Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, lunes, 24 de septiembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Presidente Moreno no podrá capitalizar triunfo del Sí, coinciden cifras de Paulina Recalde y análisis de David Chávez (AUDIO)

2018-03-02 07:39:00
Entrevistas
4167

Audio

Marzo 01 - Paulina Recalde y David Chávez

Desde sus puntos de vista, existe en la sociedad una "asfixia de la política" ya que simpatía con movimientos se ha reducido y se hace más visible un "que se vayan todos"

El triunfo del Sí en la consulta popular no se ha podido capitalizar en la actualidad política que vive el país. Así coincidieron las cifras de la directora de Perfiles de Opinión, Paulina Recalde, y el análisis hecho por el sociólogo David Chávez. Desde sus puntos de vista, los momentos actuales son graves porque se comienza a evidenciar entre la población el sentimiento de ‘que se vayan todos’.

“No acabamos de pasar un proceso electoral en el país, y ya estamos, en este momento, tratando de identificar cuáles son los impactos de los intercambios de audios y revelaciones que está viviendo el Ecuador y eso da cuenta de que el proceso electoral, incluso para su proponente, no va a poder ser suficientemente capitalizado y esas cifras hay que leer”, comentó Recalde.

Perfiles de Opinión realizó una entre el 17 y 18 de febrero, en Quito Guayaquil y Cuenca con 908 entrevistas. Según dijo su directora, uno de los datos que le pareció más relevante fue en la pregunta sobre si la gente considera que el país va por el camino correcto o equivocado, obteniendo un 38% “el camino correcto”, y un 61%, por “el camino equivocado”.

“Nosotros teníamos la expectativa y la hipótesis, incluso, de que después del proceso electoral del 4 de febrero, los indicadores de Estado de ánimo, como siempre había sucedido después de estos procesos, iban a tener un repunte. Lo mismo que las cifras de calificación a la gestión y de credibilidad del Presidente. Eso no ha sucedido en este momento”, reflexionó.

Para David Chávez, el nivel de descomposición de la política que ha venido ocurriendo en los últimos 9 meses, podría ser uno de los factores que contribuyeron a estas cifras. Si bien la consulta se da como un ejercicio de legitimación del Gobierno de Moreno, todos los mecanismos y las estrategias utilizadas para apuntalar la consulta han llevado adelante un proceso muy fuerte de descomposición del campo de la política.

“A diferencia de años anteriores en donde, de alguna manera, se recompuso el campo político en el sentido más amplio y con límites, pero se lo hizo. Esa idea de que la política es importante, que es importante para la sociedad volvió a cobrar sentido, pero en los últimos tiempos hay una degradación de eso y es uno de los factores, habrá otros, pero creo que es uno de los que explica, sobre todo, esta contradicción de que, a días de haber obtenido un triunfo en la consulta popular, el estado de ánimo de la gente no es, precisamente, el más idóneo”, mencionó.

Sobre la gestión del presidente Moreno: Un 5% la califica de Muy Buena, 61% de Buena, 30% de Mala, 4% de Muy Mala. Si se acumulan las categorías positivas, significa que el 65% califica positivamente su gestión, respecto al mes pasado que era del 66%; y un 34% de forma negativa. “Allí no hubo mayor movimiento”, puntualizó Recalde.

Según dijo, en donde sí hubo una variación fue en su credibilidad: 51% le cree, 49% no le cree. El mes pasado, la credibilidad del Jefe de Estado era del 61%, en diciembre era del 55%, teniendo una crecida en enero en medio de la campaña y después de los resultados de la consulta popular un descenso. “Sube por la campaña y luego baja abruptamente porque tenemos una caída de 10 puntos entre enero y febrero”.

“Tenemos una nube alrededor de la campaña de la consulta popular e inmediatamente después de los resultados, cuando normalmente esto tendría que haber sido capitalizado por haber sido el proponente y triunfador de la consulta, no sucede este efecto, al menos en su credibilidad. En su gestión se mantiene estable. Pero en su credibilidad no tiene este efecto que era el esperable”, relató.

