Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, sábado, 21 de abril de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

LA DIPLOMACIA DE AMIGAZOS SOLO GENERA FRACASOS

2005-10-11 09:50:55
Análisis
4211

Ecuamex /FHA

"Por pedido del propio ex canciller Parra Gil", el presidente de la República le ha nombrado embajador en España -así textual se lo expone- porque es "amigo de años y no hay resentimiento en el cambio de cargo". Tantas fruslerías solo enfocan el crítico problema que significa para el país que el gobierno designe a funcionarios bajo la óptica de "amigazos" pese a que le hagan mucho daño a la nación que representan y de esa forma se mantenga a una crítica, cuando no menos escandalosa, cadena de fracasos en el gobierno de Alfredo Palacio.
Antonio Parra Gil se va de la cancillería luego de una gestión desastrosa y se va como resultado de sus propios errores, los cuales fueron acumulándose, hasta llegar a extremos críticos de serio perjuicio a la imagen exterior del Ecuador.

Se ha insistido por parte de algunos periodistas y medios en que una supuesta gestión de “recuperación de la dignidad nacional” habría sido su principal logro. Nada más lejano a la verdad, nada más desacertado en su apreciación y nada más engañoso en la imagen que se quiere imponer del saliente funcionario del Gobierno de Alfredo Palacio.

Antonio Parra Gil le hizo daño al país con su gestión. La evaluación a grosso modo puede concluir en un conflicto mayor o menor, con distancias con nuestros vecinos, sean por acciones o palabras entre declaraciones torpes o apresuradas, así: Colombia, Venezuela, Perú y Chile sufrieron de ello, un bochorno desaire con el manejo de los nombramientos de embajadores en Italia, Estados Unidos y Alemania, una imposición humillante de visas por parte de México y hasta la intromisión del Papa, que como jefe del Estado Vaticano se metió contra el sistema corrupto que impera en Ecuador y no merecieron la respuesta del canciller Parra Gil, porque no conocía lo que pasaba en su entorno en la cancillería.

Los abusos en la cuota política del canciller Parra Gil no distaron en nada del gobierno anterior. Es más, logró que se suba de 56 a 93 el número de funcionarios destinados a los consulados y embajadas, mientras desató una apertura al abuso de los amigos del régimen llegando al extremo de tener cinco cónsules en Miami. Los nombramientos de embajadores jubilados le bajó sensiblemente la capacidad a la representación diplomática.

La ratificación de su amigazo Reinaldo Huerta en México, pese a conocer los supuestos malos manejos en la embajada de este, le generó un bochorno más al país, otro más, el de ofrecer asesoría inconsulta para exportar represión por parte de la Policía Nacional de Ecuador para reprimir manifestaciones en el país del norte; irónico y grosero el gesto que no mereció ni siquiera la atención de Parra Gil, porque su desconocimiento de la cancillería lo permitió todo a su embajador protegido.

Tras leer la crónica del diario El Comercio de este lunes 10 de Octubre de 2005, en la cual se da cuenta del bochornoso incidente del pasado 7 de septiembre, en el cual el canciller Parra Gil fue sorprendido en un acto de falta de verdad absoluta, al haber cancelado días atrás la visita del Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, aduciendo un supuesto viaje al exterior, el embajador Nelson Haddad no salía de su asombro cuando halló al ex ministro copa en mano en la fiesta de la embajada del Brasil, justo en la fecha en la que debía haber estado cumpliendo su obligación de recibir a su homólogo chileno. La crónica no puede ser más dura y directa para concluir con que Chile fue desairado por la conducta impropia del ex ministro Antonio Parra Gil y se suma a la huella de un pésimo paso por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador. ¿No es esto humillante para el Ecuador que así actúe un canciller?

El punto del abuso llega a su grado extremo cuando para salir, le dice en una entrevista en Ecuavisa (10-Oct 05) a Carlos Vera, que “hay un exceso de embajadores” y es menor el número de funcionarios de trámite en la carrera diplomática, pues, en venganza al rechazo que sufrió por parte del personal diplomático se va nombrando a tres nuevos embajadores, como prueba de su manejo incoherente.

Esta larga lista de actitudes distante del buen nivel que debería haber tenido un canciller fue reseñada en el país; Ecuadorinmediato.com lo dijo y de frente, y fue tomado como “persecución mediática”. Pero, al contrario de lo afirmado por el vocero de la APDH, Alexis Ponce, de una supuesta campaña mediática en contra del ex ministro, no todos los medios de comunicación quisieron enfocar el tema como perjudicial a la nación, están en su derecho por cierto, ya que en varios de ellos pesó la amistad guayaquileña del doctor Parra Gil y los propietarios de los periódicos; mucho se calló al respecto.

