Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 16 de enero de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Río de Janeiro, una experiencia inolvidable

4929

Ecuadorinmediato conoció de cerca el encanto carioca gracias a Avianca y Rio Convention & Visitors

Brasil ya no es solo fútbol. Aunque las mejores figuras mundiales provienen de esta tierra, Brasil es mucho más que eso. Y lo comprobamos en una de las ciudades más emblemáticas: Río de Janeiro, que mezcla el encanto de sus atractivos turísticos con su exquisita gastronomía y el deleite de los "cariocas". Seguramente, tras leer este reportaje, en su lista de próximos destinos, sin lugar a dudas, estará Brasil.

Río de Janeiro es la segunda ciudad más poblada del Brasil con casi 6,5 millones de habitantes, consolidándose como uno de los principales centros económicos, culturales y financieros del país carioca.

Atrae gran cantidad de turismo nacional e internacional, que llega a la ciudad en busca de sus playas, su variada oferta cultural y su animada vida nocturna.

Según información proporcionada por la Secretaria de Estado de Río de Janeiro, para el año 2012 llegaron a la ciudad aproximadamente un total de 4 millones de turistas internacionales.

En dos días agitados en esta hermosa ciudad, Ecuadorinmediato pudo conocer de cerca la magia de la cultura brasileña.

Aunque cansados por el extenuante viaje, y alojados en una de las playas más hermosas de Brasil, decidimos explorar Copacabana mientras el sol iba apareciendo detrás de los morros que adornan el contorno de este lugar.

A dos cuadras del hotel que nos hospedamos se encuentra el famoso Copacabana Palace, construido entre 1919 y 1923. El edificio fue una solicitud del entonces presidente Epitácio Pessoa (1919-1922), que deseaba una gran infraestructura en la entonces capital del país, para hospedar a los visitantes que llegaban para la Exposición del Centenario de la Independencia del Brasil.

Sin lugar a dudas, la comida brasileña destaca en la región. No nos podíamos ir de Río de Janeiro sin probar la deliciosa “feijoada”. Este plato es el reflejo perfecto de las mixturas culturales, pues Brasil tiene gran influencia de distintas etnias como la indígena, africana y la portuguesa.

La “feijoada” se prepara a base de porotos negros cocinados con carnes varias, algunas variedades de hortalizas, todo en un caldo espeso y puede, inclusive, acompañarse con arroz.

Por la enorme extensión de su territorio, la comida en Brasil es muy regionalizada, cada zona posee sus propios platos típicos, sin embargo, hay algunos manjares que por su popularidad en las mesas son considerados de orden nacional como la “feijoada”.

A los brasileños se los conoce en el mundo, a más de su fútbol, de la “feijoada” y de su encanto, por una bebida internacionalizada: la caipiriha, elaborada a base de cachaza, una bebida alcohólica que se obtiene como producto de la destilación del jugo de la caña de azúcar fermentado.

Ya cuando el sol se esconde, el ritmo se acelera en Río de Janeiro. Y la mejor opción para disfrutar de una noche inolvidable es visitar el barrio bohemio de Lapa. Los viernes y sábados en la noche la Rua Riachuelo y Avenidad Mem de sá, las calles principales en Lapa, se vuelen peatonales.

Así, restaurantes y bares pueden extenderse hacia la calle, convirtiendo el área en un lugar perfecto para encontrase con amigos. Conocimos el hermoso Río Scenarium, uno de los lugares nocturnos más espectaculares y famosos de Río.

La decoración de esta singular lugar estilo anticuario, lounge y casa de samba es extraña, exótica, irrepetible. Localizado en un caserón de tres pisos, cada uno tiene un ambiente diferenciado.

¿Qué podemos visitar en Río de Janeiro?

El corcovado, lugar donde se encuentra el Cristo Redentor, es el sitio turístico de mayor atracción recibiendo al 44% del total de personas que viajan a Rio de Janeiro.

Este lugar permite tener una vista privilegiada de la ciudad y distinguir al estadio Maracaná, el Pan de Azúcar y las hermosas playas de Copacabana, Ipanema y Leblon.

El segundo sitio con mayor atracción de turistas es el Pan de Azúcar, con un peso del 39% del total de visitantes, este morro, como le dicen los cariocas, es uno de los picos más llamativos entre lo varios morros monolíticos de granito que se elevan directamente del borde del mar en Río de Janeiro.

Un teleférico de cristal artesonado (llamado "bondinho del Pan de Azúcar" en el portugués popular) con capacidad para 75 pasajeros, recorre una ruta de 1.400 metros entre los morros de Babilonia y Urca cada cinco minutos. La línea del teleférico original fue construida en 1912.

Otro sitio turístico que no podemos dejar de visitar es el emblemático estadio Maracana, escenario de innumerables encuentros deportivos de gran historia, y que además fue el escenario de la última final del Mundial Brasil 2014, en donde Alemania se coronó campeón.

El Museo de Arte Contemporáneo y el Museo Imperial son otros dos atractivos que no debemos dejar de ir antes de salir de Río.

Al final de esta visita tenemos que agradecer Avianca y Rio Convention & Visitors por invitarnos a vivir a una experiencia irrepetible en Río de Janeiro. Siempre estaremos agradecidos por la calidez y el trato de los cariocas.

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.