Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, miércoles, 18 de julio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR: EXALTANDO LO VENGATIVO CON "AIRES DE LIBERTAD"

2018-01-08 19:01:00
Análisis
8954

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz - Ecuamex / exclusivo para ecuadorinmediato.com

En medio de celebraciones, exaltaciones, afanes y contradicciones, en estos momentos en Ecuador se vive una especie de "panegirizmo" por el periodismo y el rol de los periodistas en estos tiempos en los que se supone vivimos en medio de "aires de libertad" que ha proclamado el nuevo gobierno. Sin embargo, este artículo busca provocar en ustedes una reacción reflexiva para que se sienta "desde adentro" la forma y el modo del cómo nos sentimos algunos periodistas que hacemos prensa en el Ecuador de estos días. Estamos en medio de un baile de máscaras" en el cual pareciera que todos tienen una careta que exhibir y que se pone o se cae de manera sinuosa y artera.

     Se cuenta que un científico quiso probar el reflejo condicionado en los seres vivos para lo cual encerró en una jaula de tres metros cuadrados dividida en la mitad por una reja, justo en el metro y medio en el que metió en ella a un primate. Al animal le dejó que haga su vida por un buen tiempo en el metro y medio que le quedaba hasta que un día quitó la reja divisoria y le dejó libre el espacio al simio, quien en forma irónica jamás paso al otro lado, nunca quiso ocupar el pedazo que faltaba, porque se había acostumbrado al suyo y no sabía que hacer con el resto.

     La posesión del nuevo gobierno el pasado 25 de mayo de 2017 con Lenin Moreno vino cotejado con el anuncio para el periodismo de apertura a nuevos “aires de libertad” y en cuestión de solo horas se dieron las primeras señas de reacción a aquello con el asomo del periodismo vengativo”.  Así, a día seguido, el corresponsal de CNN en Ecuador en el acto ceremonial de Rumicucho le reclamó al presidente Moreno porque habían llegado con sus funcionarios en autos hasta el sitio mismo, mientras que a él le tocó caminar unos cuantos metros, y en tono sarcástico justificó el porqué de su molestia contra el mandatario diciendo que “tenía que sacarse la pica con alguien” con lo que soltó la rienda para quienes buscaron hacer del periodismo y su impacto en la opinión pública su campo de batalla para satisfacer sus venganzas y perseguir hasta la destrucción total de todo aquello que significaba a su criterio el “Correismo”, que ahora esta en boga en el país.

     En esta onda expansiva se han multiplicado en estos siete meses ese tipo de estímulo social colectivo, a través de algunas columnas, espacios y noticieros, así como en programas y voceros de opinión, todo un cúmulo de ataques con los cuales se busca destruir la historia anterior, negar todo mérito a lo que ha vivido el país con el régimen de Rafael Correa Delgado (2007-2017), en abiertos excesos que buscan sobredimensionar los errores y minimizar los avances que ha recibido como reconocimiento la nación a nivel mundial. Y en ello ha entrado a jugar la prensa El papel más cuestionado por el gobierno pasado, que la señaló como un rol de “actor político” que se disputa a dentelladas el poder con los partidos, grupos económicos, movimientos sociales y hasta entidades o personas particulares, a las cuales confronta acusándolas de todo lo posible con el fin de sostener su venganza contra el “Correismo”  en un deterioro constante de la relación prensa-sociedad, que ahora tiene ribetes de batalla campal en la cual se acusa y destruye toda honra posible si se piensa diferente.

     Asumiendo una condición de víctima, lo que a su criterio les da derechos de una lucha que sostuvieron con el gobierno pasado, hoy son homenajeados bajo el griterío convulso que les reconoce como “grandes luchadores sociales” que han aplicado la lógica injusta de “el fin justifica los medios” y con eso quieren que se borren sus abusos o excesos contra la imagen y honra de las gentes. Ante una comunidad desmemoriada podrán asomarse como tales, pero en filas la comunicación social se los va reconociendo como aquellos que cometieron faltas no justificadas ni justificables para lograr aparecer en sus crónicas como héroes con frases y datos usados en forma de tales como la injuria, la calumnia, la violación de la intimidad, el forjar de situaciones o abundar de datos sin verificación de fuentes que destruyen el bien hacer de la prensa. Y si no están inmersos en aquello, siempre queda la duda de que mano los mueve, a que intereses responden y quien los financia. Queda también en el recuerdo su falsaria posición proimperialista, que llego a pedir “la intervención de los Estados Unidos contra Ecuador” en un acto canalla que ensombrece su actuación y queda fijo en la historia como un gesto vil, todo para destruir al “Correismo” sin importar a la nación y sus gentes saciando su venganza a costa de todos. Pero, hay memoria, hay recuerdo, hay grabado el testimonio que no se puede borrar fácilmente.