A Chávez le llama la atención esta diferencia entre la valoración de la gestión y la credibilidad y, a su criterio, el descenso en el segundo punto, que se ha acelerado después de haber ganado la consulta, se debe, principalmente, a una cosa: “Frente a la consulta había una expectativa muy heterogénea de lo que iba a hacer Moreno al día siguiente”.

“Como al final de cuentas era muy difícil satisfacer todas las demandas de quienes apoyaron el Sí en la consulta, podría ser que la caída en la credibilidad es producto de que Moreno no tomó las medidas inmediatas que, por decir algo, los grandes ganadores que son los de derecha; esperaban. Por ejemplo, una crisis de gabinete en la primera semana posterior a las votaciones para que éste se renueve y se saque a los correístas”, señaló.

Sin embargo, como eso no ocurre y como no se dio paso a este tipo de cosas inmediatamente, este descenso podría ser consecuencia de aquello, reflexionó el sociólogo. “Ese incumplimiento de las expectativas un poco voraces e inmediatas que tienen algunos sectores”, causó esto, añadió durante una entrevista para “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio. “No son solo algunos actores políticos o sociales los que están presionando, sino que esas expectativas están legitimadas en gran parte de quienes votaron por el Sí”, dijo.

Según Recalde, es importante remarcar que en diciembre, la cifra era del 55% y, tomando en cuenta el paréntesis de la campaña, la caída es al 51%. “Yo diría que no volvió al punto anterior (diciembre) y no creció, que es lo que tendría que haber sucedido. En ese sentido, lo que estamos viviendo en estos momentos es una pausa atenta en parte de la población que estaría esperando los resultados de la consulta popular del modo en el que se la cobijó que fue el de combate a la corrupción, el empleo, etc. Estos 2 elementos van a estar gravitando alrededor de la demanda del Gobierno”.

“Además, yo diría que también había una pausa respecto al plan económico: una tregua. Era como: después de la consulta se vienen más reformas. Esta es la pausa que en este momento está teniendo la población”, reflexionó la Directora de Perfiles de Opinión.

En cuanto a la vicepresidenta María Alejandra Vicuña: El 38% dice que sí le cree, un 59% no le cree. Hay un descenso respecto al mes pasado en donde tenía un 44% de credibilidad. “Todavía hay poco que evaluar en términos de gestión. Más bien se reflejaría el modo en el que estuvo encabezando la campaña de la consulta popular que fue la tarea que le encomendaron cuando asumió su cargo”.

“Le encargaron la consulta, pero eso no es gestión. Es una Vicepresidenta sin funciones. Pero esas cifras se explican porque además, los sectores políticos y mediáticos más fuertes inmediatamente la encasillaron en que ‘pertenece al pasado, al correísmo, es bolivariana, es castrochavista’ y esa es un arma de grabación de su imagen política muy fuerte más aún cuando la expectativa era que deje la Vicepresidencia y se ponga a alguien que no sea del partido. Es decir, está muy estigmatizada con su pasado correísta y eso afecta mucho en su credibilidad”, indicó.

Pero Chávez teme, al mismo tiempo, que su credibilidad siga disminuyendo porque, tal y como apunta el escenario político que se viene, no considera que pueda sostener por mucho una buena imagen de Vicepresidenta. Este concepto es coincidente con el punto de vista de Paulina Recalde, quien añadió que ahora, la oposición que solía ser la de Alianza PAIS encontró en la categoría del correísmo la posibilidad de nombrar todo aquello que no le parece bien.

“En este momento, lo que estamos viendo, es que respecto a la Vicepresidenta, a la Canciller (María Fernanda Espinosa), e incluso al equipo económico, cada vez que hay discrepancias, se los nombra correístas. En el caso de la Vicepresidenta ya tuvo la terna una respuesta desde sectores de los medios de comunicación y políticos de decir a Moreno que no ponga a personas correístas”, puntualizó.

