Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, lunes, 14 de octubre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
urgente

Informe a la nación, Presidente Moreno: "No lo piensen más empresarios honestos, no hay excusas para dejar de invertir en Ecuador"

2019-05-25 12:33:00
Política Nacional
3022

Además, anunció la eliminación del impuesto verde

En el Pleno de la Asamblea Nacional, el Presidente de la República, Lenín Moreno, dio su informe a la Nación por sus dos años de gobierno y una de las medidas que más destacó para su nuevo periodo fue su intención de eliminar el impuesto verde. Hizo un llamado a los empresarios a seguir invirtiendo en el país.

A continuación exponemos, de forma íntegra, el discurso del Jefe de Estado:

Vengo a hablar del futuro. Hoy, vengo a hablar del porvenir.

Porque el pasado reciente, nos dejó una lección que debe quedarse en eso: En lección. No en sentencia.

Esa lección tiene una historia. Imagínense una invitación a viajar en un tren. Nos dicen que es ¡un tren bala! Que, gracias a él, llegaremos, en un abrir y cerrar de ojos, al futuro prometido. Pero apenas arrancamos, descubrimos que los asientos están rotos. Que el motor empieza a toser... que no tiene energía, que los pistones están desgastados, y las ruedas están oxidadas....

Y a la primera curva... casi se descarrila.

Imaginémonos un tren así.

Nos mintieron. Nos dijeron que todo funcionaba a la perfección. Que tenía vida para rato. Pero, en verdad, no era así. Lo que si tenía vida, eran los roedores que merodeaban en los vagones.

Pero aprendimos la lección: la única forma de cambiar el pasado, es impedir que influya sobre nuestro futuro.

Señor presidente, señores asambleístas:

Cumplo con el mandato constitucional de entregar a la Asamblea Nacional, el informe pormenorizado -escrito- de nuestra gestión en el último ejercicio.

Hoy, en el día de la patria, y en la casa de la patria, afirmo que ¡ese pasado no va más! Vamos a dar vuelta la página. Por eso digo, que vengo a hablar del futuro.

Comenzaré por los cimientos del futuro. Es decir por el presente. Por los hechos, por las evidencias: estamos restaurando el Estado.

Hemos puesto a salvo los pocos recursos con los que verdaderamente contábamos.

¡Ya no hay festín con el dinero de los ecuatorianos! Hablo de la contratación directa, los contratos a dedo, los sobreprecios, los famosos contratos complementarios, no van más...En el último año, con la sola decisión de restringir la contratación por el llamado régimen especial: ¡salvamos para el Estado 450 millones de dólares!

Pero... todavía hay mucho por hacer.

Seguimos desmontando las redes, que encarecen la contratación pública, y que generalmente, están vinculadas con los actos de corrupción.

En la misma línea, de preservar los sagrados recursos públicos, ejecutamos un programa de austeridad, que eliminó o fusionó, según el caso, 13 Ministerios y Secretarías, además de institutos, y otras entidades de menor rango.

Redujimos en 15% los sueldos de altos funcionarios del Gobierno, y en 20% a los ministros del Estado. Empezando por el Presidente de la República, como no podía ser de otra manera.

Al mismo tiempo, mejoramos la recaudación tributaria: solo en el 2018, fue superior a los 15.000 millones de dólares.

¡El mejor resultado obtenido en la historia del país!

Esa mejora incluyó el programa de remisión tributaria, por el que ayudamos, ayudamos, a más de 300.000 ecuatorianos a que pudieran cumplir con el pago de sus impuestos.

Era indispensable, además, reducir el hueco fiscal. Si no lo hacíamos, el déficit habría llegado a 8.000 millones de dólares.

Con el esfuerzo simultáneo, de reducción, y optimización del gasto, y con el incremento de los ingresos propios, conseguimos bajarlo a la meta de 3. 500 millones de dólares. Eso es actuar responsablemente.

El sacrificio no ha sido pequeño. Hay que reconocerlo.

¡Qué difícil volver a poner los pies sobre la tierra!

Es como cuando, en una casa, la familia se acostumbra a gastar demás. Comiéndose los ahorros. Derrochando los ingresos extraordinarios, y luego -para mantener el nivel de gastos- se endeuda, o vive al fío, o al chulco.

Nos mantuvieron en el derroche, en una prosperidad artificial, sostenida en los altos precios del petróleo, primero. Y después, en un endeudamiento irresponsable y oneroso.

Seguimos pagando las facturas de un régimen de gastos insostenible.

Hemos recuperado la confianza de la comunidad internacional, cuyo respaldo necesitamos para cumplir con nuestro Plan de Prosperidad.

El Plan de Prosperidad, como se denomina nuestra política económica, tiene ya 10.200 millones de dólares de financiamiento externo, a largo plazo y bajo interés, para infraestructura y fomento productivo.

Y para continuar protegiendo a los más necesitados. A los excluidos de siempre.

En 2018, tuvimos 1.400 millones de dólares de inversión extranjera directa. ¡Un récord en nuestra historia! Y logramos compromisos de inversión privada local por 9.500 millones de dólares, para los próximos cinco años.

Ecuatorianos, estos son hechos y evidencias que nos permiten definir el futuro. Permítanme expresar, en una sola idea, lo que es -al mismo tiempo- nuestra mayor preocupación. Nuestro más exigente compromiso. Y nuestra meta: trabajo, empleo y oportunidades, para los ecuatorianos y ecuatorianas.

¡Vamos por un Ecuador con trabajo para todos!¡Por un Ecuador, con trabajo, para todos!

