Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5596 |  Ecuador, jueves, 4 de junio de 2020 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Presidente del BCE: En Ecuador todavía están vigentes leyes que avalaron salvataje bancario (AUDIO)

2014-06-28 08:30:00
Entrevistas
2344

Audio

Junio 27 Diego Martínez I

Diego Martínez defiende Código Monetario enviado a la Asamblea

Una de las razones que impulsaron la redacción del Código Monetario Financiero, a decir de Diego Martínez, presidente del directorio del Banco Central del Ecuador (BCE), es que las leyes que están vigentes actualmente datan de 1994, con las cuales se avaló el salvataje bancario en el país. A partir de este jueves se empezó con el proceso de discusión y análisis en el Poder Legislativo de la normativa enviada con carácter de urgente.

Para Martínez, en el país existe un esquema legal, en lo financiero, que privilegia a los resultados de las entidades financieras por encima del ciudadano.

“El sistema financiero maneja los recursos y dineros que los ciudadanos hemos puesto en esas instituciones financieras, manejan los recursos de los ecuatorianos, es decir, si uno compara la cantidad de recursos que tiene un banco que son: recursos de los depositantes frente a los recursos que pusieron los accionista, la inmensa mayoría es recursos de la ciudadanía”, dijo.

El Presidente del Directorio del BCE definió al sistema financiero como un servicio de orden público, es decir, es un servicio que, si bien lo da un ente privado, tiene el fin de garantizar el funcionamiento social.

“Es un servicio de orden público en el sentido de que tiene una gran responsabilidad de hacer que una sociedad funcione y evitar que la sociedad sea la que pague los platos rotos de un banquero o de alguien que ha dirigido una cooperativa para fines personales”, sostuvo.

Una de las razones por las que se requiere un Código Monetario Financiero es porque todavía están vigentes las normativas de 1994, leyes bajo las cuales se produjo el salvataje bancario.

Criticó a aquellos analistas económicos que han pedido que el análisis de la normativa se distancie de la política, recordando que el debate sobre la realidad financiera no es una discusión exclusivamente técnico.

“Nos vendrán a decir, entonces, que fue técnicamente correcto el haber salvado a los banqueros y haber hundido a la mayoría de ecuatorianos con el congelamiento de depósitos”, sostuvo.

Diego Martínez explicó además que se debe actualizar las normas ecuatorianas a las dinámicas mundiales.

“El hecho de que no tengamos moneda propia no significa que no podemos hacer una actividad de política pública para dirigir la actividad financiera, regularla y controlarla, esta ley no saca a la economía ecuatoriana de la dolarización, la dolarización continúa y está en su mejor momento gracias a la gestión que hemos hecho como Gobierno”, dijo.

El Código Monetario Financiero busca transformar la tesis de la supremacía del capital sobre el ser humano.

“Nuestra ley, actualmente, consagra principios como la libre movilidad de capitales o la libre transferibilidad de divisas al exterior, cuando eso, en la experiencia mundial, hemos visto que causa crisis financiera porque la cantidad de dinero que hay en una economía es lo que permite que las personas puedan hacer suficientes transacciones, si no hay suficiente cantidad de dinero o si sale una enorme cantidad de dinero de una economía puede causar una crisis económica realmente grave”, dijo.

(PAY)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.