Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 17 de julio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR SE ENTREGA "En bandeja de oro", A JUICIOS POR INDEFENSIÓN O DENEGACIÓN DE JUSTICIA

2018-06-04 19:00:00
Análisis
7148

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz exclusivo para www.ecuadorinmediato.com

Bien dice que lo que no pasa en toda una vida pasa en un segundo, y en este caso, un exabrupto puede destruir un proceso político finamente elaborado. El "siéntese o llamo a la fuerza pública" del doctor Julio César Trujillo, con el que amenazó "reducir al sitio que le corresponde" al doctor Gustavo Jalkh, en un incidente folklórico y arrogante dado por el anciano personaje, echó por la borda los efectos que tenía la consulta popular para acabar con el "correismo". Sin duda que, además, abrió la puerta de manera pomposa al reclamo jurídico internacional por los abusos del estado ecuatoriano contra funcionarios y dignatarios, contra quienes se han dado atropellos a la ley, violación al debido proceso y la carencia de objetividad con la que se actuado desde el Consejo Transitorio.

                Partamos por el hecho que un estado es un todo completo y total, y que su ordenamiento jurídico es fiel reflejo de esa armonía, así funcionan las naciones con sus leyes y costumbres. Ecuador no es la excepción, es más, en el neoconstitucionalismo que impera en la actualidad somos un estado de derechos, garantista, que perfecciona el valor de la persona y los beneficios que tiene el vivir en un grupo social donde la ley es la mejor salvaguarda de esos derechos. Como es lógico pensar no estamos aislados frente al mundo y, como estado nacional nos comprometemos a cumplir con las normas vigentes en el derecho internacional, bajo la modalidad de respeto por los acuerdos o tratados que suscribimos en pro del imperio del orden mundial.

                Visto con esa lógica de comportamiento jurídico respetado y respetable, en la nación ecuatoriana se vive un momento de conflicto por no haber considerado a ese ordenamiento como válido para zanjar la disputa política que frecuentemente nos azuela. El poder ejecutivo, en complicidad con la clase política diversa, que buscó acabar con el correismo desde el 25 de mayo del 2017, se hizo de una consulta popular sin respetar ese todo integral del derecho. La norma constitucional manda y ordena que toda consulta debe contar obligatoriamente con un informe constitucional (Art 104.-) el cual tiene que salir de la Corte Constitucional, la que actúa por ley bajo una norma dictada que ordena plazos y términos para el trámite de los pedidos de referéndum. Si no se respeta desde lo menos, entonces viene el peligro de contaminar a lo más; así, el gobierno del presidente Moreno Garcés, sin respetar la obligación constitucional arrancó con esta consulta y con ello una cadena de ilegalidades que se van produciendo en cascada y que complican cada vez más el panorama jurídico de la nación por los comportamientos de quienes dicen actuar bajo mandato popular, sin considerar lo ilegal del origen.

 

                Aprobada la consulta, la indefinición entre lo legal y lo legítimo genera conflictos precisamente por no contar con ese informe constitucional que a la larga esta pesando, porque no se establece hasta ahora con precisión, como en el caso de la pregunta 3, ¿Hasta dónde llega el mandato dado al Consejo de Participación Ciudadana Transitorio? El lio jurídico en el que le han metido al país los promotores de la consulta no logra hasta el momento explicar el tema, ni las irregularidades, excesos, atropellos al derecho, insultos e imposiciones con las que está actuando este organismo. Por eso, era indispensable el informe de los jueces constitucionales, es más, todavía lo sigue siendo, ya que los magistrados de la Corte Constitucional deben responder con un pronunciamiento que precise los límites que tiene el consejo transitorio, que a estas alturas corre como caballo desbocado, destruyendo el poco estado de derecho que tenemos.

                Si se mira con precisión el Anexo a la pregunta 3ra, se manda conformar un consejo transitorio para evaluar y dar por terminado su período a las autoridades de su elección. ¡Nada más!, en ningún momento se les dio capacidad de judicialización, juzgamiento especial, selección, fiscalización política y hasta posesión de funcionarios, autoridades y demás. Pero, abusando del término mandato del pueblo, desde el Consejo Transitorio se ha procedido de tal forma que el atropello a las leyes, normas y disposiciones del ordenamiento jurídico ha sido motivo de noticia diaria, con el aplauso de opinadores, políticos desempleados, otros con hambre de empleos, y sobre todo de los medios de comunicación que antes reclamaban por todo derecho y que hoy se callan como cómplices y encubridores. Es más, hoy se exalta la figura arrogante del doctor JC. Trujillo, como el poderoso vengador justiciero, que va a acabar con el correismo tratando de que la sociedad ecuatoriana vea como normal a esta serie de violaciones a la ley y la constitución.

