Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, viernes, 24 de noviembre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ALIANZA PAIS INCONANDO SU PROPIO "CALDO DE CULTIVO"

2017-11-06 07:35:00
Análisis
6003

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz/ Ecuamex - exclusivo para Ecuadorinmediato@2017

La crisis política que a estas horas vive la nación parece haberse desatado más por el resultado de una guerra interna antes que por el ejercicio del gobierno, al que por 11 años lo alcanza Alianza País en Ecuador. Enfrentamiento de bandos es lo que hay entre grupos del propio partido que es al mismo tiempo oficialismo y oposición, todo en un mar de contradicciones, que afloran a cada acción que el régimen de Lenín Moreno adopta, y que estallan como bombas de tiempo, dando una señal de que mal rumbo ha tomado la política ecuatoriana.

A menos de seis meses de asunción al poder del presidente Moreno Garcés, la sensación de vivir un maremágnum es sentida entre todos en la nación, pese al poco tiempo y menos aún el que ha pasado como para olvidar al ex presidente Rafael Correa. El problema es múltiple, pero se enlaza fuertemente en esta pugna de liderazgos y se proyecta a sus militantes con una fuerza destructora capaz de dividirlos. Las contradicciones saltan a la vista entre lo que hicieron ayer para juntarse al líder de AP, y lo que hacen ahora para sumarse al nuevo presidente y, ese es el gran motivo de conflicto.

 

La primera gran contradicción es el resultado de las sensaciones de frustración y engaño.

A los pocos momentos del 24 de mayo de 2017, la gran masa militante del partido más fuerte del país comenzó a acuñar dentro de sí mismo esa impresión que le decía a su propio yo interior que “ese no es Correa”. La alta expectativa con la que llegó Lenin Moreno para continuar con la revolución ciudadana le jugó una mala pasada, ya que la imagen con la que logró el poder fue esa, y no anticipó a la militancia que él iba a ser diferente y distinto a Rafael Correa. Su discurso inaugural en el poder ante toda la nación avizoró tal rumbo. La frustración de los seguidores del ex mandatario, de quienes votaron confiados en esa promesa de continuidad o inspirados en su ejemplo pronto estalló en pedazos y, la gente su gente calificada de ovejunos, de una u otra forma se siente engañada por el nuevo presidente, al que no le aceptan que quiera ser él y gobernar a su estilo. Es bastante probable que la militancia no estaba advertida de esta posición de Moreno y, claro, tampoco el nuevo mandatario tuvo la consideración debida de mostrarse diferente en la campaña, en sus palabras, o en sus gestos junto a su mentor político.

 

Viene la segunda contradicción que agrava la situación, y salta entre lo dicho y lo hecho.

Es probable que esta sea la más evidente, y que más agudizó la crisis de AP. Se trataba de seguir con el proceso de la revolución ciudadana, esa que se enfrentó a todos los poderes y los derrotó en toda una década. Mal se sintió la militancia al ver que, los primeros nombramientos ministeriales y de gente que hace el entorno presidencial, es una mezcla irreconocible de personas militantes de la más recia derecha convertidos de pronto en neo-morenistas, o los enemigos jurados del ex presidente Correa, quienes hicieron raro el ambiente del grupo verde Flex. Súmese a eso la convocatoria al diálogo para que la militancia Alianza PAIS, que peleó duramente en las calles y voto a voto el acceso al poder del compañero Lenín Moreno, vea pasar en un ceremonial pomposo a los rivales políticos, que jugaron el papel canalla de calumniadores contra el candidato, ser los convocados al diálogo al propio palacio presidencial mientras que, por una suerte de olvido, ironía o desprecio, el mandatario ecuatoriano nunca convocó a su propio movimiento a dialogar.

Y de las palabras a los hechos hay solo un paso para que las contradicciones afloren purulentas y sangrantes. El haber llamado a una consulta popular, que en campaña nunca se aceptó siquiera discutirla, y convertirla en trofeo de la oposición que le llama en forma irónica “su consulta” ya puso una marca negativa para AP en contra de su propio presidente. Si se suma el hecho de que a dicha consulta tiene nombre y apellido y se la lanzó contra Rafael Correa para impedir su presunta posible postulación indefinida, fue darle motivos al grupo oficialista para que las dudas se conviertan en acusaciones, mientras que la oposición festeja una y otra vez esa entrega nunca imaginada siquiera en los días anteriores de la contienda electoral. Más aún insurge la contradicción en los hechos, con el enfrentamiento con Jorge Glas, al que le quita funciones como una especie de entrega de la cabeza del segundo mandatario en bandeja de plata a los contrarios, y provoque un enfrentamiento crítico en sus filas que siente como se victima a su vicepresidente según lo afirma él mismo en la cárcel sin prueba alguna, mientras otros salen libres con pruebas en los juzgados. Eso del dedo que cada vez apunta más cerca de usted dicho por el presidente Moreno a estas horas se vuelve cada vez más en su contra.

