Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, domingo, 25 de junio de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
urgente

Candidato republicano trabajó a favor de Isaías para cambiar opinión pública en contra del Gobierno ecuatoriano en EE.UU.

2014-10-13 18:26:00
Política Exterior
2357

Carlos Cuberlo y su firma de relaciones públicas brindaron sus servicios a los ex banqueros por tres años

Miami, Estados Unidos, (El Nuevo Herald).- La familia de Roberto y William Isaías, quienes viven en Miami, contrataron a Carlos Curbelo, candidato por Miami al Congreso federal y a su firma de relaciones públicas para tratar de cambiar la opinión pública en contra del gobierno ecuatoriano.

“Nuestra meta principal era diseminar información sobre las violaciones de los derechos humanos, la falta del debido proceso y los lazos de Ecuador con otros regímenes que no respetan los convenios internacionales”, dijo Curbelo. Agregó que él y su firma, Capitol Gains, representaron a la familia durante tres años, “hasta hace unos pocos meses”.

Curbelo confirmó la relación al Miami Herald después que se le preguntó sobre ello en una entrevista grabada el miércoles con el asociado de noticias del Herald, WFOR-CBS4. La entrevista se transmitió el domingo a las 8 a.m. en Facing South Florida con Jim DeFede.

El Herald se enteró sobre la relación a través del oponente de Curbelo, el representante demócrata por Miami, Joe García, quien recordó haberse encontrado el año pasado con Roberto Isaías en el Capitolio mientras Isaías visitaba junto con Curbelo oficinas de miembros del Congreso.

Curbelo “estaba en la cafetería Longworth con Roberto Isaías, y Roberto dijo: ‘Carlos trabaja para mí’ ”, manifestó García. “Obtuve los encuentros de Roberto Isaías; él es amigo mío. Pero cuando Curbelo trabaja para Roberto Isaías y lo lleva a una reunión con Mike Rogers [presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes], eso es una violación de la ley federal”.

Entonces García agregó con un toque de sarcasmo: “Oh, se me olvidó. Él no es un cabildero. Es un guía turístico”.

García ha recibido decenas de miles de dólares en contribuciones de campaña de los parientes de Isaías. A los hermanos se les prohíbe hacer donaciones porque no son residentes en EEUU.

El demócrata, junto con otros miembros del Congreso de ambos partidos políticos, incluyendo a algunos de la Florida, ha tratado de ayudar a los hermanos en asuntos de inmigración. García dijo este año anteriormente al The New York Times que hizo una llamada telefónica a nombre de ellos, que calificó de rutina.

Curbelo nunca se registró en la ciudad de Washington como un cabildero para la familia Isaías – o ninguna otra. Él alegó que no tiene que hacerlo porque, aunque ha organizado y asistido a reuniones de los hermanos con miembros del Congreso, “fueron simplemente para compartir información”.

“Cuando alguien cabildea, va a solicitar algo de alguien”, dijo Curbelo. “No hubo cabildeo involucrado”.

Aunque los hermanos Isaías pueden no haber estado abogando a favor o en contra de alguna legislación específica, han tenido asuntos pendientes con el gobierno federal. Ecuador ha solicitado repetidamente la extradición de los fugitivos después que fueron declarados culpables in absentia de malversar más de $600 millones durante la crisis bancaria de 1999 en el país sudamericano.

Los hermanos han dicho por largo tiempo que ellos son el chivo expiatorio por la crisis financiera, una posición que reiteró Curbelo.

“La familia Isaías ha sido perseguida desde el 2007 por el gobierno de [Rafael] Correa”, dijo Curbelo.

La administración de Obama rechazó en el 2013 una solicitud de extradición. Parientes de los hermanos Isaías donaron decenas de miles de dólares para reelegir a Obama; aunque su administración ha negado que las contribuciones hayan tenido alguna influencia en su decisión.

No está claro si las reuniones que preparó Curbelo ocurrieron antes o después que se negó la extradición.

El abogado Joe Sandler, quien se especializa en las leyes de financiamiento de campañas, elección y regulación del cabildeo, y ha asesorado a la campaña de García, dijo que es difícil para Curbelo alegar que no cabildeaba si la familia Isaías tenía interés en una decisión del gobierno.

“Si comunicas de alguna manera que haces conocida tu posición sobre algún tipo de acción que deseas, eso cuenta”, dijo Sandler, quien trabaja en la firma de abogados de Washington Sandler Reiff Lamb, que también representa al Partido Demócrata de la Florida.

Para llenar los requisitos para ser cabildero, un agente debe emplear también una cierta cantidad de tiempo trabajando para un cliente y recibir cierto pago mínimo. Curbelo no desea decir cuánto le ha pagado la familia – ni incluso se le requiere si lo ha identificado como un cliente.

Debido a que los hermanos Isaías no tienen residencia en EEUU, Curbelo también debió haberse registrado bajo una ley federal que requiere identificarse a ciertos agentes de extranjeros, dijo Sandler.

García dijo que Curbelo ayudó a Roberto Isaías a programar una reunión en marzo del 2013 con el representante Rogers, un republicano por Michigan. La oficina de Rogers dijo al Herald que no tiene registro de eso, aunque el calendario de Rogers registra un encuentro con Isaías en el 2011, arreglado por el representante Mario Díaz Balart, un republicano por Miami y antiguo cliente de Curbelo.

Isaías dijo el viernes que no recordaba reuniones organizadas por Curbelo, o qué hizo exactamente Curbelo para él.

“Eso hace mucho tiempo”, dijo Isaías sobre contratar a la firma de relaciones públicas de Curbelo.

Isaías presumió entonces de su amistad con Curbelo y García. “Visito con frecuencia el Congreso”, dijo Isaías. “Probablemente me ven más a menudo con García que con Curbelo”.

Un consultor sobre el gobierno y las relaciones públicas que en el pasado ha representado a varios políticos republicanos y al gigante malasio de los casinos Genting, Curbelo se ha negado a dar a conocer a otros clientes de su firma, que fundó en el 2002. No se le ha requerido a Curbelo que lo haga porque hace cinco años puso a Capitol Gains bajo la sola propiedad de su esposa, Cecilia.

Eso se hizo bajo el consejo de abogados del Senado federal, ha dicho Curbelo. En el 2009, Curbelo trabajó como director estatal del entonces senador George LeMieux. Ese mismo año, su esposa dejó de trabajar en la firma después del nacimiento de la primera hija de la pareja.

Carlos Curbelo nunca cambió la propiedad de la firma a su nombre, incluso después que LeMieux dejó su cargo en el 2010. Ese mismo año, Curbelo resultó electo a la Junta Escolar del Condado Miami-Dade, un cargo que aún mantiene mientras aspira por el distrito congresional 26, que va desde Westchester hasta Cayo Hueso.

Curbelo ha presentado las informaciones financieras requeridas como funcionario electo y candidato al Congreso federal, pero se ha negado a ir más allá de esos requerimientos y a dar a conocer a sus clientes, a pesar de repetidas solicitudes de que lo haga.

El mes pasado, los demócratas de la Florida presentaron una queja de ética sobre el tema con el Departamento federal de Justicia – una acusación de la que Curbelo se burló como una artimaña política “frívola”.

Cuando se le preguntó el viernes sobre si revelaría el resto de su lista de clientes, Curbelo se negó a dar una respuesta de sí o no.

“Estoy contento de continuar respondiendo a cualquier pregunta que tenga alguien sobre cualquier trabajo que haya hecho para algún cliente”, dijo Curbelo.

(PAY)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.