Los ministros de Estado y autoridades de Gobierno deben fortalecer sus tareas y esfuerzos para propiciar, para facilitar y preservar todas las actividades privadas y público-privadas, que generen empleo. ¡Que generen trabajo y ocupación productiva!

Pido a la ciudadanía que examine y evalúe la gestión de los ministros, por lo que ellos hagan para promover una economía productiva.

Este será el objetivo mayor del Gobierno, y debería ser también el objetivo que convoque al trabajo unificado de todas las autoridades y funciones del Estado, de esta Asamblea Nacional, de los prefectos, alcaldes y juntas parroquiales.

Nuestra estrategia de Gobierno para alcanzar un Ecuador con trabajo para todos es llevar dinero a la economía. Inyectar recursos frescos en grandes cantidades.

BanEcuador ya ha entregado –escúchese bien– ¡1.750 millones de dólares, en 370.000 créditos!

Así ayudamos a cumplir el sueño de miles de hermanas y hermanos de tener un negocio propio, a través de los programas “Banco del Pueblo” y “Banco en la Calle”. Ahora el banco toca la puerta de las casas, ahora está en pequeñas carpas con una pequeña computadora permitiendo que los ecuatorianos tengan crédito para cumplir sus sueños.¡370.000 créditos!... estimen ustedes, cuántos compatriotas han encontrado oportunidades de trabajo productivo, gracias a ese respaldo brindado.

Los chulqueros (esos que cobran intereses de hasta el 20% semanal) ¡tendrán que dedicarse a otra cosa!

¡Ahora los pobres tienen acceso preferencial al crédito!

La Corporación Financiera Nacional prestó ya 1.300 millones de dólares, que generaron 40.000 empleos directos y miles, miles más, de indirectos.

Además, la misma Corporación entregó 110 millones de dólares en créditos del Fondo Nacional de Garantías, a 1.500 emprendedores.

En el 2018, la banca pública colocó 100.000 créditos en el sector agropecuario por 600 millones de dólares. Y en el primer trimestre de este año, se añadieron 156 millones más.

Además, 450 millones de dólares llevaron más agua al campo, a través de la misión “Agua Segura”: 116 proyectos de agua y saneamiento, que benefician a 2 millones de personas, en 94 cantones.

A través del Plan Nacional de Riego y Drenaje, que fomenta más trabajo y producción en nuestro campo, invertimos 86 millones de dólares, en 178 proyectos para 100.000 familias campesinas.

Han sido enormes los recursos que hemos entregado a miles y miles de ecuatorianos, inyectando dinero a la economía. Y vamos a hacer más.

Señoras y señores asambleístas, compatriotas, vengo a anunciar aquí un primer conjunto de medidas diseñadas para crear trabajo, empleo y oportunidades.

En la línea de seguir llevando recursos a la economía, incrementaremos en 400 millones de dólares, la inversión social.

A través del sistema financiero, movilizaremos hacia crédito productivo, 800 millones de dólares, lo cual impactará enormemente en la generación de empleo.

Otro conjunto de decisiones, tendrá el efecto de mejorar la liquidez de productores y consumidores, liberando recursos a su favor.

Extenderemos -de dos a cinco meses- el pago de anticipo de Impuesto a la Renta, liberando ingentes recursos, principalmente para las pequeñas y medianas empresas.

Ordenamos la devolución automática del IVA y del ISD a los exportadores. Lo que antes tomaba entre 9 y 18 meses, hoy tardará solamente 7 días.

Decidimos reducir el costo de 23 servicios financieros: por ejemplo, los envíos y recibos de transferencias bancarias y electrónicas. Y en cuanto a las tarjetas de crédito: reducimos los pagos por obligaciones, renovaciones, y costo de consumo.

Agilizamos la desaduanización de mercaderías, reduciendo el tiempo del proceso, de 140 a 90 horas.

Y también, pensando en la situación de las pequeñas y medianas empresas, que son mayoritariamente proveedoras del Estado, decidimos autorizar que crucen o descuenten el valor de sus impuestos y aportes al IESS, contra las facturas pendientes de pago por parte del Estado.

Por otra parte, necesitamos un sistema tributario moderno. Que acompañe la nueva dinámica del Estado. Que sea simple para los ciudadanos, equitativo, progresivo y que promueva el crecimiento.

He decidido, por ejemplo, eliminar el mal llamado “impuesto verde”, pues ha demostrado ser una carga demasiado pesada para muchas personas.

Es distorsionante, ya que grava al patrimonio antes que a la contaminación ambiental.

A todo ello, se suma al plan “Red Socio Empleo”, generador de 70.000 puestos de trabajo, y a los planes “Mi Primer Empleo” y “Empleo Joven” que facilitan, a miles de chicos y chicas, el acceso a prácticas pre-profesionales y pasantías, en empresas públicas y privadas, con su seguridad social pagada por el Gobierno.

Hemos apoyado otro ámbito generador de riqueza y empleo: el sector energético.

Logramos inversiones por 1.400 millones de dólares, que se añaden a los 1.900 millones, ya comprometidos por la firma de contratos para reactivar al sector petrolero.

Adicionalmente, en la décimo segunda ronda petrolera, 7 de 8 bloques, recibieron ofertas de inversión, por 370 millones de dólares para exploración, y 800 millones de dólares más, para desarrollo.

Renegociamos 900 millones de dólares, en contratos, con grandes ventajas para el país. y retomamos la modalidad de contratos de participación.

También, emprendimos el más importante desarrollo petrolero de las últimas tres décadas: el Bloque 43, que nos producirá 5.000 millones de dólares, hasta el año 2021.