 

                Lo grave del tema es que el Ecuador va rumbo al procesamiento judicial internacional, porque esta sometiendo a sus ciudadanos a un proceso violatorio de sus normas y leyes. De todo lo que hace el Consejo Transitorio no se ha considerado las consecuencias que tiene el reclamo al exterior por violaciones a los Acuerdos y Tratados, de los cuales el Ecuador es suscriptor.  No está definido el papel que tiene dicho consejo, no se sabe si es un juzgado o comisaria, o una comisión especial¸ porque sus actuaciones dan para pensar que los actuantes transitorios se creen haber sido nombrados como tales, y como tales actúan, juzgando y sancionando sin respeto a la legalidad, jurisprudencia. Y aquí cabe la pregunta lógica ¿Qué autoridad se les dio para que actúen y se justifiquen por su propio albedrío?, como nunca fue definido el límite peor se ve que no fueron nombrados autoridad competente para que actúen en condición de juzgadores y tampoco se les dio derecho de abuso, para que ahora paguemos las consecuencias de la inconsecuencia.

                Para el caso, ni bien llegó el Consejo Transitorio procedió el 7 de marzo de 2018 a destituir y sacar en su cargo al Superintendente de Comunicación Carlos Ochoa Hernández, con violencia, con diatriba, con arrogancia. Se procedió de manera grotesca a violar el derecho al debido proceso, y, lo que, es más, en forma abusiva se le dejó en indefensión a la persona. Claro, como el griterío de venganza de los medios y los opinadores era grande no se cuidaron ni las formas ni el fondo en el caso, dejando a Ochoa con sus derechos por los suelos.

Todo acto del estado ecuatoriano para juzgar y sancionar a una persona sometida a un litigio debe respetar el debido proceso, la presunción de inocencia, el derecho a la defensa entre otros, que son parte vital de lo garantizado en la Constitución del Ecuador, en especial entre los artículos 75 al 82. Y, debe considerarse que, si no se aplicó una lógica del respeto a las normas internas de la Constitución de la República, entonces para ellos existen los acuerdos internacionales como la Convención Interamericana de Derechos Humanos, que entre los artículos 8.- Derecho de garantías judiciales, 9.-  Principio de legalidad y 11.- Protección de la Honra y la Dignidad, se busca proteger a las personas en estos casos ante las fallas en el juzgamiento judicial o administrativo. Si hay un atropello a las normas procesales contra el funcionario “evaluado”,  al que no le dejaron ni siquiera defenderse, se aplicará entonces lo que manda el derecho internacional aceptado que bien puede derivarse que el caso Ochoa sería considerado como de indefensión, que es entendido en los diversos manuales y tratados del derecho como “un estado en el se deja a la parte litigante, a la que se niegan o limitan de modo ilegal, sus medios procesales de defensa, por diversos motivos, de entre ellos por el atropello y violación”  La figura tragicómica de haber entregado en “bandeja de plata” el reclamo por esta indefensión se aplica al procedimiento abusivo de los Transitorios.

 

A lo largo de los días de funcionamiento del Consejo Transitorio, los pronunciamientos de su presidente el doctor JC. Trujillo, han sido llenos de ofensas y diatribas contra los evaluados, a los que en forma generalizada se los ha descalificado como parte de concursos mañosos; corruptos, mafiosos, al tiempo de arrogarse para si la representación total de la Constitución del Ecuador, bajo el mal usado concepto de que ese es el mandato del pueblo que, por los aplausos del 1 de mayo, le faculta para interpretar, legislar, juzgar, sancionar, y excederse en su papel de jefe de los transitorios. Es más, ese comportamiento violento para atropellar a los evaluados se justifica, en las palabras de la consejera Mirian Félix que todos en la justicia, en la judicatura y la contraloría son “correistas” y merecen irse a su casa, lo que es aplaudido por los opinadores que ven como normal a tal comportamiento ruin y ventajoso. No habrán considerado que tal anticipo de criterios, tanta verborrea llena de prejuicios contra los funcionarios que deben ser analizados en su gestión por parte de estos transitorios, es ilegal e ilegítima.

 

El proceso de evaluación del Consejo de la Judicatura estuvo desde el principio confrontado a un mal concepto que tienen los Transitorios de su papel, ya que dan la impresión de que para ellos estas evaluaciones son juicios y ellos juzgadores.  De ahí que se trate de entender su comportamiento, pero no su incumplimiento, porque, para empezar, llamaron a los ciudadanos a presentar cerca de 900 denuncias que serían investigadas por si mismos, arrogándose el papel de fiscales o autoridades investidas de tales facultades. Luego, pidieron y exigieron pruebas de la gestión del Consejo de la Judicatura entre el 2010 al 2018 en copias certificadas, o sea en documentos físicos, lo que obligó a esta entidad a entregar más de 20 mil documentos en 243 cajas, todo un desperdicio de papel injustificado. Lo peor de todo es que, luego de unos días, volvieron a pedirle al Consejo de la Judicatura “otros papeles” denotando con esto, según consta en el documento borrador de la resolución que ya circula y que anticipa que se dictará la destitución contra tales funcionarios, que ni siquiera leyeron la documentación entregada, y no sustentaron su disposición final que cesará en el caso en alguna de las denuncias presentadas. Muestra entonces que el atropello sustituyó a la justicia, y se niega a aplicar el derecho, basado mas bien en un sospechoso como ilegal mandato con el que se justifica todo.