 

     Mostrándome de acuerdo con la lucha contra la corrupción enquistada en el poder en el gobierno pasado, hay que reconocer ese mérito y abrir todos los espacios de la prensa para informar y apoyar esas denuncias de ese periodismo investigativo real y valiente, a quienes desde estas columnas y espacio hemos respaldado firmemente solidarios. Sin embargo, inquieta que se haya usado el linchamiento mediático para lograr juzgamientos y hasta decisiones de justicia con solo notas, crónicas o versiones que muevan a las sanciones sin prueba alguna. Un abuso de esa condición de sesgo influyente en los jueces, que le muestran temor a la prensa y su periodismo vengativo, solo destruye la institucionalidad la nación al grado extremo de escalar fácilmente a un reclamo internacional que puede terminar en cuantiosos costos en contra del estado nacional, de los cuales ese tipo de prensa no asumirá ninguna responsabilidad.

     Y si de lucha contra la corrupción y el poder se trata, es notorio como la inclinación por denunciar a lo público hace de ello un escarnio con el que se llenan planas y micrófonos de la prensa vengativa; pero, es tortuoso el silencio que guardan entre las filas del periodismo vengativo a la galopante corrupción del sector privado. Más de 17.349 empresarios delincuentes presentaron facturas falsas, provocando una estafa que supera los US$ 2 Mil Millones. Más de 25 grupos económicos perjudican y deben al estado ecuatoriano más de US $. 4.5 mil millones de dólares en conflictos tributarias. Más de US$ 30 mil millones provenientes entre 99 firmas personales o grupos económicos ecuatorianos salieron de Ecuador a los paraísos fiscales de manera indebida. Todo esto se dio justo en el tiempo del “Correismo” es decir entre los años 2009 al 2016 y es corrupción pura y dura.  Es infame mirar como este tipo de delitos y acciones nefastas para Ecuador sean silenciados por este tipo de comunicación social, que se queda callada en un pestilente ambiente de silenciosa complicidad.

     Claro que debe sumarse la persecución que han comenzado a sufrir los periodistas, editorialistas y columnistas de los medios públicos, que han perdido sus espacios por pensar diferente al gobierno de Lenin Moreno. Así en forma repressiva se han sacado de sus filas al reconocido historiador Juan Paz y Miño, quien junto a su hermano el reconocido genetista César han sido capaces de dar una lección de dignidad al dejar sus columnas. Similar actitud digna la tiene Carlos Rabascall y su renuncia a seguir en EcuadorTv por no aceptar imposiciones de agendas y violación de la cláusula de conciencia, mientras que el Presidente de la Academia Nacional de Historia Jorge Nuñez y, la escritora Lucrecia Maldonado son marginados de sus opiniones, porque no están con la política editorial hipócrita de Larenas y sus "aires de libertad" gubernamental. Los gremios periodísticos, ahora, en posición rastrera nada dicen solo callan.

 

     Como si no fuese suficiente esta penosa situación, es evidente como la clase política ecuatoriana, que tiene también su sed de venganza contra Correa Delgado, busca manipular la situación y aprovecha la apertura para usar los “aires de libertad” y mentir con desparpajo, excederse en sus acusaciones sin pruebas, lanzar afirmaciones descabelladas o vulgares contra sus ahora rivales debilitados por los actos del gobierno de Alianza Pais, que es también parte de esta tendencia de venganza. Cuantos analistas salen con cifras manipuladas, afirmaciones inescrupulosas, versiones antojadizas y críticas infamantes contra la sociedad, asesinando a la verdad, hasta lograr que el tremendismo impacte en forma severa en las gentes que desde ya declaran culpables a todo aquello que huela a correismo, aunque no tengan ni la razón ni la verdad en sus manos. Pero es mirar como esos voceros abusan de la ignorancia de periodistas o cuentan con su silencio cómplice para lanzar cifras, encuestas, datos o afirmaciones falsarias sin que sean obligados a contrastar o verificar lo dicho, para eso esta sumado el combate a destruir la ley de comunicación que obliga a presentar versiones veraces y confirmadas, es parte de un todo que hace el periodismo vengativo.

