Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, lunes, 16 de julio de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

LA ESCABROSA HISTORIA DEL PRESTAMISTA MUERTO

2005-12-04 09:53:00
Ecuador en la prensa mundial
5971

El Tiempo / Colombia

Captaba dinero y lo devolvía con 12% de rendimiento. José Cabrera Román manejaba más plata que el tercer banco del país.
La noticia de que un coctel de cocaína, sedantes y alcohol mató el 26 de octubre a Román, un notario de Machala, población del sur de Ecuador, hubiera sido apenas un registro en la crónica roja de los diarios. Pero todo lo que ha comenzado a destaparse desde entonces ha sido tan inusitado que cada día los ecuatorianos son sorprendidos con un hecho cada vez más escandaloso.


Cabrera, abogado, de 71 años, murió en un hotel de cinco estrellas de Quito luego de fumar 'cigarrillos con polvo blanco', tomar whisky y acostarse, relató la semana pasada Jessica Valle, de 18 años, la mujer que lo acompañaba. 'Fue un infarto', anotó el parte médico.


Lo primero que se descubrió fue que Cabrera era la cabeza, desde hace 10 años, de una red de depósitos de dinero de más de 30 mil personas –entre ellas 200 colombianos–, que devolvía con intereses del 7 al 12 por ciento mensuales.


Por lo menos 6.000 militares, 535 policías, jueces, políticos, fiscales, comerciantes, prostitutas e inmigrantes aparecen en la lista de personas que invertían en el negocio (ver recuadros).


'Llegó a manejar alrededor de 800 millones de dólares, lo que lo indica que a su muerte se quebró el segundo ‘banco’ del país. Pues el Banco de Pichincha maneja 1.350 millones en depósitos y el Banco de Guayaquil, 700 millones', dijo el diputado Carlos González de la Izquierda Democrática, que investiga el caso.


Avión presidencial


La reacción en Machala y en gran parte del territorio ecuatoriano, cuando se supo de la muerte del notario, fue de desconcierto. Y la de los militares fue de conmoción absoluta. Tanta, que el 11 y 12 de noviembre protagonizaron un verdadero asalto las oficinas del notario para recuperar algo del dinero que, por arrumes de millones de dólares, guardaba en el baño.


El primer día, uniformados allanaron las oficinas y obligaron a los empleados a devolverles grandes cantidades. Al día siguiente, en una operación a la madrugada, un grupo de militares ingresó por techos y ventanas y se llevó más de 40 millones de dólares.


Plata en los calzoncillos


En la huida, los militares fueron interceptados por civiles, también clientes del notario, que lograron arrebatarles 300 mil dólares de la ropa interior, las medias y los zapatos. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto dinero tenía Cabrera.


Dos aviones de la Fuerza Aérea y el propio avión presidencial fueron llevados por militares para, supuestamente, rescatar a otros militares y a sus familias de Machala, que según dijeron estaban en peligro ante la furia de los pobladores que también querían recuperar su inversión. Pero sirvieron en últimas para rescatar el dinero que habían tomado de las oficinas de Cabrera.


Dos tenientes coroneles, cinco mayores y tres capitanes, entre otros, que movilizaron las aeronaves y participaron en el asalto, también fueron dados de baja y tienen orden de prisión.


La exaltación llegó a tal punto que una turba profanó la tumba del notario, hay quien dice que en busca del dinero, pero otros afirman que para verificar que había muerto y no era una estratagema para robarles sus dólares.


Uno de los misterios que ha planteado el caso de Cabrera es que no ha sido posible establecer cómo podía entregar rendimientos tan altos. Se habla de lavado de dinero, pero el Consejo Nacional de Estupefacientes no ha encontrado vinculación del negocio con el narcotráfico. Formalmente no hay investigaciones abiertas.


En diciembre del 2004, una corporación de Machala denunció al notario. El fiscal provincial, Francisco Quevedo, inició una investigación que después se suspendió misteriosamente. Ahora, la Fiscalía descubrió cheques de Quevedo en favor del notario.


Militares apenados


Jessica Valle, la compañera de Cabrera en su lecho de muerte, estuvo en prisión preventiva, pero ya está libre.


El Ministro de Defensa, general (r) Oswaldo Jarrín, en nombre las Fuerzas Militares, una de las instituciones más poderosas económicamente y con mayor prestigio del país, ofreció excusas.


Los miles de ahorradores, a través de protestas y de una Junta Nacional de Perjudicados, mantienen aún la esperanza de recuperar algo.


Dionisio Castro, un sargento de la Policía que quiso seguir el ejemplo de Cabrera, en la provincia de Manabí, ya tenía 11 millones de dólares. Ahora es investigado.


Los hijos del difunto notario, José y Carolina, tuvieron que salir del país, luego de anunciar que continuarían con el negocio y reconocerían las obligaciones.


Muy posiblemente, se autorice la exhumación del cuerpo del notario, pues la Justicia quiere precisar las causas de su muerte, que desencadenó toda esta truculenta historia de usura.

MAGGY AYALA SAMANIEGO
Para EL TIEMPO
Desde QUITO

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.