Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, lunes, 11 de diciembre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores

LA HORA (Quito) Maestros están preocupados por sus fondos de cesantía

2014-08-11 07:39:53
Notas Gremiales
11584

Está prevista una marcha para el 18 de este mes

Más allá del debate político entre asambleístas, el presidente de la República y la dirigencia del Fondo de Cesantía del Magisterio, los maestros temen por el destino que tendrá su dinero ahorrado en los fondos de cesantía. No quieren que esos montos pasen al Biess. Esperan, al menos, que esté abierta la posibilidad de que ellos elijan si el dinero se mantiene en el Fondo o si pasa al Biess.

Diariamente, la sala de espera del centro de atención del Fondo del Magisterio, en Quito, se llena con las personas que decidieron ahorrar una parte de sus salarios para recuperarlos cuando están cesantes.

Se acercan para actualizar su libreta y conocer el monto que tienen guardado. También piden créditos o préstamos, que son entregados horas más tarde en sus cuentas bancarias y sin necesidad de garante.

Cuando se reconocen, conversan. Ahora el tema que les preocupa es la propuesta del oficialismo de reformar la Ley de Seguridad Social y la Ley del Biess para la Administración de los Fondos Complementarios Previsionales Cerrados.

Preocupación

Luis y su esposa, quienes prefieren no dar sus nombres completos, son profesores. Él enseña a chicos de séptimo de básica en una escuela rural de Amaguaña, mientras ella da clases a niños del nivel elemental básico en Sangolquí.

Los dos ahorran desde que se abrió el Fondo en 1991. Hace 23 años respaldaron la apertura de la cesantía porque, en ese momento, las jubilaciones eran mínimas. Inicialmente ahorraban un sucre con 20 centavos, ahora, ella ahorra $29,52 mensuales, mientras su esposo, quien gana más, ahorra $33,95. El viernes acudieron al Fondo para actualizar sus libretas. Cada uno tiene alrededor de $6.000.

A Luis le falta un año para la jubilación y a su esposa cinco, después de 36 años de servicio. Ellos no están de acuerdo en que el Biesss administre su dinero. “Mis ahorros no le doy”, dice ella con firmeza. Prefiere que el Fondo se disuelva y que les devuelvan su dinero.

Piedad N. tiene la misma preocupación. Ella es educadora, aunque no trabaja en una escuela, sino en el Ministerio de Inclusión Económica y Social. Comenzó a ahorrar hace 8 años. En ese momento había un convenio para que personas vinculadas a la educación también aportaran. “Creía conveniente ahorrar para en el futuro tener algo”, dijo. Ahora tiene la duda si les entregarán el dinero en bonos y qué pasará si deciden enviarlo al IESS. Ella no está de acuerdo, también prefiere que le devuelvan su dinero.

Mensualmente le debitan de la cuenta 35 dólares, hasta ahora tiene ahorrado alrededor de 3.200 dólares. Ella tiene tres hijos, de 13, 10 y 2 años. Esperaba utilizar su dinero en la educación de ellos o en algún otro proyecto. “Toca ir a luchar, es nuestro dinero”.

Acciones

Las convocatorias a los profesores constan en dos letreros colocados afuera de las instalaciones del Fondo. En el uno se convoca a los maestros para la marcha del Magisterio que se realizará el próximo lunes 18, a las 10:00 en la Caja del Seguro. El lema es “vamos juntos a defender nuestro dinero y el FCME”. El otro señala que para el jueves 14 está prevista una reunión del Magisterio de Pichincha en la Unión Nacional de Educadores (UNE).

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.