Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, jueves, 23 de noviembre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

SEÑOR MACRI ¿POR QUÉ NO RETIRA LA "MUGRE" QUE MANDÓ DE ARGENTINA?

2017-10-30 19:49:00
Análisis
4691

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz/ Ecuamex - exclusivo para Ecuadorinmediato@2017

"Estoy mugriento y vayan a decir que agarré hábitos ecuatorianos" ha dicho muy suelto de huesos el señor Luis Alfredo Juez, embajador del gobierno de Mauricio Macri ante Ecuador. Sus decires han desatado la justa indignación de unos cuantos, en nuestra tierra, pero no de todos y menos ha logrado la solidaridad del estado nacional, que mira con debilidad e indiferencia un comportamiento inapropiado del diplomático sin sancionarlo como corresponde. Es que el argentino arrastra tras de sí un historial de expresiones o actitudes grotescas que han pasado fácilmente de lo sublime a lo ridículo. O sea, anda regando "mugre" en nombre y representación del gobierno que lo nombró, porque no se lo puede tomar como fiel expresión de su digna nación.

Argentina siempre se distinguió por un grado de deferencia diplomática con Ecuador, con un historial límpido en su pasado diplomático, que nunca ha generado ningún roce con nuestra nación que ha acogido en forma grata a sus representantes de la patria sureña. Muy por contrario, el accionar de sus embajadores dejó una estela de buenos momentos que distinguió la amistad entre las cancillerías y distintos gobiernos. Nunca hay que olvidar su gestión respetable como país garante en el conflicto que sostuvimos con Perú, o el respaldo solidario firme y digno que mantuvimos en su lucha por Las Malvinas, que nos unió fraternalmente. Ese es un pasado que Ecuador y Argentina valoran y consideran.

El gobierno derechista de Mauricio Macri se instaló en Argentina y el pasado febrero de 2016 nombró sorpresivamente a Luis Alfredo Juez, un político cordobés muy controvertido, que en ese 2015 anterior perdió las elecciones locales, pese al apoyo al nuevo presidente. Su nombramiento promovido en marzo despertó la polémica en lo político como en lo diplomático ya que era conocido por sus actitudes desenfrenadas y expresiones desconsideradas con sus rivales, pero nadie se imaginó cuán lejos llegaría acá en estas tierras.

 

Fue marzo del 2016 que Luis juez adelantó su viaje de posesión a Quito, en medio de la grave crisis provocada por el cruel asesinato de dos turistas argentinas en Montañita, cuyas secuelas hasta hoy se viven. Con el sentimiento de un padre dolido por el hecho, el novel embajador movió el sentimiento solidario con las familias, pero llegó a la nación con afán belicoso e impuso su estilo desde el principio ante la prensa de su tierra en la cual hizo gala de haberse enfrentado hasta con el mismísimo Presidente Rafael Correa para que intervenga en la justicia de Ecuador afirmó: me peleé con gente muy poderosa de este país, discutí y rezongué, e incluso otros embajadores me decían que no podía involucrarme personalmente así porque ‘no sos ministro de Justicia, sino un embajador en un país que no es el tuyo” lo ha dicho al diario Jornada, en su versión on line del 22/febrero de 2017.

 

Proveniente de un estilo muy argentino de ser fanático del futbol, muy pronto, en cuestión de cuatro meses de instalado en Quito, el excelentísimo embajador Luis Alfredo Juez, volvió a excederse y exagerar y mentir en la prensa de su país con una versión antojadiza que se explica en el www.diarioregistrado.com a manera de titular como “Insólito relato de funcionario” y que dice “Luis Juez, embajador en Ecuador, casi va preso por festejar en las calles de Quito el ascenso de Talleres”. Por supuesto la versión de ese incidente no ha sido comprobada hasta ahora por la policía ecuatoriana, pero en su descripción el señor embajador expone: "Salí corriendo como un loco a la Plaza, quería sacarme una foto, no encontraba a nadie y hacían 70 grados. La pasé mal, en cuatro horas no encontré un negro para abrazar" (sic). Y concluyó, sincero: "El que me escucha dirá 'este guaso no puede ser embajador ni en Disney, pero créanme que yo lo vivo así". Preocupa que un comportamiento así se haya dado en el representante argentino, no solo por lo falso al involucrar a la policía nacional, a más de su tinte racista, sino también por el comportamiento desenfrenado del personaje, que ya de por si ameritaba una revisión mental de su actitud que, como él mismo lo admite, no es de un diplomático acreditado en nuestro país. Ahí mismo debíamos habernos preocupado por esta conducta personal con serio desequilibrio de señor embajador Juez

