Martes, 2 de Septiembre de 2014 |  Ver Ediciones Anteriores  |  Edición # 3681 |  Registrate en EcuadorinmediatoIniciar sesión

LA HORA (Quito) Ecuador es un país sin especialistas médicos

2011-11-20 08:24:48
Notas Gremiales

Tiempo de lectura:

4 020 médicos se gradúan al año en Ecuador

El presidente de la Federación Médica Ecuatoriana (FME), Orly Oyague, indicó que de acuerdo al último Censo de Población y Vivienda, en el país existen 34 000 médicos, 16 500 generales y 17 500 especialistas. Pero Oyague cree que esta cifra no concuerda con los subregistros de la FME. "En el país hay 44 000 médicos, los 10 000 están fuera porque no hay plazas de trabajo, el sueldo es bajo y además, se han suspendido posgrados en Guayaquil, por ejemplo, hace cinco años", dijo.

Los padres de Dennis Ushiña salieron decepcionados de la consulta. Su hijo de 14 años padece de leucemia hace dos años. Recibe sus sesiones de quimioterapia en el Hospital de Niños Baca Ortiz de Quito. Antes lo hacía en Solca, pero se agotó el dinero para la terapia. “No teníamos dinero para seguir pagando la deuda de 20 mil dólares que obtuvimos”, señaló Patricio Ushiña. Dennis recibía cuatro quimioterapias al mes.

Desde agosto hasta fines de octubre, el joven fue atendido por la hematóloga María Barba, pero hace 15 días la despidieron, al igual que a cerca de 4.000 burócratas. “Siento que el tratamiento de mi hijo quedó paralizado, la nueva doctora no está inmiscuida en el tema y se dificulta el proceso. Según la doctora Barba, ya tenían que hacerle un nuevo examen, pero ahora nos dicen que esperemos”, señaló Jenny Llamuca, madre del menor.

Este problema por la falta de especialistas se extiende a otras casas de salud, como el Hospital Eugenio Espejo de Quito. La falta de profesionales de  traumatología es evidente. Martha Villamarín llegó apoyada en un andador. Fue operada de su rodilla derecha tras una caída, pero dijo que debido a la falta de especialistas, no ha podido hacer la rehabilitación desde hace dos meses.

Sin expertos

El presidente de la  Federación Médica Ecuatoriana (FME), Orly Oyague, indicó que de acuerdo al último Censo de Población y Vivienda, en el país existen 34.000 médicos, 16.500 generales y 17.500 especialistas. Pero Oyague cree que esta cifra no concuerda con los subregistros de la FME. “En el país hay 44.000 médicos, los 10.000 están fuera porque no hay plazas de trabajo, el sueldo es bajo y además, se han suspendido posgrados en Guayaquil,  por ejemplo, hace cinco años”, dijo.

La directora del Baca Ortiz, Alexandra Rosero, asegura que un motivo del déficit es porque no existen posgrados “innovadores que vayan de acuerdo con las necesidades actuales.

Rosero comentó además que no existen subespecialidades, lo que complica aún más la atención. Mencionó que en la casa de salud a su cargo existen cerca de 86 especialistas, pero que hacen falta 18, principalmente para cardiolólogía y pediatría. La Directora afirma que por eso los pacientes han tenido que esperar tres meses por una cita. Neurólogos pediatras también son solicitados, así como los neumólogos. “Solo contamos con una neumóloga, antes teníamos dos que atendían 40 niños al día”, dijo.

Rosero cree que “la única solución que tiene el Ministerio de Salud es ponerse de acuerdo con las universidades para que estas definan los especialistas que van a formar en relación al mercado real del trabajo”.

Mala distribución

Según la Organización Mundial de Salud (OMS) deben existir 26 médicos por 10.000 habitantes, pero según Oyague esa cifra no se cumple en Ecuador. “Hay provincias en el Oriente  o en la Costa que no llegan ni de cerca a ese número, en cambio en  Guayaquil, Cuenca y Quito se excede el porcentaje”, dijo sin precisar cifras.

El decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central, Milton Tapia, también cree que hay una mala distribución de especialistas. “La concentración de especialistas en las grandes ciudades ha provocado que los hospitales grandes se saturen”, mencionó. Para Tapia otro inconveniente es que no se forman anestesiólogos, radiólgos, neumólogos, gastroenterólogos.

