LA BODA

Tan pronto una pareja formaliza su relación, informarán a los respectivos padres y se preparará una reunión familiar para presentar al futuro hijo político (de ser el caso) y, a su familia más cercana.
Esta reunión será necesaria para estrechar lazos de amistad y tratar los asuntos relacionados con la boda.

La Pedida de la Mano



Para la pedida de mano el novio, en compañía de sus padres, hace una visita oficial, a los padres de la joven; en algunas ocasiones se aprovecha esta oportunidad para realizar la entrega del anillo de compromiso.  Algunas familias tradicionalmente católicas solicitan la asistencia de un sacerdote, para que bendiga la sortija.
La novia por su parte ofrecerá un obsequio al novio, consistente en un cuadro, libro, juego de plumas, etc.
Faltando pocos días para la boda y dependiendo de la situación financiera, el novio añadirá a la sortija, un brazalete o algún otro obsequio.

 

Anuncio de la boda

 

En algunas familias el anuncio del compromiso está revestido de ciertas formalidades, una de ellas, será proporcionar la información a las columnas sociales de los diarios o revistas locales más importantes; esta información podrá ir acompañada de la fotografía de los futuros contrayentes.
Cuando el anuncio de la boda no es tan ceremonioso, una llamada telefónica de los novios o de la madre de la novia, a familiares y amigos será suficiente para comunicar la grata noticia.

 

Aspectos legales y religiosos

 

Los novios deberán enterarse de los trámites para la celebración de la boda civil y decidir si ésta se realizará en el Registro Civil o en la residencia de uno de los contrayentes.
De igual forma, hablarán con el sacerdote de la iglesia en que hayan decidido casarse.  Previamente deberán obtener autorización de la parroquia de la novia si van a casarse en otra iglesia.  Para ultimar lo detalles del caso, especialmente cuando se trata de parejas donde uno de ellos no es católico o ha tenido un matrimonio anterior.

La despedida de soltera

 


La despedida de soltera la organiza la mejor amiga de la novia, e invita a las damas que integrarán la corte nupcial, familiares y amigas más allegadas.
Decidida la reunión, se informará a la novia y se fijará el día, la hora y el tipo de reunión.  Generalmente se reúnen alrededor de las 17:00 para tomar el té, en ocasiones formales se preferirá la hora del almuerzo.
La novia, además de compartir un agradable momento, recibirá regalos útiles de precio moderado para el futuro hogar.

La despedida de soltero



El novio, para agradecer a los caballeros integrantes de la corte y con motivo de reunir a parientes y amigos más cercanos, organiza una cena, uno o dos días antes de la boda, en un restaurante y corre con los gastos de este agasajo.
También se acostumbra que los amigos del novio preparen una fiesta de caballeros exclusivamente, como despedida de su vida de soltero.

 

Decisiones comunes de los novios

 

Los novios resuelven el tipo de boda civil y religiosa; la decoración de la iglesia y la música; la lista de invitados y los regales que prefieren.

Decisiones de la novia y de sus padres
La novia elige su traje y el de las damas, decide quienes serán las señoritas que integrarán la corte.  Ayudada por sus padres elabora la lista de invitados y escoge el tipo de recepción, local, comida, torta nupcial, música y fotógrafo.

Obligaciones monetarias del novio



El novio compra los anillos de compromiso y de bodas; paga el importe del matrimonio civil y del religioso; la orquesta en la iglesia; los licores para la recepción y el viaje de la luna de miel (siempre que no forme parte del regalo de algún familiar).  Además adquiere (opcional) recuerdos para las damas integrantes de la corte, que serán entregados antes de la boda.

Obligaciones monetarias de los padres de la novia


Los padres de la novia cubrirán los gastos de la impresión de las invitaciones; las flores de la iglesia, de la recepción, los ramos de la novia, de la damas y de los azahares de los caballeros; el ajuar de la novia; el traje de la novia y el de las damas (aunque en muchos casos las damas piden correr con este gasto); el fotógrafo; la recepción, el local, la comida, la torta nupcial y la orquesta.

Las invitaciones


Los padres de los novios elaborarán la lista de invitados; se comparan los nombres para evitar duplicación de las personas.  Cumplida esta precaución se procederán a rotular los sobres y a enviarlas por medio de mensajeros, con seis semanas de anticipación.
La cartulina para las invitaciones será de la mejor calidad, de color blanco o marfil, la impresión en negro y los sobres manuscritos con tinta negra.
Cuando el matrimonio reviste de cierta formalidad, se utilizarán dos sobres; en el primero se escribirán los nombres y apellidos sin abreviaturas con la dirección del destinatario.  En el segundo sobre, sin goma en el borde, se insertará el parte y la tarjeta de invitación abierta; éste se introducirá dentro del primer sobre, con el frente a la apertura de este último.
En el caso de usar un sobre, siga las instrucciones que se especificar en este apartado.
En la tarjeta del parte matrimonial constarán los nombres de los padres de la novia, seguidos de los padres del novio, sin títulos académicos; bajo estos se imprimirán los nombres de sus hijos comenzando por el de la joven.  Los detalles de la  invitación a la recepción van en una tarjeta separada.
Cuando uno de los contrayentes viene de parejas divorciadas y la madre se ha vuelto a casar, se imprime su nombre y un apellido de soltera, seguido del apellido del actual esposo; si no ha contraído nuevas nupcias, usará sus dos apellidos de soltera.
Los novios entregarán personalmente las tarjetas de invitación a sus familiares más cercanos y a amigos especiales.
Las únicas invitaciones que se podrán despachar por medio del correo, son aquellas cuyo destino es otra ciudad o país.

 

Respuesta a una invitación de boda


En el caso de esperar muchos invitados, se incluye junto a la invitación, una tarjeta (de menor tamaño y con sobre) con la solicitud de confirmación.  El invitado anota la contestación y la devuelve siguiendo las instrucciones especificadas en ella.
Otra alternativa sugiere imprimir las siglas francesas R.S.V.P.  o S.R.C. seguidas de un número telefónico o de la dirección de la novia.  Aunque en la mayoría de las veces, las invitaciones para una boda no incluyen solicitud de respuesta.



Imprimir esta receta | Más recetas >>