En el ámbito de la producción de electricidad, inauguramos las centrales hidroeléctricas de Delsitanisagua, de 275 megavatios y Minas San Francisco, de 180.Rescatamos el proyecto Toachi-Pilatón. y en las próximas semanas, concluiremos la interconexión entre Coca Codo Sinclair y Guayaquil.

En síntesis: incorporamos al Sistema Nacional Interconectado, 455 megavatios, adicionales, de energía renovable.

Todo ello, representa reactivación, para un sector que aporta encadenamientos productivos, que generan -a su vez- trabajo para decenas de miles de ecuatorianos.

Hoy formamos parte de la iniciativa: “Cero quema regular de gas para el 2030”, promovida por el Banco Mundial.

Están en marcha proyectos de energía renovable, que muestran el compromiso del Gobierno con las comunidades, con el país, y con el planeta.

Para preservar el ecosistema de Galápagos, dentro de dos años, en Santa Cruz, solo utilizaremos energías limpias para la generación eléctrica.

En todo el país, trabajamos en proyectos de energía solar, como en el sector de “El Aromo”, con capacidad de 200 megavatios y una inversión de 170 millones de dólares. Una obra, que podría cubrir más de la mitad de la demanda de energía de Manta.

Además, tenemos proyectos eólicos, energía producida por el viento, como el de “Villonaco” en Loja, que también se sumarán al Sistema Nacional Interconectado.

Y siguiendo, la tendencia mundial, ya hemos comenzado a introducir buses y vehículos eléctricos, creando incentivos para su compra, a través de financiamiento con tasas de interés preferenciales y plazos especiales.Conciudadanos,32.000 empleos directos e indirectos, surgirán de una inversión ya captada, de 2.000 millones de dólares en el sector minero, que superará los 3.800 millones de dólares en el 2021.Los proyectos estratégicos, y proyectos de segunda generación, serán desarrollados, obviamente, con el uso responsable del agua, y bajo un estricto control de impactos ambientales.

Seguiremos tomando decisiones responsables sobre la minería en Ecuador.

En mi periodo, se revirtieron más de 200 concesiones en las que se identificaron irregularidades.

En agosto entregaremos el mapa minero que permitirá diferenciar, con exactitud, las zonas en las que se puede desarrollar la minería, y aquellas en las que no la permitiremos.

Repito e insisto ¡es nuestro deber, cuidar las fuentes de agua!

Y quiero hacer un llamado especial, a propósito de este tema: como Estado, tenemos compromisos adquiridos para desarrollo minero. Y hay voces que sugieren revisarlos y renunciar a ellos.

Es indispensable discutir cómo asumiremos, las obligaciones, que se deriven de posibles incumplimientos de esos compromisos.

Hago un respetuoso pedido a la Corte Constitucional:

Si autoriza cualquier mecanismo, que implique un incumplimiento que -tarde o temprano- nos obligue a pagar una indemnización, le pido que también invite al pueblo a decidir, de dónde saldrán esos recursos, y cuáles serán las fuentes de financiamiento, que remplazarían los ingresos a los que debamos renunciar.

Esa sería una decisión responsable, que considere todos los aspectos.

En referencia a la campaña contra el cambio climático, la política de Gobierno es clara: ratificamos el Acuerdo de París, y presentamos ante la ONU y la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica, la llamada “Iniciativa Amazónica”, para frenar la deforestación, y proteger los derechos de los pueblos indígenas.

Ustedes saben: yo soy amazónico, yo nací en la selva, tengo el compromiso de cuidar la naturaleza, y al mismo tiempo asegurar la generación de recursos económicos que demanda el país.

Además, preservar la naturaleza es un principio que tiene todo el sentido para el desarrollo estratégico del turismo, la más limpia, pacífica, y enriquecedora, de las industrias, generadora -por cierto- de grandes oportunidades de trabajo.

Con un promedio anual de 1 millón 800 mil visitantes, el turismo nos deja 1.900 millones de dólares y genera 300.000 empleos.

Si queremos saber cuál es nuestro futuro pospetrolero, es el turismo en el país más megadiverso y más bello del mundo.

Vamos a cerrar el año con varios “Pueblos Mágicos” (así se los llama) acreditados internacionalmente.

Y, tan promisoria como el turismo, para multiplicar el trabajo, es la construcción, y el mantenimiento de la obra pública.

Con una inversión de 800 millones de dólares, construimos, reconstruimos y ampliamos, 14 carreteras y 5 puentes, y empezamos a hacer realidad el corredor vial Quito-Guayaquil (¡cómo puede ser posible que, entre las dos ciudades más importantes del Ecuador, entre la capital política y la capital económica del país no haya una supercarretera!), que incluye pasos laterales, túneles y pasos elevados, así como el proyecto denominado “Tren Playero”.

De igual manera, ya está concesionada la vía Machala-Guayaquil, y también la vía Guayaquil - Salinas. Además, están en proceso de concesión, el viaducto sur de Guayaquil, y el corredor vial Jujan – Quevedo - Santo Domingo.

Son obras que darán trabajo a miles de hermanas y hermanos. Propiciarán emprendimientos. Y llevarán bienestar, a millones de compatriotas.

No puedo dejar de mencionar, el decidido apoyo que ha dado el Gobierno a la construcción del Metro de Quito. Hicimos posible esa obra, con créditos directos por 400 millones de dólares, y la garantía soberana para 620 millones de dólares, adicionales. Ahora Quito tiene su Metro.

