Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, viernes, 18 de octubre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

Mujeres productivas reclaman mensaje contradictorio de Mandatario sobre su rol en la democracia

2012-01-26 15:47:35
Sociedad
1589

Consideran estas formas de pensamiento y conducta como actos de violencia

El Consejo de Cámaras y Asociaciones de la Producción en sesión de directorio rechazó el contradictorio mensaje sobre el rol y aporte de las mujeres a la democracia por parte del Presidente de la República, por lo que condenan la discriminación contra la mujer y el machismo, considerando estas formas de pensamiento y conductas como actos de violencia.

El mundo y los ecuatorianos hemos esperado desde hace varios días una disculpa o, al menos una explicación, del Presidente Correa en relación a su desconcertante y contradictorio mensaje sobre el rol y aporte de las mujeres a la democracia, dice el comunicado del Consejo de Cámaras y Asociaciones de la Producción.

Ante esto, el Consejo de Cámaras y Asociaciones de la Producción, que tiene en su seno a gremios e instituciones en los que existe una activa participación de las mujeres que contribuyen al desarrollo país y al mantenimiento de los valores éticos y morales sustanciales en una sociedad, respetuosamente se permite hacer las siguientes reflexiones:

Hace apenas cuatro años que nuestro país exhibía al mundo, con amplísima publicidad y apoyo ciudadano, la nueva Constitución de la República del Ecuador irrestrictamente apuntalada por el régimen como un modelo de vanguardia, afín a los pensamientos más progresistas del planeta.

La concepción del buen vivir, la exaltación de los derechos de libertad y de la naturaleza, la igualdad de género -ecuatorianos y ecuatorianas-, entre tantos otros, sustentados para su práctica en un principio igualitario de aplicación, enmarcaron al ciudadano ecuatoriano en una urna de protección, al punto que por primera vez se mencionó en el texto constitucional el crimen de odio.

Por otra parte, de manera permanente estamos saturados de campañas publicitarias que condenan la discriminación contra la mujer y el machismo, considerando estas formas de pensamiento y conductas como actos de violencia.

Por primera vez estos tópicos se convirtieron en elementos de las políticas de estado, creando, en cierta forma, un ambiente de alerta y de rechazo sobre un tema álgido dentro de nuestra sociedad ecuatoriana. Exponiéndolo para que fuera abordado desde la óptica del ciudadano común, de la academia, de la prevención a través de instituciones estatales especializadas y de la justicia.

El asunto de género y de violencia contra la mujer parecía que dejaba de ser un tema soslayado y pasaba a ocupar un primer plano de interés y de discusión. Pero no fue así. Los comentarios respecto al aporte de la mujer a la democracia, vertidos de manera inoportuna, contradictoria y desacertada por el Primer Mandatario, coincidentemente pocos días antes de la llegada del Presidente Iraní a nuestro País, como si fueran una fórmula para establecer puntos de afinidad entre los dos países, echaron por la borda el trabajo mediático que la revolución ciudadana venía haciendo y, peor aún, los principios constitucionales de respeto e igualdad de la mujer y no violencia que abriga nuestra Nación, los cuales distan mucho de las discriminatorias y lapidarias leyes y costumbres iraníes sobre este particular.

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.