 

Tal parece que Argentina está acostumbrada a los excesos del señor Luis Juez, tanto que las radios de ese país han tomado la costumbre de consultarle de todo y a cada momento al diplomático, al punto que se hallaron con esta respuesta, frente a un incidente futbolero, que terminó con la muerte de un aficionado en enfrentamiento de barras, y que sacó el florido lenguaje del entrevistado que salió con esta frase de muy mala catadura contra su propio país: "Luis Juez dijo sentir “vergüenza de ser cordobés y argentino” luego de la muerte de Enmanuel Balbo” (Diario La Voz, del 18 de abril de 2017 en la sección Mundo D). Esto muestra como las referencias a su propia nación que representa no son dignas de un diplomático, que si así se refiere de Argentina, y que peor lo hará un tiempo más tarde de la nación en la que está acreditado.

 

El tema viene a colación en referencia a como se expresa de sus propios compatriotas el mencionado embajador Luis Juez, por el incidente diplomático que promovió con sus expresiones entre Argentina y Ecuador, con ocasión de la entrega de la Condecoración “Manuela Sáenz” por parte de la Asamblea Nacional a la ex presidenta argentina Cristina Fernández viuda de Kirchner, y por cual por primera vez la Cancillería tuvo que llamarle la atención al desatino del diplomático sureño.

Ocurrió el 29 de septiembre del 2016, que el diplomático salió con un exabrupto crítico rechazando la condecoración en declaraciones a diario Clarín de Buenos Aires: "Si los ecuatorianos creen que Cristina es el prototipo de mujer argentina, se equivocan. No sintetiza a la mujer argentina y no sintetiza a los argentinos. Los argentinos no somos bandidos, atorrantes, corruptos ni sinvergüenzas". Tal comportamiento mereció el rechazo y disgusto parte de la cancillería ecuatoriana, la que en palabras del vicecanciller Fernando Yépez repudió los dichos del embajador Juez, y señaló en un comunicado: "No es aceptable la afirmación del representante diplomático de que los ecuatorianos estamos equivocados respecto del prototipo de la mujer argentina, puesto que no le compete a él determinarlo. Lo que el Estado ecuatoriano y sus ciudadanos crean o piensen, es asunto interno y soberano de nuestro país (...) La Asamblea Nacional del Ecuador tiene la potestad y el derecho de imponer condecoraciones a quien considere. Su decisión, por lo tanto, no puede ser criticada por un agente diplomático extranjero".

Quizás el silencio hubiese sido la mejor respuesta, pero, con un el espíritu de camorra que el embajador Juez había llegado al Ecuador le afloro el odio político contra la señora Fernández y, en reacción al reclamo de la diplomacia ecuatoriana, expreso al mismo Clarín: "No tengo que pedir permiso para hablar de dirigentes de mi país”, y remató con arrogancia y dureza:No voy a venir a Ecuador a sostener un discurso y una moral distinta a la que he tenido en Argentina". Le puso entonces la cereza al pastel e hizo gala de una nueva presunta conversación de advertencia al propio presidente Rafael Correa: “No vengo a Ecuador a pintarme de un tipo políticamente correcto y le dije a Correa que con Cristina se va a comer un chasco, a mí me pasó, reveló el embajador”. Queda constancia que este Luis Juez, lo dijo con tanta petulancia, soltura y desfachatez para referirse al país, a su misión y su comportamiento nada diplomático para que se sienta que vino a imponer condiciones para ser aceptado, y tal parece que lo logró porque el incidente quedó ahí.

