Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, lunes, 22 de octubre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Ecuador camina "sin rumbo, con incertidumbre y desconcierto", coinciden Carlos Rabascall y Orlando Pérez (AUDIO)

2018-03-15 07:45:00
Entrevistas
5951

Audio

Marzo 14 - Carlos Rabascall - Orlando Pérez

En el país no existe un liderazgo y crisis política podría llegar a situaciones más graves, indicaron

Los periodistas Orlando Pérez y Carlos Rabascall realizaron un análisis acerca de la realidad política que se vive en el Ecuador y ambos coincidieron en que el país camina "sin rumbo, con incertidumbres y desconciertos". Los periodistas lamentaron que varios temas de interés nacional no se manejen a profundidad desde algunos sectores en medios de comunicación y se dejen llevar por la coyuntura.

“El momento actual tiene varias lecturas conforme desde dónde se lo vea porque yo observo que en la prensa en general, tanto en la privada como en la pública, la lectura es catastrófica, parecería que todo se derrumbó y que hay que construir todo de nuevo porque parece que los últimos 10 años fueron un desastre total y es doloroso que los periodistas asuman un rol casi que de inquisidores, jueces”, comentó Pérez.

Desde su punto de vista, lo que hicieron con Carlos Ochoa, exsuperintendente de la Información y Comunicación, fue terrible al seguirle hasta cuando se fue de la Asamblea Nacional. “Fue denigrante, después todos los tuits de los medios y periodistas que, cuando están en los medios se portan políticamente correctos, eran de ‘can’ para arriba le trataron a Ochoa”.

“Me parece que es una situación muy compleja que tiene que ver con algo central que es que hay una crisis política porque no sabemos para dónde va este país, hacia dónde quieren ir las autoridades, hasta dónde quiere llevarle la oposición al país y qué escenario están construyendo los medios de comunicación en general”, lamentó. Alegando que esas acciones solamente tienen un objetivo y es que se crearán muchas especulaciones sin ninguna garantía para la ciudadanía común y corriente.

En cambio, para Rabascall, coincidiendo con Pérez, afirmó que hay una crisis en lo político, institucional y en lo económico. “No se visualiza un rumbo. Hemos estado en medio e introducidos en una agenda de carácter político donde nos han distraído de los temas importantes que tiene que tratar el país. ¿Por qué se ha dado esta agenda si se supone que Rafael Correa y Lenín Moreno provienen del mismo ADN político o por lo menos así lo suponíamos y lo pensábamos?”.

“Pero ya había un punto de quiebre sin que aún se lo visibilizara, pero a partir de junio o julio comienza a intensificarse esta polarización de lado y lado. El expresidente (Rafael) Correa criticaba que se estaba traicionando los principios de Alianza PAIS, incluso, las propuestas del plan de Gobierno y Lenín Moreno comienza a tener un discurso en su estilo, pero focalizando el tema en que la mesa no estaba servida y de la corrupción”, mencionó.

Recordando que el 3 de agosto hace alusión al exvicepresidente Jorge Glas diciendo que “lamentablemente, el dedo lo señala cada día más a usted”. “Si tú comienzas a hacer este análisis y se ve la evolución de la aceptación de Lenín Moreno, en abril, que es el mes de las elecciones, tenía una aceptación del 59,3%, pero a medida de que comienza a tomar distancia y a hablar de la mesa que no estaba servida, etc., sube en la tendencia de aceptación, a tal punto que llega a su pico, el 15 de agosto del 2017 con 76,4%”.

Cabe recordar que cuando Moreno salió en el 2013, lo hizo con una aceptación del 95%, sin embargo, son momentos políticos distintos, por cuanto una cosa es irse como lo hizo tras manejar su puesto como Vicepresidente, pero otra es estar en la arena política integral ejerciendo la primera magistratura del poder.

“Lo que pasa a partir de esa fecha es que inicia una tendencia a la baja, al principio no muy acelerada, pero para febrero del 2018, se ubica en el 67,5%, entonces, se comienza a ver una disminución que para un político debería ser preocupante. Pero por qué se presenta eso si esas cifras terminan siendo pos consulta”, comentó al citar estos datos de Opinión Pública Ecuador.

