Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 23 de octubre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

¿Qué piensa el espectador?: Sus voces se recogen en "Miradas a la identidad nacional en el filme Qué tan lejos" de Santiago Estrella (AUDIO)

2017-12-19 07:12:00
Entrevistas
1802

Audio

Diciembre 18 - Santiago Estrella Silva

Grupos consultados en La Loma Grande y Carcelén ven que el cine ecuatoriano se ha quedado en una visión pesimista y triste

Las visiones de dos grupos sociales: uno de La Loma Grande (centro de Quito, y, otro de Carcelén (norte de la ciudad) son recogidos en el libro de Santiago Estrella Silva: "Miradas a la identidad nacional en el filme Qué tan lejos’. Su autor cree que en las personas consultadas existe una negación de lo que somos los ecuatorianos, aunque reconoce que el filme no recoge muchas de las facetas también buenas de los connacionales.

A partir de la Maestría en Comunicación en la Universidad Andina Simón Bolívar, el periodista investigó la visión de dos públicos específicos en Quito, socioeconómico y geográficamente distintos: La Loma Grande (centro) Carcelén (norte). La idea era comparar lo que estos dos grupos objetivos ven en el cine ecuatoriano.

“El filme de Tania Hermida, Qué tan lejos, que se estrenó en el 2006, uno de sus ejes fundamentales es el tema de la identidad, plantea, retrata, refleja, plantea un montón de momentos de personajes que son parte de la identidad nacional, ahí estuvieron las miradas de estos dos públicos”, indicó.

Estrella determinó dos miradas distintas: en el caso de La Loma Grande, de alguna manera, identifican que los personajes son parte del colectivo ecuatoriano, pero que no están totalmente tomados en cuentas.

“Hay una mirada crítica muy fuerte a los directores ecuatorianos porque identifican, pensando en Quito, que los directores son del norte de Quito y que les vienen a retratar a ellos sin investigarlos, sin mirarlos, les graban durante 30 días, se van y les cuentan de una manera en que solo les retratan la parte fea, la parte sucia, conflictiva, delictiva, pero no otras miradas”, sostuvo.

En el caso de Carcelén, dicen que esos los ecuatorianos, pero “son otros, no somos”.

“Claro que somos pobres, que hay indígenas, esos están allá, lejos, fuera, describían el texto medio metafóricamente: están fuera de mi conjunto, en mi conjunto somos otros, pero sí son los ecuatorianos”, explicó sobre el segundo grupo focal.

En lo que sí coincidían los dos grupos es que ven que el cine ecuatoriano se ha quedado en una visión pesimista y triste.

“Le reclaman presentarnos otras posibilidades como ecuatorianos, si entendemos que el cine es una forma de irnos a entretenemos, de reflexionar, entretenimiento, sobre todo, de alguna manera, dicen: ya no queremos ver cine ecuatorianos porque solo me voy a aburrir, me voy a ver triste, me voy a ver la parte fea del ecuatoriano, ya no queremos ver eso”, acotó.

“Eso somos, pero no somos solo eso”, aseguran los dos públicos investigados, según Estrella, quien recalcó que las otras facetas de los ecuatorianos no están tomadas en cuenta en el filme.

“En Qué tan lejos reclama la gente de Carcelén, hay una escena en Alausí, la película se da en medio de un paro nacional, entonces, dicen: ahí nos faltó el danzante, que estén en los trajes, cuando, dentro de la historia, no tenía nada que ver, para ellos, el Ecuador es ese danzante, es rarísimo”, mencionó.

Para el periodista, exista una negación de lo que también somos los ecuatorianos: la parte fea, sucia, corrupta.

“No nos gusta vernos reflejados en eso, tal vez, una salida es decir que nos falta la parte buena, la parte positiva, atractiva”, manifestó.

Al ser consultado en el programa “El Poder de la Palabra” de Ecuadorinmediato/Radio sobre si considera a la película como un aporte, Santiago Estrella respondió: “Recordando que “Que tal lejos”, en el 2006, y aunque no estaba la Ley de Cine aprobada, de alguna manera, inaugura ese momento, después de eso, empieza a haber una mayor producción de cine ecuatoriano”.

“Muchas de estas películas del 2008, 2009 al 2013, 2014 tienen el tema de la identidad nacional metida ahí, uno de los reclamos es: ya saquemos de eso”, agregó.

En relación a cómo nos ven desde afuera, el periodista recalcó que se logra una universalidad no solo con el personaje de la española Esperanza, “lo cuenta desde la historia particular, logra narrar a personajes en sus distintas circunstancias y, además, con el elemento del road movie (cine carretera)”.

“En este trayecto, en este caminar desde Quito a Cuenca, pasando por varios escenarios del país, se vuelve un mosaico del país, de alguna manera, hasta turística para poder decir: esto tiene Ecuador, esto pasa en Ecuador”, indicó.

Aunque la película sí representanta al ecuatoriano, Estrella recalcó: “Es una ficción, una creatividad de una directora, no es un espejo que reflecta totalmente todo”.

(PAY)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.