Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, miércoles, 20 de junio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Juristas aseguran que plazo que tiene CC para pronunciarse sobre consulta popular corre desde que se inicia control constitucional en diferentes instancias (AUDIO)

2017-11-30 07:34:00
Entrevistas
4428

Audio

Noviembre 29 - Marco Navas y Juan Francisco Guerrero

"No se puede contabilizar desde que fue presentada la petición", coinciden constitucionalistas Juan Francisco Guerrero y Marco Navas

Los juristas Marco Navas y Juan Francisco Guerrero analizaron las preguntas que han sido planteadas en la consulta popular. En este marco, se refirieron además, a los tiempos que tiene la Corte Constitucional (CC) para pronunciarse y precisaron que el plazo corre desde que se inician los controles constitucionales en cada instancia y no desde que fue presentada la petición.

Navas señaló que una consulta popular significa un proceso “donde los gobernantes, cuando es propuesta de arriba para abajo, generan una serie de cuestionamientos que son puestos a consideración del pueblo soberano y ese es el elemento de partida, es decir, acá se discuten temas que se han ventilado o procesado por enmienda constitucional, sin que se haya puesto en consideración del soberano; de alguna manera supone una visión de un proceso democrático que está en un momento histórico donde probablemente eso es lo más importante. Esta propuesta de consulta del Presidente Moreno responde a un momento de transición política hacia el futuro”.

Acerca del tiempo para que la Corte emita un dictamen, Guerrero indicó que “el artículo 105 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional establece que la Corte debe emitir un dictamen respecto de los considerandos, el cuestionario, dentro de 20 días siguientes a que inicie el control constitucional”.

Aseguró que hay que tener cuidado al respecto porque la ley establece un determinado término, “pero es importante señalar que el reglamento para la sustantación de los procesos al interior de la Corte Constitucional establece como se lo debe contabilizar a ese plazo y hay determinadas reglas que hacen que ese plazo se pueda suspender en determinados momentos”.

“Por ejemplo, cuando se convoca a la audiencia, por ejemplo, los periodos de transición de un órgano o de una instancia de la Corte a otra porque recordemos que la consulta popular, al igual que cualquier pedido que va a la Corte Constitucional, suele pasar por tres momentos diferentes”, acotó.

El constitucionalista expuso que en el primer momento se analiza la admisibilidad del pedido. “Esto lo analizan tres jueces dedignados por sorteo mes a mes, una vez que el pedido, el proceso, la demanda supera este primer filtro, venimos a la designación de un juez ponente que tiene que llevar a cabo una sustantación, escuchar a los terceros interesados, eventualmente puede pedir asistencia a la secretaria técnica jurisdiccional, si es el caso determinados tipos de peritaje y finalmente genera un proyecto de decisión que lleva al pleno”.

Siguiendo con el tema, comentó que hay un tercer momento “que es cuando están reunidos los nueve jueces de la Corte Constitucional y conocen este proyecto presentado por el juez ponente y eventualmente toman una decisión”.

Por ello, aseveró que “el plazo no se puede contabilizar desde que fue presentada la petición, sino que debe presentarse desde que se inicia el control constitucional en las diferentes instancias; en el caso específico del pleno de la Corte Constitucional, el reglamento, en su artículo 9, nos dice que empieza a contabilizarse cuando el pleno se reúne para conocer, en el orden del día, la cuestión a ser debatida”.

El abogado Navas recordó que el informe de la jueza ponente fue presentado el 23 de noviembre y que este es un instrumento de debate, por lo que se puede presentar uno que aporte elementos distintos. “A mí me parecen ligeras esas apreciaciones de que transcurrido el plazo el presidente debe enviar por decreto (la convocatoria a la consulta popular) porque si se está buscando legitimación entonces mal se haría en proceder de esa manera, sería dar argumentos a quienes se oponen a la consulta popular y eso políticamente también sería inconveniente”.

Guerrero explicó que se instale la sesión el próximo, 5 de diciembre, existen tres escenarios posibles. “El primero es que efectivamente los jueces acepten el informe presentado por la juez ponente y eventualmente este sea probado como una sentencia en un caso específico y como un dictamen en otro y concluye el procedimiento respecto de las cinco preguntas planteadas como referéndum”.

“El segundo escenario es que el informe presentado por la juez ponente sea objeto de debate, es decir que se soliciten observaciones, ampliaciones, puntualizaciones; la propia juez ponente podría elaborar, modificar el proyecto en lo que corresponda y volverlo a ser sometido al pleno, y finalmente hay un tercer escenario que en el Ecuador se produjo en la consulta del 2011 que es que la mayoría de los jueces no estén de acuerdo con la posición de la jueza ponente y se designe a otro de los jueces a fin de que elabora un informe en un sentido diferente y se sometan a votación los dos informes”, agregó.