     Lo digo con pesar y a momentos rabia contenida frente a pantallas o micrófonos, cuando me toca entrevistar a quienes vienen a hacer gala de su ignorancia o desconocimiento doloso de las leyes y normas, invocando su libertad de opinión con la cual riegan prejuicios o ignorancias. De veras molesta entrevistar a asambleístas que no han leído la Constitución, o gentes de la legislatura con una ignorancia supina en las leyes que la simulan con su belleza o agresividad manifiesta. Digo, que pensarán todos aquellos ex fanáticos correistas hoy convertidos en neo-morenistas que son descubiertos en sus versiones anteriores y que se los enrostra sus contradicciones que hoy atacan lo que ayer no mas exaltaban; es crítico apreciar sus gestos de molestia cuando se les hace notar como acumulan en su pasado los rasgos de traición y deslealtad por sus propias poses personalistas y negadas ideologías. Hacer periodismo en forma objetiva con justicia informativa como predicamos es duro, difícil, pero por eso mismo hay que cuestionar y seguir.

     Si hay algo funesto para una sociedad es que se manipule su conciencia política, exaltando sus bajas pasiones. Ecuador ha vivido un sinfín de hechos y ha reaccionado a las manipulaciones actuando bajo. Si no es cierto lo que afirmo solo regresen a ver lo ocurrido en Quito usando todos los medios de comunicación y técnicas de marketing político para generar el voto del odio que fuera promovido en febrero del 2014 y que dio como resultado la elección del alcalde Mauricio Rodas. Su negado asesor, Jaime Durán Barba, confesó sin tapujos que manipuló la conciencia colectiva del quiteño, por sucios, borrachos, que nos gusta tomar cerveza en las calles y pasarnos los semáforos en rojo “¡porque no somos suizos carajo!”  y con eso ganó las elecciones un “muchacho que no conocía Quito”. Ahora, ante la crítica situación que vive la capital de Ecuador debe asumir el error del uso vil del linchamiento mediático, y culparse en medio de inmundicias el montón de basura política que tiene que aceptar que recogió como error y paga las nefastas consecuencias.

     Al final queda la impresión que el ejemplo del primate y la jaula se aplica al caso. Si hay un aire de libertad que se ha recuperado, quienes hacen del periodismo vengativo su ejercicio diario no saben cómo usar esa libertad, porque si es del caso pónganla al servicio de la verdad y no cobrar sus facturas de odio acusando al resto mientras la corrupción evidente hace mella en las cuentas nacionales y destruye su opción de desarrollo. Si, el periodismo debe luchar contra el poder, pero ¿De qué poder estamos hablando?, ¿No vamos a hablar de ese que financia silencios o manipula conciencias para ganar jugosos intereses a costa de la conciencia colectiva? Mal nos hace ese silencio en medio del escándalo. (FHA)

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General de Ecuadorinmediato.com. 

Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com
Fuente Fotos: Elmundo.es/Archivo Ecuadorinmediato

 @2018 DERECHOS RESERVADOS DE ECUADORINMEDIATO.COM, prohibida la reproducción total o parcial de estos comentarios editoriales sin la autorización escrita de su autor. No reproducir por otro medio que no sea por nuestra página web o el sistema móvil de EI. No provoque perjuicios a este medio al promover la lectura sin acceso a nuestra página. Gracias.

____________________________________________________________________________________

 

PD: Me encuentro ausente del trabajo diario en Ecuadorinmediato diario y el programa "El poder de la palabra" debido a una afectación seria en mi salud. Estoy con orden médica de reposo hasta el 20 de enero de 2018.  Saludos cordiales a todos.

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.