Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, miércoles, 26 de junio de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

EXPRESO (Guayaquil) La Supercom multa a siete medios por una nota que no se publicó

2017-04-22 08:27:59
Sociedad
1888

Ochoa sanciona a la prensa por no hacerse eco de una publicación argentina. Su decisión genera malestar en la oposición y distingue a Moreno de Correa

No hay tregua. La Superintendencia de Comunicación (Supercom) decidió ayer la sanción y multa contra siete medios de comunicación independientes: EXPRESO, El Universo, El Comercio, La Hora, Teleamazonas, Televicentro y Ecuavisa.

Esta vez no se trató de una información publicada. La Supercom decidió elevar la vara: sancionó a los medios por una nota que no publicaron.

 

El anuncio lo oficializó ayer un sonriente superintendente Carlos Ochoa, quien fiel a su estilo convocó a una rueda de prensa en la que no estuvo dispuesto a contestar todas las preguntas. Se limitó a leer en teleprompter su declaración de condena contra la prensa independiente.

 

La insólita sentencia acusa a los medios de “censura previa” por no haber publicado un reporte del medio argentino Página 12, cercano al kirchnerismo, que acusaba sin documentos ni fuentes citadas ni contrastación a Guillermo Lasso como dueño de 49 empresas offshore. El escrito fue publicado durante la campaña electoral y utilizado por Alianza PAIS y los medios públicos hasta el día de las elecciones.

 

La autora de la nota, Cynthia García, quien acusó a Lasso de “ser pasible del delito de evasión tributaria”, reconoció que su escrito no fue contrastado, sin embargo atendió media docena de entrevistas en los canales incautados y del Estado.

 

La sentencia, que este Diario considera abusiva e injusta, llega después de que el mismísimo presidente electo Lenín Moreno se ofreciera a mediar para solicitar su archivo, luego de que el presidente de Centro Democrático, Jimmy Jairala, aliado del próximo mandatario, iniciara un debate público sobre la exageración del proceso. “Ya ve, la Supercom no trabaja con exhortos”, se ha limitado a lamentar Jairala tras conocer la noticia. Y considera que la misma abre una oportunidad para inaugurar el debate sobre la reforma a la Ley de Comunicación.

 

La oposición, que ha rechazado en pleno desde todos los partidos la sentencia, considera que “este es el momento idóneo para que el presidente electo empuje lo que ofreció: una reforma que elimine los abusos de Carlos Ochoa. Allí se medirá la veracidad de sus promesas y también la voluntad de Alianza PAIS por rectificar”, señaló Héctor Yépez, asambleísta electo por la alianza CREO-SUMA. Su criterio es compartido por el resto de sus colegas.

 

No hará falta la presión. Moreno se adelantó ayer, en declaraciones a la prensa, a reafirmar su postura crítica con la medida. Y pidió públicamente a la Supercom “dejar insubsistente” su sanción insólita que, también a su juicio, abre la puerta a una reforma que revalorice las atribuciones del Gobierno para multar a la prensa.

 

Su postura muestra un nuevo distanciamiento de la cara oficial del correísmo en el partido de Gobierno.

 

La sanción de Ochoa, a quien legisladores críticos como Christian Viteri acusan de “encubrimiento, complicidad y lacayismo”, coincide plenamente con la postura del presidente Rafael Correa, quien promovió en tiempos electorales la difusión de la nota argentina y cuestionó a la prensa independiente por no sumarse a su campaña.

 

Ayer, en contradicción con el candidato que escogió para sucederle, el presidente Correa respaldó la decisión de la Supercom y revivió sus recurrentes críticas a la “manipulación” de la prensa. “Por ser negocios privados quieren decir lo que les da la gana”, dijo.

 

Mientras la política sigue su ritmo, los siete medios, que pueden apelar la decisión, han sido ya sentenciados a pagar 10 salarios básicos cada uno.

 

Rechazo en los medios

 

El malestar es generalizado. Los medios de comunicación sancionados: EXPRESO, Ecuavisa, Teleamazonas, Televicentro, El Universo, La Hora y El Comercio, dejaron saber ayer su insatisfacción por la medida firmada por Carlos Ochoa.