Igualmente, con un financiamiento de 200 millones de dólares, recuperamos la obra del Tranvía de Cuenca.

El Metro de Quito y el Tranvía de Cuenca entrarán en funcionamiento este año y comienzos del próximo.

También debo referirme al Quinto Puente y al Viaducto Sur de Guayaquil. Al proyecto Metroférico de Quito. Y otras obras que serán concesionadas con grandes beneficios para el país.

Las alianzas público - privadas, ahorran millones de dólares al Estado pero, sobre todo, generan miles de puestos de trabajo. Por donde se lo vea, la suma de estas acciones pone a nuestra economía en movimiento.

Sin embargo, no estamos conformes.

Es necesario crear más trabajo, más empleo, más oportunidades, que serán resultado de una apuesta masiva de confianza.

Por ello: ¡No lo piensen más, empresarios honestos del país, inversionistas internacionales! ¡No lo piensen más, emprendedores de todo tamaño! ¡Socios y aliados del desarrollo económico.

¡Muchos ya han comenzado a cultivar y cosechar las oportunidades que nuestro país ofrece! ¡Y ustedes no deben quedarse atrás!

Ya no hay excusas para dejar de invertir en Ecuador. El mundo confía en nosotros. ¡El momento es ahora! ¡De largo, es el mejor en mucho tiempo!

Tienen toda la garantía y el respaldo de este Gobierno que trabaja con todos y para todos.

Pero siempre, no lo olviden, con especial dedicación a quienes más lo necesitan.

No me canso de decirlo: desde la concepción hasta cuando dios decida cerrarnos los ojos. Es decir “Toda una Vida”.

Atención y cuidado en la primera infancia. Protección en la niñez y juventud. Apoyo y compañía en la edad adulta. Y amparo en los últimos años de la existencia (que deberían ser los mejores).Con Rocío, mi esposa, concebimos, juntos, el plan “Toda una Vida”. Y ella lo lidera con dedicación absoluta.

Es una hormiguita, trabajando por la paz y por la vida y siempre con el apoyo de Claudia, esposa de nuestro Vicepresidente.

Rocío, aunque no te gusta que lo diga en público, te agradezco porque -cada día- cumples lo que juraste ante Dios, hace 45 años. Estás y has estado conmigo en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad.

Y eso lo comprobó mucha gente, cuando algunos canallas quisieron hacernos daño, al publicar nuestras fotos familiares.

Lo que mostraron fue la bella familia que has logrado conformar.

Por eso, queridas familias ecuatorianas, es para mí un orgullo informar que la Misión Ternura ha atendido ya a 300.000 menores de 3 años, y a sus madres, desde la gestación.

Que nuestras queridas Manuelas recorren el país y han levantado el registro de 430.000 personas, que requieren de toda nuestra ayuda.

Que la misión “Mis Mejores Años” entrega servicios y pensiones a medio millón de viejecitos.

Que serán otros 164.000 adultos mayores, en condición de pobreza -que no pudieron contribuir a la Seguridad Social- quienes reciben una pensión de 100 dólares mensuales, con lo que llegaremos a 267.000 viejecitos, bajo esa protección.

Que hemos dotado con 160.000 ayudas técnicas (sillas de ruedas, bastones, audífonos, colchones antiescaras...), a personas con discapacidad, con una inversión que rebasa los 20 millones de dólares.

Pero también pagamos la compensación jubilar a exempleados públicos, que llevaban años, esperándola. Y a ello, destinamos 625 millones, que se agregan a los 1.300 millones, dirigidos a otros bonos, y pensiones.

Que gracias a la “Misión Mujer”, los femicidios han bajado a la mitad. Pero no es suficiente. Porque nuestro objetivo es cero. Lo dijimos: ¡ni una sola menos!

Que con la “Misión Menos Pobreza, Más Desarrollo”, 400.000 compatriotas continúan recibiendo el Bono de Desarrollo Humano.

Y lo seguiremos fortaleciendo con el aporte al consumo mínimo de 131.000 familias en pobreza y pobreza extrema, con lo que llevaremos el bono, a 512.000 personas.

Compatriotas:

A lo largo y ancho del país, hemos construido, repotenciado, y mantenido, 110 unidades de salud, entre hospitales y centros médicos.

Hasta el mes pasado, nuestros “Médicos del Barrio”, habían realizado más de medio millón de atenciones, en 177 cantones.

Y 1 millón 300 mil menores de 5 años han sido beneficiados con el Plan Nacional de Alimentación y Nutrición.

Todos saben que encontramos un Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, en crisis. Lo estamos bien administrando, para mejorar todos sus servicios.

Por citar un ejemplo: hemos recaudado ya, 50 millones de dólares, de 140.000 empleadores, que estaban en mora.

Pero todavía hay más: hoy, el Gobierno responsablemente paga -mensualmente- el 40% del total de las pensiones de nuestros jubilados, contribución que -de manera indolente, de manera indolente - se había eliminado desde el 2015.Cabe recordar que por ese concepto el Gobierno recibió como herencia una deuda impaga de 1.200 millones de dólares, de la que ya ha cancelado 800 millones. En 2019 entregaremos 350 millones de dólares adicionales

.Además, completamos e inauguramos los hospitales de Quito y Manta, para atender a todos los afiliados de esas ciudades, y sus provincias.

Y con una inversión de 111 millones de dólares, incrementamos la pensión jubilar de 84.000 pensionistas del Seguro Social Campesino, entre otros hitos.

Otra buena noticia es que arrancó el plan de afiliación de choferes profesionales al IESS, al que ya se han incorporado 6.000 choferes y el objetivo es todos.

