ahora”.

Y frente a eso, silencio y más silencio, tanto que da la impresión de que el Presidente Palacio mandó a callar a su Secretario, para que en medio del silencio se pierdan esas denuncias, y claro, evitar de esa manera el hacer olas para no comprometer el futuro; pero el hecho queda.

Tanto silencio de aprobación es notorio también en los “forajidos” y sus grupos o voceros, tanto lo es también de los veedores ciudadanos, que siempre han señaldo uno tras otros los detalles, hasta con pelos y señales, pero de esto nada se dice ni nadie portesta.

Al final de cuentas, el silencio garantiza la impunidad y, quizás, con el mejor cómplice con el que se cuenta frecuentemente es con el del chantajeado. ¿Será acaso que esto también tendrá que callar el gobierno que se retira? Mutis por el foro.

___________
ECUAMEX
Agencia Electrónica de Noticias de Ecuadorinmediato.com
FRANCISCO HERRERA ARAUZ Periodista, Politólogo, Abogado
Director del periódico Ecuadorinmediato.com, y la Agencia de Noticias Ecuamex.
___________
ANALISIS es propiedad de [email protected] 2006
Se autoriza su reproducción citando textualmente su fuente y el link correspondiente: www.ecuadorinmediato.com

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.