Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, domingo, 23 de septiembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

La exclusión de amplios sectores del país permitió que Rafael Correa sea Presidente de la República (AUDIO)

2010-01-19 08:26:00
Entrevistas
3415

Audio

Enero 18 - Pablo Cuvi y Mauro Cerbino

Dos analistas revisan el discurso que le ha permitido al Mandatario sostenerse en poder y contar con el respaldo popular

El sociólogo Pablo Cuvi, y el investigador de la FLACSO Mauro Cerbino, analizan el discurso político que ha permitido que el presidente de la República lleve tres años en el poder. Entrevistados en el programa "El Poder de la Palabra" de Ecuadorinmediato.com/radio, ambos coinciden que tanto el desgaste de la política tradicional como el que en el país ha existido una sociedad inequitativa y marginada es lo que ha dado espacio a que Correa no solo que sea Jefe de Estado sino que haya logrado aglutinar a su alrededor a colaboradores y apoyo de sectores incluso opuestos entre sí.

Para Pablo Cuvi, y en referencia al discurso antioligárquico que expone el Primer Mandatario, dijo que “lo primero que veo yo es que no hay en la estructura básico del discurso, en ese sacrificio ritual de la oligarquía, rebautizada ahora con el adjetivo de ‘pelucones’, no estamos ante un discurso nuevo o distinto, este es un discurso que se ha venido manejando en el Ecuador desde los años 50”, dijo Pablo Cuvi, en referencia al discurso antioligárquico que expone el Primer Mandatario.

Este mensaje cala en el país debido a que “vivimos en una sociedad injusta, porque vivimos en una sociedad inequitativa, una sociedad donde la democracia es formal, donde amplios sectores de la población no están integrados ni a los servicios ni a la política”, agregó.

De acuerdo con el analista, “Correa llega en un momento en que los partidos políticos tradicionales, lo que se llama la ‘partidocracia’ está disolviéndose, no porque nadie las haya derrotado, (sino porque) se han ido derrumbando por falta de renovación, porque sus líderes políticos no dejaron espacios, no se renovaron, por todos los chanchullos del Congreso”.

Pablo Cuvi recordó que la votación en Ecuador, desde el retorno de la democracia, en la mayoría de las veces ha sido a favor de las tendencias de centro-izquierda.

Con Correa “descubrimos un líder con un chorro de energía, un líder que va a sintetizar nuevamente, como lo hacía Velasco Ibarra, todas las contradicciones, un líder que puede tener de asesores a Alexis Mera, del Partido Social Cristiano, a Vinicio Alvarado, que trabajó con el PRE y los Socialcristianos, y tener hasta a José Ignacio Chauvín, que está vinculado con las FARC”, expresó.

Por su parte, el profesor Cerbino considera que el fenómeno Correa “debe ser analizado desde el hecho de alguien que llega en el momento preciso de la historia ecuatoriana”, ya que “el Ecuador es un país donde el Estado no ha funcionado, donde ha sido, evidentemente, manejado por élites, por ahí llega la dimensión del oligarca que señalaba Pablo, y entonces vemos que, indudablemente, es un país en donde amplísimos sectores de la población se han sentido excluidos, marginados, en fin”.

Es por eso por lo que “Correa viene a dirigirse a estos sectores, sobre todo, un discurso muy enérgico, yo diría un discurso incluso en términos así de imaginario político, un discurso muy masculino, que hace mucho sentido entre las poblaciones, entre los sectores populares, un discurso virulento, de enfrentamiento, de confrontación”, aseveró.

Quitando la connotación negativa que tiene el término “populismo”, Mauro Cerbino explicó que “la propuesta populista de Correa es una propuesta que hace posible un aglutinarse de fuerzas, un aglutinarse de ideas, un aglutinarse de imaginarios muy distintos; efectivamente, esta es la fuerza de populismo: la posibilidad de poner juntos, por ejemplo, ecologistas más o menos radicales, más o menos ‘infantiles’, más allá de los términos que están muy de moda en este momento, algo de la izquierda, en primer momento las fuerzas de izquierda también radicales tradicionales se sumaron a este proyecto, de los sectores indígenas, no nos olvidemos que también ellos se fueron sumando, de algunos sectores empresariales también, ¿por qué no?”.

Según el analista, el discurso del Jefe de Estado se ha ido caracterizando “por una radical heterogeneidad, como no puede ser de otra manera en un país como el Ecuador”.

Adicionó que “hay una combinación, no siempre es muy directa, entre discursos y hechos, indudablemente. Al discurso de restablecer ciertas condiciones de equidad, de justicia social, en fin, se acompaña algunos hechos, es decir, es indudable que en estos tres años la inversión social se ha más que triplicado, en algunos casos más que triplicado, y por lo tanto, se ve, se nota claramente en los sectores populares, la gente percibe y vive, no solamente percibe el discurso, sino vive cotidianamente cambios radicales, el bono de la vivienda, que ha tenido un incremento enorme, es decir, los sectores medios y medios-bajos saben diariamente que hay unos cambios radicales en su vida y que ha sido posible gracias a este Gobierno”.

Además, escuche en la pestaña de AUDIO:
•    El discurso antioligárquico en Ecuador
•    El funcionamiento del clientelismo político
•    La alineación del país con la izquierda de América Latina

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.