Ecuatorianos:

Dije que vamos a hablar de futuro, de progreso y de prosperidad.

Estamos consolidando la penetración de la tecnología 4G, y preparando el camino para adoptar la 5G, es decir, la última generación en tecnología. Migraremos a redes de alta velocidad. Soterraremos 500 kilómetros de cables, y los trámites serán en línea, para avanzar hacia el diseño de ciudades inteligentes.

Estamos instalando 1.000 zonas WIFI gratuitas, en parques, hospitales y líneas de transporte.

Una inversión privada de 160 millones de dólares anuales resultará de la asignación de dos nuevos espacios en las bandas, generando miles de empleos.

Para el primer trimestre del próximo año, estará en marcha el nuevo sistema de emisión de pasaporte biométrico y cédula electrónica.

Conciudadanos,

Inicié este mensaje ratificando mi decisión de orientar nuestra gestión, hacia la meta de un país con trabajo para todos.

Eso tiene que ver con un principio que formulé desde el primer día del Gobierno: el dinero del pueblo, debe estar al servicio del pueblo. Un fundamento, que define -claramente- el rol de la banca pública.

En el 2018, el Banco de Desarrollo entregó 660 millones de dólares a los gobiernos locales. Y este año, serán 780 millones, incluyendo empresas públicas, y universidades.

Actualmente, tenemos para financiar 1.100 proyectos de desarrollo. La prioridad son aquellos que nos ayuden a generar trabajo, a generar empleo, y oportunidades de progreso. Como, por ejemplo, nuestro programa “Casa Para Todos”, cuyas ambiciosas metas anunciamos cuando creíamos que existían los recursos para alcanzarlas. Hemos tenido que superar los tropiezos. Pero ya estamos entregando urbanizaciones, cada mes, a miles y miles de familias en todo el país. No sólo son casas. No solo son casas. Son comunidades con todos los servicios. Canchas, casa comunal, huertos y áreas verdes. Espacios para que florezca el trabajo, los emprendimientos, la dignidad en comunidad, y para que se logre -ojalá- el autoabastecimiento. Para que los niños crezcan felices, en casas cuyas escrituras están a nombre de sus mamás.

¡Cada entrega se convierte en una fiesta!

Invertimos 300 millones en reparaciones y en viviendas nuevas, que benefician a 130.000 compatriotas, especialmente a las familias más pobres, o a las que tienen en su ámbito, personas con discapacidad.

Y las buenas noticias no terminan: destinaremos al programa “Casa Para Todos” 174 millones de dólares adicionales, en la construcción de 4.500 viviendas rurales y 14.000 urbanas.

Y adicionalmente, a través de un proyecto público-privado, se construirán 25.000 viviendas de interés social para 92.000 compatriotas a un interés del 4.99%, el más bajo del país.

Como siempre, nuestra prioridad son aquellos hermanos que más lo necesitan: adultos mayores, mujeres jefas de hogar, personas con discapacidad, víctimas de violencia doméstica y sexual, o personas de pueblos indígenas, afroecuatorianos y montubios. Por cierto: he dispuesto la derogatoria del acuerdo de copago al que están obligados los beneficiarios de viviendas de la reconstrucción del terremoto.

¡Mucho dinero recaudaron en su nombre, como para pretender que ellos paguen una parte de sus viviendas!

El banco del Seguro Social entregó 5.000 millones de dólares en créditos a 2 millones 100 mil afiliados. Y este año: destinará ¡900 millones de dólares, en nuevos créditos hipotecarios para 21.000 familias! y 2.600 millones en créditos quirografarios para emprendimientos

Ecuatorianas y ecuatorianos:

Si hablamos de futuro, hay que hablar de educación.

Dar a los hijos una educación de calidad es el anhelo más profundo de cada madre, de cada padre. Comparto ese sueño, por el que hemos trabajado sin descanso. En el 2019, tres millones y medio de niñas, niños y adolescentes, asisten a establecimientos fiscales.

Nuestro programa de educación especial incorporó a 32.000 alumnos con discapacidad, con enfermedades, y privados de libertad. Nuestro ofrecimiento, era promover la reinserción escolar y colegial, y con el programa “Todos ABC”, 250.000 personas que no pudieron culminar sus estudios, se alfabetizaron, o avanzaron de grado.

En el pasado reciente, se dispuso cerrar las escuelas en zonas rurales, obligando a los niños a caminar, largas distancias para estudiar. Por eso, respondiendo al clamor de madres, padres, maestros, y las comunidades, reabrimos muchas de esas escuelas. y seguiremos haciéndolo con más fuerza. “La alegría vuelve a la comunidad”, nos dicen nuestros hermanos del campo.

Los maestros, el corazón del sistema educativo, estaban descuidados.

Por eso nos dimos la tarea de volver a categorizarlos. Y además, en el 2018, capacitamos a 100.000 maestros. Los especializamos en la más bella de las vocaciones: enseñar a aprender.

En la educación superior, las universidades, politécnicas e institutos superiores, han ofertado más de 310.000 cupos a bachilleres, en este último año.

En la búsqueda de la excelencia y de una nueva generación de profesionales en carreras clave, otorgamos 1.160 becas internacionales, con una inversión de 24 millones de dólares, y 7.500 becas nacionales, con una inversión de 20 millones de dólares.

