Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, domingo, 24 de junio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

¡DERROCHE CON DESANGRE!

2016-05-16 20:30:00
Análisis
7227

Por: Francisco Herrera Araùz / Ecuamex

La cifra revelada en las últimas horas, que del Ecuador en los últimos 13 años han salido a los paraísos fiscales una cifra superior a los US$ 26 mil millones de dólares nos debe una explicación a la nación, porque debemos saber a ciencia cierta que significa todo esto: ¿De dónde y porqué salió tanto dinero?, ¿De qué manos pasó o, quien fue? y, con mucha severidad revisar ¿Por qué estamos soportando un "desangre" en nuestras finanzas? Que a la larga resulta superior en tres veces a lo que fue el feriado bancario. Que duro preguntar y más duro entenderlo.

Es muy simple el apelar a la memoria para regresar a los días iniciales del 2007, cuando empezaba el gobierno de Rafael Correa, y escuchar el discurso de muchos de los perdedores de las elecciones, en especial de los dirigentes gremiales de la producción, apoyados por algunos voceros y radiodifusores ante la opinión pública, el acusar con rabia y rencor al nuevo gobierno socialista de “ser enemigo de la empresa privada”, pero mucha agua ha corrido bajo el puente para demostrar que ha sido una historia distinta.

El año que el Presidente Correa asumió el poder en el mercado el precio promedio de petróleo fue el mantenerse en promedios fluctuantes alrededor de 80 a 90 dólares/barril, con un tope temporal al 2013 de US$ 108, por el conflicto con Siria. Después, caería en picada con un descenso estrepitoso de hasta los US$ 20 dpb, con el que se enfrenta la crisis al fin del 2015.

De ese crecimiento en el mercado petrolero mundial, siempre es bueno preguntar ¿Cuánto ganó el Ecuador? Creo que todos hemos escuchado el discurso de la oposición ecuatoriana que maneja cifras imprecisas que hablan de más US$ 100, a 200 y hasta 300 mil millones de dólares, en boca de los mismos dirigentes empresariales o asambleístas, radiodifusores o líderes de opinión y políticos de izquierda, centro o derecha, que se exceden en palabras ante números no comprobables, especulativos y que suenan a imposibles. Consulado por Ecuadorinmediato.com, el ministro coordinador de la política económica Patricio Rivera, ha sido puntual en definir que la nación por el ingreso petrolero fluctuante, descontándolo todo, tiene un beneficio neto por un valor de más de US$ 30 mil millones en estos 8 años(2007-2015), asumiendo lo que esta fluctuación implica, entre costo y utilidad esa cifra. Sí, leyeron bien; treinta mil millones que, Rivera nos dice, está dispuesto a demostrar ante los críticos.

Si tanto ganó Ecuador, creyendo en esos 30 mil millones, pues lógico resulta preguntar ¿Dónde está ese dinero?, ¿Por qué el estado no tiene ahora ni un centavo?

El régimen ha defendido que con su política económica privilegió el beneficio social para la amplia colectividad, y generó un crecimiento con un alto nivel de inversión pública. Así, construyó y reconstruyó miles de kilómetros de su red vial entre carreteras, puentes, caminos y ubicaciones; construyó varios cientos de edificaciones entre hospitales, escuelas, colegios, universidades, centros de salud, oficinas de atención pública, cuarteles, viviendas, juzgados, ministerios con gran infraestructura nacional. Modernizó tecnológicamente a la nación en telecomunicaciones y equipo con alta cibernética a sus instalaciones y, promovió recurso humano incrementado números entre maestros, médicos, policías, técnicos y tecnólogos, mandos medios al servicio de la nación; e hizo promoción y publicidad de su obra ante la opinión pública.

Es decir, generó con ello una reactivación de la economía ecuatoriana de alto nivel de crecimiento que hasta sus más enconados enemigos lo reconocen, aun cuando muchos acusen al régimen de derroche y excesivo gasto público, y de seguir siendo “enemigo de la empresa privada” al no haber permitido su inversión directa en lo que ellos consideran esos negocios públicos.

