Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, sábado, 24 de agosto de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR SUFRE POR "EL GOLPISMO TRANSITORIO"

2019-03-04 09:15:00
Análisis
10215

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz exclusivo para www.ecuadorinmediato.com

Tan solo fue mirar con lástima a la figura mendicante del doctor JC Trujillo, que clamaba por el respeto a las decisiones y nombramientos que habían impuesto tanto él como la transición y los transitorios, para comprender que la misma está fracasando y que sus autores ya asumen que dieron un golpe de estado contra Ecuador al imponernos un proceso ilegal e ilegítimo. A estas alturas queda para la historia que todo esto es un ataque de destrucción de la democracia, cuyas consecuencias nos están obligando a pagar a todos.

 

ECUADOR SUFRE POR “EL GOLPISMO TRANSITORIO”

Tan solo fue mirar con lástima a la figura mendicante del doctor JC Trujillo, que clamaba por el respeto a las decisiones y nombramientos que habían impuesto tanto él como la transición y los transitorios, para comprender que la misma está fracasando y que sus autores ya asumen que dieron un golpe de estado contra Ecuador al imponernos un proceso ilegal e ilegítimo.  A estas alturas queda para la historia que todo esto es un ataque de destrucción de la democracia, cuyas consecuencias nos están obligando a pagar a todos.

 

Ecuador parecería ser que vive condenado a un estado de conspiración permanente, con una clase política mediocre pero codiciosa que no encuentra salida a sus afanes de controlar el poder si no es por el golpe de estado.  Ver la historia del pasado siglo hasta la actualidad, el único proceso político estable ha sido el de la revolución ciudadana, lo demás ha sido un alto como permanente número de traiciones, luchas fratricidas, derrocamientos, alzamientos, cuartelazos, dictaduras, gobiernos transitorios, interinazgos, encargos y juntas de salvación nacional, todos estos como resultado de esa actitud perniciosa de irrespetar la democracia porque no les conviene el gobernante de turno.

Tan crítica es esta situación que nos pone ante el mundo como un pueblo ingobernable que no soporta el estado de derecho y no respeta ni siquiera sus mismas leyes o instituciones. Sí, así como se lo lee, tanto que si revisamos con severidad lo ocurrido entre el siglo pasado y la fecha actual (1900- 2019) hemos tenido más de 50 gobiernos y gobernantes con una decena de constituciones. Sobrellevamos muy pocos períodos de sucesión constitucional respetable entre un gobierno y otro, quizás el de 1948 a 1960 es un ejemplo; o el de la transferencia desde Roldós a Bucaram (1979-1997) con 5 presidentes democráticamente allegados y, un solo caso de reelección democrática en las urnas con una continuidad única como fue el caso de Rafael Correa Delgado, (2007-2017).

Y como no faltasen culpas, somos la nación que tiene en el mundo el record de la mayor cantidad de expresidentes vivos, son 13 en tan solo 40 años: Oswaldo Hurtado, Rodrigo Borja, Abdalá Bucaram, Rosalía Arteaga, Fabián Alarcón,  Jamil Mahuad, Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez, Alfredo Palacio y Rafael Correa. Hay que contar también a la Junta-Triunvirato de Antonio Vargas-Carlos Mendoza-Carlos Solórzano, gobernantes por tres horas en enero del 2000. Han sido al menos 5 golpes de estado en este período. Que inestabilidad más truculenta.

 

¿Por qué tantos golpes de estado? La respuesta la debemos hallar en la serie de nombres de los seudo-dirigentes miembros de la casta privilegiada de golpistas que se han tomado el poder una y otra vez en todas las conspiraciones. Revisarlo ocurrido en estos últimos 20 años es hallar los que se repiten en cada gobierno golpista, es para encontrar los motivos por los cuales le someten de tiempo a la nación a una inestabilidad infame, y todo por su actitud de “ganapanes y buscaempleos” mírenlos, ahí están, fueron ministros, embajadores, cancilleres, jefes militares, funcionarios temporales, comisarios anti-corruptos, y muchachos de mano que se repitieron en todos los golpismos, uno tras de otro.  Estos 40 años la conjura ha sido una constante y estos auténticos miserables de la clase política son los grandes culpables para saciar su codicia y el odio con el que actúan. Y todo esto es porque ¡EN ECUADOR NO SE CASTIGAN LOS GOLPES DE ESTADO!  Nunca se lo ha hecho, y da la impresión que ahora tampoco se lo hará.

Lo que estamos viviendo en la nación es un golpe de estado, puro y duro, que se ha disfrazado de “Transición”. Con los datos que se revelan en las últimas semanas se va aclarando el panorama que nos tenía enceguecidos frente a la realidad. Así, al perder por enésima vez las elecciones en el 2017, el grupo de negociantes y conspiradores políticos se sintieron una vez más desplazados y prepararon lo que sería una especie de “Plan B” que los permita volver al poder. Con todo el terreno del golpismo artero que lo tenían preparado para actuar, optaron para ponerle en el plano de la conducta dudosa al mandatario ecuatoriano que asumió el poder, con un chantaje desmedido aplicado por esos que “Le saben” cualquier cosa al gobernante de turno tal como se va descubriendo, y así forzaron a una situación crítica políticamente hablando.

 

 Si me van a acusar de creer en la teoría de la conspiración, les voy a responder que Sí.