 

El embajador Luis Alfredo Juez se sintió como pez en su casa, y por ello se convirtió en autor inédito de la “odisea” del partido Atlético Tucumán contra El Nacional en Quito el pasado 8 de febrero de 2017. Ocurre que el equipo argentino no llegó a tiempo para cumplir su compromiso al estadio olímpico Atahualpa, ya que por fallas de la empresa de aviación los demoró más de la cuenta en el aeropuerto de Guayaquil. Total, por gestiones del embajador Juez logró parar el reloj, trajo “rápido y furioso” al equipo y el partido se jugó dos horas más tarde. Lo irónico fue que los argentinos ganaron 1-0 al club de los militares ecuatorianos y los eliminó de la copa sudamericana, en medio del ridículo que hicieron ante su propia hinchada.

Horas más tarde, en entrevista con los medios argentinos, en especial con Canal 13, hizo gala de su florido lenguaje, con mezclas de machismo y homofobia, mientras era proclamado “héroe” de su pueblo futbolero.  Hasta la propia prensa sureña se asombró de sus expresiones, y en una crónica denominada Las desfachatadas frases de Luis Juez, el impensado protagonista de la odisea de Atlético Tucumán” la prestigiada agencia InfoBae.com, reseña algunas perlas del diplomático cordobés: "¡Muchachos, déjense de romper las bolas con el reglamento!” (…) "Lo digo en nombre de los 2500 hinchas argentinos que están ahí que se han portado como unas señoritas(…) “Escoltados por 10 motos de la Policía, 4 patrulleros y el micro viajaba a 130 kilómetros por hora, según contó el político cordobés. "Parecía Meteoro", lo describiría horas más tarde. 

Juez continuó dejando frases desopilantes (Sic InfoBAE) sobre la agitada noche que debió vivir como representante del país en Ecuador. "Hoy me van a querer cagar a trompadas”.Ellos tenían ganado el partido en el escritorio y les mojamos la oreja y les ganamos”. “Voy a pedir un helicóptero para ir hoy a la Embajada", bromeó. (…)"Tuve una discusión terrible con el presidente de El Nacional, que es un militar (se refiere al General de la República Tito Manjarrez). Ellos querían agarrarse del reglamento y pedir los puntos, pero yo les decía 'juguemos al fútbol, es once contra once y el que hace el gol gana'". (…) El ex intendente de la ciudad de Córdoba reconoció que no siguió "el manual del correcto diplomático", pero se justificó en que el partido "era un sueño" para los tucumanos. "Los hinchas cantaron el himno argentino antes del partido y se me puso la piel de gallina, hice puchero como un Maricón", reconoció.

 

Se puede entender que el comportamiento hasta el extremo de un diplomático para defender a su país, a los suyos, es una obligación. Pero también lo es que el representante de un estado respete las normas, leyes y reglamentos de un país donde está desempeñando una misión, así como a las personas y, no “pasarse por las bolas” irrespetando todo, como dice su expresión. Además, no le está permitido que violente o estimule la violación de las leyes, como las de tránsito en Ecuador, por ejemplo. No se entiende como la policía nacional permitió tal acción ilegal, mientras a los ciudadanos comunes se les castiga con fuertes multas el circular a más de 130 kms/hora, en este caso se lo permitió hasta hacer gala de violar las leyes sin importar si se ponían en peligro hasta las propias vidas de los futbolistas, del propio embajador y de todo aquel que tuvo el infortunio de cruzar por la ruta viva en esos momentos.

 

Hay algo más, un diplomático debe respetar a la nación a donde concurre en misión y no debe inmiscuirse en sus conflictos internos. Al parecer esto tampoco lo respetó ya que su cuenta de Twitter, profusamente usada por el embajador Juez, difunde un trino del 21 de febrero de 2018, a las 13h17, con una filmación, que al parecer fue hecha por el mismo, en la cual se denota de una participación en el mitin político del Movimiento CREO, en su plantón de reclamo frente al CNE. Fácilmente se puede acusar al diplomático de una presunta injerencia extranjera en la actividad política de Ecuador, sin embargo, nada se hizo pese a que se difundió intensamente por las redes sociales desde el mismo espacio del embajador argentino.