Aquí cabe entonces la pregunta: ¿Todo ese dinero que ha soportado el crecimiento del Ecuador a donde fue dirigido?, creo que se puede afirmar que en su gran mayoría, casi en su totalidad, fue al sector privado. Sí, así como se lee, ya que ese sector propietario de grandes, medianos o pequeños capitales representa a todo un sistema de proveedores del estado nacional. Acá se dirigieron los contratos para la construcción y sus constructoras, importar y comprar equipamiento técnico; acudir a grandes vendedores de autos simples hasta equipos camineros, de computadoras, insumos, partes, fármacos y equipo médico, aparatos y sistemas de telecomunicaciones o de seguridad, armamento y, suministros de máquinas focos, lápices papeles y hasta elementales escobas, artículos de limpieza y simples tornillos o clavos, todo eso como parte del inmenso universo de producción que proveyó el mercado al estado. La fabricación de textiles prendas, artículos y mil objetos de uso entran en este mundo proveedor. Y más aún, con buenos niveles de sueldos generó el consumo en un alto volumen que se volcó a las grandes tiendas o supermercados, fábricas o sistemas de entrega de esos alimentos o productos. Ni hablar de los servicios que requirió tanto en uso de equipos hasta la mano de obra calificada, o la contratación de estudios, consultorías, representación jurídica o laboral, seguros y comisiones fueron esa parte de la torta. Como si fuese poco, el pago de publicidad saltó a las agencias, creativos, publicistas, y un inmenso grupo de medios de comunicación, entre nosotros como muchos otros, todo eso hace parte de la inversión pública del estado ecuatoriano en lo privado. Esta corta descripción – y me quedo corto - podría reflejar de lo que ahí está en el gran negocio que significó el trabajo o relación con el estado, y que gran parte de esos dineros sean acusados del derroche.

¿Por qué hizo esto el estado ecuatoriano?, pues porque no tiene a su haber nada de esos medios de producción, los tuvo que contratar trasladado el dinero recibido del petróleo hacia ese sector, dinero contante y sonante, en efectivo. Y eso es considerado positivo cuando un gobierno lo hace en un sentido de beneficio colectivo que respalda fuertemente a su propia economía, aun cuando se crea un alto sentido de dependencia, pero digamos que es una economía activa y hasta aquí muy bien.

Lo crítico es preguntar entonces ¿Si todo ese dinero fue lícitamente ganado, por qué ese sector privado, en especial el de los grandes contratos, no reinvirtió esos dineros, sus ganancias, beneficios o utilidades logradas en Ecuador? Da la impresión, por las cifras de la macroeconomía, que todo ese inmenso volumen de gasto no se ha generado un retorno en crecimiento adecuado. No se registra desde el sector privado en los últimos años una gran empresa, industria o fábrica, ni un nuevo gran emprendimiento, ninguna gran inversión que justifique esa entrega de recursos. Pareciera que solo se mantuvieron los negocios para vender productos o servicios al régimen.

Será por eso que, a medida que se entregaban los recursos el estado ecuatoriano el régimen comprobó que los capitales se iban del país, se evadían los impuestos, se fugaban los dólares. Por ello implementó los controles que buscaban frenar, estableció anticipos del impuesto a la renta o los tributos a la salida de divisas y la declaración de patrimonio. Pero, ni por esas.

Un estudio del grupo de análisis Global Financial Integrity (GFI), una organización no gubernamental fundada por el empresario y analista económico Raymond Baker, publicó ‘Flujos financieros ilícitos desde los países en desarrollo: 2004-2013’. En ella se fija a Ecuador con la escalofriante cifra de Veinte y seis mil, novecientos sesenta y seis millones de dólares (US$ 26.966´000.000, oo) de salida de capitales en esos diez años. Según la nota de prensa, por ‘flujos ilícitos’ la GFI entiende los movimientos de ‘dinero sin gravar’ que se efectúan transfronterizamente contraviniendo o manipulando normas jurídicas existentes en el país emisor, en el país intermediario o en el país receptor.

