Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, martes, 24 de octubre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Parque Bicentenario: La fe de un pueblo en un solo sitio

2015-07-08 07:41:00
Papa Francisco en Ecuador
2080

Reporte especial de Pamela Aguas Yánez

Mágicamente, el terrible aguacero que cayó sobre los capitalinos la tarde y noche de la víspera de la misa papal en el parque Bicentenario, desapareció. Y, claro, Quito estaba de fiesta, ya que, después de 30 años se hacía presenta otra vez esa experiencia inolvidable, extraordinaria, de esas que pasan una sola vez en la vida, y con suerte, unas dos: la venida del Papa.

Pero este viaje apostólico del heredero del trono de Pedro era especial, no se trataba de un Papa más, no, era el primer Pontífice latinoamericano: Jorge Mario Bergoglio.

Decenas de fieles, en familia o entre amigos, decidieron acampar desde la tarde del lunes para lograr obtener los mejores puestos y ver de cerca al Papa. Pero no contaron con las travesuras que, desde el cielo, envío San Pedro, y es que cayó un aguacero impensado que puedo provocar que agarrasen sus cosas con la firme convicción de ir de regreso a sus casas, pero no, la fe estuvo más férrea que nunca y no permitió que perdieran la oportunidad de asistir a la celebración eucarística más importante de sus vidas.

Un ejemplo de esto fue un grupo de 4 niños y adolescentes, quienes salieron de sus casas desde el mediodía del lunes para llegar “a tiempo” al parque Bicentenario. Siguiendo las directrices de su parroquia, con júbilo y regocijo, llegaron hasta el sitio en donde verían por primera vez un Papa.

Jessiel Páez, de 11 años, contó que las expectativas eran inmensas, pues arribó al lugar “con ganas de que llegue el Papa, la felicidad de querer verle, estar ahí”.

La lluvia llegó y las cobijas, almohadas, ropa extra y otras provisiones que llevaron se mojaron, no les quedo nada seco. No tuvieron otra opción que llamar a sus casas y pedir ayuda para continuar con su objetivo de asistir a la misa oficiada por el Sumo Sacerdote.

“Nos queríamos ir, pero les dije que no, quería quedarme a ver al Papa y nos quedamos”, relató entusiasmado.

Pasaron las horas, y ya con ropa seca, aguardaron y aguardaron hasta que la hora cero llegue. Cada minuto más ansiosos y motivados por los canticos religiosos que acompañaron la espera.

“Nos prestaron una carpa y dormimos en la noche, en la noche nos llovió, pero la carpa nos cubrió (…) hicimos vigilia y nos pusimos a cantar y rezamos”, agregó.

Sin lugar a dudas, la experiencia valió la pena para estos niños, que sintieron felicidad absoluta de escuchar el sermón del Santo Padre. “Sí, vale la pena que haya pasado todo eso”, finalizó Jessiel.

Ya el martes, al grito de “Te queremos Francisco te queremos” y ¡Papa Francisco!, ellos y otros cientos de creyentes avivaron la mañana de hoy cuando el sol, como si supiera que el Papa estaba en Quito, salió para también participar de la eucaristía.

El ambiente religioso ya instalado de lleno no estuvo lejano de aquellos comerciantes que ofrecían todo tipo de productos, en su mayoría, alusivos al Papa, invitaban a quienes llegaban de última hora a llevarse “un recuerdito” de la visita del Santo Padre.

Uno de los grupos que merece especial reconocimiento son los voluntarios, quienes, desde que se ingresa al Bicentenario, le hacen sentir en casa, con un “¡Bienvenido!” le invitan a sumarse a la alabanza a Jesús y prestan toda su ayuda en todo momento y a todos.

Minutos después, quienes acompañaron a los fieles con los canticos y vivas para el Papa dieron la buena noticia: el Papa Francisco ya estaba en el Bicentenario para reunirse con los obispos del Ecuador. Con alegría y gozo los católicos sentían que cada vez faltaba mucho, muchísimo menos.

Ya instalados en sus cuadrantes, dieron la orden de que ninguna persona podía moverse de donde estaba, la seguridad se reforzó y las vallas abrieron un camino para que el papamóvil pasara con Su Santidad saludando y dando la bendición a todos.

Las cámaras fotográficas, de video y los teléfonos celulares se encendieron para captar la imagen más perfecta del Papa Francisco. Y parece, asombroso, pero real, ya que cuando uno tiene al Papa en frente, aunque sea por escasos segundos, su sola presencia ilumina el momento; vestido de blanco y con esa ternura en su rostro, nos saca una sonrisa.

Ya de vuelta en el templete, el Papa Francisco ofició la misa para decenas de quiteños que querían escucharlo, que sentían que esa eucaristía nos llenaba de esperanza.

En medio de la homilía, hubo aplausos, que nunca se hacen presentes en los sermones que dan otros sacerdotes, pero esta vez era indispensable hacerlo, el Papa habló de luchar por la inclusión a todos los niveles, evitando egoísmos, promoviendo la comunicación y el diálogo, incentivando la colaboración, dijo también que evangelizar no consiste en hacer proselitismo, sino en atraer con nuestro testimonio a los alejados.

Los integrantes del coro, que acompañó en la celebración al Santo Padre, pareciera que se conocían de siempre, que siempre han cantado juntos, que se acoplaron hace muchos, muchos años; pero no, son personas de todas condiciones sociales y de distintas profesiones que fueron elegidas, de entre cientos, para interpretar la música religiosa; se conoce desde hace poco tiempo, pero su participación fue memorable.

La fe de los cristianos es inquebrantable, a veces parece que quedan pocos, que son contados quienes profesan su apego a Jesucristo, pero en momentos como este, cuando se los ve alabando, elevando oraciones, pidiendo por los demás, por ellos mismos, o por aquellos que no conocen pero que necesitan de sus súplicas, se percibe que el amor profundo a Dios, a Jesús, al Espíritu Santo y a la Virgen María es intocable.

(PAY)

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.