 

Llegar a la audiencia pública del pasado jueves 31 de mayo del 2018, es enfrentarse a un escenario preparado para el ajusticiamiento de los evaluados, a los que los calificativos despectivos del doctor JC. Trujillo ya los había rebajado a “Jalkh y una caterva de violadores de los derechos humanos” anticipando su sanción. El trato dado a los miembros del Consejo de la Judicatura fue de acusados y fueron considerados como jueces cuando no son tales. El ambiente destructivo al derecho que imperó en la sala terminó con el estallido de furia y exabrupto del doctor JC. Trujillo quien agredió verbalmente a Gustavo Jalkh, pretendiéndole humillarlo al grito de “siéntese o llamo a la fuerza pública para que le reduzca (en su dignidad humana) al sitio que le corresponde” con lo cual echó por la borda la legalidad y legitimidad de todo el proceso, ya cuestionado de por sí, de la consulta popular, debido al atropello de leyes y normas de respeto por los derechos de las personas. Solo la templanza de Jalkh evitó un incidente de mayores proporciones, y el retiro de la sala del Consejo de la Judicatura en pleno le propició un bofetón moral a los Transitorios. Y, a pesar de la defensa apresurada de quienes quieren justificar que el mentado doctor actúe de esa manera, los reclamos están subiendo de tono contra el abusivo personaje que esta actuando peor que Correa al decir de muchos, que ven ya con alarma que se les está yendo de las manos arruinando su plan de destruir el correismo, entendiéndose que un delito no se castiga con otro delito y menos un abuso con otro. Y también es válida la observación que el comportamiento lambón de algunos Transitorios que apoyaron el comportamiento de su presidente no fue aceptado por lo que parece ser la única voz digna en ese espacio, la de Xavier Zabala Egas, que se retiró con dignidad y en silencio condenando lo ocurrido. 

                 Para empeorar las cosas, el Consejo Transitorio llama a una jornada que complete el linchamiento del Consejo de la Judicatura, y para anunciar su resolución usarán el escenario del Teatro Universitario, al interior de la Universidad Central de Quito, para este lunes 4 de junio a las 10h00. Qué sentido tiene esto que no sea justificar sus prejuicios contra los funcionarios, lo que pareciera ser aprovechado por la militancia de la FEUE con el ex MPD, que tras haber condecorado al doctor Trujillo, convoca mediante mensajes en redes sociales en forma textual: “#fueraJalkhfuera JUICIO POPULAR contra Jalkh vamos todos teatro universitario lunes 4, 10h00” Con los antecedentes de violencia que tiñen de sangre semejantes llamados en los predios universitarios, nada garantiza la integridad de los juzgados por el Consejo Transitorio, y lo que se busca es un espectáculo que genere el odio al correismo revanchista.

 

                Videos hay, testimonios tambien, están grabados y todo esto hace un marco fatal para acusar al estado ecuatoriano, porque con lo hecho en contra de los miembros Consejo de la Judicatura violenta la Constitución del Ecuador en su artículo82.- que manda garantizar el derecho de la seguridad jurídica y, cae en una violación de los derechos consagrados en la Convención Interamericana de Derechos Humanos en sus artículos 5.- De la Integridad personal, 7.- de la Libertad,  8.- De las Garantías Judiciales, 9.- De la legalidad, 11.- De la Honra y la Dignidad.   Digamos frontalmente que todo este relajo se puede convertir fácilmente en un proceso acusatorio de denegación de justicia, comprendida mas como una actuación errática del estado ecuatoriano al haber propiciado este conflicto  Ya que,  según la doctrina jurídica no solo es la actuación de los jueces y magistrados lo que se puede llegar a penalizar en estos casos, sino que se castiga la responsabilidad del estado por el funcionamiento defectuoso de la justicia o generar conductas que propicien la violación de los derechos (crímenes de estado), y todo por los exabruptos del doctor, que se siente con más derechos que los demás por haber sido designado como jefe supremo de los Transitorios arrogados para si el actuar con un acto de justicia con mano propia.

 

                Si. El estado ecuatoriano va camino a ser enjuiciado internacionalmente, todo por el odio político que nos ha llevado a esto. Bien sería justo que se sancione a los causantes del problema, mas, para el caso, si resulta una sentencia sancionatoria la tenemos que pagar todos, sea con la dignidad nacional, o con el pago de las indemnizaciones a los afectados, mismas que saldrán de los impuestos que aportamos nosotros para satisfacer los caprichos presidenciales más los abusos del doctor Trujillo y los transitorios.

  Se dice que un cuerpo enfermo e infectado comienza a curarse cuando baja la temperatura, ojalá sea la razón la que impere para impedir que la fiebre del odio siga azuzando un comportamiento tan perverso contra el propio estado ecuatoriano, al que estamos entregando en bandejas de oro y plata para los juicios internacionales. Que tragedia. (FHA)

COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ____________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2018
Fuente fotos.   ElTelegrafo.com.ec /  Ecuadorinmediato.com /Archivo Flckr

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.