Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 11 de diciembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

EXPRESO (Guayaquil) En Chone la guerra sucia empieza a cobrar víctimas

2005-12-25 09:49:17
Economía
3296

Atentados con dinamita, torturas y amenazas, son parte del coctel de miedo en este cantón manabita sumido en la crisis

Milton Zambrano Cusme, un moreno ‘agarrado’ del recinto Río Vendido, sus victimarios lo secuestraron a plena luz del día, delante de todo el mundo, en el mercado central de Chone (Manabí). Se lo llevaron en un taxi hasta una finca cercana, propiedad de Bolívar Pazmiño, un empleado del Municipio cuyo trabajo eventual es mantener limpia la estatua de Eloy Alfaro, ubicada a la entrada de la población. Antes de que lo mataran de tres tiros, a Zambrano le arrancaron las uñas de las manos y de los pies. Para rematar la carnicería, sus victimarios le sacaron la lengua por el cuello y se la dejaron de corbata.
Las fotografías del cuerpo maltratado de Milton, de quien se dice pregonaba arma en mano tener la misión de matar al alcalde Eliécer Bravo, se exhiben por calles céntricas de la ciudad adheridas a un pizarrón itinerante. Las fotos se muestran junto a otras supuestas víctimas de la guerra sucia que se ha desatado en este cantón, convertido en campo de batalla desde julio, cuando se iniciaron una serie de protestas para pedir la salida del alcalde del PSC, Eliécer Bravo Andrade, reelecto para un segundo periodo de cuatro años en octubre de 2004. A Bravo lo acusan de supuesta malversación de fondos y de beneficiar con contratos a sus amigos.

Milton o ‘Caracortada’, a quien muchos ven como un héroe falso pues detrás suyo hay un historial de crímenes, llegó a Chone en noviembre a una supuesta diligencia personal. Sin dinero para volver a su pueblo y con una administración paralizada, decidió sumarse a las protestas organizadas por varios frentes opositores al Alcalde. A cambio, quienes han orquestado los levantamientos le ofrecieron comida y abrigo.

La muerte de Zambrano Cusme ha caldeado los ánimos en esta población de 120.000 habitantes, caracterizada por tener las mujeres más bellas del país y porque durante la II Guerra Mundial en sus tierras aterrizaron empresarios europeos en busca del árbol de balsa, con el que se fabricaron los fuselajes de los aviones de combate.

Por las fiestas de fin de año, las protestas han entrado en receso. Tanto los integrantes del Frich (Frente Revolucionario Independiente de Chone) como del Comité del Paro, dijeron que las reiniciarán en enero, antes de la fiesta de Reyes.

De los pasquines a las balas
El desorden actual se inició el 4 de julio, una vez el Alcalde se negó sumarse al paro provincial en reclamo al Gobierno por el mal estado de las vías en la región. Desde entonces, las calles de Chone se han convertido en campos de batalla. Las acusaciones y las amenazas se han hecho públicas a través de decenas de panfletos que ahora circulan clandestinamente, a manera de libro. Un negocio de fotocopiadoras vende el folleto, de más de 30 páginas, a un dólar.

De los ofensivos panfletos no se han salvado ni las reinas, en un cantón que le rinde culto a la belleza femenina. Es el caso de María Isabel Miranda, beldad de Chone 2003-2004. María Isabel intentó instalar unos paraderos que el alcalde Bravo rechazó, pero que obtuvieron el aval del Tránsito. Llovieron entonces los libelos en contra de la reina, acusándola de haber practicado un aborto. “Nada más falso”, admiten sus allegados. Luego vinieron réplicas contra el Alcalde al que llaman “mariposita de campo”.

De las ofensas personales se ha pasado a los hechos. Además de Zambrano Cusme, ya son tres los muertos. Los enfrentamientos arrojan varios policías heridos y muchos edificios públicos y privados incendiados, como los del ahora ido Banco del Pichincha. El mismo Alcalde y gente de la oposición han resultado ilesos en frustrados atentados a bala y dinamita.

Según Gonzalo Eduardo Mora, un hombre acusado de disparar con repetidora contra dos uniformados el pasado 29 de julio, lo metieron preso en la cárcel El Rodeo, de Porto Viejo, por temor a que le fuera a hacer algo a Bravo, como se sospechaba de Zambrano Cusme. “Lo que yo busco es evitar enfrentamientos”.

