Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, lunes, 14 de octubre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

SENTIDO PÉSAME DR JORGE YUNDA M. NUEVO ALCALDE DE QUITO

2019-04-22 19:02:00
Análisis
33125

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz para www.ecuadorinmediato.com

La presente nota luctuosa tiene un sentido de notificación de los males que le han caído desde la noche del 24 de marzo de 2019, cuando usted tuvo la "osadía" y la "audacia" de ganarle la Alcaldía de Quito a un grupo de "dueños" de la capital de Ecuador, que no pueden entender su atrevimiento para tratar de ejercer el poder en "su" alcaldía, esa que siempre ha sido de la "clase media quiteña" que ahora asume que nunca le aceptará como su regente

 

 

Señor Dr. Jorge Yunda Machado. 

Alcalde electo del Distrito Metropolitano

De la muy noble y muy leal ciudad de San Francisco de Quito

Presente.-  

 

De mis consideraciones:

 

La presente nota luctuosa tiene un sentido de notificación de los males que le han caído desde la noche del 24 de marzo de 2019, cuando usted tuvo la “osadía” y la “audacia” de ganarle la Alcaldía de Quito a un grupo de “dueños” de la capital de Ecuador, que no pueden entender su atrevimiento para tratar de ejercer el poder en “su” alcaldía, esa que siempre ha sido de la “clase media quiteña” que ahora asume que nunca le aceptará como su regente

Para empezar, es usted elegido en una ciudad que nunca ha tenido un “buen alcalde”.  Nadie, de los más de una veintena de nombres ilustres, ostenta ese grado de gratitud de su gente con lo cual le da a entender que ninguno ha sido lo suficientemente bueno para estos lares, pese a lo que haya hecho para bien o para mal. Todos quienes han sido Alcaldes de Quito son considerados de manera injusta como funestos por algo y por alguien.  Es decir, pasa usted a integrar ese innoble grupo que será atacado de por vida y mal recordado por siempre ya que algunos de los habitantes de esta capital lo juzgará con dureza máxima hasta el fin de su tiempo.

Quiero con esto decirle que usted sobrellevará desde ya a cuestas a dos muertos en su contra, siendo su primera víctima su propia honra. Esa la ha perdido desde el mismo momento en que ganó las elecciones porque cualquiera se tendrá con derecho a acusarlo como alguien que tiene que haber robado o abusado así sea injusta la acusación; desde ya aténgase a las consecuencias de aquello. Súmele que su otra víctima será su dignidad, que ya no la tendrá nunca más por el mero hecho de haber sido elegido, siendo entonces una especie de víctima de turno con la cual muchos se sentirán con derecho a meterse, lanzar rumores, acusarlo en forma indebida y por ende lo tratarán de lograr como trofeo el humillarlo, eso en privado, porque en público apenas le vean correrán a saludarlo y tomarse una foto para el recuerdo o la burla.

 

Con pesar debo decirle, doctor Yunda Machado, que ha sido elegido como alcalde de una ciudad capital que -según los estudios hechos por el Banco Interamericano de Desarrollo hace más de una década- sufre un mal ancestral desde hace siglos, que no tiene una cultura del respeto por el sentido de autoridad. Todas las obras, planes o acciones que se proponga serán cuestionados, todos sin excepción, es más en todo momento deberá soportar rumores y versiones tendenciosas para destruirle ya que tiene al frente suyo a más de un millón de alcaldes, todos con su propio criterio de que es lo que se tiene que hacer y que usted no lo hará por supuesto, con lo cual jamás podrá complacer a esta población ciudadana insatisfecha perenne, que se dirá a sus adentros que Usted no es nadie para mandarle y ordenarle, abriendo así el mal de la conspiración que le perseguirá hasta el fin de su período, si es que le dejan terminar.