En este tema, quiero anunciar, que está listo el mecanismo para ayudar a 9.000 becarios que, por distintos motivos, no pudieron cumplir con las condiciones de sus créditos educativos. ¡No permitiré que sus sueños, y el esfuerzo que han hecho, ellos y sus familias, sean devorados por los intereses de un programa mal concebido! Estos jóvenes destacados son nuestro orgullo. ¡No pueden estar atados a deudas injustas!

Para fortalecer la formación técnica, 7 institutos superiores funcionan a plenitud, y ya está planificada la construcción de 11 adicionales, así como la repotenciación de 5 más.

Y para que la educación sea efectivamente inclusiva, creamos la Secretaría de Educación Intercultural Bilingüe. Aspiración de larga data de nuestros hermanos indígenas.

Queridos amigos: La educación permite superar la pobreza material. Y el arte, nos saca de la pobreza espiritual.

Por eso, nos preocupamos de poner los bienes y servicios culturales, al alcance de todos, de preservar nuestras reservas patrimoniales. Y de habilitar y reabrir nuestros museos.

El Festival de Artes Vivas en Loja. El Fondo de Fomento de las Artes, la Cultura y la Innovación. Las ferias de libro. El Plan Nacional de Promoción del Libro y la Lectura, han sido otras acciones importantes en esa materia. Educación y cultura, son esenciales en la formación humana, tanto como la práctica deportiva.

Contamos con 200 escuelas de iniciación deportiva para la niñez y la juventud. Y abrimos la incorporación al deporte, de personas con discapacidad.

Estamos construyendo canchas en toda la patria, para que nuestros niños y jóvenes practiquen deporte y hagan un uso sano de su tiempo libre.

En 2018, nuestros deportistas alcanzaron 805 medallas en competencias internacionales, en 27 disciplinas, incluidas las logradas por nuestros deportistas con discapacidad.

Compatriotas:

Poner en orden la economía. Promover el trabajo, los empleos y emprendimientos. Orientar el Gobierno al servicio de los ciudadanos. Garantizar la salud. Fomentar la educación de calidad y el deporte, son siempre tareas inaplazables para nosotros.

Pero, no existe desarrollo, ni bienestar, sin una democracia genuina, impulsada por modelos de honestidad y de tolerancia. Desde el primer día, me comprometí a practicar el diálogo. Sobre esa base, llamamos a consulta popular y referéndum, y así los ciudadanos decidieron acerca de la reelección de los gobernantes. La Ley de Plusvalía. El combate a la corrupción, y la conformación de un nuevo Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Por cierto: quiero expresar mi homenaje al doctor Julio César Trujillo. Patriota, demócrata, al servicio de su país, y de su pueblo.

Gracias a ecuatorianos como él, respiramos aires distintos, nuevos y limpios, de libertad y de transparencia. Esperamos que su ejemplo continúe. Continúe siendo una guía en el proceso de reinstitucionalización del Estado, desde el nuevo Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. En el Ecuador de hoy, podemos no estar de acuerdo entre nosotros. Pero nos escuchamos, nos respetamos, y buscamos espacios y términos comunes.

Señor presidente, señoras y señores asambleístas:

En ese sentido, quiero tomarme unos minutos, para felicitarles, y celebrar el acuerdo legislativo que lograron en estos días, entre cuatro bancadas.

Así se hace país, con respeto.

La democracia es el servicio a la gente, no a la confrontación. ¡Gracias! gracias, porque es una gran señal para la patria.

Es el mensaje de que, en este hemiciclo, están dispuestos a poner los intereses del país, por delante de las legítimas diferencias políticas.

Desde el Ejecutivo, encontrarán la mejor disposición para avanzar en el sentido de esos acuerdos, en mis responsabilidades y competencias de co-legislador.

Vivimos una democracia plena, con garantía de respeto a todas las funciones del Estado.Una democracia enriquecida por la propia decisión del Ejecutivo de no influir, ni participar, en campañas políticas. El nuevo Ecuador.

Poco a poco, los ecuatorianos volvemos a confiar en nuestras instituciones, y a ejercer nuestros derechos, comenzando por el derecho a la libre expresión de las ideas.

Soy un fiel creyente de la libertad de prensa, por eso reformamos la Ley de Comunicación cumpliendo con los estándares internacionales.

Firmamos, luego de 15 años, la Declaración de Chapultepec, y creamos el Comité para la Protección de Periodistas.

En el camino para instaurar, definitivamente, una sociedad con libertad plena, tenemos un tema pendiente: Si bien el derecho a la honra debe respetarse y protegerse, la privación de libertad es un castigo desproporcionado.

Por eso, propondré que las calumnias, sean sancionadas con penas que no incluyan cárcel, eliminando así un mecanismo que puede ser usado para amedrentar a las personas por sus opiniones. Busquemos -juntos- una reforma que proteja la honra, el buen nombre, la verdad, al tiempo que garantice un ambiente para confrontar libremente las ideas.

Hay quienes creen que esta decisión, podría estimular a los calumniadores, y que yo mismo puedo ser víctima de este tipo de excesos. Como lo he sido ya, en más de una ocasión.

A pesar de eso, me rehúso a mantener vigentes las herramientas propias del poder autoritario. Yo, que ejerzo el poder de otra manera, no lo puedo tolerar. No lo voy a tolerar.

Desde el primer día de Gobierno, dijimos que lucharíamos contra la corrupción, un mal que corroe democracias, y no hemos desmayado ni un momento en ello.

Pero más grave que la corrupción, es la impunidad, porque aniquila la confianza en instituciones y autoridades. Por eso queridas autoridades de control jamás recibirán una llamada que haga que ustedes cambien sus decisiones.

Esperamos que las entidades de control y de justicia, respondan al clamor nacional de que los corruptos reciban sanción.

