Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, lunes, 23 de abril de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

América Latina vive una oportunidad única y debemos aprovecharla

2011-11-27 19:01:13
Reportes y Reportajes
10883

Así lo expresa Fander Falconí, Secretario de SENPLADES

Quito, 27 nov (PL) América Latina vive hoy una oportunidad única, si no la aprovechamos estamos dejando de lado a una generación que luchó toda su vida por tener gobiernos progresistas, con énfasis en equidad, salud y educación. Así declaró en entrevista con Prensa Latina, Fánder Falconí, secretario nacional de Planificación y Desarrollo del gobierno de Ecuador, al pedirle resumiera los principales desafíos de la actual coyuntura en la región.

América Latina ya no es la misma de años pasados, vive un gran proceso de cambio político progresista que marca intereses en la integración y se crean nuevos espacios de convergencia, afirmó el excanciller, académico y miembro de la Dirección Nacional del gobernante Movimiento Alianza PAIS.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se constituirá en los próximos días en Venezuela, son muestra de eso, enfatizó.

Pero, reflexionó, mientras ocurre esto políticamente, todavía tenemos una gran dependencia estructural en términos de mercado.

Creo que América Latina tiene que mirarse a sí misma, subrayó, y ello implica fortalecer los instrumentos de integración y cooperación que ya tiene disponibles, particularmente en los campos económico y financiero.

Hay, recalcó, una necesidad de fortalecer en forma elocuente la Nueva Arquitectura Financiera, que es el manejo conjunto de los temas de liquidez y el Banco del Sur para generar proyectos de inversión bajo una lógica de equidad y sustentabilidad.

Unido a ello, recalcó, el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), como moneda virtual para estimular el comercio entre los países sin acudir al desembolso de divisas.

¿Cómo nos insertamos en esa gran globalización del capital vendiendo productos primarios?, preguntó, para responder que así no tienen nuestros países la posibilidad de diversificarse y generar valor agregado.

Cuando vemos los datos, dijo, se demuestra que América Latina no mejora con el tiempo su inserción en los mercados globales, que prácticamente es el seis por ciento de su comercio exterior desde la década de 1970-1980.

Lo que sí ha mejorado ostensiblemente es el comercio Sur-Sur, destacó Falconí, y eso demuestra que los mecanismos de integración política sí pueden tener un asidero comercial sumamente fuerte y constructivo.

Ahí tenemos, advirtió, un enorme reto en materia de integración, para romper los perversos Tratados de Libre Comercio, en términos productivos, de generación de empleos, acumulación de capital, tecnología, y que pretenden postrarnos indefinidamente en el subdesarrollo.

La Constitución ecuatoriana define como prioridad buscar un distinto régimen de desarrollo, y nuestro Plan Nacional para el Buen Vivir tiene como objetivos centrales también la inserción estratégica en esos mercados internacionales, recordó.

Esa inserción estratégica pasa por la diversificación de la especialización productiva, puntualizó Falconí, diversificar la oferta exportable en materia de productos, de destinos hacia donde se dirigen esas exportaciones y que los frutos de esa inserción en los mercados globales vayan a favor de las grandes mayorías.

¿Y qué es lo que ocurre con los Tratados de Libre Comercio?, pues que los mismos limitan esas posibilidades de diversificación.

Pero además, subrayó, generan un conjunto de ataduras en elementos sensibles que tienen la posibilidad de insertarse inteligentemente en los mercados globales, y crean dependencia en los mecanismos de inserción.

También, dijo, generan dificultades estructurales de acumulación interna de capital, que es el corazón de la estrategia de desarrollo del país.

La experiencia nos demuestra, precisó, que los países con procesos de libre apertura, sin ningún tipo de resguardo interno, tienen dificultades estructurales para salir de las trampas de la pobreza y del subdesarrollo, y eso no sería deseable para Ecuador.

Si Europa está atravesando una profunda crisis económica y varios países están prácticamente al borde de la bancarrota, el peor momento para hacer Tratados de Libre Comercio es el actual, subrayó finalmente Falconí. (Prensa Latina)

Por Pedro Rioseco.- Corresponsal PL:

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.