Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 17 de julio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR: ¡Y… SE LES HIZO "LA ESPERANZA DE TENER UN PRESIDENTE PRESO" !

2018-07-09 19:02:00
Análisis
6466

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz exclusivo para www.ecuadorinmediato.com

Si el gobierno de Ecuador trata de disimular que opera junto con la clase política nacional con un plan de persecución contra el expresidente Rafael Correa, la realidad se estrella contra sus palabras. Tras dictarse la prisión del líder político, disponiendo al mismo tiempo la difusión roja a la Interpol a que lo capture, entonces surgieron de inmediato las justificaciones y pretextos para decir que ellos "respetan la independencia de funciones", sin tomar en cuenta una cadena de hechos condenables en este "juicio" que el propio presidente Lenin Moreno Garcés, anunció premonitoriamente esta especie de promesa que "En Ecuador no tenemos presidentes presos… pero no perdemos las esperanzas". Entonces, "se les hizo" al régimen y sus aliados políticos de derecha e izquierda, que ahora están alborozados y felices de tener a futuro a ese presidente preso por ser odiado correista.

 

Aprovechando mi descanso médico he recibido muchos mensajes de solidaridad, pero, también entre ellos las preguntas que buscan explicaciones: ¿Qué pasa en Ecuador?, ¿Por qué ataca tanto el gobierno a Rafael Correa, ¿Por qué tanto odio de Lenin Moreno contra Correa? Yo contesto con mi estricta visión personal, con un informe dirigido especialmente al mundo exterior que reclama explicaciones: El caso de Rafael Correa, pese a todas las tretas y disimulos que se han dado en los últimos tiempos, no puede ser negado porque es un acto de persecución política desfachatada, la cual se evidencia en cada paso que se da entre los poderes públicos que se han empoderado del mismo, y que con sus actuaciones ratifican a cada momento que tiene directa relación que apunta para saciar venganzas contra el exmandatario.

                La última decisión de la jueza Daniela Camacho, magistrada de la Corte Nacional de Justicia, para que desde el pasado 3 de julio de 2018 se persiga con alerta roja y orden a la Interpol hasta encarcelar al economista Rafael Correa, no es el inicio del conflicto sino más bien una consecuencia de un libreto previamente establecido, y al parecer acordado en la clase política ecuatoriana que le odia a Correa y ha decidido anularlo políticamente para los próximos años que, mientras más sean, mejor.

 

                ¿Qué cómo empezó todo esto? Pues, la expresión más severa y que ya ha cobrado víctimas anteriores es a través de un programado linchamiento mediático, que acumula en la prensa, micrófonos y cámaras todas las acusaciones de lo posible para convertirlo en delito, agrandando los errores y excediéndose en calificativos sin derecho de réplica. Lo Irónico es ese tipo de comportamiento ilegal de la prensa el presidente Correa aceptó castigarlo al dictar la ley de Comunicación pero que jamás lo reglamentó como era su obligación, lo que le hace inaplicable por lo que hoy no puede usarlo a su favor para defenderse de una prensa ecuatoriana que actúa en algunos casos con saña, día a día, noticia a noticia, que logra  convertirlo en culpable de todo ese posible.

Sumado a ello se impuso la lógica del cargamontón que consiste en llenar las fiscalías de denuncias, hasta que al menos una pase a manos de los jueces, que tienen la obligación de dictar orden de prisión a manera de sentencia anticipada respondiendo a las presiones de los medios y voceros de opinión, que logran que el inculpado sea acusado y sancionado sin derecho a la ley, juridicidad y defensa, en un clásico caso de “Law Fare” que judicializa la política.

                Es notoria la conspiración política de los enemigos del expresidente, ya que involucra  a la derecha con alta capacidad de acceso de sus líderes de opinión a los grandes medios de comunicación masiva, en donde influye a diario con la lógica del escándalo. Destacan unidos los integrantes del gobierno de Lenin Moreno, así como desde Alianza PAIS, sumados a CREO, PSC, Madera de Guerrero, SUMA y la ID, así como en forma menor PSP y FE que abundan en los medios con su presencia, sumado a las agrupaciones de izquierda como Democracia Si, UP, Socialistas, los sindicalistas, ongs, y voceros de grupos sociales que hacen una masa crítica diaria de acusación con la que logran formar una opinión publicada de culpabilidad sin respuesta. Adjunto a este proceso ante los medios se le da Legitimidad a lo inculpado presentado todas las denuncias posibles, a fin de que se logre al menos una sanción que le anule a Rafael Correa, para ello se usan a diversas agrupaciones políticas entre ellas el propio CREO, Concertación o Unidad Popular que es la más operativa para estos casos y que acude casi a diario a Fiscalía para denunciar a Correa y su gobierno, presentando un sinfín de casos ante la justicia y con ello empapelar con juicios  al expresidente.