Formación académica

El director de Posgrado de Medicina de la Central, Jaime Acosta, indicó que una las múltiples dificultades para la formación es  el retardo en la aprobación de programas de posgrados. “Años atrás, con el ex Conesup, duraba uno o dos años, actualmente con la Senescyt y el Consejo de Educación Superior pasa lo mismo, como son instancias que recién se organizan, no ven las cosas a la par de la exigencia de los médicos jóvenes que quieren seguir cirugía oncológica, geriatría clínica, urología, radiodiagnóstico e imagen”, explicó.

Residente asistencial

Por falta de especialistas, los hospitales han funcionado desde hace más de una década con residentes asistenciales, que no tienen la perspectiva de lograr una especialidad después del tiempo que han permanecido en hospitales.

Arai Vela, uróloga y desde hace dos años responsable de impulsar el proyecto que incluirá a los residentes en un proceso de formación a través del Ministerio, la Senescyt y las universidades, explica que a nivel  nacional existen 1.278 residentes. De estos, 258 superan los dos años de servicio en un único servicio de especialidad.

Señaló que se busca encauzar un procedimiento académico para aprovechar el talento de profesionales que por más de una década han permanecido en los hospitales. El subsecretario de Educación Superior de la Senescyt, Augusto Espinosa, mencionó que “si un médico va a un hospital y hace prácticas, no implica que tiene una formación académica que derivará en título de posgrado. Lo que deberá mediar es un acuerdo con las universidades para que definan qué tipo de reconocimiento puedan obtener estos médicos”.

CIFRAS
1.070 becas han sido otorgadas por Senescyt este año, 165 fueron para postgrados de medicina.

4.020
médicos se gradúan al año en Ecuador.

El Dato
- Instituciones como el Carlos Andrade Marín, Hospital de la Policía, Fuerzas Armadas y Solca ofertan becas para que los médicos realicen prácticas de posgrado. Quien no lo ha hecho es el MSP.
- En la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central se inscriben al año de 3.000 a 5 .000 aspirantes. Solo hay cupo para 400.

Formación y salarios

Un curso de posgrado dura entre tres y cuatro años. Terapia Intensiva, Cirugía General, Radiodiagnóstico, Radioterapia, Cirugía Oncológica, Pediatría y Urología duran cuatro.Anestesiología, Anatomía Patología, Medicina Interna, tres.

De 10.000 a 15.000 dólares le cuesta anualmente al país la formación de un especialista. Cuando la especialidad se la hace fuera del país sobrepasa los 50.000 dólares. Un especialista recibe en Ecuador un salario de 2.200 dólares por ocho horas de trabajo. En el exterior el sueldo va de 3.000 a 6.000 dólares.

Déficit de especialistas

En el Baca Ortiz

3    Neurólogos pediatras
3    Cardiólogos
2    Neumólogos
3    Otorrinolaringólogos
1    Cirujano oncólogo pediatra
1    Cirujano de cuello
1    Cirujano vascular
4    Anestesiólogos

Cotopaxi
Concursos no funcionan

Según el director provincial de Salud, José Izurieta, en Cotopaxi se requieren 268 personas, principalmente anestesiólogos (se requieren 10), emergenciologos (5), ginecoobstetras (8), radiólogos (5), técnicos en laboratorio clínico (10). Izurieta explicó que el  mayor déficit que tiene el Hospital es de imagenólogos.

Esta realidad se repite en el hospital del IESS. Su director, Hugo Argüello, comentó que hay vacantes que no se han podido llenar pese a los concursos de merecimientos. Faltan traumatólogos, emergenciólogos, médicos familiares, urólogos, ginecólogos, neonatólogos, cirujanos vasculares y anestesiólogos. Asegura que las vacantes no se han podido llenar por la falta de especialistas y porque los que hay optan por el servicio privado, debido a que  la remuneración es más atractiva.

EL ORO
En El Oro falta de todo

La falta de especialistas es evidente en los hospitales públicos, sobre todo en el Teófilo Dávila, el más grande de El Oro y que atiende a pacientes de todos los cantones y también del norte de Perú.
Con la compra de renuncias, se requieren de forma urgente pediatras, neonatólogos, médicos internistas, neurólogos, cirujanos, anestesiólogos y cirujanos pediatra.

Otros hospitales como el Santa Teresita de Santa Rosa requiere de médicos pediatras, traumatólogos, en cirugía general, anestesiólogos y especialistas. La Maternidad Ángela Ollague del mismo cantón necesita dos ginecólogos y un anestesiólogo.

En otros hospitales como el San Vicente de Paúl de Pasaje, de Arenillas y Piñas requieren ginecólogos, pediatras, imagenólogos, otorrinolaringólogos, urólogos, neurólogos; traumatólogos, médicos clínicos y anestesiólogos.

