CUANTOS TIPOS DE SERVICIO HAY/RECOMENDACIONES DE SERVICIO PARA CADA UNO DE ELLOS

En algunas ocasiones, a no ser que la velada se desarrolle en un restaurante, se disponga de personal doméstico en la casa o se contraten profesionales para la ocasión que ayuden a organizar la comida o la cena, es la propia anfitriona o anfitrión quien tiene que solucionar el modo y la forma de servir la mesa. Sin embargo, esto no tiene por qué suponer un problema, tan sólo saber que se puede optar por cuatro formas diferentes en función de las necesidades y la naturaleza de la reunión que se organice.

El Servicio de mesa es considerado el servicio que hace un camarero o camarera cuando sirve las bebidas o la comida a la mesa de los comensales o mejor dicho de los invitados o clientes si es que nos refiriéramos a un restaurante. Es diferente del servicio de barra (más típico de los bares) en el que la solicitud y el servicio se hace directamente en la barra (no en la mesa de los comensales).

Una de las preguntas que más típicas y que no todos lo saben, es la forma adecuada de servir la mesa. El servicio de mesa puede ser muy variable en función de varios factores: número de invitados, si cuenta con personal de servicio o no, el tipo de receta o menú, etc. Aunque realmente, el factor más determinante suele ser la propia decisión de los anfitriones. Optar por una u otra forma de servicio de mesa, además de una decisión debe ser algo con el que ustedes se sientan lo más cómodos posibles.

Reglas para un servicio de mesa
Por regla general se entiende por un servicio de mesa aceptable se alcanza cuando el camarero/a atiende a los clientes siguiendo los siguientes aspectos que a continuación se enumeran:

Diligencia. Sirviendo primero las bebidas y los aperitivos para acortar la espera a los comensales, sirviendo los platos tan pronto salen de la cocina, etc.

Educación se debe tratar al cliente o a nuestros invitados con el respeto que se merece y en todo momento con la discreción adecuada, manteniendo las distancias y no elevar la voz cuidando en todo momento los tonos.

No apurar, meter prisa es malo ya que incomoda a los comensales, para las prisas existen servicios de barra en los que no hay camareros.
No molestar procurando no interrumpir las charlas y discursos de las mesas.

La regla general de un buen servicio de mesa es aquel que se nota tan sólo: al comienzo y al final de la comida (hablando en el caso del camarero).
Los tipos de servicios son los siguientes ( 5):

1. Servicio a la francesa.
Los alimentos se presentan en bandejas o fuentes por la izquierda del comensal, y el propio invitado se sirve en su plato, con los cubiertos o tenazas que se presentan en la fuente para tal fin. Nunca el comensal debe utilizar los cubiertos propios o que están en la mesa para servirse los alimentos.
Este servicio es más lento que el servicio a la inglesa. El costo de este servicio suele ser más alto si hablamos de un restaurante, debido a que es necesario más personal de servicio. Este servicio es utilizado mucho a nivel diplomático, es muy elegante, una ventaja es que el comensal se sirve lo que quiere y la cantidad que desea, pero un defecto es que el comensal o invitado debe tener una idea del uso de este tipo de servicio, sino lo pondrán en gran vergüenza e incluso correr el riesgo de echarse la comida encima.

2. Servicio a la inglesa.

Los alimentos se presentan en una fuente al comensal, por su lado izquierdo, y el camarero con los cubiertos adecuados, sirve los alimentos. Este tipo de servicio es más rápido que el servicio a la francesa. Una ventaja que hay, es que el camarero o camarera sirve los alimentos sin crearle molestia al comensal, y la desventaja es que el comensal tiene que regirse a la porción que le sirvió el camarero.

3. Servicio a la rusa.

El servicio de mesa se hace al lado del propio cliente en un carrito auxiliar o gueridón. Los alimentos se preparan al lado del cliente. Es un servicio muy exclusivo. Es un servicio que prácticamente está desapareciendo. Una ventaja es que se suele sorprender al comensal con este tipo de servicio. Una desventaja es que el camarero tiene que tener cierta destreza en este tipo de servicio.

4. Servicio Gueridón.

Se diferencia del servicio a la rusa, ya que el servicio de Gueridón suele consistir en la mayor parte de los casos, en servir un plato ya cocinado que se presenta en una fuente. Se muestra y luego en la mesa auxiliar o gueridón prepara el camarero o camarera las raciones individuales para servir al comensal, siempre por su derecha. La ventaja es que cada comensal puede sugerir al camarero que es lo que desea y que no. Una desventaja es que al servir al plato, estos queden sucios con alguna salsa, o no queden tan bien presentados al rato de servir.