Se tendrá que sujetar a un comportamiento pernicioso heredado de la colonia española, del abuso y desobediencia con las leyes tanto que impera el “se acata, pero no se cumple” Por ende, las ordenanzas, disposiciones y regulaciones corren el riesgo de ser obviadas. Entonces, tendrá que administrar una ciudad con problemas de movilidad, ocupaciones del espacio público, basura, destrucción de parques, ventas ambulantes y comportamiento destructivo como inseguridad, todo por el resultado del irrespeto a las leyes, de las que esta ciudad hace gala y mantiene como cultura. Es un mal creciente que por más reclamo ciudadano que surge desde distintos medios, foros y expresiones públicas, se hace cada vez más grande y peligroso, porque la costumbre no es precisamente cumplir las normas y por eso tenemos una ciudad caótica y desordenada.

 

Señor Alcalde, vivimos en una ciudad agresiva, que no tiene nada de “franciscana”.  Recuerdo a un diplomático extranjero amigo que cumplió su misión en esta capital, que me dijo a modo de evaluación “Vives en una ciudad hermosa, pero ¡Que desastre son los quiteños en auto! me han insultado muchas veces y sin motivo”. Eso le da una dimensión del grave problema de la movilidad, aparte del número de autos, de la estrechez de las vías, de la destrucción de las calles, del pésimo sistema de transporte urbano, que estará bajo su mando. El conflicto de la agresividad de conductores rebotará en contra suyo por quienes no quieren dejar de hablar por celular mientras conducen, de los que invaden vía, van a velocidad indebida, echan bala a los radares, que lanzan el carro para ganar puesto o, simplemente cierran el paso sin pensar que en gran parte el conflicto del tránsito en Quito se arreglaría con un grado de respeto con que nos tratemos, cediendo el paso, cumpliendo las leyes sin ofendernos. Cultura a fin de cuentas.

 

El estudio del BID al que le hago referencia fue levantado en el 2010 y sacó como conclusión que Quito está habitado por una masa ciudadana altamente conflictiva, con propensión a la pelea verbal y riña callejera; Intolerante y discriminatoria; Violenta con niños y ancianos; Partidaria de la justicia de mano propia; Destructora del bien público. Como si todos los males de la tierra nos hubiesen caído, debe sumarse al comportamiento arrogante de muchos de los nuestros que desprecian al que va a su lado. Peor nos va con el machismo, la xenofobia, y el clasismo que impera en nuestras capas sociales con niveles de resentimiento eterno, a más de la desconfianza entre nosotros que agrava el panorama. Súmele a la cultura de los amigos del alcohol que infestan a Quito hasta desbordar las calles, porque aquí se bebe en las casas como en las vías  con exceso y todo, al grado extremo de ser un peligro social o un conflicto de salud pública.

Usted recordará de la entrevista que tuvimos en Ecuadorinmediato, que fue el único momento en que tratamos la peor tara social que azuela a los quiteños: el Racismo. Sí, porque desde la campaña misma usted ya fue atacado por eso, por su origen humilde, por su condición indígena, por su imagen personal. Lamento mucho ver como se agigantó el desprecio racista de Quito contra su nuevo Alcalde. De nada servirá que usted sea un médico profesional formado, un músico, un empresario exitoso porque para algunos “no es de Quito” motivo suficiente para despreciarlo. Y claro, no es heredero ni parte de esta ciudad que no tiene identidad propia y que por eso mismo “longuea”, “cholea”, “negrea”, “indiea” y “mestizea” con dureza y sin compasión. Ese racismo entre todos es un mal que ha provocado genocidios crueles en la humanidad, y será también parte de la carga que te toca asumir en su contra, así sea el Alcalde de Quito.

 

Le toca gobernar una ciudad dividida, fragmentada en mil partes por el Clasismo.  Usted les ganó al grupo de la famosa “clase media” que se siente “dueña de Quito”  y que impone el candidato a todos los demás. Será por ello que sus aventuras le han costado duras lecciones a la capital, como el caso de Mauricio Rodas y su ineptitud. Esos, lo que se saben poseedores de algo de dinero quieren una ciudad mandada por un alcalde que sea “de ellos”,  si es posible del barrio de “La Carolina y sus alrededores, y máximo hasta el “Cumba-York ridículo”.  Por eso, es el colmo que usted haya ganado con los barrios del norte que para ellos no aceptan que existen, sean estos Calderón, Carapungo, Carcelén, Cotocollao, La Pulida, La Bota, Atucucho, La planada, Pisulí,  La Roldós o el Comité del Pueblo. El clasismo manda en sus conceptos porque usted tenía que ser “Del sur, sureño” entonces, para ellos ¿cómo pudo atreverse a tanto?

