Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, sábado, 15 de diciembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ALIANZA PAIS: HACIENDOSE UN "HARAKIRI" CON SUS PROPIAS PALABRAS

2018-04-02 18:55:00
Análisis
8823

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz para www.ecuadorinmediato.com

Confesiones, revelaciones, afirmaciones fuera de lo común, son parte del lenguaje que en el partido gobernante tiene que escucharse en estos últimos tiempos por parte de sus líderes, los que han usado su tribuna para exponer los secretos inconfesables que han hecho crisis y provocan un estallido en su credibilidad como grupo gobernante del Ecuador. No se entiende esta especie de estrategia política que se hace daño a sí mismo, ahora se enfrenta a un nuevo reto para que le crean al régimen que su plan económico, que será anunciado en las próximas horas, no sea parte de una especie de harakiri que genera confusión para poder mandar en la nación.

 

El término Harakiri es definido como suicidio ritual japonés por desentrañamiento. Formaba parte del bushido, el código ético de los samuráis, y se realizaba de forma voluntaria para morir con honor en lugar de caer en manos del enemigo y ser torturado, o bien como una forma de pena capital para aquellos que habían cometido serias ofensas o se habían deshonrado. La ceremonia es parte de un ritual más elaborado que se realiza generalmente delante de espectadores clavándose un arma corta en el abdomen, realizando un corte de izquierda a derecha.

 

     Es extraño, pero, a este medio y este periodista nos corresponde el haber enfrentado el primer síntoma de ese complejo suicida que le invadió a Alianza Pais tras asumir el poder el pasado 24 de mayo. El nombramiento de Fernando Larenas como director de El Telégrafo, saltó en forma violenta el enfrentamiento entre los miembros del buró político directivo de la agrupación. Como si fuese un viraje total, los propios reunidos con Lenin Moreno rechazaban o disputaban ese nombramiento del chileno, y no se cuidaron en callarlo, muy por el contrario, sin considerar lo sensible del tema, las palabras y acusaciones se enrostraron ante la prensa a la que le contaron todos los detalles, lo que  vino a supurar purulento el conflicto y -lo digo con conocimiento por lo que me tocó vivir ese momento- eso solo fue el estallido inicial de un sentimiento de traición con su pasado que el partido gobernante no podía entrar, pero entró. Mientras se hacían esfuerzos insultantes por desmentirnos a la verdad evidente, la crisis pronto tomó la calle para dividir a los gobernantes de sus propios militantes, extendiéndose rápido el resentimiento.

     Si, resentimiento. Ese que surgió de las propias acciones del presidente Lenín Moreno, que hizo desfilar por el palacio de gobierno a quienes hasta ayer no más los habían insultado, denostado y humillado a los propios de PAIS y su campaña electoral, sin dialogar con su propio partido porque “no se dialoga entre iguales” azuzándolo todo frente al mínimo reclamo que fue repudiado en forma ofensiva con el descalificativo de ovejunos a los que reclamaron por los hechos. La sensación de traición pronto hizo mella en las filas militantes y, se reclamaron explicaciones que hasta ahora no se han dado.

 

     Son varios los momentos que ha tenido que soportar Alianza PAIS en sus filas, en sus citas, con sus propios dirigentes mayores o menores, para esta especie de catarsis política, que le han estallado en la cara.  No estaba bien posesionado el régimen y, muy pronto, Gustavo Baroja daba a conocer palabras más palabras menos, que se había generado un pacto con su enemigo político connatural, el Partido Social Cristiano (PSC). Raúl Patiño en otro momento confesó un grado de cobardía entre los asambleístas de AP para no fiscalizar en la legislatura, por miedo y temor, a qué o a quién no lo dijo, solo lo insinuó. Días más tarde, el nicaragüense Eduardo Mangas, incrustado en el gobierno confesaba, ante los pocos militantes que le van quedando a AP, una especie de estrategia cínica de manipulación de la opinión públicas, de las personas y los hechos, con el fin de alcanzar gobernabilidad sin importar la forma y el modo. Finalmente, el último capítulo por los excesos en las palabras de Miguel Carvajal y la quiebra del IESS, no pudieron ser más funestos, creando una aureola de negatividad a la forma como se están tratando temas como la seguridad social o las finanzas públicas, con un desconocimiento, con engaño o con un indicio de propalación de temor colectivo por lo que se viene, y que el gobierno debe aplicar de todas formas, un ajuste económico sospechoso.

     Como resultado del enfrentamiento inconado desde el régimen para enfrentarse con el ex presidente Rafael Correa, las contradicciones han sido varias, los discursos caen pronto en el ámbito de la inexactitud, carencia de rigor, o falacia los que pronto son confrontadas por la realidad de los hechos, o por el debate abierto ante la opinión pública, que hoy cuenta con redes sociales y muchas formas más de expresarse frente a medios de comunicación que se vuelven prontamente cómplices del discurso oficial.  

 

     Así, desde el manejo económico con cifras inexactas, pasando por saldos, índices y números que son usados para asegurar que le heredaron un desastre en el cual la mesa no estaba servida, es desagradable ver como surgen los desmentidos desde los propios ministros o ex ministros del régimen de AP como Carlos de la Torre, que les ha dicho unas cuantas verdades, hasta las cifras del exterior que hablan de una verdad distinta. Lo cierto del hecho es que no se tiene nada claro en el panorama económico de presunta crisis sin que se dude seriamente de lo que dice el gobierno de Moreno Garcés, pero, por su propia culpa.