Insisto: la sanción es fundamental, pero nuestro principal interés es prevenir la corrupción.

Creamos una Comisión Internacional de Lucha Contra la Corrupción. Integrada por cinco expertos de trayectoria indiscutible, con el respaldo de la oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito. Todo el sector público tendrá unidades de integridad ética, además de la ISO - antisoborno.

Hemos hecho nuestra parte. Ahora requerimos que el sector privado, que contrata con el Estado, adopte las mismas prácticas.

La corrupción afecta a todos, y combatirla va más allá de ideologías y banderas partidistas. Esta cruzada implica un compromiso del país. Cada ecuatoriano debe izar la bandera de lucha contra la corrupción.

Señoras, señores:

La seguridad y la tranquilidad ciudadanas, son aspiraciones básicas: vivir en paz, libres de temor.

Para construir un Ecuador seguro, ha sido fundamental el trabajo de nuestros hermanos uniformados.

Entre 2017 y 2019, se incautaron más de 12.000 armas de fuego, y más de 200 toneladas de droga.

Fueron desarticuladas más de 3.000 bandas delictivas.

Desarticuladas más 3.000 bandas delictivas.

Hemos actuado para poner a órdenes de la justicia, a quienes cometen delitos contra la vida, contra la propiedad, contra la integridad sexual, en especial de nuestros niños y niñas.

El mensaje es claro: en el Ecuador no hay permisividad para ningún delito.

¡La ley es para todos! y quien la incumpla debe asumir las consecuencias de sus actos.

¡Quiero agradecer a nuestros hermanos uniformados por su trabajo para que las familias ecuatorianas estén seguras! ¡Gracias por sacar millones de dosis de drogas de las calles, para que no lleguen a nuestros jóvenes!

Sabemos que todavía hay mucho por hacer, y lo estamos haciendo:

En el marco de sus competencias, las Fuerzas Armadas apoyarán actividades de seguridad pública, como lo hemos comprobado en estos días.

El país reconoce y agradece su trabajo en la defensa de nuestra soberanía, y en la vigilancia de la integridad del territorio, incluido el trabajo de vigilancia aérea y marítima.

La doctrina y la política de defensa de nuestro país, se actualizó en el llamado “Libro Blanco” de la Defensa Nacional, que contiene la nueva visión estratégica sobre la seguridad.

También ha sido muy importante la cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico, y el crimen organizado. En el mundo de hoy, esta tarea es regional y global.

Quiero destacar el apoyo de las Fuerza Armadas, y de la Policía Nacional, en las situaciones de emergencia y desastres naturales.

¡Gracias, hermanos uniformados, por ser nuestra primera línea de solidaridad, y asistencia humanitaria!

COMPATRIOTAS,

El Ecuador de hoy presenta un nuevo rostro al mundo. Promovemos intensamente nuestra oferta exportable, las inversiones, y el turismo.

Nuestras relaciones internacionales están basadas en la búsqueda del bienestar común, y no en afinidades ideológicas. y se orientan a crear nuevas oportunidades de desarrollo para el país.

La cooperación no reembolsable, llega a 400 millones de dólares, y muy pronto los ecuatorianos estaremos exentos del requerimiento de la visa Schengen, para ingresar a la Unión Europea, y los países del EFTA.

Uno de nuestros mayores retos, es contribuir a la solución de la crisis en Venezuela, que se ha convertido no solo en un problema regional, sino en una fuente de inestabilidad para varios países de la región.

Lo he dicho en otras ocasiones y lo repito: Ecuador es un país de migrantes. Fuimos y somos un pueblo generoso, y de brazos abiertos. Pero no podemos ignorar lo que está pasando: el régimen nos niega información, y no podemos verificar los antecedentes de los ciudadanos venezolanos, que ingresan a nuestro territorio.

A raíz de que una medida cautelar, suspendió el requisito del pasado judicial para los ciudadanos venezolanos, pasamos de 500, a 2.500 ingresos diarios. y quienes transitaban hacia Perú, hoy se quedan, porque nuestro vecino del sur, ahora les exige visa.

A la fecha, cerca de 400.000 hermanos venezolanos, se han asentado en Ecuador.

Nadie esperaba esa gran corriente migratoria.

Tan pronto reciba la notificación de la Corte Constitucional, propondré a la Asamblea Nacional, dar urgente trámite a la denuncia del tratado de UNASUR.

Eso permitirá revisar la Ley de Movilidad Humana, y establecer una visa humanitaria, que posibilite la migración ordenada y segura, según exige la misma ley.

Conciudadanos, Nos ha tomado tiempo poner la casa en orden. Debimos tomar decisiones complejas y delicadas. Postergadas por la inclinación al populismo.

La situación todavía es difícil para muchos compatriotas. Lo sé, y lo veo cada semana, en mis recorridos por el país.

Hemos actuado para lograr el resurgir del trabajo, y de las oportunidades.

Ahora, es el momento de concentrarnos en el futuro.

Es el momento de plantar las bases de un gran acuerdo en el que trabajadores, empresarios, comunidades, autoridades seccionales, funciones del Estado, y Gobierno, pactemos los términos -inamovibles- de un convenio de unidad por el trabajo, la producción, y la prosperidad. El diálogo estableció consensos, que ahora debemos perfeccionar.

Compatriotas, ¡ahora hablemos del futuro!¡El gran acuerdo ha comenzado!¡El gran acuerdo es ahora!

Hoy, quiero agradecer a todos.

A mi familia, a mi padre, y a mi mamá que está en el cielo.