Según versiones expresadas en varios medios tenazmente opositores a Correa son coincidentes en sus emisiones informativas donde se señala de manera ligera y sin sustento alguno que existen al menos 10 casos para ser denunciados entre los que se incluyen “peculado”, “sobreprecios”, “abuso de poder”, “injerencia en la justicia”, “violaciones a los derechos humanos”, “destrucción de la democracia”, “ víctimas, muertos, heridos y ataques del 30S”, “abusos sexuales”, “secuestro”, “juicios de imprenta” Y “lesa humanidad” entre otros “Todos inculpados a Rafael Correa” al cual se lo señala por lo que pudieron haber hecho desde sus ministros y funcionarios de estado hasta los sargentos de policía, pasando por sus relaciones familiares y personales de amistad. Por cierto, como si fuese poco, nunca se le permite al acusado defenderse, expresar su punto de vista, no se toman la molestia de un acto ético para llamar a Bélgica y pedirle una reacción, respuesta, o algo parecido, se actúa en condición de ventaja absoluta para los que se  apropian  de la opinión pública.

 

Increíble, pero, la existencia de este acuerdo para acabar con Correa ha sido denunciado por los propios actores políticos involucrados ya que han sido ellos mismos y las propias palabras de los instigadores del odio los que les han traicionado sus dichos. Queda para la historia que el disparo de largada lo dio el presidente Lenin Moreno en Lima, el pasado 20 de octubre de 2017, en Lima, ante un azorado presidente Pedro Pablo Kuczynski donde dijo textualmente: “ En Ecuador todavía no tenemos un presidente preso, pero no perdemos la esperanza".  La frase hiriente le hizo quedar en ridículo internacional al mandatario ecuatoriano, y fue apreciado por el Perú como una grosera intervención en sus asuntos internos, que por cierto los peruanos no lo han reclamado, guardaron silencio y entre corrillos solo se burlaron de Moreno Garcés. El tema es que ya apuntó a las intenciones del régimen de Ecuador como un anticipo a lo que se venía, y se vino.

El anticipo lo que está ocurriendo fue el propio Fernando Balda, quien el 10 de noviembre de 2017 quien anunció a mes seguido del chiste de Lima que se tome en cuenta su Twitter por el juicio a Rafael Correa, y la disposición de prisión a la Interpol En sus propias palabras, el ex militante de Alianza Pais hizo su discurso, que en un principio iba contra el gobierno, pero no acusó en el 2013 a Correa. Mas,  ahora, al 2018, hizo realidad ese anuncio del propio presidente Moreno. Mucho se habla de la reunión sostenida entre Balda y el mandatario, del que habrían salido las decisiones de enjuiciar y encarcelar a Correa con este caso, para lo cual se anunció la desclasificación de los papeles y, luego, el respaldo político a que la causa siga.