Se lo quiso poner como un “abanderado de los forajidos” pero en los días de abril en las calles de Quito nadie lo recuerda, ya que asomó de repente. Y su famosa política de la “dignidad con Colombia” que fuera reclamada como una razón para que no se lo remueva, tuvo su frustración mayor en los más luchadores del tema, Alexis Ponce, que puede testificar cómo se impuso el voto por el Presidente del BID, Luis Alberto Moreno, justo el embajador colombiano del glifosato, que Parra Gil negoció para imponer que lo haga Rafael Correa.

Ante la defensa de Alexis Ponce y su frustración de Parra Gil, aquí cabe un paréntesis, ya que el activista de los derechos humanos tras leer el pasado 7 de septiembre en nuestro periódico electrónico que Parra sí iba de la cancillería a una embajada en España, reaccionó violentamente y lanzó una carta muy dura contra este periodista y Ecuadorinmediato.com, acusándonos de haberle tomado “ojeriza” al mencionado individuo. Ponce tuvo que tragarse su orgullo y admitir su craso error al ir al despacho y enterarse de propia boca de Parra que desde el principio “había acordado con Palacio que solo estaría unos días, para luego irse a España”. El activista de los derechos humanos merece nuestro respeto y comprensión, porque su apresurada defensa del ex canciller con la consiguiente decepción, fue una ingrata equivocación de su parte, al caer en el juego nefasto de la imagen que se buscó imponer en la nación con una persona que fracasó en su gestión pública.

Tras este mal paso por la cancillería nacional, ahora se le “premia” a Parra Gil poniéndole al frente de la Embajada del Ecuador en España, resaltando desde los voceros de gobierno que sale sin problemas y en buenos términos con el Presidente Palacio, “porque son amigos desde hace muchos años”. Alerta entonces, alerta.

Es ese enfoque lo peligroso del asunto, porque se ha practicado la diplomacia de los “amigazos” al darle al ex canciller el paso a una de las misiones diplomáticas más difíciles del país, justamente la que más problemas conlleva por el estado de la migración nacional. Ser embajador del Ecuador, lo digo con certera experiencia, es una tarea ardua en cualquier nación en la cual tengamos representación, pero en España lo es más, porque ahí están más de un millón de compatriotas. Se requiere hasta 16 horas de trabajo diarias, si se quiere hacer una misión diplomática respetable. Se necesita una condición humana estable y sobria, con los sentidos en orden y la capacidad activada para actuar y ser proactivo.

Lo descrito anteriormente no encuadra en el perfil del nuevo embajador Antonio Parra Gil. Da para dudar. Ojalá haya equívocos en la premisa, porque de lo contrario más que seguro que los que van a sufrir van a ser, para empezar, la masa de emigrantes en España, para pasar luego a declinar las relaciones y afectar severamente el gran trabajo cumplido por el actual Ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Carrión, hasta terminar con daños a la nación.

Ha de concluirse que es una obligación de todo ecuatoriano el reclamar en forma exigente que un funcionario no le haga daño a su nación con su gestión, sus prejuicios o su comportamiento, y mucho más con un representante de la política exterior de una nación. No tiene derecho un personero del Estado a causar daños a su nación, en ningún grado, ni en mayor o en menor, porque los resultados son nefastos.

Desde Ecuadorinmediato.com, con conocimiento de causa, como lo sabían también otros medios de comunicación, nosotros escogimos ser frontales al reclamar la “diplomacia de los amigazos”, porque hoy, al final del breve período del doctor Antonio Parra Gil, estos son los pésimos resultados del fracaso por manejar un Estado como escenario de amigos y no de funcionarios responsables.

Las lecciones de la historia solo enseñan cuando los daños están hechos. La prudencia manda entonces en los gobernantes y gobernados a que deban medirse en los siguientes pasos, sea para remediar los actos o para evitar los males.

__________________________________________________________________
ECUAMEX Agencia Electrónica de Noticias de Ecuadorinmediato.com

FRANCISCO HERRERA ARAUZ Periodista, Politólogo, director del periódico Ecuadorinmediato.com, y la Agencia de Noticias Ecuamex.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.