 Esto es un Golpismo de Transición  que se ha dado con todas sus letras, y que nos somete a una época de inestabilidad. Al asumir el poder el presidente Moreno Garcés (Mayo 2017), pronto se rompió fuegos para ¡Acabar con el Correismo! A la traición le disfrazaron con diálogo. Usaron la mentira y la calumnia como arma política para enjuiciar, perseguir, encarcelar a todos aquellos que se oponían a sus fines, y en especial a todos quienes estuvieron en el gobierno anterior junto al propio Moreno. Se inventaron una crisis económica galopante,  con la cual arrancharon del estado nacional un perdón por más de US$ 4500 millones en deudas y tributos, sumado al perdón disimulado de más de US$ 2000 millones de facturación falsa. Dividieron a los partidos populares, despreciaron a los votantes, se fingieron víctimas de espionajes, agruparon en su entorno a una serie de dirigentes empresariales, sindicales, de partidos de izquierda y derecha, con los cuales desparramaron el odio político contra todo lo anterior a ellos y minaron a las bases de la sociedad nacional. El golpismo fraguó entonces la manipulación de las leyes y el atropello de la Constitución inventándose una consulta popular tramposa, rompiendo las normas legales, aduciendo ingobernabilidad y, llegar a las urnas el pasado 4 de febrero de 2018 para dar su golpe de estado pretextando los votos alcanzados con el “7 Veces Si” con los cuales arrebataron al Ecuador.

 

Todo golpe de estado toma forma en alguna institución, en este caso se usó el famosísimo Consejo de Transición,  que es el encargado de gobernar en nombre de los golpistas y que se justifican en sus actos con la “salvación nacional”  Como debe ser, todos los golpes tienen un rostro, nombre y apellido, que para este caso se trata del grupo encabezado por “JC Trujillo y su combo de los 7”. Sumen a eso que todo golpe de estado para salvaguardar sus oprobios crea su propio marco jurídico que justifique los atropellos con ropaje de legalidad, así dispusieron en forma pomposa sus propios Mandatos que los aplican en forma extorsiva contra todo aquello que se les opone. Y, como el golpismo siempre se busca para satisfacer a todos aquellos “perros con hambre…de cargos, contratos y empleos”,  optaron por asaltar a las instituciones y destituir ilegalmente y sin respetar la honra o el debido proceso a cuantos hallaron en su camino para luego dar puestos a dedo, con exámenes mediocres, o ubicar a personajes de pasado político dudoso. Usan a la opinión pública manipulándole a su gusto para lo que cuentan con un montón de anal-listas, que intervienen en todo micrófono de radio, canal o periódico de la “gran prensa” que se les abra, en condición de turiferarios y misacantanos que justifican, alaban o engrandecen  el golpe de estado transitorio,  para lo que ahora tienen a esa prensa silenciosa cómplice y encubridora que calla todas las trafasías o tapa todos los vicios a los que se nos ha llevado.

Todo proceso golpista tiene su razón de ser y en este caso el “Golpismo Transitorio” se puede explicar por los gestos, obras, acciones, decisiones, decretos, órdenes y justificativos que han salido del régimen la boca de Santiago Cuesta y el grupo de la dirigencia empresarial que se han tomado el gabinete para hacer de la PRIVATIZACIÓN su motivo principal para todo esto.  Con la transición tratan de hacer negocios, generar contratos en beneficio propio, ocultar pasados y, sobre todo, tomarse al asalto limpio los bienes nacionales para hacer jugosos negocios que no pudieron en los días del pasado gobierno.  Deben además volver a someter al Ecuador a las reglas tiránicas del mercado, por lo que optan a los preparativos crueles que se tienen que dar a fin d cumplir con el FMI. En forma tiránica y despótica han despedido más de 10 mil empleados públicos en las últimas horas, todos ellos por ser correistas sin mirar justicia alguna. Pronto habrá reducción de beneficios para los ciudadanos, se destruirá su política social, como lo están haciendo con la salud y educación y tratarán de privatizar hasta la seguridad y la justicia para cumplir con su codicia por el dinero. Para eso fue el golpe de estado.

 

Si se miran los resultados de la Transición Golpista, se puede hallar que el Ecuador está sufriendo un caos provocado. La justicia se debate entre la intervención de manos ajenas, jueces inculpados de corrupción, magistrados que se oponen a ser evaluados. El Consejo de la Judicatura fue descubierto en peleas grotescas por el reparto de cargos y control de juzgados. La Corte Constitucional fue ilegalmente depuesta, y ahora la ocupan jueces y magistrados con notas bajas, resultados mediocres. La Contraloría tiene a un individuo que se auto-nombró contralor y desde ahí hace daños al proceso de control de bienes del estado. La Fiscalía se debate entre disputas y trámites ocultos, con inculpaciones de no actuar ni hacer. La Asamblea Nacional es una vergüenza por tanta corrupción e inacción propia de quienes siempre pregonaron honestidad y hoy no la prueban en su favor.  Como se comprometió a los conspiradores de esta transición con futuros cargos y representaciones, eso no se está cumpliendo, entonces viene el ataque por mal reparto pero entre ellos. Como forzaron a llamar a elecciones para nombrar al nuevo consejo de participación ciudadana, y se corre el peligro que no salgan elegidos de entre los golpistas transitorios, entonces ahora se muestran en poses grotescas para gritar ¡que se elimine el Consejo, que se vote nulo!, porque no se cumplen sus malas ansias. El golpismo  transitorio ha causado solo desastres para la nación, y así quedan para la historia.

 

Al parecer se temen que la nación guarde tanto silencio. Será quizás que el doctor JC Trujillo atisba en sus palabras que puede y va a ser castigado, él y sus golpistas transitorios. A estas alturas se oye sardónico que pida respeto por las autoridades que ellos han elegido, y que se respeten los atropellos a los que él y los suyos han sometido a la nación. Lo mejor de todo es que sepan que “Todo poder es transitorio, y lo que mal se hace siempre trae malos resultados por el mal uso de ese poder” (FHA)

 

  COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ________________________________________________________________________________________________________

 Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2019
 Fuente fotos Archivo Ecuadorinmediato /Twiiter)

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.