Con una revisión objetiva de los hechos, usando siempre la declaración ante la jueza del sargento Raúl Chicaiza, que ahora esta difundida completa en las redes sociales, en términos jurídicos uno puede mirar una cadena sucesiva de los mismos para establecer una posición frente al presunto delito denunciado. Así: a.) Fernando Balda Flores es sancionado por la justicia de Ecuador y huye del país a refugiarse en Colombia y con Uribe.- b.)La Interpol se niega a capturar a Balda aduciendo persecución política.- c.) el estado ecuatoriano comienza a recibir ataques de Balda desde Colombia con interferencias telefónicas y acciones de espionaje.- d.) La SENAIN con las autoridades de seguridad montan un operativo para enfrentar a Balda.- e.) El sargento Raúl Chicaiza interviene como agente en el caso y contacta con Balda al que le ofrece comprar sus equipos de espionaje para probar el delito, para ello el estado ecuatoriano entrega en diversas cantidades una serie de dineros que pueden llegar hasta US$ 30 mil dólares, todos pagados en efectivo según Chicaiza, a lo que debe sumarse los pagos en lujos restaurantes de carnes y vinos donde comparten diversos actos sociales.- f.) Balda nunca entrega los equipos de espionaje completos a Chicaiza, pero ante el mismo le demuestra como interfiere los teléfonos del Secretario de Comunicación Fernando Alvarado en advertencia de que estaba cometiendo un presunto delito.- g.) Balda logra enviar técnicos de penetración e interferencia de comunicación para vender los equipos supuesta a la SENAIN que llegan hasta esas oficinas secretas en Quito.- h.) Ante el presumible fracaso en la operación Chicaiza aduce recibir disposiciones superiores para lograr la captura y traída de Balda a Ecuador para lo cual este agente policial logra supuestamente coimar a los socios de Balda Flores a que lo secuestren.- i) El secuestro es fallido por los motivos conocidos.- j) Al día siguiente del hecho el 12 de agosto de 2012 Balda le explica a Chicaiza otro delito, ya que según dijo, fue objeto de un secuestro tipo paseo millonario donde le arrebataron los últimos 3 mil dólares que le dio el policía ecuatoriano.- k) El caso es sujeto de juicio y sanción a los autores materiales del secuestro con sanciones de cárcel que han sido cumplidas.- l) Por otro lado, en forma legal y ordenada el estado ecuatoriano pide y logra la extradición de Fernando Balda Flores, quien es expulsado de Colombia y deportado al Ecuador tres meses después de estos hechos y llega al país con fecha octubre de 2012 cuando ya había prescrito la pena en su contra.-  ll) ¿Cómo se vincula en este caso al ex presidente Correa Delgado?, pues, según Chicaiza porque el presidente le dio ordenes telefónicas, pero no sabe explicar a qué número telefónico, ni como se produjeron esas llamadas ya que según su versión contradictoria no tiene ni el número de ese teléfono porque destruyó el chip del mismo ni hay ningún registro que pruebe las llamadas del mandatario. En definitiva, como lo admitió en Ecuadorinmediato el abogado del sargento Chicaiza, “no hay ninguna prueba” contra Rafael Correa, pero se lo vincula a fuerza de todo sin sustento legal pertinente, mientras que Fernando Balda, que debe ser procesado por estos casos y abrirse un expediente para que investigue el fiscal Pérez Reyna este tema, no es enjuiciado y actúa más bien como el acusador de este caso, y si Chicaiza mintió debe declararse nula la cooperación eficaz y seguir en la cárcel.

En efecto, cumpliendo el libreto expresado por Balda el pasado mes de junio se le vinculó al expresidente al juicio, y se dictaron medidas cautelares que mandan se presente ante la justicia ordinaria cada quince días, sin considerar su residencia en el extranjero. Como no ocurrió aquello, y Correa fue ante el Consulado en Bélgica, la jueza Camacho dictó la orden de prisión y procedió desde el pasado 3 de julio a pedir a Interpol que capture al mandatario y le traiga a su despacho a Ecuador.

La defensa de Rafael Correa reclama de una actuación de la justicia sin pruebas ni sustento, tal como se habría hecho con el exvicepresidente Jorge Glas, donde también se botaron los computadores a la basura y no se probó nada en su contra, pero igual está en la cárcel cumpliendo condena de cinco año. Ahora el fiscal Pérez Reyna reabre un caso de presunto acoso sexual a un ciudadano en el despacho presidencial, Correa prueba que el día de la denuncia no estaba en el despacho sino en Guayaquil, lo que demostró la falsedad de la denuncia, pero igual Reyna abre el expediente, sigue con la persecución al exmandatario a pesar de la evidente falsedad.  Igual caso, igual libreto, igual dosis de odio.

