Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, sábado, 21 de octubre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores

ECUADOR: ¿Porqué se le arrebató a la sociedad la institucionalidad“

2005-12-06 22:40:46
Reportes y Reportajes
2720

Van 8 años en medio de serios conflictos en su democracia

Tras la salida del poder de Abdalah Bucaram, el pasado 5 de Febrero de 1997, en medio de una extraña y no menos ilegal figura de "demencia" que lo incapacitaba para ejercer el cargo, el Ecuador entró en una especie de pendiente destructiva de su Constitución y estado de legalidad, que en 8 años le ha eliminado casi totalmente la institucionalidad nacional.
La nación andina tiene a su haber en este momento el triste record de haber soportado en menos de una década: 3 golpes de estado (1997, 2000, 2005); haber posesionado 8 gobiernos (7 con ejecutivo y 1 triunvirato); 3 Cortes Supremas (1997,2004;2005); 4 Tribunales Supremos Electorales (1998, 2003, 2004, 2005); 3 Tribunales Constitucionales ( 1998, 2003, 2004); 2 Congresos Nacionales (1998; 2003).

Ha realizado 1 Consulta Popular (1997); 2 elecciones presidenciales (1998;2002); 2 elecciones de diputados (1998; 2002); 2 de poderes seccionales para alcaldes y prefectos (2000; 2004); Ha conformado con elección 1 Asamblea Constituyente.

En estos 9 años, ha registrado 207 Movimiento Políticos, entre locales, provinciales y nacionales; y han inscrito 3 partidos políticos (Prian, Sociedad Patriótica, Libertad) que se sumaron a los 17 existentes y ha retirado de inscripción a 4.

Es decir, si vamos por ejercicio de la democracia, las cifras dirían que es una sociedad en marcha, con plena actividad política y movilización ciudadana, pero esa no es la realidad del Ecuador.

Con un proceso de no aceptación del ganador de las elecciones, los tres ex presidentes: Bucaram (1996-97); Mahuad (1998-2000) y Gutiérrez (2003-2005) han salido de sus cargos en forma por demás absurda e ilegal, en medio de golpes de estado dados por grupos de presión, que se sintieron desplazados en las elecciones, o perdieron las mismas.

Los motivos, a todas luces ilegales, tales como “demencia no declarada”; “salida del país” o el absurdo de “abandono del cargo”, se han vuelto el baldón más injustificado de la democracia ecuatoriana, que se ha visto obligada a “mentirse a si misma” por decisión de su clase política que, con estos motivos irreales, trata de explicar a la comunidad internacional estos auténticos golpes de estado.

El último sacudón político que vivió el país, el pasado 20 de abril, le sorprendió a la nación sin una institucionalidad adecuada, con un Congreso que violentó la Constitución al destituir a la Corte Suprema de Justicia, y sin un Tribunal Constitucional, sin Fiscal General de la República, sin Contralor General del Estado, sin directorio del Banco Central, y en los últimos momentos no cuenta con la autoridad máxima de control bancario, el Superintendente de Bancos.

La recuperación de la institucionalidad se le está volviendo cuesta arriba a Ecuador, ya que luego de 11 meses sin Corte Suprema de Justicia y, a primeros días de diciembre, se produjo una crisis con el Tribunal Supremo Electoral, que obligó al Congreso a reorganizar la función electoral, todo para impedir al Presidente de Ecuador un acto impositivo de convocar a una Consulta Popular, por encima del poder legislativo.

Al parecer el principal motivo para tanta inestabilidad está justamente en encontrarle motivos justificativos para tanta ilegalidad; es decir, hallar en las leyes explicaciones a las luchas políticas frecuentes en la clase política ecuatoriana.

Los juristas del Ecuador, tan acostumbrados a citar las leyes, hasta el momento no hallan una explicación a la crisis institucional del País, que sobrevive en medio de un caos político y crisis de representación.

“Ni siquiera los medios de comunicación tenemos el rumbo de salida”, dijo el periodista Gonzalo Rosero, en la sintonizada Radio Democracia, reflejando en efecto que los “golpes de estado” de estos años lo único que han logrado es prolongar mas esta especie de continua agonía de la legalidad del Ecuador.

En estos instantes, como un gran justificativo para tratar de legalizar “la presidencia de Alfredo Palacio”, el presidente ha fracasado en conducir la convocatoria a una Asamblea Constituyente, que “refunde el País” , que no logró ningun resultado tras 6 distintas posiciones; que no dan tampoco una explicación racional este comportamiento, ya que en un momento convoca a Asamblea por si mismo, otras vía Congreso y luego por medio del Tribunal Supremo Electoral, lo que ha aumentado la confusión nacional.

El último informe del Ministro de Gobierno, Galo Chiriboga, tras ser derrotado una vez mas por el Congreso Nacional, por el cual da a conocer que cualquier decisión de una reforma se posterga hasta el próximo año confirma el mal momento que vive la nación para recuperar su estamento institucional.

Entre una maraña de leyes, confrontaciones y justificaciones, Ecuador lo único que no tiene este momento es una explicación de ¿Por qué su clase política le arrebató a la sociedad su institucionalidad?.

[email protected]

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.