Sobre si se puede cambiar el contenido de las preguntas, Navas sostuvo que lo que tiene que hacer la Corte Constitucional es decir porque vía va la pregunta. “Puede decir vía consulta popular, es decir dar paso a la consulta popular como yo creo que debería darse a la limitación de la postulación, por otro lado es posible que diga que por ser en materia de derechos, tendría que hacerse por asamblea constituyente”.

Sin embargo, Juan Francisco Guerrero no cree que la Corte Constitucional pueda modificar el contenido de las preguntas. “No tiene capacidad para modificar el contenido de las preguntas presentadas por el Presidente de la República, lo que puede hacer es emitir un dictamen negativo diciendo que tienen determinados vicios como por ejemplo que inducen al elector o que efectivamente tienen un tema de regresividad de derechos, enviarle eso al Presidente de la República, que lo modifique, reenviarle a la corte y volver a solicitar un dictamen”.

Rememoró que en el 2011 la Corte hizo una modulación del contenido de las preguntas. “Realizó determinadas modificaciones no sustanciales, pero sí que la Corte considera que vulneraban las reglas establecidas en la ley; en mi opinión sería un exceso de las atribuciones de la Corte Constitucional porque no tiene capacidad para convocar a consulta popular”.

El también politólogo Marco Navas manifestó que la Corte Constitucional puede contradecirla decisión que emitió hace algunos años acerca de la reelección indefinida. “Gran parte de la doctrina dice, el juez constitucional tiene que adecuarse a los tiempos históricos y a las circunstancias y lo político es parte de eso. Si yo empecé diciendo que hay un momento de transición y un momento político donde se vuelve a considerar el tema y no solo vía Asamblea Nacional, es porque existen circunstancias políticas que demandan una decisión popular. El tema de la alternabilidad es muy importante volverlo a poner en discusión, es problema es que se tendrá que generar una argumentación que contrarreste la argumentación anterior”.

“Es una discusión que, sobre todo en la región se activó mucho a propósito de la consulta popular realizada en Colombia relacionada con la paz. Es decir, cuáles son los límites respecto de los cuales yo le puedo preguntar a la gente, si es que es válido preguntar sobre cualquier tema, si es que se le puede preguntar respecto de restricción o ampliación de derechos de determinados grupos, si es que quieren o no paz”, ejemplificó acerca de la pertinencia de las preguntas.

A su criterio, la respuesta es que no porque para eso está la Corte Constitucional, que está para establecer límites sobre lo que se puede o no preguntar a la gente. Recordó que este organismo es el principal contra mayoritario en una democracia, es decir, está llamado a velar porque la mayoría no vulnere los derechos de la minoría.

En el caso específico de la pregunta sobre el Consejo de Participación Ciudadana, explicó, hay que considerar que ya se tiene un precedente en la pregunta realizada respecto del Consejo de la Judicatura en 2010-2011. “La pregunta fue muy similar. Recordemos que era modificar el esquema constitucional, la integración, las atribuciones, generar un consejo de transición casi designado a dedo y, efectivamente, someter eso a un debate respecto a la Función Judicial y el pronunciamiento de la Corte fue que sí”.

“Hay que tener cuidado en el sentido de que cualquier modificación a la integración de un órgano del Estado puede generar la necesidad de estas transiciones, las cuales implican una cesación anticipada de periodo”, mencionó Guerrero durante una entrevista para el programa “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio.

Para criterio de Navas, era importante considerar una forma distinta a que pase por la Asamblea Nacional donde sea legitimado y perviva el concurso de méritos y oposición. “Que haya sido fagositado, de alguna manera, por la cultura política del clientelismo no significa que este mecanismo de la meritocracia sea absolutamente inválido. Yo creo que hay que buscar formas para recuperar eso”.

“Había que diseñar un mecanismo donde, nominando –quizá el Presidente- lo haga para que proceda, precisamente, de la voluntad de la ciudadanía. Esta alusión a los notables, yo discrepo porque siempre he dicho que es casi feudal y no podemos permitirnos, ni siquiera mencionarlo, en una democracia, pero bueno. Hay un mecanismo planteado, yo creo que ahí, específicamente, la CC también tendrá que decir algo sobre esa pregunta, no solo en cuanto a la cesación, sino a la estructuración o reestructuración del CPCCS que, evidentemente, es un clamor democrático”, mencionó. Alegando que el tercer punto es cómo se elegirán a los nuevos miembros ya que la elección popular también es una alternativa.

En lo personal, sostuvo, consideró que debería ser un mecanismo mixto en donde participe, quizá, el Ejecutivo –no bajo la idea de los notables, sino bajo la idea de una nominación popular con meritocracia- y además, la Asamblea Nacional. “No habrá mecanismo perfecto”, añadió.

A Guerrero, en cambio, le preocupa que se elija por votación popular a determinadas personas que deben cumplir una función técnica, sin embargo, coincidió con Navas en decir que es un mecanismo jurídicamente válido, que no puede ser cuestionado desde ese punto de vista. Pero con respecto a la conveniencia consideró que es un debate que hay que abrirlo.