Pero eso es un decir. Chone está enfrentada y hay quienes creen que de no parar la actual ola de retaliaciones, el asunto va a terminar en un baño de sangre, ante la mirada pasiva del Gobierno y de instituciones como la Defensoría del Pueblo que ven en la confrontación un conflicto de intereses políticos. Nada más.

A la lista de una mujer que murió de infarto por el susto que le produjeron las explosiones durante las protestas; de un joven conocido como ‘Peluchín’, quien falleció luego de ser arrojado por la Policía desde un piso alto de la Alcaldía; de otro que se debate entre la vida y la muerte tras ser herido a bala en el segundo de cinco enfrentamientos entre policías y manifestantes, se suma el acoso a los miembros del Concejo.

En agosto las turbas le prendieron fuego a las casas de la concejala Bertha Zambrano y de la consejera Marilú García. Casi tres meses después, en noviembre, luego de conocerse el asesinato de ‘Caracortada’, no solo incendiaron la de la concejala socialcristiana Jacinta Moreira ‘Chintita’. Los asaltantes se llevaron hasta su cama.

‘El Carnicero’ de Chone
¿No es grave que haya tantos muertos sin que se sepa quién dispara? Bravo, a quien señalan de haber ganado las últimas elecciones repartiendo planchas y ollas a los campesinos, su fuerte electoral, niega que sea él quien ordena las muertes como dice la oposición, siempre asociada al Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE). Está seguro de su inocencia, pero advierte: “Bueno, así es la vida. Hasta Jesucristo para darnos la libertad sacrificó su cuerpo y alma”.

Lo dice pensando en la muerte que intentó tocar la puerta de su casa el domingo pasado, aunque se siente protegido por Dios y la Virgen María. Un borracho, Jaime Moreira Rodríguez, apodado ‘El carnicero’, logró infiltrarse hasta la sala de su casa, en la ciudadela Las Chonanas, desde donde despacha por falta de seguridad en la Alcaldía (carece de guardaespaldas). Bravo atendía pasadas las 21:00 a un grupo de personas cuando Moreira desenfundó una 38 con cinco tiros en el cargador.

“Así los quería ver, juntitos, hijos de....”, no alcanzó a decir el borracho. Bravo, de 67 años, se abalanzó sobre la mano temblorosa de Moreira para despojarlo del arma que apuntaba a todos lados, producto del estado etílico en que se hallaba el pistolero. Con la ayuda de quienes estaban allí, lo desarmó y lo entregó a las autoridades.

No habían transcurrido doce horas de la intentona criminal, cuando el lunes 19 de diciembre, hacia las 11:00, desconocidos lanzaron desde un carro fantasma un taco de dinamita contra el vehículo de los padres del médico Luis Gonzalo Aveiga García, presidente del Comité Cívico del Paro, el mismo que dos semanas atrás se abrazó al Alcalde en un acto que parecía poner el fin a las disputas. Aveiga dijo que era un montaje periodístico.

Aunque muchos recuerdan a Aveiga por haber estado escondido durante ocho años tras manejar fundaciones de papel, hay quienes lo consideran con mayor solvencia moral que Bravo. Aveiga acusa a Bravo, “no solo de organizar a los grupos de sicarios, sino de uniformarlos”, refiriéndose al grupo de policías metropolitanos que confesaron el crimen de Zambrano Cusme.

Huevo es, gallina lo pone...
Algunos entendidos de la problemática sostienen que a Bravo, un campesino de El Limón licenciado en Administración Educativa de la Universidad Abierta de Loja, sus opositores no le perdonan haberlos dejado sin parte de la torta. Aveiga denunció que la actual administración entregó licitaciones millonarias a un mismo grupo de constructores de la firma Cociasa violando los artículos 4 y 64 de contratación pública (dividió los contratos en montos inferiores a 100.000 dólares para otorgarlos directamente, sin licitar). Bravo se defiende diciendo que todo es parte de la guerra de “políticos frustrados”.

Lejos de todo esto lo que se sabe es que en Chone, como en otras regiones del país, el actual estado de cosas es producto de un pulso de fuerzas entre el PSC y el PRE. Sin desconocer los hechos de corrupción que hay en Chone, un político jubilado recordó que fue el diputado Raúl Andrade, retirado de las filas del Roldosismo por disputas con el ex prefecto Humberto Guillén, quien subió a Eliécer Bravo a la alcaldía.