Mientras que, en una entrevista realizada por Ecuadorinmediato.com/Radio, a Paulina Recalde, se habla que el nivel de credibilidad ha bajado entre +/- 55%, citó. “Si es que se tiene una aceptación del 67% y una credibilidad por debajo de la aceptación, significa que se tiene una vulnerabilidad que puede acelerar la tendencia de decrecimiento y eso, para un político, si no es una alerta, por lo menos es un llamado de atención”.

Para Orlando Pérez, esas cifras reflejan el descontento de la situación, en general, del país que se la traslada al Presidente de la República, pero no solo es él porque si se analiza a todos los demás, hay un descenso también. “A mí me parece que el país atraviesa por uno de esos momentos en los que parecería que el querer sacar a todos y borrar todo el pasado, puede llevar a una situación de desconcierto e incredulidad en todos los sentidos y eso no le hace bien al país”.

“Yo noto que hay una falta de liderazgo en general en el país. No hay quien lidere, conduzca el debate nacional, quien ponga los temas de discusión de la gente. Algunos dirán que extrañamos a Correa, lo que pasa es que Correa tenía una ventaja y era que ponía a debatir los temas nacionales día tras día, pero ahora no. Los temas nacionales no son si se queda (Carlos) Baca o se va (José) Serrano y eso, a la clase política, le encanta. No creo que eso pese, pero hace ruido mediático”, dijo.

Este grado de incredulidad, de desconcierto y desánimo se manifiesta en las cifras, comentó Pérez, insistiendo en que eso es lo que le hace daño al país porque, a la larga, no hay un liderazgo, ni una voz, ni una tendencia, ni pensamiento que ponga a debatir sobre las cosas. “Aquí es elegante oírle a un tal Luis Vivanco o a un Anderson Boscán, que es este señor del Expreso, que hablan barbaridades, que escucharle a un pensador hablando de los temas nacionales”.

“Es decir, ¿ellos nos van a poner a pensar en el país? No, y que existan estos personajes es la prueba de lo que pasa en este país, que ellos sean los interlocutores en el pensamiento nacional. Además, la academia ecuatoriana no atina, no encuentra, no halla. Como ya no hay ni siquiera programas como Pensamiento Crítico para poder interpretar lo que pasa, al menos en la televisión, entonces, parecería que la academia desapareció y no le da una interpretación a esto porque además, pensadores que uno reconocía con profundidad, tienen un anticorreísmo que les impide, les obstaculiza el pensamiento para analizar lo que pasa en el país”, manifestó.

Según lamentó, en la nación están pasando cosas “por debajo” que no solamente tienen que ver con la política, sino con lo social, lo económico, pero, de pronto, a los medios se les desapareció de la agenda temas como el abuso infantil o las drogas. “Porque no se los publique no quiere decir que no existan. Se dice que hay problemas que se están represando y eso es como un dique y que, por ejemplo, en el día en el que salga alguna medida económica en donde aumentan alguna cosa, se desborda y ahí veremos quién lidera la conducción hacia la solución de esos problemas”.

Sobre este tema, Carlos Rabascall reflexionó además, sobre el capital político que tiene el actual régimen. “Cuando ya las papas queman, se tienen que tomar decisiones, es decir, la agenda política quedó clara porque la consulta ya pasó. Hoy, el siguiente paso, es la economía, las políticas sociales, etc. Pero para eso se requieren medidas. Entonces, han pasado 9 meses de gobierno, se anunciaron medidas, estaban alertado sobre otras, luego nos damos cuenta de que algo pasa con el ministro (Carlos de la Torre), convoco a una nueva que ya tenía experiencia en el Gobierno de Rafael Correa, pero ya se ha esperado 9 meses y no sabía en dónde estaba y no estaba de acuerdo con las medidas que se estaban proponiendo”.

“Es cuestión de ver los resultados de la consulta popular, observar cuánto sacó Guillermo Lasso en la segunda vuelta electoral y esa cifra se resta del real capital de ahora, el mismo que es muy bajo. Entonces, ¿en dónde está la gobernabilidad?, ¿con qué mayoría móvil te vas a mover en la Asamblea Nacional?”, se preguntó Rabascall durante una entrevista para el programa “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio.

