Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, lunes, 18 de junio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Ecuador prepara reorganización de sus fuerzas; militares ¿en calles o en fronteras?

8300

Gobierno Nacional ha triplicado presupuesto de defensa, ahora el reto es que la inversión se justifique

Entre las principales políticas del Gobierno del Presidente de la República, Rafael Correa Delgado, está trabajar en el fortalecimiento de la seguridad en el país. A la gestión se ha sumado una enorme inversión pública que, al momento, sostiene un aparataje de defensa nacional con más de US$1974 millones de dólares invertidos entre el 2007 y 2014; situación alejada de los rubros que las Fuerzas Armadas (FF.AA). percibían antes del 2006, por ejemplo, desde el año 2000 los militares recibieron US$364 millones de dólares. ¿Cómo y en qué se han destinado estos montos, veamos.

Uno de los principales ejes del gobierno de la revolución ciudadana, liderado por Rafael Correa, es el fortalecimiento del talento humano. En las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, en el año 2006, en el grado de oficial, un subteniente graduado de una escuela superior, después de 4 años de estudio, ganaba US$254,5 dólares. Para el año 2014, su salario ascendió a US$1.462 dólares.

En los altos mandos, un general del ejército en el año 2006 recibía un sueldo de US$1609,7 dólares, mientras que para el año 2014, su salario se triplicó a casi US$5.481 dólares.

En tropas, en el año 2006 un soldado tenía un salario de US$118,8 dólares. En el año 2014, su sueldo llegó hasta los US$933 dólares. Un suboficial mayor en 2006 ganaba una remuneración de US$504,7 dólares pero al 2014 aumentó a US$2.618 dólares.

La seguridad social de los militares y policías también fue tomada en cuenta por las autoridades, tomaron un giro sustancial. En el año 2006 un guardiamarina (aspirante a soldado o policía) recibía US$75 dólares de pensión, al 2014 ascendió a US$340 dólares. Un suboficial retirado recibía US$385 dólares de pensión, pero la situación cambió. Hasta el 2014, se entregaron jubilaciones hasta por US$1898, para este grado.

Un teniente de fragata, en 2006, recibía una pensión de US$234 dólares mientras que en el 2014 recibió US$671 dólares. Un sargento retirado recibe, hoy en día, una pensión de US$896 dólares. La jubilación de un general del ejército es de US$3918 dólares hoy en día, antes recibía US$2028 dólares.

“No ha habido gobierno, en la historia, que haya atendido a las Fuerzas Armadas, como lo hemos hecho nosotros, a mí me han dicho los propios soldados que ni en las dictaduras militares han recibido tanto apoyo”, aseguró el Presidente de la República la semana pasada durante un conversatorio con los medios de Guayaquil.

Los cambios sustanciales, según explican las autoridades, se dan con el objetivo de fortalecer la defensa de la integridad en nuestro territorio. Se han adquiridor radares, armas de fuego, aeronaves. Helicópteros, dotación de vehículos, munición, buques, lanchas, infraestructura, vivienda fiscal, entre otros.

Otro de los proyectos que se llevan a cabo en defensa, es la reubicación de varias unidades militares en todo el país. A escala nacional se realizarán cambios en 23 unidades dentro de la reestructuración que está realizando el Ministerio de Defensa , a cargo de Fernando Cordero, en las Fuerzas Armadas (FF.AA.). Del total, 10 son de prioridad, en Pichincha, Manabí, Guayas y Loja. Se están realizando los estudios también para incluir de prioridad a Azuay, entre otras provincias.

Las Fuerzas Armadas combatiendo el crimen

Otro de los puntos que se ha ventilado en el debate político, es la propuesta de enmienda constitucional para reformar el Artículo 158 de la Constitución de la República del Ecuador: “Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y la integridad territorial, por: “Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y la integridad territorial, y complementariamente, apoyar en la seguridad integral del Estado de conformidad con la ley”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha insistido que una de sus preocupaciones con respecto a las acciones implementadas por los Estados, en el marco de su política sobre seguridad ciudadana, es el de la participación de las fuerzas armadas en estas tareas, “que por su naturaleza”, corresponden exclusivamente a las fuerzas policiales.

En reiteradas ocasiones ha indicado que las fuerzas armadas carecen del entrenamiento adecuado para al control de la seguridad ciudadana, pues corresponde a una fuerza policial civil, eficiente y respetuosa de los derechos humanos combatir la inseguridad, la delincuencia y la violencia en el ámbito interno.

Estos criterios han sido empleados por sectores opositores que se han abanderado de la propuesta de enmiendas constitucionales, para lanzar su criterio de defensa de los derechos de los ciudadanos, en resumen, descartan un escenario en el que las fuerzas armadas combatan el crimen, pese a tener todos los recursos suficientes para hacerlo, pero el problema no solo es en el ámbito delictivo.

El ministro de Defensa, durante su comparecencia a la Asamblea Nacional, que trata la normativa, ha subrayado que el inciso primero del Art. 158 de la Constitución establece que las Fuerzas Armadas, FFAA, y la Policía Nacional son instituciones de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos; y, en el segundo, prevé como misión fundamental de FFAA la defensa de la soberanía y la integridad territorial. Con base en este mandato, la enmienda por la cual se busca que los militares complementen el trabajo de la policía en seguridad interna, no está en contradicción con lo que ha venido haciendo en los últimos 30 años el ejército nacional.

Explicó que, por ejemplo, no hay ningún incendio forestal en que FFAA no haya estado con su contingente para atender la emergencia, tampoco ha habido desastre natural, como erupción volcánica o sismo, en que FFAA no estén con su apoyo para asistir a la ciudadanía en momentos de crisis, esto sobre la base de un concepto de seguridad integral.

¿A caso la función de los militares solo implica cuidar la frontera y defender la integridad soberana en las guerras?

Por ello, el secretario de Estado añadió que la enmienda no incomoda a las Fuerzas Armadas, como institución, de allí que si consideran que lo que abunda no hace daño, pueden dar paso a esta disposición, si creen lo contrario, no pasaría nada, porque la participación de FFAA en apoyo a la seguridad interna no violenta ni contradice ninguna norma constitucional.

El tratamiento de la propuesta aún permanece en manos de la Asamblea Nacional y se mantiene en un proceso de socialización que inició el pasado lunes en Montecristi (Manabí). Una comisión legislativa ocasional especializada se encarga de la tarea, se espera que en 11 meses, aproximadamente, la propuesta sea sujeta a un debate al interior del primer poder del Estado.

(AFB)

Fuente: Ministerio de Defensa, Asamblea Nacional

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.