 

Ante la velocidad de los hechos el gobierno de Lenin Moreno trata de desmentir que influye y usa este caso en contra de su rival político. Pero, si ya el gobierno estaba embarcado por su propia boca el plan esperanzador de apresar a Correa Delgado, a la hora de cuidar las formas dejó el disimulo a un lado y decidió jugárselas en el caso Balda, al punto que, para presionar e interferir en el juicio, decidió atacar en dos frentes: En lo legislativo humilló a sus propios legisladores de Alianza PAIS al llamarlos al orden con grito de que se comporten como  “morenistas” vía comunicado oficial de la SECOM, para mandar que el legislativo no apruebe un pronunciamiento en el juicio contra Correa; mientras que, según versión de los abogados de Pablo Romero, ex secretario de inteligencia involucrado en el caso, desde la presidencia de Ecuador se envió a Madrid al principal asesor Santiago Cuesta Caputti, para que trance con este una cooperación eficaz y se le disminuya la pena si inculpaba a Rafael Correa. Léase bien, no fue la justicia ni la fiscalía las que quisieron ese acuerdo extrajudicial, sino la presidencia de Ecuador. Estas son dos pruebas puntuales de la interferencia del gobierno en la justicia, en la legislatura y la propia fiscalía para someter el caso Balda a su antojo.

Al ver el estallido de reacciones internacionales, que no solo fueron de los presidentes de Venezuela y Bolivia sino de diversos sectores europeos principalmente, el régimen entiende que este tema se puede convertir en un lío político que afecte su imagen externa. De hecho, el cruce diplomático de reclamos con Maduro y Morales es una parte del problema, por lo que decidió sacar a su Canciller, José Valencia, y a su secretario presidencial Juan Roldán, a tratar de hacer una especie de control de daños, sin considerar que fueron los dichos del presidente y su chiste de Lima, los que han marcado todo este caso. Las palabras y las bromas groseras desde la presidencia de Ecuador pueden tener un costo muy caro en la diplomacia para justificarse ante la comunidad internacional, con el desprestigio consiguiente que afecta a la imagen de la nación.

Con el afán de minimizar el impacto que tiene la imagen de finalmente “tener un presidente preso”, el primer mandatario Lenin Moreno ha ofrecido las garantías necesarias para que Rafael Correa vuelva desde Bélgica a demostrar su inocencia;  pero, de inmediato procede a culpabilizar al exmandatario la vergüenza que siente por haber pertenecido a un gobierno “que secuestra” y “atenta contra los derechos humanosen su condición de Vicepresidente. Si se suma al hecho de haberle retirado su guardia de seguridad, y se añaden las preocupantes amenazas de su socio político de última hora, el doctor Julio C. Trujillo, que señal expresamente para el caso que: “hace bien en no venir al Ecuador porque es posible que, a Correa, en cuanto lo vean en las calles, lo van a perseguir, no sé si para arrastrarlo como Alfaro o por lo menos para injuriarlo implacablemente”. (Radio Platinum-El Comercio 3 de julio de 2018). Entonces sería de preguntar ¿Qué tipo de garantías para la vida de una persona son esas?, Da coraje e indignación que a quien le han elegido como censor de la moral pública de Ecuador, invoque al crimen atroz, haciendo una apología del delito, para que sea arrastrado comparado con una situación de las páginas mas indignas de la historia de la nación. Y como si fuese poco, entonces vuelve a ser la palabra del mandatario una especie de burda acusación al comparar a su mentor político con el narcotraficante Miguel “El Chapo” Guzmán y ponerle en igualdad de condiciones. Tanta ofensa en sus frases no es ninguna garantía para ningún ecuatoriano que caiga en las expresiones del primer mandatario de Ecuador.

 

Al final, dicen que el odio “O es gratuito o es comprado” , entonces a muchos nos queda flotando la pregunta. ¿Por qué tanto odio del presidente Lenín Moreno Garcés contra Rafael Correa? No hay respuesta, no la atino hasta ahora., pero siempre hay que tener presente y, lo estan pasando los anteriores y les pasará a los actuales: "Hay imagenes que se fijan en la historia para eternas memorias, la traición es una de ellas" (FHA)


PD: Me hallo en reposo médico, pero el hecho de sufrir un quebranto en mi salud no me impide pensar, reflexionar, indignarme ante lo injusto. Por eso redacto este informe para que se entienda al mundo lo que se vive en Ecuador. Gracias por su solidaridad.

COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ____________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2018
Fuente fotos.   Ecuadorinmediato.com /Archivo 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.