Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, sábado, 22 de septiembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

EXPRESO (Guayaquil) El papa bendice y bromea en el santuario

2015-07-07 07:15:00
Papa Francisco en Ecuador
1189

"Ahora antes de irme les doy la bendición, pero no les voy a cobrar nada. Pero les pido por favor que recen por mí. ¡Me lo prometen!"

Tal como estaba previsto, la visita del papa Francisco al Santuario del Señor de la Divina Misericordia fue corta, 15 minutos, exactamente, en los que se dio tiempo para bendecir a los presentes, pedir, una vez más, que recen por él y hasta bromear con los fieles.

"Ahora antes de irme les doy la bendición, pero no les voy a cobrar nada. Pero les pido por favor que recen por mí. ¡Me lo prometen!", fue en esencia el discurso que ofreció el papa Francisco a las más de dos mil personas, entre discapacitados, adultos mayores, enfermos y otros, que ayer lo recibieron en el santuario, ubicado en el km 26 de la vía a la costa.

Durante el corto espacio que compartió en el templo rezó el avemaría con los presentes y a su salida saludó a los cerca de mil niños, entre bailarines y estudiantes de varios colegios y academias de Guayaquil, que participaron del recibimiento que el Municipio de Guayaquil preparó para el ilustre visitante.

Aquí no rompió protocolos como es característico del papa, quienes sí lo hicieron fueron los fieles, quienes atraídos por la emoción de verlo o de recibir su bendición trataron de eludir las barreras de seguridad, pero no hubo tiempo, el pontífice permaneció menos de cinco minutos en el interior del santuario; y en el exterior, la seguridad lo esperaba con los motores de los vehículos encendidos para de inmediato emprender el viaje al parque Samanes, en donde al mediodía ofició la misa campal.

Como los tiempos reales pocas veces coinciden con los programados, Jorge Mario Bergoglio apenas pudo agradecer, con un saludo y una bendición el recibimiento guayaquileño que le preparó la juventud. Y es que como la visita del vicario de Cristo coincidió con las fiestas de fundación de Guayaquil, la bienvenida al papa se pintó de celeste y blanco.

Es por ello, que los grupos de danzas Élite, Explosión, Esther, Gardenia Delgada y otros, desde las 04:00, cuando aún la luna aclaraba, los bailarines, ya ataviados con elegantes vestidos de guayaquileñas típicas, empezaron a descender de los buses autorizados para trasladarlos al santuario. Y es que por seguridad del pontífice, la vía a la costa y todas por donde transitó el papa fueron cerradas al trafico vehicular.

Una hora más tarde se permitió el acceso al área del santuario y a las 06:00 empezaron a ensayar la presentación, que incluía la participación no solo de los bailarines sino del grupo Guachapelí, que por repetidas ocasiones entonó la canción "Bienvenido a Guayaquil papa Francisco".

Mientras el día empezaba a despuntar, las banderas de Guayaquil ya ondeaban al exterior del templo en manos de los cadetes de las academias Illingworth y Altamar al igual que un rosario de globos; y los invitados especiales empezaban a llenar el santuario.

Entre ese grupo se encontraba Luisa María Torres, de 67 años, quien se moviliza con la ayuda de una silla de ruedas y desde hace más de tres décadas vive en el Hogar Corazón de Jesús de la Junta de Beneficencia. "Es una bendición que hayamos sido elegidos", indicó la mujer, quien junto a delegaciones de otras 18 organizaciones estuvo junto al papa en el santuario.

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.