Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, domingo, 24 de junio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Ecuador ha logrado tener una alta eficiencia en búsqueda y localización de personas desaparecidas, asegura Viceministro del Interior (AUDIO)

2017-12-21 07:51:00
Entrevistas
1613

Audio

Diciembre 20 - Andrés de la Vega

72 primeras horas son críticas para tratar de encontrarlas, alertó

A propósito del asesinato de la niña Emilia Benavides, en Loja, luego de ser reportada como desparecida hace una semana; el viceministro del Interior, Andrés de la Vega, insistió en la corresponsabilidad que en estos casos debe tener la sociedad y las autoridades para reformular el comportamiento de las personas y poder prevenir estas situaciones. Destacó que las primeras 72 horas son críticas para poder encontrar a un desaparecido, por lo que la eficiencia se debe medir además, en la profundización de políticas públicas para garantizar la seguridad ciudadana, que se han venido construyendo hace varios años.

“Este hecho nos enluta como país, nos duele, es un acto que difícilmente se puede explicar porque creo que hay que empezar a hablar, de forma clara y transparente, de problemas estructurales”, resaltó. Al tiempo de detallar lo sucedido en este caso. “El día viernes pasado tuvimos la noticia del desaparecimiento de Emilia”, relató.

Recordando que desde el 2013 se creó la DINASED (Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas) de la Policía Nacional, con quienes se implementó un contingente de hasta 1.200 uniformados que estuvieron detrás de este caso. Precisó además, que las primeras 72 horas son críticas para poder encontrar a una persona. “Si uno no se mueve inmediatamente puede ser que pruebas, elementos, se empiecen a difuminar y que, evidentemente el objetivo –que es encontrar a la persona- no se cumpla”.

Por lo que el día lunes, luego de haber realizado varias pericias y gracias a la captura de imágenes y videos del Sistema Integrado de Seguridad, se pudo identificar que ese viernes, la menor había salido de su escuela acompañada de una persona, a la que pudieron reconocer con una examinación exhaustiva de las grabaciones, y la que, posteriormente, confesó su crimen y el lugar en donde había dejado sus restos.

“Era una persona cercana a la familia, por eso es normal que la niña se haya ido con el presunto asesino. Lo detuvieron, esta persona confesó y proveyó de toda la información de la ubicación de donde se encontraba el cuerpo de la niña y ahí estaban sus restos. Las autoridades estamos trabajando de manera mancomunada”, destacó. Asegurando además, que tras la primera audiencia en este caso, la jueza encargada dispuso la detención de tres personas involucradas y vinculadas a los delitos de asesinato, violación y trata.  

A propósito de este tema, el Viceministro hizo una diferenciación con los casos de desaparición forzada, explicando que estos casos responden al acto en el que intervienen agentes del Estado para desaparecer a un individuo. En el caso ecuatoriano, relató, se ha tenido que lamentar la desaparición de 17 personas de acuerdo a la información de la Comisión de la Verdad, pero no es un tema estructural este tema para el país como sí lo ha sido en el caso de Argentina o Chile.

Sin embargo, sostuvo De la Vega, durante una entrevista para “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio, sí han existido casos de desaparición “común” (al no estar involucrado un agente estatal) que antes no han sido visibilizados por los medios que hoy en día existen. Recalcó que el Gobierno tiene una política frontal para contrarrestar estas situaciones.

En el caso de los homicidios, hasta la fecha actual, ha habido 932 y que coincide, en cierto nivel, con la misma cantidad que el año pasado +/-2. “Estamos manteniendo más o menos la cifra, pero es interesante ver que del 100% de homicidios, el 56%obedecen a motivaciones interpersonales y el 44% a criminales. En los últimos cuatro años, uno de cada cuatro homicidios ha sido provocado por riñas en el Ecuador. Más de 1 de cada 10 ha sido un femicidio. Es decir, hay problemas estructurales en los que tenemos que trabajar, que tenemos que evidenciarlos y ponerlos sobre la mesa no solamente con instituciones del Estado, sino como sociedad”.

El tema de los femicidios, expuso el Viceministro, se está combatiendo con toda la energía, pero muchas veces se relaciona y se piensa que es un asunto que solo se puede abordar desde la lógica de la policía cuando hoy se avoca a un problema estructural que es el machismo y que, como sociedad, hay que revisar. “Es decir, con un despliegue masivo de policías no resuelvo el machismo. Yo no puedo mitigar al 100% este hecho violento con más policías porque, lamentablemente, muchos de estos hechos ocurren en el espacio privado del hogar”.

“A partir de un nuevo modelo social, que es reconfigurar la relación que existe entre el hombre y la mujer, se reconfigura –por default- la relación que existe entre padres e hijos y, por ende, estamos construyendo esa nueva sociedad, ese nuevo ciudadano y ciudadana que es un sujeto que está aportando con la construcción de la sociedad de una forma fraterna, cálida y que cuando existan inconvenientes, no vayan a utilizar la violencia para poder resolver estos problemas”, dijo.