 

Entonces, lo del 23 de octubre de 2017, el haber llegado a su tierra natal Córdoba-Argentina, y expresar de manera abierta y directa, sin edición de ningún tipo a Cadena 3, según el diario digital argentino La Voz (www.lavoz.com.ar)  explotó cuando dijo: "Llegué hace media hora (de fiscalizar en las elecciones). Me pegué una ducha, me puse un saco y una camisa porque no quería estar con la ropa de esta mañana porque van a decir: 'Este mugriento se ve que agarró hábitos ecuatorianos'", pero, advertido de lo insultante de sus expresiones quiso arreglar aclarando que eso era parte de la costumbre de los indígenas "Una de las más conocidas –explicó– es el pueblo Otavalo. Ellos se visten a la mañana del sábado y están todo el fin de semana con la misma ropa. Me refería a eso, para no estar todo el día con el mismo atuendo pasé por casa a cambiarme", con lo cual terminó de afectarse a sí mismo el embajador Juez.

Solo Ecuadorinmediato.com tuvo la sensibilidad de informar del tema ese mismo 23 de octubre, el resto de la prensa ecuatoriana ignoró el tema. La Cancillería solo optó por repetir el comunicado que rechaza nuevamente a Luis Alfredo Juez: “ Ecuador encuentra inaceptable que un representante del más alto nivel de un Estado se refiera, una vez más, de manera ofensiva a los ciudadanos del país que le ha recibido con consideración y amistad y en donde su actividad debe estar guiada hacia el fortalecimiento de los lazos políticos, económicos y de cooperación, y no a agraviar reiteradamente a los ecuatorianos" señaló el comunicado, que también le fue remitido al canciller argentino Jorge Faurie.

Ante tal tibieza de posición, el embajador Juez se motivó a defenderse y proclamar inocencia bajo el consabido y mal usado concepto de descontextualización de sus palabras, inculpando a sus enemigos, y diciéndole en una carta a la canciller María F. Espinoza: "Tenga la seguridad que jamás podría tener expresiones peyorativas y ofensivas hacia el Ecuador y su Pueblo". Pueblo ecuatoriano al que dice “ama”, aun cuando su comportamiento es de lo más indecoroso y anti-diplomático como ofensivo que se pueda obtener de un jefe de misión argentino acreditado en el exterior.

 

Pero, aparte de nuestras crónicas que dieron la voz de alerta, solo los indígenas han reclamado por la dignidad de su pueblo y del Ecuador entero. Así, los miembros de la nacionalidad Otavaleña, su alcalde Gustavo Pareja, sus dirigentes comunitarios ancestrales, se defendieron de semejantes calificativos e hicieron lo que no hizo el estado ecuatoriano, declarar “persona non-grata” al embajador Luis Alfredo Juez y exigir su expulsión. Con plantones de por medio frente a la embajada argentina en Quito y una cita en cancillería, los indígenas se han puesto firmes, a lo cual solo el Asambleista indígena amazónico Carlos Viteri Gualinga se unió a las voces de expulsión, los demás representantes de la sociedad mestiza no han hecho caso y no han mostrado ningún gesto solidario con el propio país, mientras que la gran prensa nacional sigue ignorando el hecho al minimizar en sus páginas el tema.

El embajador argentino ante Ecuador Luis Alfredo Juez sigue en funciones, y si cualquiera lee este listado de ofensas o agravios diría que se le ha hecho un seguimiento minucioso de su gestión diplomática, pero no es así. Para mí era un auténtico desconocido, pero, al leer este inicio de semana semejantes agravios contra mi nación, bastó para poner en los buscadores de internet el nombre del mencionado señor Luis Alfredo Juez para encontrar esta catarata de ofensas y lenguaje desaprensivo del que hace gala. Todo está en el internet, todo lo recoge y exhibe la propia prensa argentina, y en ella se ha reflejado todo esto que hoy uno mira con asombro.

