Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 16 de enero de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

GREMIOS PERIODISTAS: HABLANDO LO QUE NO SABEN, CALLANDO LO QUE SÍ SABEN

4127

Por: FHA ECUAMEX

La situación ha llegado a un extremo preocupante, los gremios de los periodistas profesionales están en tan grave crisis de representatividad que el ausentismo, la falta de convocatoria y el desvío de sus principios para los que fueron creados, sumado a un silencio cómplice, los ha convertido en verdaderos esperpentos, de esos que uno duda si viven o sirven para algo. ¡Qué pena decir todo esto justo en este 5 de enero, día del periodista ecuatoriano!

A lo largo de este tiempo el silencio de los gremios FENAPE, UNP y Colegio de Periodistas se ha vuelto un síntoma extraño de que algo anda mal entre sus filas. Nadie tiene una respuesta atinada para casos de evidentes violaciones al verdadero derecho de la prensa y sus libertades, cuando antes de manera sospechosa hablaban y con mucha suficiencia sobre el tema.

En efecto, en un sinfín de ocasiones los dirigentes gremiales de estas tres entidades aparecieron en la prensa, en forma coordinada, de manera coincidente y hasta sospechosamente uniforme para expresar sus reclamos a una situación crítica de la prensa, tanta que se llegó a extremos de describir un panorama apocalíptico de la comunicación social, todo por querer hacer cumplir la ley, a la que algunos periodistas, dueños de medios y hasta dirigentes gremiales, jamás aceptarían porque para ellos “la mejor ley es la que no existe”, proclamando la “patente de corso” para la comunicación, porque se sentían “con más derechos que el resto”.

Sí, hablaban y con demasía, hasta el extremo de sus denuncias ante la CIDH, carentes de argumento jurídico y con excesos en lo político, sin sustento alguno pero con amplio desprestigio para el Ecuador ante la comunidad internacional, sin considerar el daño que hicieron. Acudieron a instancias judiciales a oponerse a las leyes, justamente sin respetar a las mismas, es decir, violando leyes para justificar los excesos o abusos que se han cometido de manera innegable desde la prensa, como en los casos del irrespeto al derecho a la honra ajena. O, de ser el caso, defender los empleos personales desde la acción gremial para justificarse ante sus patrones en el diario en el que trabajan tales dirigentes.

En dos casos se puede ejemplificar que desde los gremios del periodismo se habla sin saber lo que se dice: el bochornoso hecho de la dirigencia de la UNP de permitir al embajador norteamericano la interferencia en asuntos internos del país, ignorando la respetabilidad de la política internacional y, el respeto a la soberanía de su propio pueblo. No hubo justificación para tal acto de sometimiento servil.

Lo otro: el usar el gremio para su propia plataforma política, para constituirse en partido de oposición al régimen. Eso está ocurriendo con la FENAPE, el presidente habla “en nombre de todos los periodistas” y lanza su oposición personal al régimen, no duda en pactar con la derecha o con la izquierda si es por oponerse y, no respeta que la agrupación periodística es diversa y representa diversas tendencias de pensamiento que no son consideradas por el dirigente; o sea, habla demás y sin sentido, menos aún con la debida representatividad que debería tener.

Pero si estas son las “perlas” que han hablado sin saber, peor han sido los silencios con los que han “brillado”, en especial en este último tiempo y, en casos tan emblemáticos, que avergüenza que sean tan cómplices.

Han callado de manera vergonzosa como gremio ante el calificativo de “prensa corrupta” con las que nos ha endilgado a todos el Presidente de la República, en un acto criticable porque lo hace por unos cuantos casos de su enfrentamiento con medios y periodistas, pero que nos puso en el mismo saco a todos. Nunca han reclamado la UNP, FENAPE o Colegios de Periodistas del tema, como si lo hemos hecho personalmente algunos de nosotros los agremiados, que no aceptamos ese calificativo del mandatario ni lo aceptaremos jamás.

No han dicho hasta ahora, pese a que sean dado a conocer estudios muy serios, de las condiciones de trabajo infrahumanas en las que se desenvuelven periodistas, personal técnico, mandos medios y trabajadores de la prensa, radio, televisión o internet.

Silencio sepulcral guardaron cuando se dio la venta de acciones de Teleamazonas. No se sabe en verdad cuántos y cuáles son los verdaderos beneficiarios de tal traspaso de propiedad, pero al menos los periodistas han sido afectados por ese callar y guardar de algunos dirigentes gremiales de la comunicación.

No hay ni un solo pronunciamiento sobre la situación de los periodistas y trabajadores del ex diario Hoy. Con su silencio los abandonaron, dando la impresión de que están más ocupados en hacer oposición al gobierno que preocuparse de sus agremiados.

Pese a que desde el mes de agosto de 2014 se sabía del paso del diario “El Comercio” a manos extranjeras, ellos, los gremios, ni siquiera han averiguado del asunto, por lo que de veras les sorprendió que se difunda el dato. Ahora, contribuyen con su silencio a la intriga de tal venta, sin sospechar siquiera si se han vulnerado los derechos de la prensa y sus trabajadores. Silencio cómplice es el que les ampara y les protege.

Y el peor de los silencios es el haber callado por una presunta cobardía, como fue en el caso de Ecuadorinmediato.com versus Municipio de Quito y el alcalde Rodas Espinel. No han pronunciado una sola palabra frente a una violación a la libertad de expresión, que tanto defendían en otros casos, callándose de forma premeditada por si acaso podían ofender al poderoso que había ganado las elecciones desde el lado de la oposición que se habían juntado. Ni una defensa al grupo de 6 colegas periodistas perjudicados, ni media palabra para el medio de comunicación, ni un solo respaldo al estado de derecho para el cumplimiento de las leyes, para el respeto de la prensa y sus libertades, nada de nada. Da repulsa tanto miedo para hablar y prefieren hacerle homenajes al agresor evitando dar la cara al agraviado, como ocurre este día en Quito.

La cereza al pastel para tanta incoherencia gremial la ha puesto Marco Villarruel Acosta, el nuevo presidente del Colegio de Periodistas de Pichincha, que el pasado 29 de diciembre de 2014, en Radio Platinum, entrevistado por Andrés Carrión, defendió y justificó la “censura previa” de Rodas contra Ecuadorinmediato.com, todo por el odio político que tiene contra nuestro medio de comunicación, sin importarle los principios que jurará defender, ni tampoco la respetabilidad que debe asumir un presidente del gremio en defensa de sus asociados. Quien diría que Villaruel aplaudió al alcalde en forma sospechosa, todo para que le presten el salón de la ciudad para su posesión en los próximos días, ¡Qué pena da tan pobre espectáculo de sombras chinescas!

Por todo eso, los periodistas nos hemos alejado de los medios, porque cierta gente que funge de dirigente se hizo con el poder para sus propios fines y, ahora reclaman por la soledad en la que se hallan. Y van a seguir así por “hablar lo que no saben y callar lo que sí saben”.

Francisco Herrera Aráuz, Periodista, Abogado, Politólogo. Director de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex/ Agencia Digital de Noticias productora de contenidos para Ecuadorinmediato.com

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.