Remarcando que este tipo de temas deben hablárselos a fondo y la sociedad está llamada a entender, investigar y profundizar en las causas. “Tiene que haber una acción interinstitucional y una corresponsabilidad social plena y total. Yo creo que muchas veces siempre apuntamos hacia el Estado, a exigirles a las autoridades de Gobierno que han sido elegidas popularmente. Nosotros somos servidores públicos que nos debemos a la ciudadanía, pero también hay que hacer una revisión de lo que hacemos como ciudadanos, cómo estamos educando a nuestros hijos, cómo tratamos a nuestras esposas, cómo estamos formando para que se cuiden, etc.”.

En cuanto a la seguridad para los menores, el funcionario aseguró que se han ido implementando medidas en conjunto con el Ministerio de Educación como el despliegue de cámaras de vigilancia, pero además, el sistema educativo tiene el compromiso de trabajar en acciones reactivas, pero también en las preventivas. “Hay que hacer una intervención holística integral. El ministro Fander Falconí está comprometido en resolver todos los casos que, en el seno del sistema se han dado, pero también necesitamos seguir reconfigurando y revisando para que estos esfuerzos sean de largo aliento y podamos seguir cultivando y creando estos nuevos ciudadanos”.

De la Vega señaló que existen casos de desapariciones que han quedado relegados y que, lamentablemente, corresponden a fechas anteriores a este 2017 como a tres o cuatro años atrás, sin embargo, ratificó que existe un seguimiento para resolverlos. “Existe una continuidad de una política que está orientada a dignificar la vida, a apostar en la tecnología y en los medios. La seguridad es un asunto que se lo tiene que manejar técnicamente, es un tema que no debe tener color político, es una base para el desarrollo de la sociedad al margen de lo que pensemos y creamos”.

“Esta es una política que se la implementó hace varios años y parte de eso fue la creación de la Unidad Especializada de la Policía. Hemos establecido protocolos internacionales y estandarizados que es el protocolo Amber de Búsqueda y cuando tenemos la noticia de un desaparecido, inmediatamente, publicamos, en diferentes medios, esta alerta. Hay una dinámica tan acelerada que, incluso, en el caso de Emilia pusimos una recompensa por información. O sea, tenemos varios medios, varios instrumentos que nos permiten reaccionar de una manera súper activa”, destacó.

Reconociendo que ha habido una evolución, por lo que el Ecuador puede decir que la Policía Nacional –con todos los problemas que tuvo en el pasado- se ubica, según el Latinobarómetro, en segundo lugar de más confianza en el hemisferio. “Yo siempre digo que tenemos que seguir mejorando, pero esto ha sido un proceso. Entonces, hoy en día la ciudadanía confía en la Policía Nacional, pero esto no ha sido una cosa que se ha conquistado en tres , seis meses, o en uno o dos años; este ha sido un proceso intenso donde hemos logrado este nivel de confianza”.

Por eso, manifestó, se ha logrado tener una alta eficiencia en la búsqueda y en poder localizar a las personas desparecidas y, en muchos casos, en buen estado y a buen recaudo. Lamentablemente, indicó, en este no fue así. Fue enfático en afirmar que siempre hay que dividir y saber diferenciar entre los casos de desaparición forzada (que tienen que ser completamente condenados) y los demás.

“Yo tuve la designación de participar, en marzo más o menos, cuando estuve trabajando en el Ministerio Coordinador de Seguridad; en el Comité de Desaparición Forzada, y hubo un reconocimiento al Estado porque se identificaron 17 casos desde el año 1984 hasta el año 2008. Desde esa fecha no han vuelto a aparecer. El más emblemático es el de los hermanos Restrepo”, detalló.

Remarcando que, en el caso de las desapariciones comunes, hay muchas que son voluntarias ya que son personas que, por A o B circunstancia, ya no quieren compartir con sus familias o con quienes conocen y se van, o quienes se han perdido (por problemas de salud) y no se las ha podido encontrar.

“Hay unas cifras que maneja la Fiscalía porque muchas familias, cuando una persona desaparece, la denuncia la dejan ahí; pero cuando se las encuentra, no retiran la denuncia. No hay una actualización de ese sistema, pero en los casos que nosotros manejamos, como Policía Nacional, ha habido más de un 90% de eficiencia en localizar a estas personas”, informó. Pese a aquello, también hay casos de “personas criminales” que han sido los autores de asesinatos de estas personas y se debe actuar con energía en este punto, comentó.

El Viceministro del Interior ratificó que el Ecuador continúa siendo un país seguro en la región. Lo bueno, destacó, es que estas afirmaciones no son dadas por el Estado o el Gobierno, sino que son estudios de organizaciones internacionales expertas en materia de seguridad las que detallan estos datos. “El Instituto Igarapé de Brasil determina que el Ecuador es el país como menos homicidios en la región, después de Chile”.

“Es interesante porque esta ha sido una política se ha construido con muchísimo esfuerzo. En el año 2010 teníamos una tasa de homicidio de 18 por cada 100 mil habitantes y hoy tenemos una tasa de 5,8. Bajar de esa cifra ya es mucho más difícil, pero nuestra proyección es continuar hacia la baja, pero existe una sostenibilidad. No podemos decir que esta haya sido una política que se ha construido en meses, sino que se ha ido fortaleciendo en varios años y que la seguimos profundizando”, concluyó. (JPM)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.