Por ello, me han saltado dos inquietudes indignantes:

Si esto está publicado en los medios argentinos, ¿Por qué la embajada de Ecuador en Argentina no hizo ninguna observación o alerta del tema?, si lo hizo, ¿Por qué no halló ninguna reacción en la Cancillería en Quito? Es una verdadera muestra de debilidad la que exhibe la diplomacia ecuatoriana, cuya Dirección de América ha sido incapaz de tomar algún apunte mediocre para reaccionar con el caso, que ha ido en in-crescendo. Si ignoraron los dichos y hechos del embajador Juez, ¿Por qué no reaccionan ahora, más allá del tibio comunicado y hacen caso omiso del pedido de los otavaleños? He buscado respuestas en los espacios y amigos del Ministerio de Relaciones Exteriores, pero en ellos no las hallé porque -y es la impresión generalizada en los pasillos de ese ministerio- ahora la preocupación no es la política externa sinó el triunfo en la consulta llamada por el gobierno del presidente Moreno, lo cual denota un vacío lamentable a un sentimiento de indignación de un grupo de ecuatorianos.

Y, por otro lado, si esto lo ha contado detalladamente la prensa argentina, vale la pena preguntar al gobierno del presidente Mauricio Macri ¿Qué ha hecho al respecto?, ¿Por qué no mandó esta “mugre” a representarlo?, y uso el mismo término con el que se autocalificó el señor embajador Luis Juez y que ahora provoca el incidente. Sabido es que esta persona nunca quiso venir a Ecuador, y que es falso aquello del “pueblo al que tanto amo”, ya que para él este destino diplomático fue un castigo por haber perdido las elecciones en su provincia, y lo repite una y otra vez: Desde el primer día le vengo diciendo al presidente Macri, ‘creo que estoy desperdiciado. Me dieron la embajada para sacarme de la pista, sería un hipócrita si no lo dijera”. (Entrevista con Radio Mitre 27-marzo 2017) 

Si es así, señor Macri por favor retire a este embajador de su misión, porque no lo representa a gusto a usted, y por demás está decirlo que no representa a la Argentina tan digna y tan hermana.

Por supuesto que al escribir esta nota debo aclarar que no soy enemigo político del señor Juez, ni tampoco le he maltratado como él si lo ha hecho con mi país Ecuador. Pero, destaco que todo esto es una recopilación de lo dicho y hecho por el señor embajador Luis Juez, y de él es su responsabilidad de las consecuencias que produzca. Tras leer todo lo escrito me queda en claro que hay gente que “Hay gente que se hace más daño con su boca que con sus manos” y el caso del diplomático de Argentina es una fiel conclusión de esta mala frase (FHA).

 __________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General de Ecuadorinmediato.com. 
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com
Fuente Fotos: Elmundo.es/Archivo Ecuadorinmediato

 @2017 DERECHOS RESERVADOS DE ECUADORINMEDIATO.COM, prohibida la reproducción total o parcial de estos comentarios editoriales sin la autorización escrita de su autor. No reproducir por otro medio que no sea por nuestra página web o el sistema móvil de EI. No provoque perjuicios a este medio al promover la lectura sin acceso a nuestra página. Gracias.

 

Fuente fotos. InfoBAe/Clarin/ LAVoz/ Diarioregistrado

_________________________________________________________________________________________________

Links páginas sustento nota 
http://mundod.lavoz.com.ar/futbol/luis-juez-dijo-sentir-verguenza-de-ser-cordobes-y-argentino-luego-de-la-muerte-de-emanuel-bal
https://www.clarin.com/politica/cancilleria-luis-juez-cristina-kirchner_0_rJAoqfsp.html
https://www.infobae.com/deportes-2/2017/02/08/la-locura-de-luis-juez-el-impensado-protagonista-de-la-odisea-de-atletico-tucuman/
https://www.diarioregistrado.com/deporte-registrado/luis-juez--embajador-en-ecuador--casi-va-preso-por-festejar-en-las-calles-de-quito-el-ascenso-de-talleres_a5755ad34bccca16d525df8ba
https://radiomitre.cienradios.com/desayuno-con-invitado-luis-juez/
http://www.lavoz.com.ar/politica/juez-tuvo-un-exabrupto-con-el-pueblo-ecuatoriano-lo-repudiaron-y-pidio-disculpas-por-sus-di
Twitter-video Acto de CREO en cuenta de Luis Juez https://twitter.com/ljuez_ecuador/status/834104820650885124

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.