Un problema fundamental para el Exdirector de diario El Telégrafo, es que el plan con el que el Gobierno actúa ya no es el mismo con el que se ganó las elecciones evidenciando aquello con que si lo fuera habrían algunas cosas que, hasta ahora, se mantendrían. “Se nota a leguas que ya no es el programa porque, en el campo de la educación, veos cambios, lo mismo pasa en el campo de la comunicación, de la economía, de las relaciones internacionales”.

“Pero más allá de eso, digamos que es legítimo que Lenín Moreno ponga su propio programa, pero un hay un programa de país ni vemos otro en sus manos. Son medidas que se van tomando, pero que no muestran un programa de Gobierno. La otra condición y situación es que, incluso, los nombramientos y ciertas acciones que se perfilan con cierta oscuridad legal, están construyendo un escenario que no facilita la gobernabilidad en este régimen”, señaló.

A Carlos Rabascall, mientras tanto, le preocupa el hecho de que se esté creando un espacio de pesimismo en la gente producto de la incertidumbre porque la ciudadanía está a la espera de que el Gobierno dé pasos firmes en términos de lo que le compete a cada ciudadano en su vida familiar, empresarial, productiva, etc.

“Si se pregunta a las personas sobre cuál es el principal problema del país en la actualidad, el 57,10% (fuente Opinión Pública) habla de que son los temas referentes a la economía, desempleo, falta de dinero y pobreza. Eso significa que las personas están esperando ya políticas, medidas, regulaciones e incentivos. Si se les pregunta cómo se sienten en relación a años anteriores, el pesimismo está, en Guayas en el 53,20%, en Pichincha en 56,70%. Pero cuando se pregunta cómo estará el país en los próximos meses, el pesimismo en el Guayas está en el 60,30% y en Pichincha en el 63,09%”, reveló.

Esto significa, dijo, que hay una cantidad de ciudadanos preocupados y que podrían reaccionar ante la inmovilidad de un Gobierno en términos de economía. “Ya basta de medir la economía solo con indicadores macroeconómicos, hay que medir la economía en base a indicadores de desarrollo humano”.

Sobre cómo entender la crisis producida en la Legislatura, Orlando Pérez sostuvo que se ha hablado tanto de “descorreizar” y en ese propósito “les ha ido pésimo”. En esa disputa, dijo, ya vemos que “se están matando”. Para Pérez está en expectativa que “alianza PAIS logre conservar el poder político en la Asamblea o que nazca una figura que lidere la oposición y lleve al país a otro lado”.

Rabascall, por su parte, considera que el presidente Moreno tiene tiempo para corregir, “pero los hechos en la asamblea no son aislados”. Además, piensa que “mientras esté obsesionados con Correa, ellos están perdiendo espacio”. Como ejemplo, expuso que en varias provincias hubo gran cantidad de votos a favor del no.

Manabí con 52,44%; Santa Elena con 48,58%; Guayas 41,98%; El Oro 41,91%; Los Ríos, 42,6%; Cañar con 31,61%; Santo Domingo 31,61%; Pichincha 33.71%; Imbabura 34,63% y Sucumbíos 33.33%; Quito con 34 y Guayaquil 40,31%.

Con estas cifras, dijo, si los opositores quieren seguir pensando que hay que “descorreizar, los va a llevar a escenifica una película: Durmiendo con el enemigo”.

Sobre el futuro de José Serrano, Carlos Rabascall mencionó que “el movimiento de AP debe tomar una decisión dura”. Recordó que Serrano está en un proceso en la comisión ética del movimiento, así como el presidente Moreno “prácticamente le dijo renuncia”. Reveló que podría irse alejando poco a poco de Alianza PAIS.

Para Pérez, por su lado, le pregunta “por qué en vez de traer a CPAYA, no trajo a los Isaías”. Sostuvo que si Serrano realizaba esta acción “se gana el prestigio histórico y era presidente de la República”. Además, con lo que dice Serrano y Baca, “el ganador de todo esto es Jorge Glas, porque hubo un pacto para tumbarlo y no se hizo un juicio justo”.

Por último, Rabascall expuso datos sobre la pobreza por necesidades básicas insatisfechas. “En el 2008, estaba en 77.4%, a diciembre 2016 bajó 52.6% y hay una tendencia de crecimiento a diciembre de 2017, de 56.1%”, anunció.  De igual forma manifestó que la tendencia de no cobertura de empleo y seguridad social “se está incrementando”.

(JPM-PP)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.