 

Pero hay más todavía. Su triunfo destrozó la imagen montada por la gran prensa, de la que usted también es parte, y que se convertirá en su más enconada enemiga. De hecho, usted nunca fue aceptado por ese grupo elitista de propietarios de medios, y todo porque es un empresario privado exitoso que les ganó a muchos por sus ideas y programas. Eso no se lo han perdonado y menos ahora. De manera que prepárese para la extorsión a la que le someterán desde esos medios, a los que si no les da publicidad serán capaces de destruir la poca imagen que tiene al ganar las elecciones. Créame, el Alcalde de Quito es un icono del negocio publicitario y por lo tanto se verá envuelto en esas redes y disputas de la pauta publicitaria. Es más, ya le acusan de la corrupción en las frecuencias, de las que ellos también son parte por cierto, y a no dudarlo convertirán a las emisoras de su propiedad en vitrinas de la venganza,  a las que en nombre de la libertad de expresión llamaran a insultarle y usted tendrá que tragárselas en nombre de la democracia y la tolerancia.

No cuente con el apoyo de los gremios o cámaras de la capital. Los dirigentes empresariales apostaban a otros actores políticos lo que no fue disimulado en las elecciones, y usted fue una ingrata sorpresa  que les dio la ciudad que ellos no conocen aunque dicen defenderla. Este grupo de gran de empresarios, negociantes o comerciantes querrán mandarlo como si usted fuese “su empleado”  al que eligieron otros pero que tiene que satisfacerlos a ellos. Lo peor de todo será la lucha de intereses empresariales, las de los que asumen vocería pública para exigir negocios y beneficios, que si no son complacidos por usted entonces será acusado, difamado o expuesto.

 

Pero, le falta el lío político en el que se ha metido.  Su triunfo fue con un grupo minúsculo, sin fuerza política alguna. Derrotó a la prepotencia y arrogancia de algunos candidatos y al odio político de otros, con una actitud serena y sin insultos, tocando la guitarra y en las tarimas, lo que les humilló más aún a los expertos en la política que hizo que entre todos ustedes aflore la mediocridad electoral, ya que una ciudad que vota así no es precisamente una muestra de madurez política. Por eso mismo, usted no cuenta con concejales que le respalden, eso son sus rivales de mañana, o los que se han comprado la bronca ajena de los que les ganó en las urnas.  Aquello de sacarse las camisetas es una farsa que le tocará asumir porque si no pacta y entrega cuotas de poder con ellos tendrá pugna abierta desde el mismo día que asuma la alcaldía.

Como para terminar mal, usted deberá sobrellevar el conflicto con el palacio del frente, que también está considerando cómo utilizarlo ya que usted fue parte de ellos. Si, aunque duela, porque se salió de las filas de origen de la revolución ciudadana y se bañó por un tiempo en las aguas de la traición, de la que sin duda quedó infestado. De manera que si no accede a sus pedidos, a sus presiones y codicias ocultas no dudaran en perseguirlo o al menos enrostrarlo por haber compartido su llegada al poder. También para este tipo de hampa política usted les es incómodo, y tendrá que sobrellevar esta cruz a cuestas.


Me queda en mi reflexión una sola seguridad, y es que Usted si sabía en lo que se metía doctor Yunda, por ello mi sentido pésame señor Alcalde, porque se le hizo realidad su deseo político de presidir a esta ciudad a la que deberá servir con todos los males anotados.

 

Con todo esto, pregunto yo: ¿Cómo va a manejar la Alcaldía de Quito? la respuesta la dejo para los próximos cuatro años, en los que aspiro por el bien de la ciudad que haga lo mejor que pueda, por el bienestar de todos. Después hablamos. (FHA)

 COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ________________________________________________________________________________________________________

 

 Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2019
 Fuente fotos Archivo Ecuadorinmediato

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.