Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, sábado, 21 de octubre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
urgente

ECUADOR: SALE DE SUS CRISIS EN MEDIO DE “LA REVUELTA DE LOS FORAJIDOS”

2005-04-21 08:33:29
Análisis
3050

Ecuamex / fha

Tras una noche agitada, difícil, reprimida con dureza por parte de una policía que actuó de manera cobarde contra los ciudadanos de Quito, este miércoles 20 de abril de 2005, el coronel Lucio Gutiérrez tuvo que salir del cargo, dejando tras de sí una crisis, que el mismo propició hasta derrocarlo. Ecuador ha vivido hoy una página mas de su rebelde vida política, que muestra la capacidad de sus ciudadanos por exigir sus derechos hasta imponerse frente al poder, en lo que se ha denominado "Quito: la revuelta de los forajidos"
Las protestas habían sido intensas la noche del martes 19. Tras se duramente reprimidos los quiteños decidieron mantener la calma y reorganizar su protesta.

Sin embargo, en horas de la madrugada el gobierno decidió agitar la situación. El primo del presidente, Renán Borbúa se metió en el conflicto de Quito, anunciando a la prensa que salía de Guayaquil trayendo mas de cinco mil ciudadanos de la costa, que en calidad de bandas de matones, escoltados por la Policía Nacional, arribaron a las 6h00 a las calles de Quito, eso fue su perdición.

En cuestión de una hora los quiteños, que habían demostrado su capacidad de reacción y auto convocatoria, decidieron enfrentar a las bandas armadas, y salieron a las 7h00 a bloquear los accesos de las calles de la ciudad, mientras los pobladores de los sectores externos cerraban las vías para que los “matones de Sociedad Patriótica no lleguen”.

Los estudiantes salieron a las calles a partir de las 8h00, y se enfrentaron a los militantes de las manifestaciones pro gobierno, y ante la multitud de la convocatoria, muchos de ellos comenzaron a sufrir los efectos del enfrentamiento, por lo que se volcaron los capitalinos a enfrentar a grupos de habitantes costeños y de la zona oriental, a los cuales se les hizo retroceder a la fuerza, con el alcalde Paco Moncayo y el prefecto Ramiro Gonzáles al frente.

Fue entonces que la revuelta popular volvió a estallar, de un instante a otro a las 9h00 las calles se llenaron de marchas que en forma pacífica se dirigieron hasta el centro de Quito, para exigir la salida de Lucio Gutiérrez.

Mientras tanto, un grupo de legisladores de oposición se reunió en el edificio del Congreso, y en forma sorpresiva le comunicó al arrogante presidente Omar Quintana, que a partir de ese momento no lo reconocían como titular del parlamento, por lo que se retiraban del sitio y se dirigieron a Ciespal a las 10h20, para sesionar en ese sitio y tomar decisiones.

Las manifestaciones agudizaron a partir de ese momento, y tras hacer retroceder a las bandas de matones, los manifestantes tuvieron que volver a enfrentarse con la Policía de Ecuador, que volvió a dar un espectáculo macabro y cobarde al lanzar bombas de forma indiscriminada a los muchachos manifestantes, y si capturaban a alguno de ellos lo agredían salvajemente a golpes de puño y puntapiés, aumentando el resentimiento del pueblo de Quito.

Presintiendo aquello, en forma sorpresiva, de pronto un exaltado comandante Poveda se presentó a la prensa a presentar su renuncia al cargo de Comandante General de Policía, y clamando comprensión por el salvaje comportamiento de la policía de Ecuador en contra de sus ciudadanos, y se fue.

Las noticias corrían de lado al lado, con la misma intensidad de las manifestaciones, que arribaron hasta el edificio mismo del Parlamento, que fue destruido por los manifestantes con piedras y fuego, eran las 11; 40.

Mientras tanto, en CIESPAL, organismo internacional de los comunicadores, a las 11h20 adoptó la primera resolución: Destituir a Omar Quintana como presidente del Congreso Nacional, y asumía conocimiento de otra decisión: declarar el cese del presidente Gutiérrez, por abandono del cargo.

Al mismo tiempo, el gobierno quiso jugar el último esfuerzo de apoyo, llamando por medio de un arrogante y violento Ex secretario particular, Carlos Pólit, anunció que el presidente no renunciaría y no aceptaría nada que no sea constitucional, pero llamaba a un diálogo nacional, con esfuerzos que no fueron aceptados por nadie.

Hasta tanto, siendo las 12h00 un gran grupo de manifestantes irrumpió en los alrededores de la Plaza Grande, para sorprender al propio ejército ecuatoriano, que asomó en un despliegue de fuerza, que no asustó a nadie. Los manifestantes empezaron la destrucción de los cercos policiales, que iban retrocediendo de a poco hasta el reducto presidencial.

A las 12h20 surgieron dos hechos importantes, que cambiaron la historia de la nación.

Por 60 votos, el Congreso Nacional, en decisión expresa dispuso el cese de funciones del presidente Lucio Gutiérrez, aduciendo abandono del cargo, y llamaba al vicepresidente Alfredo Palacio a asumir la primera magistratura.

