Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, jueves, 20 de septiembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

HOY (Quito) Cuenca: 63 mil hogares están listos para dejar atrás el gas

2013-08-12 07:13:07
Ecuador Productivo
3318

Indurama presentará un kit de conversión para cambiar el tablero de hornillas

El 21% de los 300 mil clientes residenciales de la empresa Centrosur, especialmente en Cuenca y en los centros cantonales, poseen los medidores adaptados a 220 voltios necesarios para adaptar las cocinas eléctricas.

Maggy Choud es una de las personas que posee una cocina eléctrica en Cuenca. Ella asegura que la adquirió por previsión, pues también tiene otro artefacto similar, pero que funciona a gas. "Tengo el concepto de que si se me acaba el gas uso la eléctrica o si no hay luz puedo, fácilmente, preparar mis alimentos en la otra cocina”.

El anuncio del presidente Rafael Correa de que se reemplazarán las cocinas a gas por las eléctricas, en el 2016, con el fin de bajar el costo del subsidio de $700 millones por año al Gas Licuado de Petróleo (GLP), no le preocupa a Choud, debido a que cuenta con las instalaciones eléctricas necesarias, pues la cocina eléctrica requiere de un voltaje de 220 voltios. Eso pese a que en la mayoría de viviendas cuencanas el servicio es de 110 voltios.

Juan Ugalde, gerente de distribución de la empresa eléctrica Centrosur, dice que en la actualidad el 21% (63 mil hogares) de los 300 mil clientes residenciales que tienen, especialmente en Cuenca y en los centros cantonales, poseen los medidores adaptados a 220 voltios, pues también se utilizan para otros equipos como calefones eléctricos o secadoras de ropa.

La Centrosur está en la capacidad de cambiar la red eléctrica de manera inmediata. Los usuarios tienen que adecuar las líneas para el nuevo cableado y los técnicos de la empresa se encargarán del cambio de medidor.

La implementación de nuevas instalaciones eléctricas generarán gastos para las personas, ante ello el Ejecutivo planea la entrega de un bono de $370. Ese monto servirá para que se adquieran nuevas cocinas, se invierta en las conexiones eléctricas y para la compra de nuevas ollas, pues también se requieren que sean de un material especial que tenga compuestos de hierro, comentó Juan Pablo Vela, gerente de Indurama, una de las empresas que será parte del proyecto del Gobierno de creación de cocinas eléctricas por inducción.

En el mercado cuencano fácilmente se encuentran cocinas eléctricas importadas. En comercial Salvador Pacheco Mora existen propuestas con el sistema de inducción. Los precios varían desde los $800 hasta los $1 400.

David Tola, encargado del local, dice que cada mes se venden un promedio de dos cocinas eléctricas a diferencia de las cocinas a gas que se venden diariamente esa misma cantidad, pues el precio es más accesible debido a que se encuentran modelos que van desde los $200.

Sin embargo, Tola, relata que el interés por averiguar sobre las cocinas eléctricas se ha incrementado tras el anuncio de que el subsidio al gas se eliminará en el 2016. "De cada 10 personas que ingresan al local, cinco se interesan por conocer detalles de cocinas eléctricas”, según Tola.

El cilindro de 15 kilogramos se vende a $1,60 mientras que el costo real es alrededor de $12, lo que equivale a un subsidio del 650% frente a su precio real, como lo anota Jorge Patricio Muñoz, en su Análisis de la incidencia del uso de cocinas eléctricas de inducción.

Las nuevas edificaciones tendrán que acoplarse con instalaciones eléctricas de 220 voltios. Juan Heredia, gerente de la Inmobiliaria San Alberto Magno, dice que ellos recomendaban a sus clientes la adquisición de cocinas a gas, pero ahora, asegura, emprenderán sus proyectos arquitectónicos con conexiones eléctricas que permitan adecuar las nuevas cocinas.

Las cocinas eléctricas por inducción de fabricación nacional estarán en el mercado a partir del 2015. A través de la Asociación de Industriales de Línea Blanca se aspira colocar en el mercado 350 mil cocinas de inducción, en una primera etapa. (XPA)

Empresas diseñan las nuevas cocinas

Las empresas cuencanas Indurama y Fibro Acero, encargadas de la fabricación de línea blanca, serán parte del Programa Nacional de Cocinas de Inducción. Aportarán en la fabricación de nuevos electrodomésticos.

Juan Pablo Vela, gerente de la empresa Indurama, dice que en los próximos meses presentarán cocinas que lleven un kit de conversión, con el fin de que el momento que se requiera cambiar las cocinas que funcionan con gas por eléctricas se cambie, únicamente, el tablero donde se ubican las hornillas, con el fin de que no se necesite adquirir una nueva cocina.

Indurama tiene la capacidad de elaborar 500 mil cocinas al año. Tiene un promedio de ventas anuales de $200 millones. El 60% es por las exportaciones y un 40% es de ventas nacionales, por lo que continuará con la fabricación de cocinas a gas para enviar a unos 25 países.

Fibro Acero también prepara prototipos de cocinas de inducción. En 2009 ya tuvieron un primer acercamiento con el Gobierno, por lo que analizan las opciones para incorporar la mayor cantidad de agregado nacional a los nuevos productos. Esta empresa tiene una producción anual de 140 mil cocinas y 250 mil cocinetas. El 50% de la producción se exporta.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.