     Nada mas crítico como inexplicable para el gobierno ante su militancia es lo ocurrido con su vicepresidente Jorge Glas. Las públicas discrepancias, la retirada del cargo, su prisión considerada indebida y su enjuiciamiento denunciado con vicios de nulidad por un delito que ya no existe en el código penal, generan todo un marco de sospecha que aumenta cada día. Como dijo el mandatario ecuatoriano: ahora el dedo apunta cada vez más cerca, pero de ellos sobre este espinoso tema. Si le suman los pactos y arreglos que hicieron para elegir a la vicepresidenta, aumentando el sentimiento de traición y usurpación del cargo, lo peor ha llegado en las últimas horas con las acusaciones de Andrés Páez contra María Alejandra Vicuña, con un cuadro grotesco de presunto nepotismo empleando a muchos de sus familiares. Peor no puede ser.

 

     La consulta popular solo fue la parte maciza del iceberg para el enfrentamiento, ya que hasta ahora no se logra aclarar ¿Para qué se llamó a la consulta? Al menos, por las actuaciones del régimen se nota que no sabe qué hacer con los resultados. Si el objetivo inconfesable era acabar con Rafael Correa, pues no lo consiguió, tanto que la credibilidad como imagen del ex mandatario -según algunas encuestas- comienza a recuperarse velozmente, a puntos que sobrepasan ya el 40% de aceptación, mientras frente a las propias barbas del movimiento oficialista se desata una ola de persecución contra sus militantes, ex compañeros de lucha y allegados, con el fin de acabar con el correismo y dar una cascada de esos empleos a los nuevos aliados del neo-morenismo de forma cínica y grosera, burlando todos los procesos legales, irrespeto de las leyes como de la voluntad popular. ¿Cómo no sentirse traicionados con esto?

     Lo último ha sido quizás lo mas perjudicial a la credibilidad del régimen, las declaraciones del primer mandatario que acusó al régimen anterior de la crisis de la frontera ecuatoriano-colombiana, de una actitud permisiva con los irregulares en toda su extensión de la palabra, mientras se debilitó a las fuerzas armadas y la seguridad nacional. Lo irónico para AP es que sus destacados dirigentes, que se reúnen con ellos, como María Fernanda Espinosa, Miguel Carvajal o César Navas, fueron, justo ellos, los que manejaron la Seguridad Nacional y las FF.AA. en el gobierno de Rafael Correa, y hoy están sentados junto a Lenin Moreno. A su propia gente les indigna que se hayan quedado callados ante tan dura acusación contra el ex mandatario, del gobierno y accionar que fueron parte y, por lo tanto, son ellos los que tienen toda la culpa directa de lo que hoy el presidente Moreno inculpa y condena. Ellos siguen al lado en un silencio crítico.

 

     Después de todo esto uno trata de entender por qué acuden ante la militancia, a reuniones públicas o privadas, los dirigentes y gobernantes miembros de Alianza PAIS, a confesar lo inconfesable y decir cuanta cosa se les ocurra, así sea verdad, para tratar de ganar su voluntad. La primera respuesta nace inmediata, es para curarse de esa imagen de traición que les esta siguiendo y creciendo como bola de nieve que aumenta en cada rodada. Es un afán de quedar bien diciendo todo y exponiendo hasta la exageración el que hacen bien sin considerar que lo dicho es fácilmente grabado, reproducido y hasta deformado, porque es evidente que los militantes han resuelto tomar la palabra de sus dirigentes para asegurarse de que le dicen la verdad y, la graban y difunden para que los mismos se hagan responsables de lo que dijeron.

     Es una lógica de harakiri la que se está practicando en la dirigencia de AP. Se trata de recuperar el honor perdido para lo cual optan por sacrificarse frente a su público, con el fin de justificar lo hecho y actuado, a fin de mantener un clientelismo político que se desgrana a pedazos. Y como un perfecto samurái que sabe que sus actos generan desconfianza y sospecha, optan por suicidarse con sus palabras, todo con el afán de quitarse el mote de traidores que sin duda duele y mucho en estas circunstancias.

     Se puede intuir que un nuevo espectáculo de este tipo lo veremos desde esta semana. El Gobierno del presidente Moreno Garcés hará todo lo posible por explicar, justificar, revelar, y hasta irse mas allá de las palabras para exponer y aplicar su plan económico. Lo lamentable será que no se base en la realidad, sino que sean posibles o presumibles supuestos, resultado de las presiones de los grupos de poder que han logrado arrancar del régimen un cambio del modelo.  Por ello, no puede Alianza PAIS hacer historia con esa actitud de tolerar que sus líderes actúen como gobierno y vayan al partido a revelar lo que no hacen como manda la ética y el respeto. Para esta vez no habrá sacadas de contexto, ya que será un plan para aplicarse con sus duras condiciones que nos impongan a la nación toda y no a un grupo simple cada vez en menor grado.

     Al parecer una cosa se tiene que practicar a diario entre el gobierno y su propio partido Alianza PAIS: “Hay tres cosas que no vuelven atrás: las piedras aventadas, las balas disparadas o las palabras expresadas…esas no vuelven atrás” (FHA)


COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 

 

 ____________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2018
*Encuestas Marzo 208 Informe Confidencial, Opinión Pública Ecuador y Cedatos
Fuente fotos.  Ecuadorinmediato.com Archivo

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.