5. Servicio de emplatado o directo (a la americana).
Este servicio también es conocido como servicio a la americana. La comida se monta y se sirve en los platos al interior de la cocina y sale servida directamente a la mesa del comensal. Se sirve por la derecha del comensal. Es el servicio más rápido de todos los descritos.


El orden de servicio puede ser diverso en función del tipo de reunión o evento. En algunos casos se sirve en primer lugar al invitado de mayor honor y luego se continúa por orden, a partir de ese invitado. En otros casos se sirve primero a las señoras y luego a los caballeros cuando la comida es entre amigos y familiares. En otras ocasiones, se elige a la persona de mayor edad como inicio para comenzar el servicio.

El servicio de mesa, en la mayor parte de los casos, se hace en el sentido contrario a las agujas del reloj, aunque dependiendo de la disposición de las mesas y su ubicación en otros casos este tipo de orden ya no es tenido demasiado en cuenta y se sirve de forma menos ordenada.
La ventaja es que todo sale montado desde la cocina, la desventaja es que los platos al rato de servir ya estén fríos.

RECOMENDACIONES
Aquí les voy a dar unas pequeñas recomendaciones para ustedes puedan escoger cual cree que es el mejor servicio o cual es el que mejor se adapta a su tipo de reunión. Vamos a comenzar por el servicio más fácil y es:

1. El servicio a la francesa:
Es el más utilizado en las veladas caseras, con este tipo de servicio se pueden identificar muchos de ustedes. La anfitriona o el anfitrión, o si es que disponemos de meseros, este va a ofrecer la fuente (siempre por la izquierda) al invitado para que él mismo se sirva con las pinzas. Como es de suponer los alimentos deberán tener una disposición elegante y guardar cierta simetría. El mayor inconveniente es la lentitud y que el invitado no sepa manejar las pinzas con habilidad para servirse, así si es que sus invitados no tienen cierta destreza en esto mejor no los ponga incómodos y opte por otro tipo de servicio.

2. Servicio a la inglesa:
El anfitrión o el mesero presenta al invitado (nuevamente, siempre por la izquierda) la fuente y le sirve él mismo con ayuda de unas pinzas formadas por una cuchara y un tenedor. A no ser que algún invitado manifieste lo contrario, se va a servir a todos los invitados la misma cantidad de alimentos.

3. Servicio a la rusa:
Este sistema es ideal si disponen de suficiente espacio. Los platos se sitúan sobre la mesa auxiliar y el anfitrión o anfitriona, o el mesero va distribuyendo los alimentos en los platos. Se puede agilizar el servicio si se cuenta con una persona que vaya sirviendo los platos en la mesa. En los restaurantes de cierta categoría, se utiliza el gueridón, es decir, un carro auxiliar que consta de una cocinilla pequeña sobre el que se colocan las fuentes para mantener el calor de los alimentos. El profesional va emplatando, con ayuda de unas pinzas, a la vista del cliente.

4. Servicio de gueridón:
Este servicio es ayudado por una mesa auxiliar que es una especie de carrito con ruedas o en términos gastronómicos gueridón, para transportar fácilmente de un lado a otro, colocando los platos encima de este. Este servicio es muy elegante.

5. El emplatado:
Es la forma más sencilla de todas porque los alimentos se disponen individualmente sobre el plato, o bandejas planas (es decir, emplatados) en la propia cocina. Deben tener en cuenta que se sirve siempre al invitado por el lado derecho y, por supuesto, tienen que evitar introducir los dedos en el plato. En ocasiones cuando va a servir alimentos calientes el plato puede ir cubierto con una campana para evitar que se enfríe, ya que este servicio de por sí es lento así que los últimos comensales que lleguen a servirse les tocará fría la comida, esto es muy desagradable para el invitado.

CONCLUSION GENERAL
En conclusión todo depende de ustedes a la hora de escoger cual es el tipo de servicio que se acomoda a sus necesidades, también es muy importante que ustedes como anfitriones puedan disfrutar de una buena comida al igual que sus invitados. No se compliquen y sean lo más sinceros con ustedes debido a que por imponer un tipo de servicio como estos, pueden crear más bien un caos o una incomodidad para ustedes como anfitriones y a su vez para sus invitados.
A veces por querer impresionar podemos llegar a la ridiculez.

Imprimir esta receta | Más recetas >>