La cifra es imponente si se toma en cuenta que equivale por si sola a un presupuesto anual de todo un año de Ecuador; o sino, es una cuarta parte del PIB del país de los últimos diez años. Podría ser tomado en cuenta también que significa un promedio de fuga de US$ 2 mil millones por año, en especial desde el 2007 al 2013, tiempo en el cual el país entró en una espiral de crecimiento de su inversión y gasto público.

Para la historia nacional queda constancia que el salvataje bancario de la crisis del 99´, le significó al Ecuador un monto brutal de más de Ocho mil, setenta y dos millones de dólares (US$ 8.072`000.000,00) según la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera establecida al respecto. Este monto de fuga de capitales ecuatoriano implicaría ni más ni menos que Tres veces (3) ese salvataje financiero. Digo, ¿Puede una nación soportar a década seguida semejante desangre de sus dineros?

Las últimas revelaciones de los “Papeles de Panamá” denota, al rozar el tema Ecuador, que entre millones de documentos se puede hallar que al menos 40 grandes, muy grandes grupos económicos nacionales, hay constructoras, cementeras, importadores, corporaciones financieras, proveedores de equipos, autos o sistemas de telecomunicaciones, seguridad, armamento o implementos, clubes deportivos, emporios textiles, medios de comunicación, aseguradoras, grandes cadenas de supermercados, tiendas y estudios jurídicos o consultores, como los que sacaron su dinero a países considerados paraísos fiscales. ¿Será coincidencia que el crecimiento del Ecuador, su gasto público derivado al sector privado esté asociado a todo ese gran grupo de nombres? habrà algunos que si, otros no, de los demàs quien sabe.Perdón si la duda ofende pero queda.

El Ecuador ya sabìa de esto, es màs ya ha estado buscando sanciones a esta fuga de capitales. El Servicio de Rentas Internas SRI, desde años atrás se viene identificando el problema y ha glosado a empresas nacionales que sacan su dinero a las “off shore” en 37 países que facilitan esta figura de paraíso fiscal o que promueve la evasión de impuestos, y que son preferidas por los empresarios ecuatorianos. Hay una glosa de Mil quinientos millones de dólares (US$ 1.500´000.00.00) por este tema y la misma es discutida como controvertida judicialmente por quienes consideran su derecho el sacar su dinero de la nación. El caso es tratado con la debida reserva pero, la sospecha en investigación es que al menos por ahora, hay detectada que podrìa rebasar los Cuatro Mil millones (US$ 4.000’000.00) la que se queda corta ante las revelaciones de magnitud que la filtración mundial ahora nos ofrece.

La salida de esos más de 26 mil millones de dólares de un país ha significado el sacrificio de nuestro desarrollo y la promoción del otro, de ese al que fueron a parar esos dineros. En eso no se ha pensado con precisión ni se ha dimensionado el sacrificio que implica a la nación ecuatoriana el que no se haya reinvertido sus propios dineros, sino que haya financiado a quienes promueven el escape de capitales.

Al finalizar queda el interrogante del ¿Por qué lo hicieron?, el autor de la gran filtración de los “papeles de Panamá” y que firma como "John Doe", ha dicho en su carta expuesta la semana pasada a la comunidad mundial que “Las empresas fantasma son comúnmente asociadas con el crimen de evasión de impuestos, pero los Panamá Papers muestran sin la más mínima sombre de dudas que aunque estas empresas fantasma no son ilegales por definición, son utilizadas para llevar a cabo una gran serie de crímenes graves que son [más grandes que la evasión de impuestos]”

Pregunto entonces al finalizar el tema: ¿Que significa el provocar un “desangre” que sacrifique nuestro desarrollo? Como la revelación viene de fuera, que nadie dude que si hasta aquí aparecieron los nombres, no es difícil que con el tiempo se sepa los montos y motivos que promovieron tal fuga de capitales. (FHA)

Fuente: Con información de Consorcio GIJ, Grupo GIF, Agencia NODAL, El Telégrafo, diario alemán Süddeutsche Zeitun.

Dr. Francisco Herrera Aràuz / Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.