Y lo del dicho al hecho va también contra los correistas y su fanatismo excesivo, que los llevó en su momento a respaldar ciegamente todo lo actuado por el ex mandatario, sin ver una sola falla siquiera. Por ello se pelearon con los otros, hicieron declaraciones públicas y, con votos manifiestos respaldaron en la legislatura o ante los medios, en especial con aquello de la reelección indefinida que provocó tantas batallas que las tenían ganadas hasta la llegada del nuevo gobierno. Es altamente repulsivo ver a una persona que, pescada en su propia mentira, niegue lo dicho ayer para asegurar su puesto hoy. La militancia crítica duramente que los neo-morenistas aupados con cargos para ellos y sus parientes colocados en el régimen de turno, hoy sean tan opuestos a lo que ayer no más defendían rabiosamente. En las redes sociales se está haciendo festín con ellos y ellas, a los que les encuentran fotos, videos, declaraciones de fidelidad y lealtad con Rafael Correa, que ahora es su nuevo enemigo. Mala calaña se nota en todo esto.

 

La contradicción tercera es fruto del viejo adagio “quítate tú para ponerme yo” y, que se suma con aquello del “no hagas a otros lo que no quieres que te lo hagan a ti”.

La militancia de AP presume y con mucha razón, en especial en algunos casos, de lo que ha significado la década ganada en el ejercicio del decenio de Rafael Correa, y todo lo que significó para el avance del País. Lo ingrato del tema es que mucho de lo que se hizo vino acompañado de la diatriba contra los anteriores gobernantes y malas gestiones o errores, negando cualquier mérito y levantando lo hecho como único y dar la impresión de que el Ecuador se había refundado a partir de la presencia de Alianza Pais en la historia política nacional. Mucho fanatismo hace daño, y negar los errores es peor, ya que todo eso fue acompañado del aparato de propaganda promocional que sembró una imagen de excelencia que encegueció a varios.

Sin que la más rabiosa oposición lo hubiese imaginado, que sea el propio gobierno de Lenin Moreno el que ahora expone, tratando de ser distinto a Rafael Correa, una especie de autodestrucción que busca eliminar todo recuerdo y reconocimiento a esa simbólica década. De pronto la militancia se encuentra que todo lo anterior estuvo mal y, que se ve hasta odiada por el nuevo mandatario, que también fue parte de esos diez años, atacando todo lo hecho, dicho o actuado. Ridiculizar con aquello de “llaman revolución a cualquier pendejada…” hace crecer el sentimiento de indignación entre la gente que siente que peleó por una realidad diferente, que se benefició y, esperanzada en ello, dio su voto. Acusados de haber vivido en un estado de propaganda se volvió una severa acusación, que se suma al montón de frases impresentables con las que se le culpa por su apoyo. Las inculpaciones de abuso al poder en los medios de comunicación denunciados por el gerente de medios públicos Andrés Michelena, que se han mostrado en las últimas semanas aumenta el malestar, y sobre todo comienza a volverse en una especie de catarsis para acusarse unos a otros.

 

En cuestión de semanas el ambiente se ha tensado a grado extremo, porque el comportamiento en contradicción aumenta la dimensión de los hechos, dichos o gestos del gobierno ecuatoriano y sus actuantes. Una parte de la militancia ya no acepta al régimen como suyo, prontamente ha acunado los términos de traición y traidor para calificar al presidente y su entorno. Peor se ve que el régimen cae en sus propias contradicciones al enfrentar la crisis del partido que le quitó la dignidad de presidente a Lenin Moreno, y usa precisamente esos medios públicos, Gamavisión incluido, para transmitir una extraña rueda de prensa de la vicepresidenta y ministros sonrientes para enfrentar la destitución. ¿Pagarán esos funcionarios el costo de la transmisión desde el palacio reclamada ayer no más?

Y tan ingrata es la sensación de indelicadeza y abuso de los recursos del estado con el envío de un avión militar a rescatar al equipo Barcelona SC de Bolivia y llevarlo a Brasil a cumplir su compromiso de fútbol. Muchos justificarán la emergencia si no fuese porque el presidente del equipo es Gobernador del Guayas, y en las propias palabras de José Francisco Cevallos, fue el señor Eduardo Mangas, secretario de la Presidencia el que logró el vuelo sin que el jefe del Comando Conjunto, Gral. César Merizalde, sepa o haya dado tal autorización (Diario Expreso miércoles 1 de noviembre 2017). Más allá de que alguien asumirá el costo de los cien mil dólares del vuelo queda la figura de la indelicadeza de estos funcionarios de la presidencia de Lenin Moreno. ¿No es contradictorio ese comportamiento conjugado con el abuso? El contralor Celi de La Torre, sin ser militante de Ap pareciera ser que se ha sumado al cortejo ya que de esto nada dice ni hace, al menos no es público que inicie investigación alguna al tema.

