Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 11 de diciembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
urgente

Francisco Proaño Arandi: ideales del escritor siguen vivos en una sociedad tremendamente inequitativa

2008-12-10 07:56:36
Cultura
1544

Escritor ecuatoriano se refiere a su obra y hace observaciones del mundo de la creación y la literatura

El escritor Francisco Proaño, destacó la iniciativa de “El narrador en su tinta”, por parte de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, y la presentación de su obra.  Al referirse a su creación, admitió que sus primeros libros se inscriben en la tendencia que podría decirse “situacional” en el sentido de entrañar una situación, con un lenguaje que envolvía al personaje, al país, a la ciudad, mientras que, ahora, se observa una evolución hacia el desarrollo de los personajes, en medio de la historia misma del país. Asimismo, afirmó que desde los albores de su obra, en los años 60, “los ideales” no han cambiado ya que la sociedad sigue teniendo los mismos problemas, y las mismas esperanzas.
“Me parece una excelente iniciativa por parte de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en poner en contacto a los narradores ecuatorianos con su público, con sus lectores y creo que ese es el sentido primordial de este programa para que el lector pueda absorber todas las preguntas en un contacto directo y cercano con los lectores”, dijo el escritor.

Respecto a sus inicios en la literatura, recordó que en los años 60, el mundo estaba inmerso en un proceso histórico distinto, en medio de lo cual se visualizó un esfuerzo por cambiar el modo de escribir y de entender la literatura.

“La cultura que había llegado a cierta repetición y cierta recurrencia con respecto al idealismo social, entonces hubo una insurrección en términos de la escritura en dónde se trataba de ver nuevos modos de escribir”, admitió.

Refirió que los escritores buscaban un distanciamiento con el realismo social, y desplazarse aspectos más universales y psicológicos.

“Por otro lado, se trataba también −siguiendo la filosofía sartreana y todo lo que pasaba en el mundo−, de cambiar la vida, de cambiar la sociedad y creíamos que la literatura podía ser un elemento directo para ello; pero, por otro lado, queríamos que la obra literaria se distanciara del realismo social y que se complejizara más en tratando de superar el regionalismo y condensarse más a una literatura universal”, agregó.

Al referirse a su obra, manifestó que sus primeros libros se inscriben en la tendencia que podría decirse “situacional” en el sentido de entrañar una situación y se necesitaba un lenguaje que envolvía al personaje, al país, a la ciudad.

“Creo que ahora se han dado menos estos textos situacionales, creo que ha habido una evolución de los personajes y sobre la historia misma del país”, sentenció.

Afirmó que “los ideales” no han cambiado y que la sociedad sigue teniendo los mismos problemas, y las mismas esperanzas. “La sociedad sigue siendo profundamente inequitativa”, puntualizó.

Sostuvo adicionalmente que “lo que sí ha cambiado es la concepción de la literatura”. “Nosotros pensábamos a la literatura como un instrumento de acción directa y política, ahora vemos que la literatura no es precisamente eso sino que es un modo inmediato por el cual se puede incidir en la conciencia del lector y de manera inmediata se puede influenciar hacia un cambio”, dijo.

Puntualizó que ahora la literatura es un medio de exploración de la condición humana, de expresión de la época.

El proceso creativo

El proceso creativo del artista, dijo Proaño Arandi, ha variado, conforme ha crecido la sociedad, por lo que, considera, el escritor actual se ha especializado o “se ha profesionalizado más”, algo en lo que han influido los talleres y la aparición también de un mercado más amplio para el escritor y para la obra literaria.

“Encontramos en escritores jóvenes una mayor tecnificación en cuanto a una especialización al momento de escribir, en nuestra época más que los talleres eran los movimientos que coincidíamos sobre la literatura”, acotó.

Otro aspecto que se debe destacar en los jóvenes escritores es, explicó, “un cierto desinterés en los aspectos sociales y una priorización del texto ensimismo” y pasó a hablar de sus influencias.

“Debo indicar mi admiración profunda por Kafka, yo creo que Kafka ha influido en mí pero no sólo porque me haya gustado profundamente su obra, sino porque creo que la situación misma del mundo –sobre todo en el siglo XX que acabamos dejar, con las grandes guerras que tuvimos− creo que es un mundo kafkiano en lo que prima lo absurdo”, sentenció.

Aseguró admirar a otros escritores como Julio Cortázar, “por ese juego de la realidad y de la fantasía, para ver con otros ojos la realidad de una manera más profunda”.

“Otro escritor por una situación parecida es Borges y Juan Carlos Onetti, cuya introspección de personajes en las situaciones yo creo que influyó mucho en mí y en otros colegas de mi promoción literaria”, señaló.

Afirmó además que la presencia de Pablo Palacio “fue un viraje en nuestra literatura”. “Creo que es un escritor al que debemos mucho los escritores que nos dedicamos a esto”, reconoció.

El oficio y la diplomacia

“Yo creo que la diplomacia es una burocracia más y uno como tal escribe en contra de aquello que enajena de alguna manera; yo he escrito a pesar de estar al servicio público −en este caso en el servicio exterior− la burocracia en definitiva”, reconoció.

Describió así su oficio y la literatura, en ese sentido también dijo que “la vida en el exterior también le da experiencias”.

“Entrar en contactos, a uno le enriquece, pero el hecho literario un poco es un ejercicio y un exorcismo de lo que uno ha ido viviendo desde niño, mi literatura se centra mucho en el Quito de los años 60 para acá, se centra en la clase media que vive entre la ‘semi colonialidad’ y la modernidad”, subrayó.
Personajes

Respecto a los personajes que el autor considera simbólicos de su obra, aludió a la novela “Del otro lado de las cosas”.

“Dos personajes: uno de la novela “Del otro lado de las cosas”, el personaje de Elina Bejarano que es una señora que vive en una casa del centro histórico de Quito quien es amenazada de ser molida y transformada en un centro comercial y ella genera una serie de acciones para defender esa casa que significa mucho por su historia, por su pasado, por los habitantes que moran en esa casa y porque parecería que la casa tiene su propia vida que se compagina con la ciudad antigua”, confesó.

Otro personaje de una novela que considera relevante se encuentra, dijo, en la obra: “Antiguas caras en el espejo”, de nombre Juan Alberto Salgado, ya que es “un personaje que emerge en ese Quito de los años 50 que descubre todo el cúmulo de injusticias que vive el país y rompe contra todo eso”.

Nuevos escritores

“Yo soy muy optimista y veo con mucho interés la aparición de nuevos autores jóvenes narradores, poetas, pero veo también con bastante optimismo cómo los autores de mayor edad siguen produciendo, explorando tentativas literarias”, sostuvo.

Se refirió así a las nuevas tendencias literarias en el Ecuador. “Creo que tenemos un corpus literario que vendría a extenderse desde los años 70 hasta acá que se va enriqueciendo conforme el país se transforma; de todas maneras la literatura siempre va a existir mientras haya algo que decir”, concluyó en entrevista concedida al “Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/radio.

Proaño Arandi se presentará en esta quinta edición de “El Narrador en su tinta” en el Teatro Prometeo, hoy a las 19:00.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.