Sobre cuáles son los temas o la presión respecto a la gestión en adelante, es importante mencionar cuáles son los principales problemas según la población: Un 33% que asegura que es el desempleo, un 16% corrupción, 14% crisis económica, 13% delincuencia. “En el lapso de un año, es decir, entre febrero del 2017 y del 2018, la mención de la corrupción como principal problema creció entre el 9% llegando hasta el 16%”, dijo Recalde.

“Parece poco, pero cuando uno está acostumbrado a mirar curvas como estas uno se da cuenta de que realmente creció como para ocupar además, el segundo lugar en este momento como principal preocupación. Cito esto porque si hay un estado de ánimo en el que se percibe a la corrupción como un problema tan grave como para estar, incluso, por encima de la crisis económica y después del desempleo, es para combatirla”, precisó.

Agregando además, que si en esta semana el Ecuador está viviendo una serie de intercambios –que tienen la luz destellante de corrupción- el país está entonces ante un escenario en el que la gestión respecto a este tema va a estar ocupando la principal demanda en un escenario en el que el demostrar resultados en torno al combate a la corrupción es extremadamente complicado. “Eso genera un escenario extremadamente deleznable para gobernar. Eso no le afecta solamente al Presidente, sino al país en su conjunto”.

Indudablemente, para David Chávez, el discurso anticorrupción llega a “unas fibras moralizantes de nuestro sentido común y nos lava la conciencia” porque se opera desde la clásica lógica de la víctima sacrificada en donde se depositan los pecados sociales. “Hay unos mecanismos muy complejos que cultivan eso muy fácilmente en el sentido de la gente”.

“Lo absurdo ahora es que los corruptos están dando consejos sobre la moralización del país. Cuando yo veía encuestas me llamaba la atención que más allá de lo que se había exacerbado en este tema, la corrupción no aparece como en los primeros lugares de los problemas en el país y llama la atención que ahora sí esté en un segundo lugar y que además, haya crecido. Hacer gestión política en esas condiciones es muy complicado cuando además, las estrategias políticas giran en torno a una exacerbación del tema, no a un manejo político serio, responsable y con un alto grado de transparencia y fortalecimiento institucional, sino con todo lo contrario”, señaló.

Esas dificultades de capitalización de la consulta, dijo, vienen ligadas a que “estar en ese lodazal” que significa utilizar la corrupción como principal estrategia de combate político es muy difícil salir de ahí para hacer una gestión diferente. Para Recalde, “estamos habitando o gestando un terreno deleznable para el país, la gestión y la política”.

“Si se está configurando un escenario que varios están señalando con un ‘que se vayan todos’ no es ni de lejos el ‘que se vayan todos’ de los 90. El ‘que se vayan todos’ de los 90 vino con movilización, el de este momento está viniendo desde las pantallas. Es algo que está sucediendo mientras vemos Twitter, la televisión, la entrevista, la rueda de prensa, pero además, el modo en el que se presenta, se construye el discurso alrededor de la corrupción, siempre tiene una intencionalidad”, manifestó.

Según dijo, esto significa que el Ecuador podría estar viviendo un momento de implosión. “Cuando hablo de esto no lo estoy haciendo de tiendas políticas o de instituciones; estoy hablando del país. Cuando asfixias a la política –que parece ser lo que se está gestando en este momento- es un momento extremadamente complejo para el país. Creo que hay que estar lo suficientemente atentos para leer que esto no son solamente cifras, nombres, quién mata a quién. Esto es una cosa sumamente compleja. Suicidar al país, eso es lo que puede estar pasando”.

Sobre el momento después de la consulta, Paulina Recalde explicó que realizaron la pregunta de ¿cuál fue para usted el resultado después del tránsito del sí en la consulta popular?, donde “el 28% evitar que Rafael Correa vuelva a la presidencia, 22% combatir a la corrupción, 21% proteger a niños y adolescentes, 11% mejorar la economía del país, 10% dar más poder a Lenín Moreno, 7% generar más empleo. Esto me parece que es algo sumamente revelador de como la consulta llegó al país, como se votó y de cómo se procesa el resultado”.