Explicó que la resolución que se tome por parte de la CC es definitiva a pesar de que se puede pedir aclaraciones y ampliaciones, recursos “horizontales” que no modifican la esencia de la decisión. “No es susceptible de recurso de apelación. Recordemos que la Corte Constitucional es el órgano de cierre de control constitucional y no hay un organismo al cual podamos escalar”.

Lo que el Ejecutivo puede hacer depende de lo que diga la CC, expuso Guerrero. “Si la Corte emite un dictamen favorable, lo que tiene que hacer el Ejecutivo es emitir el decreto convocando al proceso de consulta popular y remitirlo al Consejo Nacional Electoral (CNE) para la organización. Por el contrario, si emite un pronunciamiento negativo, lo que puede hacer el Ejecutivo es reformular las preguntas”.

“Es decir, eventualmente, acoger las preguntas que tiene la CC, ver el porqué del pronunciamiento negativo en una u otra pregunta, las puede reformular y volverlas a poner a reconsideración de la CC. Nuevamente será un proceso exactamente igual, pero no está vetada la posibilidad de que el Ejecutivo haga aquello. De hecho, está legitimado para hacerlo”, precisó.

Acerca de la reacción de la ciudadanía tras el pronunciamiento de la Corte, Marco Navas señaló que el organismo, lo único que hará es dar o no la viabilidad para la consulta, lo que abre la posibilidad de, no solo participar políticamente movilizándose, sino deliberando. “Es decir, abre la posibilidad para la deliberación y la definición de temas que son los que se han venido acumulando en importancia política en estos últimos años como son qué salida le damos al tema de la institucionalidad de la participación o qué pasa con el extractivismo o qué podemos hacer respecto del modelo democrático y de elección de altas autoridades”.

“Creo que, en el caso de que la Corte dé la vía, es abrir una discusión que debe ser lo que estamos haciendo aquí: Generar unos argumentos que permitan una discusión informada más que solo un debate político. Yo creo que las elucubraciones, que es lo que está pasando en estos días que, no necesariamente son buenas, pero son cosas que uno puede entender que van a suceder, precisamente, porque la sociedad tiene expectativa respecto de la decisión de la CC y por eso es importante que sea lo más antes posible”, reflexionó.

Si es que la Corte da paso a la consulta popular el debate va a trascender los debates meramente jurídicos y va a convertirse en una discusión social respecto de la conveniencia y va a trasladarse a la lid electoral, opinó. “Los grupos sociales que, de alguna u otra forma, no estén de acuerdo con lo que resuelva la Corte, eso va a trasladarse al ámbito electoral y yo creo que ahí vamos a evidenciar algo que, sin lugar a dudas ha marcado estos 10 años que es la polarización de la sociedad”.

“Es decir, sin lugar a dudas que vamos a tener un debate polarizado con argumentos de parte y parte e, inclusive, con la llegada del expresidente Rafael Correa, este debate social es condimental. Es decir, a polarizar a la sociedad que hasta se llegó a polarizar al mismo Alianza PAIS”, dijo.

Para Navas, la posibilidad de que se abra esta consulta es trasladar a la palestra pública la probabilidad de un debate. Por supuesto que habrá polarización, pero también habrá debates y argumentos que, en sede popular, se rediscutirán.

Guerrero reiteró que no se puede preguntar cualquier cosa porque se someten los derechos de las minorías a la de las mayorías y los derechos de las personas no pueden estar supeditados ni limitados a posiciones de mayorías. “Por ejemplo, el tema de la reelección (postulación), ¿realmente es una regresión de derechos? Yo, personalmente, no creo que es una regresión de derechos, lamentablemente, la CC, cuando emite sus decisiones la plantea a la discusión como tal”.

“Está hablando de progresividad, regresividad de derechos de participación y, desde mi punto de vista, ese no es en realidad el meollo del asunto. Para mí, es absolutamente legítimo que la ciudadanía pueda debatir sobre si desea o no que tengamos la posibilidad de que tengamos una postulación indefinida. Sí es un poco preocupante sobre la cesación de los periodos  anticipados de determinados funcionarios”, advirtió.

Cree, así, que las dos preguntas esenciales de la consulta son: reelección (postulación) indefinida y Consejo de Participación Ciudadana. Para él, el resto de interrogantes las ha denominado como “carnada” porque tienen el propósito de generar adeptos a favor de la consulta popular. “Sin preguntas concebidas con el propósito de que nadie vaya a decir que no o que no se pueda decir que no y arrastren adeptos a favor de la consulta”.

Navas, en cambio, refirió que se puede consultar para progresar en derechos, es decir, para mejorar situaciones. “Cuando se habla de regresión, tiene que ser la Corte la que tenga una posición al respecto. A mí también me parece que la limitación de la postulación sea un tema, tanto de derechos, como más institucional. Es un tema de instituciones democráticas”, finalizó.

(AEH-JPM)

Fuente: El Poder de la Palabra de ecuadorinmediato/radio

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.