En Zaruma hacen falta cirujanos, imagenólogos, anestesiólogos, médicos internistas, traumatólogos y gastroenterólogos.

Los Ríos
No van a Quevedo

 El Hospital Sagrado Corazón de Jesús de Quevedo atiende además a gente de los cantones Quevedo, Mocache, Buena Fe y Valencia. A pesar de la gran cantidad de pacientes, a la casa de salud le hace falta un dermatólogo, dos pediatras, cuatro ginecólogos, un traumatólogo y un médico de medicina interna. El Hospital carece además de nefrólogos, neurólogos y cardiólogos.

El director del Área 2 de Salud, Ronald Rodríguez, manifestó que “no hay especialistas y los que hay es muy difícil que vengan a laborar en Quevedo”.

Con esta opinión concuerda la asambleísta Pamela Falconí. “No es muy fácil para un genetista, a quien le ha costado años la especialización,  recorrer el país  por 1.200 dólares”.

Loja
Recién graduados cubren déficit

En Loja hay 138 unidades operativas de salud, distribuidas en los 16 cantones. Todas tienen una realidad común: faltan médicos. No existe orden para contratar, tampoco recursos. La directora de Salud, Mercedes León, reconoce el problema, pero dice que trabajan  para cambiar.

La semana anterior, la Dirección de Salud convocó a médicos generales, odontólogos y enfermeras para que presenten carpetas y cumplan con el Programa de Medicina Rural.

Con el cumplimiento del programa, los recién graduados reciben un certificado y así pueden acceder a los estudios de postgrado. Permanecen un año en centros de salud rural. El Ministerio paga sus servicios y así cubre el déficit en Loja. Es decir, en Loja solo curan los recién graduados.

Se necesita contratar 50 médicos para cubrir el déficit. Sin embargo, el Ministerio señala que por cada 2.000 personas debe existir un médico. Existen 300 médicos y en la provincia viven 448.996 habitantes. Si se aplica el cálculo del Ministerio, la regla se cumple. Pero la propia Cartera de Estado reconoce un déficit y se asegura que en Loja necesitarían 250 médicos. Faltan 200.

El Dato
En el Hospital Isidro Ayora de Loja, el más grande de la provincia, trabajan 123 médicos y existen seis vacantes.

Esmeraldas
Despidos complican

Las pugnas de los pacientes por atención de médicos especialistas en el principal hospital de Esmeraldas, Delfina Torres de Concha, son un cuento de nunca acabar.

Marco Solís, mientras esperaba molesto que le dieran un turno en los congestionados pasillos de la casa de salud, no contuvo su ira  y explotó. Le informaron que tenía que esperar un mes para atender un problema cardiaco.

El Hospital ‘solo cuenta con un médico en esta especialidad para atender a una población cercana a los 530.932 habitantes. Con los despidos se complicaron las cosas también en el área de pediatría, donde dos de los especialistas fueron separados.

Según el presidente del Colegio de Médicos de Esmeraldas, Antonio Medina, hacen falta nefrólogos, cardiólogos, oncólogos, neurocirujanos, dermatólogos y psiquiatras. “Hay déficit en todas estas áreas y es urgente tenerlos porque es una provincia donde tenemos estas enfermedades como comunes”, recomendó.

El Dato
En lo que va del año, el ‘Delfina Torres de Concha’ ha atendido a 154.000 pacientes, que supera las cifras de 2010, cuando hubo 132.000 usuarios y 96.0000 en 2009.

Imbabura
Un especialista para la provincia

Yu Ling Reascos, directora provincial de Salud de Imbabura, asegura  que en el Hospital San Vicente de Paúl, el más grande de región, sólo existe un urólogo, quien debe atender a los pacientes que llegan desde los seis cantones de la provincia.

Reascos asegura que este panorama se repite en otras áreas. “Hay ciertas especialidades que tenemos saturadas como es neurología, otorrinolaringología y urología, donde existe un profesional”, revela.
El San Vicente de Paúl está calificado en el nivel 2 de complejidad. La Directora asegura que eso da la medida de que las necesidades están cubiertas. Sin embargo, debido al incremento de pacientes, analizan la posibilidad de subir al siguiente nivel, con la finalidad de gestionar un incremento de personal.

Yolanda Checa, directora del Hospital, informó que cuentan con 30 médicos que laboran cuatro horas; 11, ocho horas, y 50 profesionales residentes que laboran las 24 horas, cada cuatro días. 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Facebook para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.