“Eso significa que hubo promesas importantes como combatir a la corrupción, mejorar la economía, proteger a los niños, pero sobre todas estas promesas, la ciudadanía procesó en primer lugar el evitar que Correa vuelva a ser candidato a la presidencia”, puntualizó.

Esto fue coincidido por David Chávez, quien dijo que “la consulta era una especie de tercera vuelta electoral, es decir, los temas de la consulta estaban supeditados al conflicto entre Moreno y Correa. Sin duda, la consulta tuvo un nombre y apellido que fue Rafael Correa. Los datos demuestran que más allá de lo que pueda decir la retórica política, mayoritariamente el tema era combatir a Correa”.

Recalde también se refirió a la credibilidad del expresidente Correa, que en febrero alcanzó el 27%, 73% no le cree. “Frente al mes pasado era el 28% el que creía en Rafael Correa, es decir que su credibilidad antes y después de la consulta no se modificó”.

Además, Perfiles de Opinión preguntó a los consultados si se considera correísta, anticorreísta o ninguna de los dos. “Que es correísta dice el 11%, frente al mes pasado es el mismo resultado; es anticorreísta dice ser el 7%, el mes pasado era el 13%; y ninguno de los dos dice el 82%. Esto todavía tiene que ser procesado porque no creo que podamos hablar categóricamente de un leninismo porque no hay un relato político construido, pero 6% dice que es leninista”.

Chávez aseguró que la imagen y credibilidad de Correa ha sido duramente golpead. “En estos 9 meses (de gobierno) uno de los objetivos estratégicos claros que uno puede leer es precisamente golpear duramente a Correa. Para un presidente que en 10 años tuvo cifras de credibilidad bastante altas, es un golpe durísimo y eso tendría que reconocerlo. Para la gente va a ser muy difícil identificarse como correísta a estas alturas”.

En cuanto al efecto del no, Recalde dijo que “el triunfo del no en Manabí da cuenta que el liderazgo del expresidente Correa sigue vigente en varios territorios. La campaña por el no debe atribuirse a su presencia. El liderazgo del expresidente Correa tuvo su prueba mayor en la consulta popular, los resultados lo dejan absolutamente con vida. En este momento las preguntas tienen un poco alcance”.

“Yo tengo la impresión de que  Moreno y su gente no les interesa ser una fuerza política, quizá algunos sectores de Alianza PAIS sí, pero no los que están en las más altas esferas del poder. Si es cierto aquello de que el señor Durán Barba le asesora a Lenín Moreno, él tiene una lógica de entendimiento de la política que vale mira. La estrategia de Moreno ha sido coherente con el escandalo permanente, eso funciona muy bien en cómo  la gente organiza su vida en la sociedad ecuatoriana”, cuestionó Chávez.

Sin embargo, la directora de Perfiles de Opinión comentó que es difícil saber cuánto se va a capitalizar el sí y el no, por ello, expuso que el 77% de las personas consultadas dijo que no se identifica con ningún partido político. “Viene creciendo la simpatía con ninguno, Alianza PAIS es mencionado por el 8%, antes era 14%; PSC con el 6% y luego aparece el movimiento Revolución Ciudadana con el 4%. Si creció la simpatía con ninguno y decreció Alianza PAIS, estamos viviendo en una asfixia de la política, ¿Dónde van a quedar los movimientos políticos?”.

Finalmente, David Chávez expresó que los 10 años del correísmo “repolitizaron la sociedad y no solo en el fortalecimiento de un solo partido. Lo importante es que en un año, es efecto interesante de politización de la sociedad, de tener menos simpatía con los partidos políticos, se está yendo al traste y es uno de los signos por los cuales se está dando esta asfixia de la política. la capitalización es despolitizar a la sociedad y eso es grave”.

(JPM-AEH)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.