Mientras tanto, el Vicealmirante Víctor Rosero, en nombre del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador, procedió a anunciar que a partir de ese momento el primer mandatario se quedaba sin su respaldo, y que no resguardarían su seguridad. Fue un golpe letal que terminó con el gobierno.

El presidente Gutiérrez quiso hacer gala de fuerza, y sacó a su ministro Oscar Ayerve a anunciar tres decisiones: que nombraba a nuevo comandante de Policía en Marco Cuvero, que destituía al oprobioso subsecretario Bolívar Gonzáles y, conminaba a Abdalah Bucaram a salir de la nación, mientras decía que el Congreso no podía tomar una medida fuera de la constitución, que el mandatario no respetó.

No hubo forma. En cuestión de minutos salió la escolta presidencial del Palacio de Gobierno, y comenzó la fuga de los personajes del palacio, que salieron escapando, huyendo, por la puerta trasera del palacio.

Mientras tanto, en la cancillería se ayudaba a la fuga de Gutiérrez, ya que el vice canciller Edwin Jhonson dispuso que se pida el asilo urgente para Gutiérrez y su familia a los gobiernos de Panamá, de Venezuela y de Brasil, que eran coordinados por el ex canciller Zuquilanda desde Río de Janeiro, donde se hallaba reunido.
El coronel Lucio Gutiérrez tuvo que salir en fuga, en un helicóptero que le facilitaron las fuerzas armadas, y que partió a las 14.02 de la azotea del Palacio de Gobierno.

Alarmados los quiteños por las diversas emisoras de la ciudad, entraron por la fuerza al aeropuerto de Quito, para impedir que el mandatario fugue de la nación, hecho que casi se logra cerca de las 15h00, con una masiva manifestación que se tomó la pista de aviación y abortó el vuelo que ya sacaba a Gutiérrez y su familia con Renán Borbúa, en la avioneta del comandante del ejército Luis Aguas, tanto las fuerzas armadas como la diplomacia ayudaban a fugar a Gutiérrez.

Un helicóptero lo sacó del aeropuerto, y lo llevó hasta la Hacienda La Balvina, un campamento militar, de donde logró fugarse nuevamente hasta irse a refugiar en la casa de un diplomático brasileño que le concedió espacio para guarecerse hasta que el presidente Lula le concedió asilo político.

En las calles la violencia continuó y a las 15h30 enfrentándose a las bandas de matones que trajeron de la costa para atacar a Quito, un grupo de manifestantes “forajidos quiteños” como se llamaban se enfrentó con los francotiradores del Ministerio de Bienestar Social, que hirieron a varios ciudadanos con disparos de pistolas y revólveres, a lo cual se optó por quemar el edificio para obligarlos a salir, esta acción logró que la Policía Nacional al fin actúe y capture a 26 de estos individuos, que estan siendo investigados por la policía nacional.

Hasta tanto, pasadas las 15h00 en el Congreso Nacional, concurrió el Presidente Alfredo Palacio, quien tomó posesión del cargo, frente a un grupo de legisladores que justificaban su inacción de cuatro meses y la frustración de la población para llegar a este punto.

La Fiscal encargada Cecilia de Armas, dictó en forma urgente la orden de prisión en contra de Lucio Gutiérrez, Abdalah Bucaram, Guillermo Castro Dager y Bolívar Gonzáles, a los cuales dispuso que se los detenga, mientras que desde el mando militar se lo ocultaba y desde la cancillería se lograba el asilo político.

El mando militar anunció entonces que reconocía la decisión de la sucesión constitucional, pero no fue tan bien acogida por varios manifestantes que se ubicaron en las afueras de CIESPAL, y tras negarse a escuchar a Palacio, al cual le gritaban que “Con Quito no se juega”, armaron una golpiza castigadora contra varios diputados a los cuales les fueron encima y castigaron en forma desaprensiva.

El Presidente Palacio tuvo que soportar cuatro horas de un “secuestro” que le aplicaban un grupo de militantes del MPD, que hasta ayer estuvo junto al Gobierno de Lucio Gutiérrez, y que hoy extrañamente llamaba a disolver el Congreso Nacional, muchos de los militantes de los brazos políticos de ese partido, de la JRE, del PCMLE, de la FEUE fueron reconocidos como infiltrados y no aceptados por los “forajidos”. Hábilmente engañados por la policía, sacaron al presidente Palacio de Ciespal a las 19h00, mientras los “pro chinos” se quedaron a destruir las oficinas del organismo internacional.

Se conoció entonces a las 20h00 que se allanaban las casas de Bolívar Gonzáles, de Abdalah Bucaram en Guayaquil, mientras Lucio Gutiérrez estaba refugiado en la casa de un diplomático brasileño al norte de Quito.

Los hechos terminaron en paz, el Presidente Palacio a las 20.10, emitió su declaración en el edificio del Ministerio de Defensa Nacional, junto al mando militar, mientras el ciudadano común, el “forajido quiteño, se retiró de las calles, se fue a su casa.

El gobierno cometió el error fatal, agredir a Quito, la ciudadanía le enfrentó al extremo del heroísmo, y demostró que se es ciudadano pese a ser considerado “forajido”.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.