Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, viernes, 17 de agosto de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Neumólogo Eduardo Larrea Martínez: "Vacuna es la mejor prevención contra virus de influenza" (AUDIO)

2018-01-25 07:39:00
Entrevistas
1344

Audio

Enero 24 - Eduardo Larrea Martínez

Aclara que virus varía con paso del tiempo, de ahí la importancia de vacunarse cada año

Según las autoridades del Ministerio de Salud, en la última semana epidemiológica con corte al 20 de enero de 2018 se registran 497 casos de influenza en el país, de los cuales 23 personas han fallecido, sin embargo, aclaran que los casos presentados están dentro de lo esperado en la temporada invernal y de acuerdo a las estimaciones de la región. El neumólogo Eduardo Larrea Martínez se refirió a los síntomas de esta enfermedad, su evolución, y prevenciones para evitar el contagio.

“La influenza es una infección viral que se da en el transcurso del tiempo con mutaciones del virus de la Influenza A, como la nombraron en Italia, o gripe, que tuvo sus orígenes en Francia. Fue descubierta en 1933 las características de composición del virus, y en 1935 la Influenza B”, manifestó el médico.

Según explica Larrea, este es un virus que actúa permanentemente y su comportamiento de contagiosidad no solamente es estacional, sino también con brotes de epidemia o brotes importantes de pandemia.

“La más recordada por su enorme letalidad, pues dicen que mató más personas que la Primera Guerra Mundial, fue la llamada gripe española, entre 1919 y 1920. Esta ya era una influenza y una pandemia. La pandemia se da a nivel de todos los países y se contagia todo el mundo. La epidemia ocurre cuando hay un brote que rebasa las cifras que comúnmente existen en la prevalencia de la enfermedad, es decir, siempre hay influenza”, dijo.

Aclara, además, que los virus están permanentemente mutando, por lo que es aconsejable que las personas se vacunen cada año.

“Nosotros nos confundimos mucho entre gripe e influenza, hasta que en el 2009, la llamada gripe porcina, la AH1N1, generó mucho pánico. Lo recomendable es que no solo se vacunen los grupos llamados vulnerables, es decir, niños, ancianos, personas con otras enfermedades, o personas inmunodeprimidas (diabéticas o con leucemia); sino que, en realidad, la vacuna debería hacérsela a nivel universal de ser posible, es decir, toda la población debería recibir esta vacuna”, acotó.

Añade, que los síntomas son diferentes, y que se presentan de distintas maneras en cada paciente. “Hay veces en que existe la infección y no la enfermedad, es decir, usted adquiere el virus, pero su sistema inmunológico se defiende lo suficientemente bien para que inclusive pase a sintomática, lo cual no quiere decir que usted está infectado, pero no tiene la enfermedad, que ya es con manifestaciones clínicas”.

Larrea menciona que, según algunas publicaciones, es el 10 por ciento de los casos que desarrollan la enfermedad porque el virus y su agresividad rebasan la capacidad de defensa del organismo.

“Se enferman presentando fiebre alta, difícil de controlar, que requiere medicamentos para bajar la temperatura corporal, para disminuir o suprimir la fiebre y por mucha fatiga mucho cansancio, dolor del cuerpo y tos”, señala.

El neumólogo dejó en claro que los síntomas varían porque al mutar el virus, las manifestaciones clínicas también cambian así como la incidencia y gravedad se vuelven diferentes en cada año. “Hay epidemias que ya sabemos que han existido, como la del año 67, la gripe española, que no apareció en España, sino que fue en donde más se difundió. Ahora hay un brote agresivo de estos virus de Influenza A y B porque yo he diagnosticado ambos casos, cuando el paciente presenta fiebre alta, tos seca y un porcentaje del 10 por ciento cuando se tiene contacto”, agregó.

El experto aclara que la gripe es una influenza, porque es producida por este virus, por lo que es más regresiva que aquella producida por los otros virus.

“Cabe acordarse que esa es una descripción de una sumatoria de síntomas y signos que se presentan frecuentemente. Los síntomas de las enfermedades no pueden individualizarse porque así como hay personas que pueden contagiarse con la Influenza AH1N1 y no tener síntomas, hay otros que pueden tener y no todos los síntomas como están descritos sino que cada cuerpo presenta reacciones diferentes”.

Destaca que no realizar un tratamiento a tiempo es lo que causa que la enfermedad se agrave. “Es mortal cuando rebasa las defensas del organismo y cuando las características que son las que están determinando la mutación del virus, cruza las barreras de defensa que tenemos en la vía aérea superior y, principalmente, pasa a producir neumonía pulmonar, que cuando se dejan pasar más de tres días para comenzar el tratamiento antiviral, que en este caso es con medicamentos, y alcanza el pulmón, menos posibilidades hay de sobrevivencia o es más grave el estado del paciente”.

El médico menciona que el tratamiento idóneo, primero, es la prevención, por lo que resalta la importancia de la vacuna anual.

“La vacuna de preferencia tiene que ser tetravalente, es decir, que por lo menos ocupe dos grupos de la influenza A y dos de la influenza B, o por lo menos la trivalente que es menos efectiva, que ocupa una de la influenza B y dos de la A. Todas las personas deberían vacunarse. La vacuna que se usa es con un virus inactivado, que no implica riesgos o efectos colaterales, no es costosa, y las organizaciones estatales de salud deberían invertir y educar para que la mayoría de personas, sin importar la edad, la condición de salud, o de género, puedan vacunarse como un hábito porque dura más o menos un año”, aclaró.

Larrea manifiesta que lavarse las manos es indispensable para evitar el contagio; así como evitar en lo posible los lugares de hacinamiento.

“Se calcula que más o menos 1.8 metros es lo que un paciente infectado, con un virus agresivo, enfermo, puede toser y transferir la partículas que cargan el virus. Entonces ir a centros, como salas de cine, estadios, escuelas, colegios, sobre todo, si la persona se siente enferma, si está con fiebre, si no tiene un diagnóstico, debería evitar ir a trabajar y la automedicación, es decir, ir a las farmacias; y tratar de no caer en las cinco palabras mágicas: ya me ha de pasar. Eso lleva a los tres días críticos”, concluyó.

(FO)

Fuente: Ecuador Inmediato Radio

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.