MANERAS DE REALIZAR UNA BODA CIVIL



• Existen básicamente dos maneras de realizar una boda civil, cada una de ellas con variantes para organizarla con su propio estilo. Le propongo estas dos opciones para que usted y su pareja vean cual de las dos opciones es la mejor para ustedes, dependiendo de sus gustos, cantidad de invitados que desea tener y presupuesto, esencialmente.

• La primera opción que les presento es cuando se acude al Juzgado
• La primera forma que resulta más sencilla, económica y funcional es la de llenar la solicitud correspondiente, complementar todos los requisitos que marca la ley y acudir directamente al juzgado para llevar a cabo ahí su Ceremonia Civil.


• En estos casos, el número de asistentes a su ceremonia es muy limitado, pero no significa que debe de pasar por desapercibido, bien puede organizar un brindis íntimo y familiar en su domicilio después de la ceremonia, donde puede brindar bocaditos, cocteles y Champagne para el brindis. No por ser pequeño deja de ser significativo, no es necesario realizar un evento tan grande para que sea importante, mientras más íntimo, más personalizado y especial.
• Si opta por esta opción y después hacer un brindis en su casa, haga una lista de invitados entre familiares y amigos cercanos. Ellos sabrán que al ser invitados a esa ceremonia, son personas especiales para ustedes. Puede decorar muy elegantemente pero a la vez muy sencillo el lugar en donde planear realizar el brindis. El menú dependerá más que todo de sus gustos y de su presupuesto, éste obviamente ligado al número de invitados. Puede elegir entre dar bocaditos o un menú más formal, ya sea buffet o plato servido. La música puede ser suave y ambiental, si tiene la oportunidad, contrate un violinista o pianista para que amenice su velada y porque no, un grupo de mariachis sería algo romántico y alegre a la vez. Si desea hacer algo más sencillo, sin tantas complicaciones por la comida, la música y si su grupo de invitados es bastante reducido, celebre su boda en un restaurante que le guste a usted y su pareja.
• Por respeto y normas de protocolo, las personas que deberían estar sentadas más próximas a ustedes son sus padres y los testigos. Como consejo para esta opción, procure ordenar lo mismo para todos los invitados, para evitar complicaciones a la hora de pagar. Puede ir al restaurante unos días antes del día de la boda. Ordene un menú por anticipado para saber cuánto va a salir la cuenta, siempre previendo algún percance.
• La segunda opción es cuando se decide realizar la boda en algún lugar fuera del juzgado.



• La segunda opción, es más personal y en ella, puede darle el sello que ustedes deseen, consiste en solicitar al juez que acuda directamente a celebrar la Ceremonia Civil al lugar que decidan, puede ser en alguna casa, algún salón de hotel, en donde podría aprovechar para realizar la recepción directamente.
• Si su Boda Civil la lleva a cabo en su casa para un pequeño grupo de invitados puede hacer un significativo y memorable brindis, discreto pero muy agradable. Si dispone de un amplio salón ó jardín, puede entonces planearla como una gran recepción cuidando esmeradamente todos los detalles.
• Si prefiere realizar la boda en algún salón de hotel u hostería, pues se evita las complicaciones como la decoración, la comida, el espacio y el servicio. En este caso, tendría que acudir al hotel, hacer un contrato por el espacio, las sillas y mesas y el menú que ustedes elijan.
• Las recepciones que siguen a la ceremonia tienden a ser cada vez más simples, sencillas, prácticas e íntimas. No tienen que invertir grandes sumas en la ceremonia, después de todo, los que deben celebrar son ustedes, los recién casados.

• La parte positiva de esta opción, aparte de la facilidad y comodidad, es que ustedes pueden pedir un salón o área anexa en la cual estén presentes ustedes, sus padres, los testigos y el juez; mientras que sus invitados van pasando y acomodándose al lugar donde va a ser la recepción.
• Otra opción es que la boda se realice en el mismo salón donde va a ser la recepción, con todos los invitados presentes.
• Los jueces civiles con un amplio criterio, se adaptan a las circunstancias y tratan de hacer esta Ceremonia realmente significativa y memorable.

• Finalmente le sugerimos:
• Revise bien su lista de invitados para no omitir a nadie y evitar invitar apersonas que ustedes realmente no crean conveniente.
• En el caso de tener que invitar a un cierto número de invitados, es preferible dejar de invitar a algún amigo que no sea tan cercano, o a algún compañero de trabajo, para darle el lugar a familiares más importantes, después tendrá oportunidad de compartir con todos sus amigos en otras reuniones posteriores.
• Si su Boda Civil es de fecha muy próxima a la de su Boda Religiosa, puede aprovechar la ocasión para repartir algunas participaciones de boda.
• Si además de su Boda Civil vas a celebrar su boda Religiosa con posterioridad, entonces la primera puede ser más discreta que la segunda, si sólo planea celebrar la Boda Civil, bien merece darle el toque significativo que merece, pues ya no habrá otra.
• Recuerde contar con micrófono para el juez, si este acto lo lleva a cabo ante un amplio número de asistentes para que todos presten atención.
• Por último, el mayor consejo que le puedo dar, es que disfrute al máximo su día, que después de todo, ustedes deben ser los homenajeados.

Imprimir esta receta | Más recetas >>