Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, sábado, 21 de octubre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores

En Ecuador al ritmo de “negociemos” las cosas pueden cambiar para peor.

2005-03-29 08:00:35
Análisis
2527

Ecuamex / fha

Como que de pronto cada quien se vio enfrentado a su conciencia, y se sintió culpable del gran relajo que entre toda la clase política se ha armado, hasta llegar al extremo de una crisis nacional, que ha traído graves confrontaciones a la nación, entonces parece que han 'negociado'
Hemos visto que, de un día para otro, se salió con la clásica actitud irresponsable del “negociemos”, con lo que al parecer en horas hemos “reestrenado la paz” y vamos camino a la supuesta solución de los males nacionales, cuando en verdad lo que puede estar pasando es que: hipotequemos la posibilidad de solucionar en verdad nuestra actual situación de auténtico desastre ecuatoriano.

Decíamos hace días atrás, que una de las frases que nos tiene hundidos en el marasmo de la corrupción es: “Como podemos arreglar”. La otra, la que causa el peor de los daños en el camino de la verdad en la nación es : “Hemos negociado”, con la que se justifican los peores acuerdos y las más turbias soluciones en la historia nacional.

Si se mira con atención la secuencia de noticias de este lunes 28, en las planas de ecuadorinmediato.com, vemos reflejado un “algo”, como que de pronto, sin pensarlo, todos decidieron darse un vuelco interior y “enterrar sus hachas de guerra”.

Así: la oposición se volvió racional y aceptó un viso de solución en las cortes, el presidente propuso una reforma que la manda al congreso a que sea discutida, los bucaramistas admitieron la opción de perder la corte, los socialcristianos dejaron la puerta abierta para que lleguen las reformas, aunque ya no controlen las cortes, la asamblea de Quito decidió abrir tregua y bajar las lanzas hasta ver que mismo manda el presidente, Bucaram en un acto de contrición pública se lanza contra Castro Dager y llama a la racionalidad irónica de sus palabras, Castro Dager vislumbra que ya no es Dios sino una mayoría la que le puede remover del cargo, mientras que el propio Gutiérrez en una cadena nacional le dice a la oposición que “'Lo cortés no quita lo valiente, pero quita la brutalidad de la pelea, que nos obliga a responder en los mismos términos, insulto por insulto, ataque por ataque dando paso a una gresca salida, cuya única víctima es el pueblo', por favor que delicadeza, que cambio en el mandatario, no es el mismo de hace días.

Lo arriba descrito ocurrió verdaderamente. Entonces de ver tanta belleza junta, surge casi inmediato el derecho a cuestionar ¿Porque tanta racionalidad ahora?, ¿Por qué cambiaron tanto?, ¿Dónde tenían tanta paz guardada? Sinceramente dan para la sospecha.

Y nace el derecho de la duda: 'han negociado algo, no se que, pero han negociado'.

Ese negociar constante al que le someten a las causas nacionales es lo que ha generado tanta repulsa en la política y sus protagonistas, porque con ese espíritu de mercader, con esa visión de tendero abusivo, se han dado las peores desgracias ecuatorianas.

Si los políticos “negocian” es porque algo se ha comprado o vendido, y alguien sale perjudicado, que por regular es la gran masa nacional que debe consumir ese producto amargo resultado del “negociado”.

Asusta la posibilidad de que el acuerdo nacional entre la clase dirigente ecuatoriana ya este “negociado”.

Tanta paz no es posible sin que no se hayan puesto de acuerdo, y da para el temor, porque no es sabido en que términos lo hicieron, ni que dádivas se otorgaron. Sobre todo porque si existió esa “negociación” fue a espaldas de la sociedad ecuatoriana, fue en forma oculta y subrepticia, y por ello tememos por el futuro, porque siempre de ese tipo de “negocios” han salido los grandes males de Ecuador.

Pues ante la historia llamamos la atención del instante en que estamos viviendo. Todo esto sabe a un arreglo condicionado, y si ya “negociaron” pues que pena por la patria porque su dignidad será nuevamente traicionada.

De sus palabras y los hechos el Ecuador sabrá juzgar lo que ya se ha “negociado”. ¿Será que nos arrepentiremos o reaccionaremos?. Dejamos la respuesta para la verguenza de los días.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.