Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, jueves, 21 de junio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

¿ESTÁ LISTO ALIANZA PAIS?

2016-02-22 20:31:00
Análisis
6427

Por FHA/Ecuamex

La semana política en Ecuador se vio sacudida por una carta de lealtad del ex vicepresidente Lenin Moreno, quien ratificaba su intencionalidad política de ser posible candidato a la Presidencia de Ecuador, a las próximas elecciones, pero, si lo fuese sería por el partido gobernante, rechazando otras opciones. Si eso es factible las opciones de seguir con un gobierno de este corte podrían darse pero: ¿Está listo Alianza PAIS para seguir siendo gobierno?

La pregunta no es tan simple, y tampoco puede obtener respuestas frágiles o superficiales de los dirigentes del movimiento gobernante, sobre todo por lo que implicaría que en Ecuador siga un régimen guiado por la revolución ciudadana en pleno socialismo del siglo veintiuno.

Un primer punto es histórico. En la nación ecuatoriana nunca se ha dado un proceso de continuidad y estabilidad como el que vivimos actualmente. La reelección por las urnas nunca fue posible, y la discontinuidad ha sido la norma, interrumpiendo por voluntad popular la posibilidad de que se mantenga proyecto político alguno.

El conflicto constante de carencias de liderazgo también ha generado que no se logre esta continuidad, siendo por lo tanto solo eso: momentos de liderazgo personal los que han guiado a los gobiernos, del tipo que fuesen. Es notorio que solo el caudillo llegaba, gobernaba, enfrentaba conspiraciones, debacles, crisis, golpes de estado y salía apresuradamente del mando presidencial sin dejar una estela de sostenimiento de un modelo de estado a seguir, o al menos una propuesta a largo plazo.

Si las encuestas o cálculos electorales son ciertos, Alianza PAIS podría mantenerse en el gobierno de Ecuador por un período más de cuatro años, si es que se apunta a la opción de Lenin Moreno, que goza de una aceptación de más del 90% y una intencionalidad de voto que rebasa el 65%, según algunas encuestas coincidentes. Es decir, que bien podría afirmarse que los 10 años que ha tenido oportunidad AP de gobernar, pueden continuar, pero, ¿Así de simple?, ¿Así de llano?

Para empezar nadie duda del liderazgo y el carisma de Moreno en la nación como en sus propias filas. Mas, sin embargo no está libre de disputas, o de enfrentar otras ambiciones de poder antes que él sea coronado. Por ello los rumores tratan de afectarlo ya que mucho se habla de su capacidad física o su estado de salud para llevar el trajín que implica ser mandatario de Ecuador en estos tiempos, sumado a la lealtad política con su propia agrupación interferida por los rumores de sus amigos fraternos los hermanos Larrea y Democracia SI, que pugnan por lograr un espacio de retorno al poder de la mano de este personaje que los prestigiaría políticamente. Por eso, el rechazo expresado por Moreno Garcés es una prueba puntual de que si desea probar la carrera presidencial y que esta sea sin mancha alguna, peor la de la deslealtad.

Dentro de AP las cosas no parecieran estar consolidadas en favor de una sola figura. La carta del ex vicepresidente dirigida mas que a un bloguero pareciera ser directamente lanzada a la militancia de su partido, que se ha visto envuelto en estos días en un debate interno por el aparecimiento cuasi certero de otras figuras que buscarían arribar al solio presidencial. Los nombres de, Jorge Glas o Gabriela Rivadeneira, sumados a las especulaciones de José Serrano, Ricardo Patiño, o Gustavo Jalkh no dejan de ser eso, nombres en función de una disputa, pero alinean personas en mayor o menor grado y calibran o calculan posibilidades, pero reflejan preocupación para pensar en la mera posibilidad de que no sea Lenin Moreno y haya que buscar otro nombre. Buen punto a discutirlo también.

Por ello, salta a luz el cuestionante sobre si AP ¿Está listo para este debate?, ¿Cuán fortalecidas están su filas para sobrellevar una disputa de candidaturas sin fisurarse internamente?, la respuesta podría atinarse en un mensaje interno que habría enviado Lenin Moreno, según lo reveló la asambleísta María Augusta Calle, en entrevista con ecuadorinmediato.com, en el cual pedía un absoluto respeto y ningún calificativo para todos esos militantes que habrían apuntado a una posible opción electoral presidencial. Esto, si bien puede frenar el desgaste verbal, da para pensar que hay discusión, que su nombre no es compacto y hasta llegar a la definición se va a discutir sobre la figura y prestigio de su nombre u opción.

Pero, a más de ello, en las propias filas del movimiento debe discutirse el evidente desgaste de los 10 años, de la forma como se llevó el gobierno, de los efectos favorables y los desfavorables de lo hecho. La discusión pondrá a prueba cuán permeables son a las críticas destructivas y crueles que desde la oposición les lanzan a diario por todos los medios posibles y, por sobre todo: cuán autocríticos son, tanto como para continuar con un proceso al que lo califican de valioso para la nación, y deben estar convencidos de ello. Huelga decir que se podrán a prueba las lealtades y las traiciones en pro y en contra de AP, que saltarán a luz pública con todo el impacto que esto trae consigo.

Mirando con mayor perspectiva, si Moreno Garcés le da un nuevo período presidencial al partido gobernante ¿Qué enfoque tendrá?, ¿Que va a ofrecer AP? Habría que consultar con severidad ¿Cuál es su verdadera intención para el siguiente tiempo en el manejo de la nación?  Y lo que digo es una exigencia de toda una comunidad de votantes y electorales que buscarán siempre ese “algo nuevo”  que la agrupación verde flex tiene que dárselo, ya que el impacto de la crisis económica, el tedio y cansancio o, la carencia de na oferta de futuro serían los peores conspiradores a esa continuidad. Súmese al hecho de que deberá Moreno Garcés ofrecer una visión de proyecto político y no un gobierno personal, una proposición para un gran estado nacional y no del partido solamente deben surgir de sus filas y hacerlos propios.

Además, deberá asumir las culpas de los males políticos causados. Debe tenerse claro que deben asimilar el enfrentamiento a la corrupción que se les inculpa al régimen actual, en mayor o menor grado, y que causa graves afectaciones en el ánimo político la comprobación de verdades. Súmese, además, que la imagen de ganador siempre atrae oportunistas de última hora, que buscarán estar en las filas detrás poder para ir a usufructuarlo, en AP surgirán entonces las pugnas con estos nuevos allegados que no supieron estar en los momentos más tenaces de la lucha por el gobierno de este tiempo que tanto les ha costado.

Y como si no fuera suficiente la lista de retos que se autoimpondría AP para mirar la oportunidad de un nuevo gobierno bajo la insignia de su partido, deberá probarse a sí mismo y ante el Ecuador cuán listo esta para asumir el vacío de liderazgo que dejará Rafael Correa.  ¿Podrán seguir como partido, como proyecto político, como revolución ciudadana, sin su principal dirigente?, desprenderse de esa imagen y demostrar verdadera autonomía sería el siguiente reto y muy duro, porque probará su subsistencia. ¿Está listo Alianza PAIS?  (FHA)

Francisco Herrera Aráuz / Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex: Agencia de Noticias productora de contenidos para Ecuadorinmediato.com


Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.