Andrade, ahora del PSC y peleado con Bravo porque este lo dejó por fuera de las cuotas de poder, es casado con Gina Naveda, hermana de la diputada Nubia Naveda, esposa del ex ministro Adolfo Bucaram. A Andrade, quien fue llevado al PRE por su cuñada Nubia, no le han perdonado la voltereta. Sin querer, el Alcalde se ha convertido en el pararrayos de una guerra fratricida.

Para rematar esta historia de amor y odio que ha generado el cierre de parte del comercio y el éxodo de muchas familias (hay medio millar de casas en venta), se supo que quienes secuestraron y mataron a ‘Caracortada’ fueron los hermanos policías Pablo Jorge y Hólger Anicio Marcillo Alcívar, conocidos como los ‘Puntaestaca’ por su pelo parado.

Estos dijeron a la Fiscal que la supuesta arma que cargaba Zambrano para matar al Alcalde se la había dado un hombre conocido como ‘Chame Macho’ o César Naveda, hermano de Gina y Nubia. César es un ganadero y furibundo seguidor del roldosismo que rechazó la sindicación.

Los Marcillo, sin embargo, en un reversazo que enreda aún más la pita, aclararon esta semana que el jefe de la Policía Judicial de Chone los obligó a inculpar del crimen al Alcalde. Para ello les puso el cañón de una pistola en sus bocas.

De ahí que Bravo ha dicho que si en enero las cosas no tienden a normalizarse -la administración está paralizada-, pedirá al presidente Palacio ayuda militar. Bravo cree que todo es un complot con la participación de la Policía.

cronología de la crisis

13 de julio. El concejo destituye al alcalde de Chone, Eliécer Bravo Andrade. El Comité Cívico lo acusó de malversar fondos.

29 de julio. Bravo retoma el cargo. El Comité de Paro se toma las principales vías. El Ejército restablece el orden.

8 de agosto. Opositores de Bravo apedrean y queman un carro del Municipio. Las enardecidas turbas de manifestantes piden la salida del Alcalde.

9 de agosto. Partidarios y opositores de Bravo se enfrentan a piedra y bala. Locales comerciales y agencias bancarias resultan afectadas. Hubo seis heridos.

16 de agosto. Con siete votos a favor y cuatro en contra, el Consejo Provincial de Manabí ratifica a Bravo en el cargo.

17 de agosto. Algunos edificios son apedreados en rechazo a la ratificación de Bravo.

Los revoltosos intentan quemar la vivienda de la consejera Marilú García, quien votó a favor de restitutir a Bravo en la alcaldía. Las sedes de Pacifictel y de los bancos Pichincha y de Fomento son incendiadas.

18 de agosto. Militares desalojaron a manifestantes atrincherados en la sede del Municipio. La reunión entre miembros del Comité de Paro y el Alcalde terminó sin acuerdos. El comercio de la ciudad es saqueado por las turbas.

20 de agosto. El presidente Alfredo Palacio decreta el estado de emergencia en el cantón.

24 de agosto. Contraloría anuncia enviar un equipo de trabajo para intervenir en el Municipio.

30 de agosto. El Congreso levanta el estado de emergencia.

15 de noviembre. Enfrentamientos entre el Comité de Paro y la policía.

29 de noviembre. Nuevos actos violentos se registraron por la muerte de Milton Zambrano Cusme, supuesto dirigente del Comité de Paro. Responsabilizan del crimen a Bravo.

30 de noviembre. Suspenden las clases en escuelas y colegios por alzamiento popular. Resultan heridos dos policías.

1 de diciembre. Cuarenta militares se suman a 150 policías para garantizar el orden público.

5 de diciembre. El Comité del paro y Bravo llegan a un preacuerdo. El Alcalde se compromete, entre otras cosas, a facilitar una auditoría al Municipio, reestructurar el personal municipal y revisar el presupuesto del 2006.

6 de diciembre. Se rompe el preacuerdo. Vuelven las protestas y las pedreas.

13 de diciembre. Eliécer Bravo Andrade dice que solo muerto sale de la Alcaldía.

18 de diciembre. Jaime Moreira Rodríguez intenta matar a Bravo en la sala de su casa.

22 de diciembre. Los trabajadores municipales anuncian parar si no se les cancelan 450.000 dólares correspondientes a dos meses de salarios sin pagar.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.