En las filas de los elegidos de AP hay un malestar profundo, ya que se denuncian divididos por el hombre del maletín, ahora son bloques enfrentados por diversos temas: la cercanía con Moreno, el juicio a Glas, la consulta popular, los dichos del mandatario. Por ello, en una avisada crisis comienzan a saltar las inculpaciones que investiga la justicia por enriquecimiento injustificado, o los ataques con glosas e impugnaciones que la Contraloría de nuevo entra en la danza para atacar y destruir a los ahora considerados rivales, cuando hasta ayer tuvieron los méritos suficientes. Claro, ese denominativo de guerra interna con el que el presidente del Colegio de Abogados le denomina al operativo de captura de presunta corrupción en el Ministerio del Interior y la Asamblea Nacional, tiene a personajes relacionados con la vicepresidenta encargada o, el propio presidente de la legislatura, mientras la jueza libera a los inculpados y la fiscalía denuncia amenazas y presiones políticas para que fuguen los implicados. Ahora caen por su peso las frases que pedían dar el paso al costado, o lo relaciona “porque algo ha de saber” se vuelven contra los autores de los dichos. Eso duele, molesta, indigna y se inflama rápidamente.

 

Para rematar la cuarta contradicción es la más dolorosa y difícil, es por haber ocultado.

Como si no fuese suficiente todo lo anteriormente descrito, a la militancia de AP le ha caído como una especie de camión de basura política las acusaciones contantes de encubrir la corrupción del gobierno pasado, Pero, quizás ha sido peor el enterarse por boca de Gustavo Baroja, destacado militante de AP, en palabras más, palabras menos, que se pactó con los socialcristianos. Lo dicho, que ha quedado sin aclarar lo suficiente, solo dejó entrever que el entorno electoral de Lenin Moreno fue distinto a Alianza PAIS, y sus cuadros directivos jamás se enteraron de lo que acordó o no el actual mandatario para lograr el poder. El caso es que haberlo hecho solo demuestra que esta crisis interna ya se vivió desde antes y la gente se siente engañada al habérsele motivado a votar por alguien que le ocultó sus pactos con sus enemigos políticos connaturales, a los que se les ha enrostrado toda la vida política nefasta que han tenido, con muertos de por medio de entre los actuales grupos militantes de AP.  Todo da para censurar un acuerdo político de ese estilo, porque no tienen nada en común, porque fueron enemigos de esa década ganada, porque los atacaban e insultaban en la reciente campaña y, porque se incumple con lo ético en la política al llegar a los extremos del delito con injurias, ofensas. Grave es para la militancia enterarse del pacto con los socialcristianos, porque de inmediato les salta la duda ¿A cambio de qué?, que taladra la credibilidad del mandatario, y sobre todo su entorno que parecer haber hecho todo a espaldas de ellos, sin su conocimiento y con engaño, de ahí que el término traición sea el más sentido y la repulsión crezca. Bien dice que las verdades duelen, pero una vez. Las mentiras ocultas descubiertas duelen para siempre”.

 

Finalmente, con todo esto, da la impresión de que la hora del ajuste de cuentas en las filas de Alianza PAIS comienza a llegar, y claro si tienen acumulados todos estos hechos críticos, la mala hora pudo inconarse fácilmente en esta tienda política. Si alguien me pregunta ¿Qué pasará con todo esto?, pues, la frase más cercana es que “lo que mal empieza, mal acaba” que de ninguna manera quisiera fuese predictiva, pero tampoco considero que el Ecuador tiene que soportar la crisis de un partido como si fuese propia. La gran mayoría no provocó este enfrentamiento, no puede ahora asumir a la misma con sus graves consecuencias. (FHA)

_____________________________________________________________________________________________________

 

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General de Ecuadorinmediato.com. 
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com
Fuente Fotos: Elmundo.es/Archivo Ecuadorinmediato

 @2017 DERECHOS RESERVADOS DE ECUADORINMEDIATO.COM, prohibida la reproducción total o parcial de estos comentarios editoriales sin la autorización escrita de su autor. No reproducir por otro medio que no sea por nuestra página web o el sistema móvil de EI. No provoque perjuicios a este medio al promover la lectura sin acceso a nuestra página. Gracias.

 

Fuente fotos. radiopublica.ec/ ecuavisa / planv.com.ec/ elciudadano.gob.ec/ ecuadorinmediato.

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.