 

El sector de la prensa ya había advertido, representado por la Sociedad Interamericana de Prensa, vocería de los medios en el continente, sus preocupaciones por ejecutar una sentencia sin precedentes por la no publicación de una nota.

 

Denuncia con simpatía oficialista

 

Se vendió a sí misma como una denuncia ciudadana. El proceso con el que la Supercom ha decidido multar y sancionar a siete medios inició con la demanda interpuesta por el colectivo Observatorio Ciudadano por una Comunicación de Calidad, cuyo rostro visible es Viviana Paredes, una exasesora de la Supercom de Carlos Ochoa, que hoy resuelve a su favor.

 

Junto a Paredes firman la petición Kevin Pazmiño Vargas y Lenin Flores Altamirano, quienes también dirigen el colectivo, que en 15 días ha interpuesto dos denuncias contra varios medios y aseguran estar dispuestos a continuar con esta mecánica. No han incluido a medios públicos.

 

Todos dijeron sentirse afectados por la no publicación de una nota extranjera sin contrastación en Ecuador.

 

Cuando uno de ellos fue consultado por la prensa sobre cómo se debe publicar una noticia no contrastada, simplemente dio media vuelta y se fue para evitar responder la pregunta.

 

El diario de avisos

 

De las viejas cortes del sistema feudal nacieron los gacetilleros, aquellos amanuenses que enviaban a los nobles notas de su interés, a caballo y de posta a posta. Al trabajo de los gacetilleros, en el siglo XVII, se atribuye el nacimiento del periodismo, que en estos tiempos del XXI discurre a la velocidad de la luz entre millones y millones de noticias en miles y miles de medios de comunicación del mundo.

 

Sucede ahora que Carlos Ochoa, al frente de la Supercom, condena al Diario EXPRESO y a otras seis empresas periodísticas independientes por “censura previa”, en un intento de retrotraer el periodismo libre ecuatoriano al absolutismo del siglo XVII y a las notas de avisos que sólo servían a sus nobles feudales.

 

La involución sometida resulta delirante y un arma además de doble filo. Dice Ochoa que la ley no obliga a EXPRESO a publicar noticias de otros medios, pero sí le exige advertir a la ciudadanía de la existencia de noticias de interés general para el país que se difunden desde otros lados.

 

Incomprensible, cierto. Traducido al lenguaje llano y claro da un resultado inquietante, surrealista y contradictorio. Siendo así, EXPRESO tendría que dedicar un tiempo imposible a rastrear diariamente el firmamento mundial de noticias para rescatar y advertir a sus lectores sobre asuntos publicados de supuesto e indefinido interés general. Lo transformaría de periódico de información en diario de avisos: ‘esto salió publicado por aquí y por allá, búsquelo para leerlo si desea’. Y lo dejaría al borde de un abismo inevitable ante el riesgo de decidir a quién corresponde la atribución de ese supuesto e indefinido interés general, si al medio, al poder y su conveniencia, o a quien complaciente interpreta arbitrariamente la ley.

 

El enunciado de unos ejemplos ilustra el fundado temor a ese abismo:

 

- La publicación en el diario argentino Página 12 de una supuesta red de empresas off shore propiedad de Guillermo Lasso. Es del “interés general”. Por no reproducirla o alertar de que existe, se condena a EXPRESO y otros seis medios independientes.

 

- Las revelaciones de la acreditada red brasileña O’Globo sobre Ecuador y Odebrecht. El fiscal general del Estado minimiza su importancia por proceder de un medio de comunicación. Deja en duda que el cerco a la corrupción de funcionarios públicos sea del interés general.

 

- La denuncia de Contraloría por el desvío de $ 29,3 millones en la construcción de la Refinería del Pacífico. EXPRESO fue condenado a una cuantiosa multa por publicarla. Las glosas del máximo órgano del Estado en el control de cuentas no fueron en este caso para la Supercom del interés general.

 

La correcta interpretación diaria del interés general avala los 43 años de vida de EXPRESO. Se insta ahora a su quebranto, pero ni los reales o supuestos colectivos, ni la pretendida resurrección de los nobles del viejo sistema feudal podrán convertir este respetado periódico de información general independiente en un diario bobo de avisos.

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.