Porque he tenido días muy duros. Más de lo imaginable. Pero he contado con mis ministros, con mis amigos, con mi pueblo.

Con ustedes, compatriotas queridos.

Por eso: gracias a los campesinos y agricultores, ganaderos y pescadores. Sin ustedes, no habría el pan de cada día.

Gracias, a los empresarios y a los trabajadores. Sin ustedes, no habría país.

Gracias, queridos estudiantes, maestros, y profesionales. Sin ustedes, no habría esperanza.

Gracias, empleados públicos y privados. sin ustedes, no habría desarrollo.

Gracias, comunicadores, creadores, artistas, artesanos. sin ustedes no habría sueños, no habría alegría.

Gracias, a los dirigentes de todas las tiendas políticas. ¡Sin excepción!... gracias a sus críticas. Como lo he dicho siempre: son mis asesores ad honorem.

Gracias, de forma particular, querido amigo Vicepresidente, por todo tu apoyo.

Gracias, señoras y señores ministros. Compañeros en esta cruzada por el futuro.

Gracias Fredy, gracias Sofi, gracias Carlos, gracias Ricardo. Por sus cuidados, sus atenciones, su cariño...Gracias a todos, compatriotas queridos, por su búsqueda incesante de la verdad.

Aunque el rigor de la crítica, en ocasiones se dirija hacia nosotros, la libertad para pensar y expresar, construye y mejora, siempre, la democracia.

Gracias hermanos costeños, serranos, insulares y amazónicos. Mestizos, afros, montubios e indios.

Estamos construyendo nuestro futuro, con todos. Entre todos. Y para todos.

Señor presidente, señoras y señores asambleístas, autoridades, ministras y ministros, amigas, amigos, compatriotas todos:

Yo creo en los milagros. Cada uno de nosotros, es un milagro diario.

Porque la vida misma es un acto de equilibrio casi sobrenatural...Hemos hecho mucho. Nos hemos esforzado...Pero los verdaderos milagros, no los hace, ni un Gobierno, ni un gobernante. Los hace un país, los hace su pueblo, unido.

Luchar por mejorar la sociedad en que vivimos, incluye el desafío constante de ser, cada uno, un mejor ser humano, un mejor ciudadano.

Si todos, hacemos el esfuerzo diario, por ser el mejor hijo, la mejor madre, el mejor padre, el mejor trabajador, el mejor profesional, el mejor empresario, el mejor político... ¡Díganme ustedes si la suma de todos esos esfuerzos, no será el gran milagro de nuestro país! Ya decía Joan Manuel Serrat: “todo está listo, el agua, el sol y el barro. Pero si falta usted: no habrá milagro”.

Tenemos que hacer juntos este sueño, que llamamos patria.

Cuento contigo, contigo, contigo....Por eso hoy, a la mitad de mi mandato, libres de mezquindades y vanidades políticas, respetuosos de las divergencias y las diversidades, pero unidos en la misma meta: vamos juntos, por un ecuador con trabajo para todos.

¡Esa es mi meta. Esa, mi invitación! Vamos a hacer realidad ese Ecuador que todos deseamos.

Gracias. Muchísimas gracias.

 

También intervino el presidente del Parlamento, César Litardo, quien aseguró que, tras 197 años de que los patriotas ofrendaron su vida por consolidar el país que soñaron, hoy siguen ratificando aquella gesta libertaria. “Desde mis raíces sencillas, profundamente montubias, desde mi provincia, nuestra provincia de Los Ríos y, ahora, al frente de la Asamblea Nacional, los convoco a continuar forjando esta lucha”.

“Nuestro verdadero indicador de bienestar es el pleno ejercicio de los derechos humanos. Aquí radica la esencia de calidad de vida de las familias ecuatorianas. Los ecuatorianos merecen un Parlamento moderno, de puertas abiertas, capaz de elaborar Leyes que le sirvan a los ciudadanos”, aseveró.

Al mismo tiempo, expresó su apertura para coordinar el procesamiento de las leyes, que estén orientadas a resolver las más importantes necesidades de la Patria, que son empleo, seguridad, equidad social y económica. “Para fortalecer la estabilidad democrática, debemos aprobar mejores leyes que contribuyan al combate de ese gran enemigo de la sociedad ecuatoriana: la corrupción", añadió.

“Es innegable que los diversos tipos de trabajo de hoy son muy distintos a los del siglo anterior. Estamos abiertos a debatir y legislar en esta materia sin abstraernos de los cambios en la conducta y cultura de los nuevos actores del trabajo”, dijo. Acotó que el Ecuador tiene una población joven altamente preparada, con muchas ideas innovadoras y aspiraciones, por lo que es necesario legislar para potenciar su desarrollo.

“Permítanme agradecer a ustedes compañeras y compañeros legisladores por la conducta ética con la que supimos llevar adelante esta elección, incluidos a quienes optaron por una postura política diferente. Solicitaremos especial énfasis en las parroquias, cantones y provincias de las zonas fronterizas e incentivos especiales para la inversión destinada a infraestructura que fomente el turismo y la agro-producción”, informó.

Insistió en que tienen que garantizar mayor seguridad a la ciudadanía a través de una mejor articulación de competencias entre las diferentes instituciones de la fuerza pública, así como mayor celeridad en los procesos de investigación y judicialización. Asimismo, ratificó su vocación de coordinar con las demás funciones del Estado, y con todos los sectores, las acciones necesarias en beneficio del país.

(JPM)

Fuentes: SECOM – Asamblea Nacional

Ecuadorinmediato.com

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.